Blog

Tequila, orgullo de México

El campo es la fuerza de México. Es fuente de orgullo, prosperidad y, en no pocos casos, de identidad. Sin la riqueza de nuestra tierra y el esfuerzo y talento de quienes la trabajan, México no sería una de las quince principales economías del mundo y uno de los doce principales productores de alimentos. Somos el primer productor de jitomate y aguacate del mundo, y uno de los principales exportadores de limón, pepino, espárrago, brócoli, cebolla y carne bovina. Somos, por supuesto, el único productor de tequila, bebida orgullosamente mexicana, protegida por denominación de origen y que toma su nombre del pueblo mágico de Tequila, en Jalisco.

El tequila es, sin duda, la bebida más conocida y representativa de México en el mundo. Durante 2017 se rompió el récord en cuanto a litros de tequila exportados, superando los 211 millones de litros y con un crecimiento de 7.1% respecto al volumen exportado el año anterior. Es también el sustento de más de 70 mil familias, predominantemente en el Estado de Jalisco. Es por ello que el fortalecimiento de la industria tequilera es y debe seguir siendo una prioridad para todos los mexicanos. Se deben impulsar medidas para brindar un mayor acompañamiento a quienes participan en toda la cadena de producción de este destilado.

Uno de los elementos clave en esta tarea es ampliar la protección del tequila como producto auténticamente mexicano. Esta protección ya está formalizada en 50 países, y evita que otras bebidas que no son producidas en nuestro país y que no cumplen con los estándares de la industria sean vendidas como tequila en mercados extranjeros.

Cuando fui Secretario de Relaciones Exteriores pude contribuir a ampliar las oportunidades para que quienes hacen de la elaboración del tequila su forma de vida pudieran acceder a más mercados y en condiciones más ventajosas. En 2013, por ejemplo, negociamos con China para que nuestro tequila pudiera venderse en esa nación asiática y que se le reconociera siempre su denominación de origen. En 2015 conseguimos que Brasil por fin aceptara reconocer la denominación de origen del tequila. Debemos continuar por esta ruta hasta lograr que, en cada nación del mundo, se reconozca y proteja la denominación de origen del tequila. Ello evita la competencia desleal y asegura la autenticidad y calidad de este producto orgullosamente mexicano.

Son 152 las empresas certificadas para producir tequila, a través de 1684 marcas diferentes, también certificadas. La gran mayoría de ellas son microempresas; es decir, negocios con frecuencia familiares y que generan una gran cantidad de empleos.

Me parece por ello necesario, en primer lugar, garantizar a los pequeños agaveros un entorno de seguridad para que no tengan que enfrentar problemas como el robo de mata o la extorsión, producto de la delincuencia organizada. Creo que debemos asimismo garantizarles una adecuada protección en caso de desastre natural. Será necesario implementar programas que les lleven créditos, financiamientos y apoyos que cubran desde la siembra misma y desarrollo del agave hasta la producción, comercialización y exportación tequilera.

Se trata de actualizar y vigilar los apoyos para que los micro, pequeños y medianos productores puedan incrementar la producción, la rentabilidad, la competitividad y la generación de empleo en el proceso de elaboración y comercialización del tequila. Se trata, también, de poner a su servicio la infraestructura y los apoyos necesarios para que más productores puedan exportar.
Un campo fuerte se traducirá en un México fuerte. Trabajaré de manera constante y cercana con los agaveros de Jalisco y de toda la región tequilera, así como con los agricultores de todo el país para hacer del campo mexicano un campo ganador, productivo y emprendedor.