Entrevistas

Entrevista otorgada al Programa Noticias MVS Primera Emisión, con Luis Cárdenas

Pregunta: Con mucho gusto saludo a José Antonio Meade, candidato del PRI, Panal y Verde Ecologista a la Presidencia de la República, José Antonio qué gusto saludarte, Buenos días.

José Antonio Meade: Igualmente Luis, siempre contento de saludarte y hoy desearte además felices pascuas.

Pregunta: Gracias igualmente, felices pascuas, feliz semana de pascua.

Hicimos una recopilación, José Antonio, de este cierre de campaña y tus últimas declaraciones, ¿te parece si las escuchamos?

José Antonio Meade: Sí, encantado sobre todo las de la apertura, las del cierre vendrán después, pero esta de apertura salió a todo dar.

Pregunta: De la apertura de campaña, perdón, a ver escuchemos.

*Insert José Antonio Meade*

Aquí arranca la carrera que nos llevará a la presidencia de México, vamos juntos por el triunfo.

Tengan la certeza, yo mero, seré el próximo presidente de México.

Ningún bebé nacerá en pobreza extrema.

Piso parejo para todos, desde su nacimiento.

No habrá perdón para quienes le han hecho daño a la sociedad, seguirán en la cárcel.

Frente a la nación me comprometo, encabezaré un gobierno de gente decente, como lo somos la mayoría de los mexicanos.

No habrá fuero para nadie. Seré el primer presidente sin fuero.

ooOOoo

Pregunta: Parte del arranque de la campaña José Antonio Meade.

José Antonio Meade: Ahí te traicionó el subconsciente, ¿verdad? Yo creo que ya, como muchos, querías que se acabara.

Pregunta: Es que después de los 26 millones de spots, imagínate cómo va a estar la cosa.

José Antonio Meade: Los que vienen, la precampaña, más intercampaña. Pero para nosotros la ilusión en esta etapa finalmente de poder contrastar ideas, de finalmente entrarle a las propuestas.

La verdad es que este modelo de comunicación tan extraño que tenemos y que nos dimos, en donde pues estaba uno pero no estaba, decía uno pero no decía, hoy finalmente ya abiertamente pidiendo el voto.

Y finalmente ya, también abiertamente en el contraste de ideas y propuestas.

Pregunta: También la otra es que hace algunos días apenas tuvieron el cierre de las precampañas. Cierran abren, cierran abren, parece ahí telón.

Oye déjame hacerte algunas preguntas, a ver llama la atención esta promesa que haces: ningún bebé nacerá en pobreza extrema.

Hay todavía índices de pobreza enormes, José Antonio Meade, tú lo sabes, más menos mitad de población en alguna carencia, y por ahí del 20 por ciento, si no me equivoco, en pobreza extrema.

José Antonio Meade: Son más o menos 9 y medio millones, es poco menos del 10 por ciento.

Eso quiere decir que sí hay más o menos 2 millones de nacimientos al año, pues aproximadamente 200 mil de esos nacimientos se dan en familias que viven en pobreza extrema, y que, por lo tanto, los hijos enfrentan esa condición.

Y estamos en la posibilidad de evitar que eso suceda, y eso implica básicamente focalizar, pobreza extrema implica ausencia de Estado de Derecho, implica que no estamos siendo exitosos justamente en que estos seis derechos, esas carencias que tú mencionas, estén siendo satisfechas.

Y lo que tendríamos que asegurar es que las carencias, por lo pronto y priorizando en la primera infancia, estén resueltas.

Si nosotros logramos revolver cuatro, pues ya estaríamos adelantando mucho en emparejar el piso para esos bebés que están naciendo, y esas cuatro son educación, salud, alimentación y materiales en la vivienda.

Los cuatro tenemos manera de hacerlo, los cuatro tenemos manera de fondearlo y los cuatro permitirían un arranque en muchas mejores condiciones, de suerte tal que en lo que abatimos la pobreza extrema, que es algo que también estamos en posibilidad de hacer, empecemos por hacerlo en la primera infancia, empecemos por hacerlo en los bebés que están ahora llegando.

Pregunta: Oye, pero entonces hablaríamos de que no habría bebés que nacen en pobreza extrema, pero sí en pobreza, José Antonio Meade.

José Antonio Meade: Es correcto. Y ciertamente hace diferencia el que primero resolvamos el tema de pobreza extrema, y ese es el planteamiento.

Tenemos, yo creo, que trabajar mucho en este indicador que tú comentas, en donde con alguna carencia y con un reto de pobreza hay un número muy importante de gente, pero lo que es absolutamente incompatible con un país de nuestro tamaño, con un país de nuestros recursos, es que dejamos teniendo gente en pobreza extrema. Y que no empecemos priorizando, mientras corregimos la deuda histórica, que empecemos asumiendo que no tengamos una deuda con las nuevas generaciones.

Estamos, yo creo, en posibilidad de abatir pobreza extrema en lo general, pero sin ninguna duda de hacerlo en la primera infancia.

Pregunta: Dime algo, tú seguramente ya viste esta encuesta, la encuesta de Citigroup Banamex, y se publica en el Economista. Deja tú que quién está en primer lugar, que quién está en segundo lugar, que quién está en tercer lugar, que, bueno, es ahí un gran debate entre las encuestadoras.

Pero me llama mucho la atención esta percepción, la percepción que aparece hoy en esta encuesta en torno a las reformas estructurales: una parte importante de la población no considera que las reformas han servido para algo.

Concretamente dice lo siguiente: “Las reformas nunca van a beneficiar a la población”, 60 por ciento de los encuestados por Citi Banamex consideran esto, que las reformas nunca van a beneficiar a la población.

Se siente también una percepción económica mucho peor que la de hace un año, ahí lo vemos en los números.

José Antonio, todo esto tiene mucho que ver con la gestión y el trabajo de un gobierno, hay una sensación, o al menos una necesidad de cambio, que se percibe en este tipo de estudios.

¿Qué dices al respecto? Es Citi Banamex, es una encuestadora extremadamente seria en ese sentido, es un grupo económico extremadamente serio y que hoy presenta estos números diciendo que la gente no está tan a favor de las reformas estructurales, no siente que haya un beneficio.

¿Qué dices?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que una elección siempre es una oportunidad de cambio, una elección siempre implica la posibilidad de corregir, siempre implica la posibilidad de asumir lo que está mal y siempre implica la esperanza de encontrar en las propuestas algo que nos haga sentido.

Nosotros lo hemos planteado y hemos reconocido que en México hay miedo por la inseguridad, hay coraje por la corrupción, hay frustración frente al reto de pobreza. Y lo que se está esperando de nosotros es una alternativa distinta a lo que hemos venido viendo, un conjunto de propuestas que nos aseguren, que nos den confianza de que vamos a enfrentar un contexto distinto.

La duda es si el cambio que proponemos es un cambio con rumbo o si el cambio que proponemos es un cambio con punto de partida.

Yo te diría, si uno va viendo cada uno de los ejes, en cada uno de los ejes hay un punto de partida y una propuesta de cambio que nos permita acercar los beneficios de una economía que crece, de una economía más abierta, de una economía con una capacidad de crecimiento más robusto y más incluyente. Pero donde siguen habiendo muchos temas que no están bien resueltos.

No está bien resuelto el tema de las mujeres que siguen enfrentando violencia, inseguridad, y feminicidios, no está bien resuelto para las mujeres que, a pesar de que son las que mejor pagan y las que menos índices de morosidad tienen, batallan para conseguir un crédito que les permita emprender y expandir su capacidad productiva, que no tienen el mismo ingreso para el mismo trabajo, un trabajo en el hogar que no está reconocido con seguridad social.

En lo educativo, que no tenemos el número de escuelas de tiempo completo que nos gustaría y hemos planteado llegar al cien; que tenemos hospitales pero que no están equipados, y hemos planteado equiparlas a todos; que tenemos una juventud deseosa y con entusiasmo de trabajar, de estudiar y de emprender, pero que no encuentran la posibilidad de una experiencia en materia de modelo dual o un crédito para poder emprender.

Y eso es lo que estamos planteando, y lo que estamos planteando en ese sentido cambia el entorno que hoy están enfrentando las mujeres, los jóvenes en materia de salud, en los hospitales, en las escuelas, en materia de seguridad, en materia de pobreza.

Pregunta: Se nos perdió en la comunicación.

Pues llama la atención lo que nos dice respecto al tema de la pobreza, la propuesta concreta es tratar de abatir una de las carencias, o más de las carencias, de las cuatro carencias que juntas terminan por conformar pobreza extrema.

Por cierto, tuiteó hace ya un rato, a las 6 de la mañana con 42, hace una hora 20 más menos, dice: “Reto a Andrés Manuel López Obrador y a Ricardo Anaya – dice José Antonio Meade – a un debate público sobre nuestra situación inmobiliaria y patrimonial, el que nada debe nada teme, que todos sepan quién es quién en esta elección. ¿Le entran?”, dice José Antonio Meade en su cuenta de Twitter.

A ver si lo podemos recuperar en un momento más a José Antonio Meade que se nos perdió la comunicación.

Ya está.

José Antonio Meade: Sí, acá estamos Luis, perdón, iba yo bien encarrerado, me había salido re bien la respuesta, hombre.

Pregunta: No te preocupes, se nos cortó la comunicación.

José Antonio Meade: Oye, dime algo, al final, entiendo, por lo que tú me dices, todavía faltan muchas cosas, ¿no? Cuando de pronto escuchamos un spot en donde dicen: “Es que a lo mejor las cosas se están contando al revés”.

La realidad es que la gente siente que falta muchísimo, José Antonio Meade, faltan todavía muchas cosas. Tú las estás señalando y, desde esa perspectiva, te preguntaría por lo que te decía hace un momento de esta encuesta de percepción de Citibanamex, pues quedan a deber todavía estás reformas, venderlas como éxito en un momento electoral, quizás sea muy complicado.

José Antonio Meade: Mira, yo creo que más allá de las reformas, de su venta o de su defensa, lo que yo creo que toca es ver dónde la gente está sintiendo esa insuficiencia.

Y yo creo que la gente lo está sintiendo cuando ve la posibilidad de tener una escuela de tiempo completo, que no la tiene a la vista; cuando una jefa de familia quiere trabajar, pero no tiene una guardería que le ofrezca preescolar o una jornada suficientemente larga; cuando no tiene una guardería que ofrezca horarios nocturnos; cuando en materia de salud no tiene un hospital que le aseguré al 100 por ciento el medicamento o que tiene que escoger el hospital en función de dónde está afiliada.

Nosotros lo que estamos proponiendo es un conjunto de elementos pues que hacen diferencia en la vida del día a día, que tienen un nivel de concreción mayor y las propuestas por eso implica un agenda puntual para las mujeres, en términos de crédito, en términos de guarderías, en términos de casas de día, en términos de lo que puede hacer diferencias para que encontremos una mejor plataforma de participación y mejor defensa de sus derechos.

En materia de jóvenes lo que estamos proponiendo hace sentido desde el punto de vista desde educación de tiempo completo, hasta becas, hasta convertirnos finalmente ya en un país de preparatorias.

Sí hubiéramos hablado de una elección en 1960, el 2 por ciento apenas de la población había terminado la preparatoria. Pues ahí los pendientes eran pendientes que implicaban el reto, por ejemplo, de alfabetizar; el 35 por ciento de la población, más de 1 de cada 3 no sabía leer, ni escribir.

Hoy estamos en la posibilidad de dar un paso para que México se convierta en un país preparatoriano y tengamos una plataforma para que la penetración de la educación superior sea mayor, tenemos la posibilidad de apoyar a jóvenes emprendedores que conviertan tecnologías en un espacio de negocios.

Por eso la agenda que planteamos, es una agenda muy concreta muy aterrizada a nivel de cada familia, una revolución de la política social. Y, sobre todo, un gobierno que salga de la oficina, se acerque a la vivienda a la familia y a las circunstancia particular de cada quien para resolverlo

Pregunta: Dime algo, antes de preguntarte sobre este tuit que pusiste, que posteaste hace un rato sobre los debates, antes de entrar a ese tema, me llama la atención y hoy es parte de la agenda, el asunto del Tratado de Libre Comercio con Donald Trump.

Esta amenaza, es una amenaza ya directa, fortísima, dice que si no dejamos de mandarle drogas a los Estados Unidos, que si no dejamos de estar mandando migrantes, va a cancelar el flujo de efectivo con el Tratado de Libre Comercio.

Es una amenaza, es otra vez una situación que humilla, que pone muy mal a una parte importante de los mexicanos.

José Antonio Meade, ¿qué harías de ser presidente?¿Cómo negociar con Donald Trump?

José Antonio Meade: Mira, con claridad, con dignidad, defendiendo los intereses nacionales y defendiendo a los migrantes.

Yo creo que en México, en su política exterior, tiene que tener límites claros, límites precisos. Y ese límite pasa, primero, por que los migrantes sepan que habrá un gobierno que los defienda y, segundo, para que en la negociación, cualquiera que sea, encontremos equilibrio y defendamos con calidad nuestras posturas, nuestros intereses y nuestra visión.

Que es una visión donde la seguridad es corresponsabilidad de los dos países, en donde el narcotráfico implica esfuerzos compartidos, en donde la migración implica que trabajemos de la mano y coordinado y en donde el comercio genere prosperidad para ambos.

Esta esta es la premisa sobre la que tenemos que partir, esos son los parámetros que deben de mediar en la negociación. Y esos son los intereses, respecto a los cuales no deberíamos estar dispuestos a movernos.

Pregunta: Déjame preguntártelo de esta manera, ¿qué dice el candidato del PRI, Partido verde Ecologista y PANAL, qué dice José Antonio Meade a Donald Trump en estos momentos?

José Antonio Meade: Que México es un país con soberanía, que México es un país con historia, que México es un país con orgullo, que México es un país con futuro, que México es un país en el cuál no se entiende la competitividad, el dinamismo de América del Norte y que México es un país que va a defender sus intereses y a sus migrantes con absoluta integridad y sin ningún titubeo.

José Antonio Meade: Déjame preguntarte ahora sobre este tuit, ¿por qué no invitas a Margarita Zavala al debate?

Pregunta: Porque me parece que ha sido una gente congruente, si uno revisa un poco dónde está hoy el debate, el debate no está en el patrimonio de Margarita, el debate está en el patrimonio de Andrés Manuel y de Ricardo.

Lo que pasa es que es un tema que debiéramos estar dispuestos a aclarar, vamos a contrastar perfiles, vamos a contrastar propuestas, pues de una vez resolvamos esto que está en el ambiente. En el ambiente ha estado, desde hace muchos meses ya, en algunos casos desde hace varios años, pues la duda de cómo se ha mantenido Andrés Manuel.

Pues démosle la oportunidad de que lo aclare, en los términos en la modalidad, en el lugar donde él se sienta cómodo, pero que de una vez nos diga de qué ha vivido estos 15 años, ¿de qué ha vivido su familia? ¿Cómo se ha mantenido sin volver a tener un empleo formal desde hace años?

Pues en la vida pública, en la palestra, sí tenemos claro que ha venido haciendo política con recursos fiscales, que se quedó con todos los recursos fiscales en especie de su partido para promover su propia persona.

Pero, además de eso, hay dudas fundadas de cómo ha vivido estos años. Y en el otro caso, hay dudas claras, hay elementos claros, pues que apuntan a haber hecho negocios desde el poder.

Pues de una vez cerremos ese paréntesis, demos la cara, expliquemos nuestro patrimonio, veamos si somos consistentes y congruentes respecto de quienes ha habido dudas.

En mi caso ninguna, en el caso de ellos todas, pues de una vez sentémonos a aclararlo para que podamos así concentrar la campaña ya en el resto de los elementos: en perfiles y en propuestas.

Pero en un país que tiene un coraje profundo frente a la corrupción y en donde hay dudas absolutamente fundadas de que en ella median por lo menos la forma de vida de estos dos candidatos, pues sentémonos a resolverlo.

Pregunta: Finalmente, quisiera conocer tu opinión. Lo sabes, ayer sucedió esta declaración, ha llamado mucho la atención, del obispo de Chilapa, Chilpancingo, Salvador Rangel, que dice que ha pactado ya con los narcos, que él fue a platicar con los narcos, que ya le dijeron que no van a matar a nadie, que no van a matar a ningún candidato, etcétera.

Lejos de la gran polémica que genera que un obispo pacte con los narcos o no lo pacte, hay un tema que pone sobre la mesa, y es el asunto de la amapola.

En algún momento en el estudio te pregunté sobre tu postura sobre la marihuana y ahora te pregunto sobre tu postura sobre el tema de la amapola. ¿Qué tendría qué hacer el presidente de la República? ¿Qué impulsarías en este asunto? Que al final, tú lo sabes muy bien, termina por generar una cantidad enorme de muertes, de desolación, de tristeza de dolor.

¿Qué opinas al respecto de esto, José Antonio Meade?

José Antonio Meade: Mira, respecto de lo primero, me parece, y ahí hemos sido muy claros, lo dijimos ayer también en el discurso de apertura, que la ley no se negocia, se aplica, que los criminales tendrían que estar en la cárcel.

En el tema de la amapola hay diferentes elementos que entran a juicio y a reflexión. Hay quien ha planteado, por ejemplo, la pertinencia de legalizarlo y de utilizar a la amapola para fines médicos y que eso pudiera ser una avenida.

Si uno revisa experiencias de este tipo, las hay en Australia, las hay en España, las hay en Francia. Notablemente las hubo en Turquía. Es un elementos que yo creo que vale la pena reflexionar, pero que no implicaría una solución completa del problema.

Y no lo implicaría porque la demanda por la amapola, desde el punto de vista medicinal, es probable que sea muy inferior a la amapola que se está produciendo.

Eso nos debe llevar a pensar que tenemos que construir una alternativa de desarrollo adicional para esta zona en donde la amapola se está cultivando.

Porque no hay manera de que nosotros encontremos una alternativa productiva si no tenemos carreteras, si no tenemos infraestructura, si no está bien comunicado, si no tenemos unidades de riego.

Y lo que tenemos que hacer es tomar en serio el reto, desde el punto de vista del desarrollo. La amapola cuesta en La Montaña, cuesta una fracción y vale una fracción para quien está produciendo, de lo que vale puesta ya del otro lado de la frontera.

Sí podemos construir para los campesinos, para los productores, para Chilapa, para Guerrero, alternativas productivas que compitan a nivel del productor, de manera exitosa con lo que hoy les genera la amapola.

Pero eso implica un programa de desarrollo y de inversión que ponga al centro infraestructura y comunicación que hoy no tenemos. Y que los obliga, en consecuencia, a este comercio lícito que mucho lastima a Guerrero, que mucho lastima a la montaña y que mucho lastima a los mexicanos.

Pregunta: Déjame, entonces, después de lo que escucho, preguntártelo así: si sembrar amapola es ilegal, cosechar amapola evidentemente es ilegal, pero con este tipo de programas enfocado hacia los campesinos, estaría escuchando, quizá lo escuché mal, quizá lo planteo mal, pero por eso te lo pregunto, ¿estaríamos hablando de una posible amnistía para los campesinos que se han dedicado al tema de la amapola durante muchos años? Los amapoleros ahí están, han estado ahí protestando.

José Antonio Meade: Estaríamos hablando de una reconversión.

Pregunta: Reconversión.

José Antonio Meade: Estaríamos hablando de darles alternativas de vida, estaríamos hablando de plantearles una forma diferente de generar ingresos para ellos y para sus comunidades.

Hay quien plantea, y yo creo que es un tema interesante de reflexionar, que pudiera haber un uso lícito y medicinal para producir opiáceos, en materia de la administración del dolor, de la amapola.

En un tema que plantea una reflexión interesante también en el caso de México, una reflexión que se ha hecho desde el punto de vista de derechos humanos, una reflexión que ha recogido la COFEPRIS, de que México es probable que sea un país que, desde el punto de vista, de la gestión del dolor, no esté (inaudible).

En México la gente hoy muere con dolor en un porcentaje muy importante de los casos. La mayor parte del consumo de opiáceos para la gestión del dolor se da en Estados Unidos.

Pregunta: Morfina.

José Antonio Meade: Sí. Morfina y otros, ¡eh! otros productos derivados de los opiáceos. Eso quiere decir que sí hay espacio en México para evolucionar en materia de la gestión del dolor y ver si requerimos y ocupamos pues un espacio de apoyo en esa gestión que descanse, entre otros, en derivados justamente de la amapola. Y si, con cargo a ello, se puede que tengamos un mercado lícito de amapola para efectos medicinales.

Pero esa sería, si acaso, una solución parcial porque la demanda por los derivados.

Pregunta: Sí, es menor.

José Antonio Meade: Los derivados de la amapola, es menor que la oferta y, por lo tanto, si queremos resolver el tema de la oferta, tenemos que dar alternativas.

Eso pasa por mejorar las carreteras, eso pasa por mejorar la conectividad. Y tenemos que hacerlo de forma comprometida para poderles dar una alternativa de vida distinta de la que hoy están enfrentando.

Pregunta: José Antonio Meade, te aprecio mucho la comunicación y bueno, estamos al habla siempre abierto el micrófono para ti y para todos los candidatos.

Y mucha suerte en esta elección.

José Antonio Meade: Igualmente. Te mando un abrazo, de nuevo felices pascuas y muy contento, como siempre, de platicar contigo.

Pregunta: Gracias, José Antonio Meade.

Vale la pena darle ahí una lectura a esta respuesta que nos ha dado el candidato del PRI, PANAL, Verde, sobre la amapola, es un asunto de debate.