Discursos

Participación de José Antonio Meade en el Foro de Candidatos a la Presidencia de la República, ACTÚA

Moderador: Señor candidato, ¿cómo está?

José Antonio Meade: Bien, gracias. Y muy agradecido con ustedes, siendo viernes en la tarde y que nos estén acompañando.

Y veo además mucho más nutridos a los ingenieros que a Relaciones Internacionales, a pesar de somos tres acá en el presídium.

Moderador: Señor candidato, ¿le gustaría que le habláramos de usted, de tú?

José Antonio Meade: No, de tú, por favor.

Moderador: ¿Podemos hablarte de tú?

José Antonio Meade: Sí, sí, sí.

Moderador: ¡Perfecto! Pues bienvenido a tu casa, el Tec de Monterrey, como puedes ver pues hay gran parte de la comunidad del Tecnológico aquí reunida, recibiéndote.

Este es un evento de estudiantes para estudiantes y queremos que te sientas como en casa.

Muchísimas gracias por estar aquí.

José Antonio Meade: Encantado, gracias.

Moderador: Además, al principio, nos dimos cuenta que tu agenda estaba sumamente apretada y tuviste que mover varias cosas para poder aceptar la invitación, en última instancia, para poder acompañarnos, entonces vamos a aprovechas muchísimo el tiempo y pues empezamos.

Te recuerdo mi nombre es Arturo, está también mi compañero Abner y mi compañera Marla, quien dirigirá la primera parte de esta entrevista.

Moderador: Bueno, candidato, muchísimas gracias otra vez y pues, en este primer bloque de la entrevista, lo que queremos conocer un poco es tu visión de México y tu visión de proyecto de nación.

Entonces, sin más preámbulo, empezamos para que nos compartas un poco sobre tu proyecto.

José Antonio Meade: Muchas gracias.

Preparé una presentación breve, si me autorizan a que la exponga, porque esta presentación permite entender, no sólo la visón del país y el porqué de la agenda: qué es lo que queremos hacer, cómo se construye la agenda, qué es lo que estamos buscando y hacia dónde queremos llevar a México.

Ese el mundo en 1910. Sé que tengo 10 minutos, pero vamos a ir de 1910 a las propuestas en esos 10 minutos, me chiflan cuando lleve nueve para que no me vaya yo a pasar.

1910 dos ejes, el ingreso al nacer y la salud. Al final del día lo que la política busca es que vivamos mejor. Vivir mejor lo podemos traducir de diferentes formas, pero para efectos de la explicación son dos variables que son adecuadas.

Vivir mejor implica tener más capacidad de acceder a bienes y servicios, vivir mejor implica tener mejor calidad de vida y eso tiene una dimensión de salud.

El mundo en 1910: poca esperanza de vida, el mundo en 1910 poco Ingreso Per Cápita.

De hecho, en 1910 yo ya no estaría aquí y ustedes estarían a la mitad de su esperanza de vida, de ese tamaña ha sido la evolución de ese entonces para acá.

Y podemos ver de 1910 a la fecha cómo se ha movido el mundo y de ahí inferir cuál debería de ser la agenda de México, o eso nos daría mucha ilusión.

No, si nos regresamos.

Y si no nos regresamos y hay una falla tecnológica que sucede en ocasiones, según me doy cuenta, aun en el Tec de Monterrey. Eso quiere decir que está parte de la presentación no fueron los ingenieros.

Pregunta: No, me parece que ya la están arreglando.

José Antonio Meade: La debimos de haber armado los de Relaciones Internacionales.

La crisis del 29, la Segunda Guerra Mundial. Ahí está México.

Se empieza a ver como China y la India empiezan a alcanzar, se empieza a ver el costo de las crisis.

México en 1982, nos toma 20 años superarla.

México en 1994, la siguiente crisis.

2000, la recesión con cargo a la entrada de China a la OMC.

Y el día de hoy.

¿Qué es lo que es interesante en está gráfica y su evolución?

De 1910 a la fecha el mundo se dispersó, hay algunos países que siguen viviendo como se vivía en 1910. Y hay algunos países que en ingresos y en salud mejoraron mucho, pero lo interesante de esta gráfica y de su agenda es que nos permite tener por qué, y nos da luz de qué deberíamos de hacer en México.

¿Qué es lo que vemos en términos generales? Mientras mayor la calidad del Estado de Derecho, mayor la evolución del país. Y eso quiere decir que es central, en la agenda que tenemos para México adelante, mejorar la calidad del Estado de Derecho es relevante.

Vemos que a mejor calidad de Estado de Derecho, los países mejoran más, y de ahí la importancia de tener ese tema en la agenda.

Un tema fundamental, y que ahora nos duele espacialmente en México, y especialmente a la comunidad estudiantil, el tema de la inseguridad.

Y ahí también se ve cómo la inseguridad, desde el punto de vista del desarrollo del país, está tan bien correlacionada con lo que sucede en materia de derecho: los países más violentos tienden a tener menos ingreso y menos calidad de vida; los países menos violentos, más ingreso y menos calidad de vida.

Desigualdad: los países con mayor desigualdad tienden a tener menos ingreso y menos calidad de vida; los países que generan mejor acceso tienden a tener más ingreso y más calidad de vida.

La educación, un tema que hoy está a debate, un tema que ha sido fundamental en los últimos cuatro años, mientras mayor sea la excelencia de los alumnos en PISA, mejor tanto el ingreso como la calidad de vida.

La inversión en salud, vemos que los países que tienen mejor acceso en materia de salud, tienen al mismo tiempo mayor calidad de vida, medida como esperanza de vida y alcanzan a generar mayores ingresos.

Otro tema fundamental, y en donde México tiene mucho que hacer, somos un país paritario pero no somos un país igualitario. Sigue siendo cierto que nos falta mucho qué hacer en términos de asegurar igualdad de participación de la mujer en oportunidades.

Eso no es cierto ya en este auditorio, en este auditorio probablemente más de la mitad de quienes están aquí sean mujeres, pero sigue siendo cierto en el gobierno, sigue siendo cierto en la empresa, sigue siendo cierto en muchos espacios en donde el ser paritario no nos ha hecho igualitarios.

Y vemos que, en la medida en que avanza la participación laboral de la mujer, avanza también la calidad de vida.

Finalmente, encontramos que mientras más fácil es hacer negocios, mientras más fácil es emprender, mientras más fácil es tomar lo que se aprende en las aulas y traducirlo en cambios y soluciones del siglo XXI, para problemas que México sigue teniendo del siglo XVIII, mejor es el avance en términos también de ingreso y de calidad de vida.

Ahora, si esto es cierto, si nosotros vemos en el mundo que avanzar en esta agenda lleva a los diferentes países a ofrecerles a sus ciudadanos mejores resultados, eso debiéramos de hacer nosotros también en México. Nuestra agenda debiera de reflejar esas prioridades.

¿Cuál es en consecuencia nuestra agenda? ¿Cuáles son los siete puntos que queremos tocar? Cada uno de ellos que podríamos desagregar, no en diez minutos, pero ciertamente implica fortalecer el Estado de Derecho, recuperar la seguridad, y seguramente en el diálogo habremos de tener la oportunidad de discutir cómo y también encontrar en el resto el mundo inspiración; trabajar para tener un piso parejo para todos; poner al centro el esfuerzo de gobierno educación de excelencia en varios temas que son muy importantes.

En México todavía son pocos los que terminan la preparatoria y son menos los que tienen la oportunidad de una educación superior.

Eso nos obliga, a lo que la tenemos, a trabajar y a entregarnos para transformar el país cada quien en su trinchera.

Un trabajo en materia de salud, la agenda de mujeres y México potencia de emprendimiento.

Espero haber cumplido con los 10 minutos aún y a pesar de, y me pongo a sus órdenes para el siguiente bloque.

Muchas gracias.

Segundo Bloque

Moderador: Bueno, pues José Antonio, este foro nace de una premisa muy sencilla, y es la misma dinámica que les hemos platicado a los demás candidatos, tuviste la suerte de cerrar, de ser el quinto.

José Antonio Meade: Y dicen, que no hay quinto malo, sobre todo viernes en la tarde.

Moderador: Y esa premisa es que, antes ustedes de ser candidatos o de ser políticos, son seres humanos, y muchas veces…

José Antonio Meade: Aunque hay algunos que no comparten esa premisa, si lee uno en las redes, pero tienes razón, todos lo somos y yo creo que es muy importante que en esa dimensión nos conozcamos.

Moderador: Correcto, muchas veces nos dejamos llevar más por el discurso político o por la propaganda, que por conocerlos a ustedes como personas, y en ACTÚA creemos que en realidad importa conocerlos a ustedes, en un trasfondo distinto.

Puedes ver que el auditorio está lleno de jóvenes, algunos adultos. Y me encantaría saber, ¿tú cómo eras cuando tenías nuestra edad, a los 20, 25 años?

José Antonio Meade: Yo tenía 20 años en 1989, en esa época en el cine estaban una serie de películas que se llamaban, Revenge of the Nerds, y eso a mí me entusiasmaba mucho, yo era profundamente nerd a los 20 años.

Estudié Economía, estudié Derecho, me apasionaba el estudio, el deporte lo veía de lejos, consideraba en esa época que deporte extremo era jugar domino y que lo ahorcara a uno la mula de seis.

Pero sí apasionado de los estudios, apasionado desde entonces del servicio público, y apasionado de lo que los estudios podían hacer para ayudarte a resolverte problemas.

Moderador: ¿Tú cuando decides entrar en la política?

José Antonio Meade: Mi papá igual que yo, estudió Economía y Derecho, mi mamá era educadora especial, trabajaba dando terapias auditivas. Y desde ahí se daba uno cuenta que en el servicio público no había trincheras chiquitas.

Podía mi mamá transformar la vida de un niño, de una niña, de una familia; podía mi papá, en su desempeño, transformar la política pública que hacía diferencia, por ejemplo, para el desarrollo de la frontera.

A mi papá le tocó manejar un programa de estímulos fiscales orientado a desarrollar lo que entonces era, hace muchos años, la industria maquiladora.

Oírlos hablar a los dos, en esa mesa familiar, pues era apasionante, los retos que el país tenía por delante, y era apasionante sentir que uno podía jugar un papel en transformarlos

Eso me mueve a seguir sus pasos en términos de estudio, igual que él en las dos carreras, y a seguir sus pasos en términos de un desarrollo en el servicio público.

Yo siempre trabajé ahí, esa es la primera vez, de hecho, que participo en la parte electoral de la contienda, en la parte electoral del servicio público.

Y servicio público se hace en todos lados, se hace en la academia, se hace en el sector, privado, se hace en la sociedad civil, se hace desde el gobierno. Y desde todos tiene una oportunidad de aportar y de resolver.

Pero, para hacer la respuesta corta, siguiendo el ejemplo que vi en casa.

Moderador: Perfecto, gracias, José Antonio.

Mencionas que no hay trinchera pequeña en esta labor de servir al país y vaya que has ocupado varias trincheras. Tú has ocupado cuatro secretarías, una de ellas dos veces.

¿Cómo crees que has madurado como persona en este proceso?

José Antonio Meade: Mira, yo empecé, en mi carrera de servicio público siendo jefe de departamento de Estudios Financieros del Sector Afianzador.

Si uno ve el organigrama del sector financiero público, ese puesto está más o menos como ahí a la izquierda del primer lugar y la Secretaría de Hacienda, y Crédito Público está por allá arriba, hasta el final.

Yo, de hecho, creo que no hay un secretario de Hacienda que conozca al jefe de departamento de Estudios Financieros del Sector Afianzador.

Y sentía yo, sin embargo, que si hacía bien mi trabajo, habría más gente que tendría acceso a los servicios que se ofrecían desde el sector afianzador.

Y cada día, me entusiasmaba pensar, en esa época se cambió la Ley de Derechos, y había seis palabras que habíamos redactado en la oficina, sentíamos que teníamos asegurado nuestro lugar en la historia. De ahí para adelante, he tenido muchas oportunidades y en todas, en todas, sentir que está uno ayudando a resolver un problema.

Los problemas son muy diferentes, son muy diferentes los problemas de la banca rural que los problemas que tenemos en Relaciones Exteriores, los problemas de cómo convertir pertenencias en oportunidades, que el problema de preservar la confianza en el país.

Yo creo que esta elección, desde muchas perspectivas, es una elección que tiene que ver con confianza, y a mí me encargaron la del país dos veces. Me tocó ser un secretario de Hacienda que entregó una administración, y muchos de ustedes habrán leído, porque ninguno de ustedes vivido, excepto los que están sentados en la primera fila hasta adelante, pues había en México siempre el reto de las crisis sexenales, de la crisis de entrega.

Haber sido un secretario que entregó, que entregó bien, que entregó en paz, que entregó con confianza, sin duda, sentía yo que había sido lo más importante que había hecho.

Y el año pasado enfrentó México la peor crisis de confianza desde 1995, los primeros tres meses del año pasado fueron tres meses bien difíciles y complicados. Que me encargaran recuperar la confianza en el país, sin duda, fue el reto más complicado, más difícil, el que más me formó, en términos de la dificultad de un entorno como el que estábamos ahí viviendo.

Yo creo que el servicio público te ayuda a ser humilde, te ayuda a pedir consejo, te ayuda a darte cuenta de lo difícil que es que el país avance todos los días, y te ayuda, frente a la enormidad de los retos, a sentir que sólo los puedes enfrentar en equipo. Y esa parte de la formación que tiene el Tec, es algo que nunca se les debe de olvidar.

Esa capacidad de trabajar en equipo, es la que les va a permitir, es la que les va a permitir enfrentar los retos del siglo XXI.

Moderador: Pasando a un cuestionamiento quizá un poquito más serio, tú hablas que esta elección, es una elección que se basará en la confianza, y quizá elegiste el partido, o el partido te eligió a ti, pero accediste a colaborar con el partido que más desconfianza ha generado a la percepción de la gente en los últimos años.

Un partido que tiene mucha cola que le pisen y que hay gente y expertos que opinan que quizá no fue la mejor decisión, ¿tú qué opinas al respecto?

José Antonio Meade: Mira, yo creo al revés, y creo al revés en el siguiente sentido, muchos de quienes están aquí, yo diría la mayoría, deben de tener cerca de su entorno a un servidor público.

Sólo para hacer el ejercicio, ¿quién tiene cerca en casa a alguien que haya sido servidor público? Papá, mamá, hermano, tío, primo. Y la verdad es que yo estoy seguro que se sienten orgullosos.

El partido no tiene cola, lo que tiene cola son los malos servidores públicos y hay malos servidores públicos en todos lados. Hay malos servidores públicos en todos los partidos y de todos los colores, y ninguno tiene nada qué hacer en la política.

Y yo estoy seguro que los que levantaron hoy la mano, se sienten orgullosos de los ejemplos de servicio público que tienen en casa.

A mí, me ha tocado ver servidores públicos, cuando fui secretario de Desarrollo Social, que se paraban a las cuatro de la mañana en DICONSA para llevar abasto a una comunidad a la que solamente se podía acceder por mula.

En DICONSA había 40 mulas en la plantilla y de esas 40 mulas, ninguna era ni el secretario ni el director de DICONSA, eran de verdad 40 mulas, porque si no, no se podía llegar. Esa es parte de la mística del servicio público.

Y en una elección tan importante como ésta, y a mí por eso me entusiasma lo que hace ACTÚA, no puede uno mantenerse al margen. A mí me postulan tres candidatos porque consideran que soy una gente preparada, con experiencia, con profundo amor a México y profundamente honesta.

Es una distinción y, además, una oportunidad de ayudar a que el país se defina en la dirección correcta.

Esta elección no puede permitir que nadie permanezca al margen, es una elección de candidatos, es una elección de partidos, pero es una elección tan importante que todas las voces deben ser escuchadas.

Yo lo que espero que motive este encuentro es que salgan ustedes de aquí a hablar de política y que digan: “Bueno, a mí me gusto esta solución, no me gusto esta otra, esto me parece relevante, este rumbo me pareció interesante, este me pareció un mal diagnóstico”. Porque lo que el primero de julio vamos a hacer es escoger a una persona y a un programa de gobierno. Y ese programa de gobierno va a marcar el rumbo del país en el que ustedes van a vivir.

Los que estamos hoy aquí y en la primer fila, por pura actuaria, nos va a tocar ver y vivir en ese México mucho menos tiempo que a ustedes. Por lo tanto, para ustedes esta es una decisión fundamental y actuar, participar, escuchar, debatir y opinar, yo creo que es una oportunidad que no deben de perderse, vivirla en la universidad.

A mí me toca entrar en el 88 a la mía y sentir un poco la elección, su impacto, su discusión en el entorno universitario, es algo que no se les va olvidar nunca.

Esta serie de conferencias va a macar historia para el país, la ha marcado, desde hace 25 años no había una participación de todas las expresiones políticas en este foro universitario, es la primera vez en este ciclo electoral que cinco candidatos venimos a un espacio universitario y de eso deben sentirse ustedes profundamente orgullosos.

Moderador: Gracias, candidato.

Ahora, tú eres un candidato que no es militante del partido. Hablando del tema interno del PRI, ¿no generó movimiento de intereses cruzados el tema? Habiendo tanta gente que tenía años en el partido y que, quizá, esperaban la oportunidad de ser la persona candidata, ¿No hubo descontento dentro del partido?

José Antonio Meade: Mira, la decisión del partido obedece, como se ha dicho en muchas ocasiones, a cierta liturgia. Pero es una liturgia que tiene restricciones y que tiene restricciones de ambiente. No es una decisión que se tomé en ausencia de un contexto.

El partido va a una asamblea en agosto, en esa asamblea de agosto participan cientos de priistas que quisieron reflexionar sobre cómo veían su papel en la elección y cómo lo veían hacia adelante.

No era la primera vez que el PRI iba a una asamblea, y en esas asambleas muchas veces se tomaban decisiones diferentes a las que quería el presidente de la República.

De hecho en la elección del 2000 hubo una asamblea en donde, frente a lo que el presidente quería, el priismo puso candados, los candados que puso en esa elección es que sólo se podía ser candidato si se tenía un puesto de elección popular.

En esta ocasión, en esa asamblea se generó ambiente para contemplar la posibilidad de que fuera un externo, de que fuera un ciudadano. Y yo me siento muy contento, me siento muy entusiasmad, me siento muy motivado de que ese espacio de reflexión hoy permita que sea un ciudadano el que está hablando con ustedes.

Un ciudadano que hace equipo con tres expresiones políticas que lo que quieren hacer en esta elección es trabajar y gobernar para México, es trabajar y gobernar para que la sociedad se involucre en la transformación del país.

No es el PRI, ni el gobierno, ni en México en donde hay distancia entre la sociedad, sus gobiernos y su partido.

Es un tema que los que están estudiando Relaciones Internacionales habrán visto en todas partes del mundo, la solución de abrirse y de recuperar, por la vía del diálogo con expresiones de la sociedad, es una solución que va a ser estudiada como una propuesta interesante, innovadora y, yo espero en Dios, exitosa el primero de julio.

Moderador: Gracias.

Nos hablabas también de la importancia de hacer trabajo en equipo. Tú al día de hoy ¿quiénes considerarías que son tus colaboradores más cercanos?

José Antonio Meade: Mira, yo he tenido la fortuna de tener muchos y ustedes podrían revisar a cada uno en los diferentes equipos que integré.

Pongo tres o cuatro ejemplos: la primera vez que me encargan la Secretaría de Hacienda, la primera transición en donde tuve la oportunidad justamente de liderar un proceso de diálogo, un paquete económico, un paquete económico que se daba una administración, de preparar un paquete económico que empezaba con otra.

Tenía tres subsecretarios, uno de los subsecretarios era Gerardo Rodríguez Regordosa, a quien conocí trabajando en la Secretaría, no lo conocía de fuera. Y es, al día de hoy, el que más experiencia tiene en la historia de México manejando nuestro crédito público.

La historia del crédito público es interesante, entre 1821 y 1891, 70 años, tuvimos 120 secretarios de Hacienda.

La longevidad de un secretario de Hacienda era de siete meses. Hubo secretarios de Hacienda de un día. Y yo sé lo que se siente, pues de repente hay días que dice uno: “¡Hijo, mano! Ya entendí al que solamente duró un día”. Hay días que son bien complicados.

El otro subsecretario de Ingresos era Pepe Toño González Anaya, que hoy es el secretario de Hacienda. A mi juicio, el servidor público más talentoso, más completo, más renacentista hoy en el país, además de profundamente honesto.

Fundamento mi dicho, Pepe Toño estudió en MIT, estudió su Doctorado en Harvard, dio clases en Stanford, siendo o estando en tenure track. Y al mismo tiempo que hacía todo eso, era parte del equipo de tenis y tocaba el piano.

Yo creo que la parte más de difícil era la de tocar el piano. Le tocó jugar incluso con (inaudible), alguna vez que (inaudible) fue a Stanford.

Y el tercer subsecretario, el que llevaba el gasto, el que cargaba con una responsabilidad muy importante es un EXATEC, Carlos Treviño, el hoy director de Pemex.

Moderador: Muchísimas gracias, muchísimas gracias.

Ahora, hablando del tema de la colaboración ¿a quién de tus contrincantes de esta elección invitarías a colaborar contigo a tu equipo de trabajo?

José Antonio Meade: Mira, de entrada a los que presenten sus 7 de 7.

Yo creo que en esta elección, en donde el tema de la trayectoria y de la congruencia es muy importante, el ejercicio no es trivial, el de la 7 de 7.

La 7 de 7 lo único que implica es que hay congruencia entre lo que digo y lo que tengo, y que hay congruencia entre lo que tengo y mi trayectoria de vida.

Me parece que es un buen ejercicio de hacer, me parece que tiene que ser central en la siguiente administración.

Más allá de la contienda presidencial, me parece que los ciudadanos tenemos derecho a saber que quienes sirven en el gobierno efectivamente no tienen más patrimonio que el que explica su trabajo y que no han tenido más privilegio que el de servir a México.

Yo por eso he planteado que el ejercicio es válido y el ejercicio es sencillo, ¿qué digo tener? Y eso lo contrato con el Registro Público de la Propiedad; ¿qué digo tener? Y eso lo contrasto con información que el SAT genera, que acredita en mi caso, y no tendría por qué ser igual en el de los demás, pero en mi caso acredita que no tengo más ingresos que mi salario, que no tengo acciones, que no facturo, que no soy representante legal de ninguna empresa, que no tengo crédito hipotecario, que no tengo vuelos de avión que me hayan pagado terceros. Toda esa información que el SAT puede validar.

Lo que yo he planteado como relevante para candidatos, y para futuros funcionarios del sector público, es que todos seamos capaces, frente a la ciudadanía y frente a nuestros hijos, de acreditar esa consistencia de servicio público. Por lo que invitaría a que presenten su 7 de 7.

Moderador: José Antonio ¿me podrías decir dos cualidades que tenga cada uno de tus contrincantes de esta elección?

José Antonio Meade: Mira, a mí Margarita Zavala me parece que es una política honesta, talentosa, valiente y audaz, y me aventé cinco en vez de dos.

Moderador: Cuatro.

José Antonio Meade: Cuatro en vez de dos.

Moderador: Cuatro por cada uno.

Moderador: Ya dijo cuatro de uno, tiene que seguir cuatro con los demás.

José Antonio Meade: Vamos a hacer creativos con los sinónimos.

Me parece que Ricardo Anaya es articulado, es un buen orador, es un buen polemista y me falta un sinónimo que vaya con orador, buen polemista, articulado y elocuente. Ya le pegamos a los cuatro.

Me parece que el Bronco es ocurrente, es creativo, ha sido en la política una presencia disruptiva y, a ver ayúdenme con el cuarto, porque aquí estamos jugando ustedes des local. Lo dejamos en tres. Y además, es muy agradable.

Andrés Manuel me parece que ha sido perseverante.

Moderador: Esa cualidad la han dicho todos.

José Antonio Meade: A ver después de 18 años sí ha sido perseverante. Me parece que ha sido tenaz, me parece que genuinamente tiene emotividad social.

Y yo creo que aquí vale la pena reconocerlo, el hecho de que estemos en diferentes contiendas políticas no quiere decir que de repente, cuando pensamos que alguien tenía virtudes, las dejemos de reconocer después.

Lo que me parece es que, teniendo esa emotividad y ese diagnóstico de lo que está mal en la sociedad, ya en su propuesta de solución, no tiene los elementos que a mi juicio el país requiere hacia adelante.

Pero ese último no entra como atributo, me quedé con tres: perseverante, tenaz, ha caminado el país.

Moderador: Recorrido.

José Antonio Meade: Recorrido y caminado.

Moderador: No, él está recorrido, pues era una cualidad suya.

José Antonio Meade: Ah, bueno, está bien, está recorrido.

Moderador: José Antonio, ahora sí, una pregunta que le hemos hecho a los demás candidatos y que me interesa mucho conocer tu respuesta, si tú al día de hoy no fueras candidato a la Presidencia de la República y quedaran nada más los otros cuatro, ¿por quién votarías? ¿Y por qué?

Me encantaría nada más recibir un nombre y la razón sin ningún contexto anterior.

José Antonio Meade: Ah, bueno, al que presente su 7 de 7.

Moderador: Necesito escuchar un nombre.

José Antonio Meade: Hay que esperar a que la presenten y cuando la presenten te lo contesto encantado.

Moderador: ¿No sabrías por quién votar?

En caso de que todos presentaran su 7 de 7, ¿por quién votarías?

José Antonio Meade: Tendría que revisar la 7 de 7

Moderador: Nos quedamos con eso, José Antonio no sabría por quién votar.

José Antonio Meade: Hasta no conocer la 7 de 7. No me iba yo a quedar sin la última palabra.

Moderador: José Antonio, ahora pasamos al tema de las propuestas.

Desde que empezaste la campaña has dicho algo que a la gran mayoría de los estudiantes de la gente de México les causó ruido, dices que vas a ser el presidente de las mujeres. ¿Eso qué implica?

José Antonio Meade: Mira, aquí lo vimos en la presentación. Implica reconocer, primero, que México, siendo paritario, no es igualitario. Y eso quiere decir dos cosas, que no hemos sido exitosos, primero, en asegurar un piso parejo, que no hemos sido exitosos en asegurar pleno acceso a sus derechos y, tercero y muy importante, que, con cargo a ello, México no tiene y no crece al potencial que tendría.

¿Qué implica? ¿Qué tendríamos que hacer para asegurarnos que eso sucediera? Implica, por ejemplo, que tengamos estancias, guarderías y escuelas primarias de tiempo completo y con alimentación.

Hoy en México hay más mujeres que cuidan a adultos mayores que menores de edad, eso implica, entonces, que tengamos casas de día. Implica, también, que nos aseguremos que a salario igual corresponda un pago igual.

Desde el principio de la contienda, desde mi primera participación, algo que preocupa, a mí profundamente, en México es que la estadística acredita que la mujer recibe 70 por ciento de lo que recibe el hombre por el trabajo igual.

Y un tema bien importante y que, a mi juicio, tenemos que enfrentar de una forma distinta que como lo hemos hecho hasta ahorita. Cuando hablamos de violencia, hablamos, sobre todo, de violencia vinculada con delincuencia organizada, pero hay también violencia selectiva, la que se aplica en perjuicio de defensores de derechos humanos y comunicadores, y hay violencia de género.

Pasamos de dos estados a nueve que tienen violencia de género y eso implica que, en lo fundamental, hay un problema estructural de valores y de educación en familia, escuela, en calle y en trabajo que tenemos que resolver. Todo eso, implica poner a la mujer primero.

Moderador: De acuerdo al CONEVAL, cerca de 10 millones de mexicanos viven en pobreza extrema, casi el 10 por ciento de la población. Una de tus propuestas es acabar con la pobreza extrema, que ningún niño nazca en pobreza extrema. ¿Cómo lo vas a lograr?

José Antonio Meade: Mira, pobreza extrema implica, en México medimos la pobreza en dos dimensiones: medimos la pobreza desde el punto de vista de ingreso, y tiene mucho sentido, así se mide en el resto del mundo.

Pobreza al final implica que no tiene suficiente ingreso para alcanzar a cubrir una canasta alimentaria. ¿Cuál? Los diferentes países la definen de distinta manera.

Pero pobreza también implica y tienen razón en la definición, no poder acceder a los derechos que nuestra Constitución nos da, seis derechos fundamentales: alimentación, salud, educación, vivienda, servicios de la vivienda y seguridad social.

Pobre extremo en México tiene que tener dos características: tiene que tener ingresos por abajo de la Línea de Bienestar Mínimo y tiene que tener tres o más carencias.

A México le alcanza, y sin problema, para asegurarnos hacia adelante, tenemos un problema histórico, esos 9.6. Esos 9.6 implican que en México nacen aproximadamente 175 mil niños al año en pobreza extrema.

Esos 175 mil niños podríamos asegurar que tuvieran salud, educación, que la vivienda tuviera características de dignidad, materiales y que no tuvieran hacinamiento, y que tuviera certeza de una intervención nutricional.

Si esos cuatro elementos los resolvemos, ponemos un primer elemento de piso parejo para las siguientes generaciones, e implicaría que ningún niño naciera, efectivamente, en pobreza extrema.

Esos 175 mil por año lo podemos hacer con un esfuerzo presupuestal marginal, si solamente ordenamos el trabajo de los tres niveles de gobierno. Y si lo hacemos, seguiremos teniendo un problema histórico de pobreza.

Un pobre extremo en México es incompatible con el México que somos y con el que queremos ser, pero que sigan naciendo mexicanos en pobreza extrema es absolutamente inaceptable. Y, por lo tanto, cualquier acción de gobierno debiera de empezar porque alguien que naciera en México no conozca la situación en la que hoy viven, todavía, 175 mil mexicanos al año.

Perdón que sólo haga un paréntesis, esta misma tesis de pobreza extrema y de niñez la expuso David Noel, cuando yo era secretario de Desarrollo Social en un evento del Tec.

Entonces, claramente esta multidimensionalidad de la pobreza, está muy cerca de los retos que el Tec le plantea a sus alumnos, como un problema del siglo XVIII, que se puede resolver con herramientas del siglo XXI, y que presupuestal y moralmente sin duda nos alcanza para atender.

Moderador: La siguiente pregunta, tiene que ver con Nuevo León.

A Nuevo León le otorga la Federación mil millones de pesos para infraestructura, siendo que aporta alrededor de 250 mil millones, mucho más que el Estado de México. ¿Por qué se da esto? ¿Qué haría para que Nuevo León recibiera más? Ahora que estamos aquí en Monterrey, frente a la comunidad regia.

José Antonio Meade: Mira, la relación entre la Federación y los estados, se norma, está regulada por varios elementos.

Y los estados en 1978-1979, renuncian a sus potestades tributarias y, con cargo a eso, participan de la recaudación federal. Esa participación de la recaudación federal hace que los estados sean socios de la federación en la recaudación y que se les entreguen a los estados con libertad, un monto muy importante de recursos.

En el tiempo a las participaciones, se les fueron sumando otro componente igualmente importante, que eran las aportaciones.

La diferencia entre participación y aportación, es que la aportación tiene un fin específico. Por ejemplo, nosotros le mandamos a Nuevo León aportaciones etiquetadas para que invierta en infraestructura social, que son las que tendríamos que usar para resolver el problema de vivienda en materia de pobreza.

Estos dos conceptos, las participaciones y las importaciones, explican más o menos el 30 por ciento del presupuesto. Eso quiere decir que de lo que el gobierno gasta, los estados más que lo que gasta el gobierno federal.

El gobierno federal gasta más o menos 1 millón de millones de pesos, los estados gastan 1.5 millones de millones de pesos, por la vía de participaciones y aportaciones.

Hay algunos recursos adicionales que se dan a través del Ramo 23, que dependen de los proyectos que se vayan desarrollando.

Eso implica, por ejemplo, que en el caso de Nuevo León y de Monterrey pues el apoyo a la construcción del metro, el apoyo a las soluciones de agua, en algunos casos de otros estados el apoyo a esa problemática es distinta.

Por ejemplo, en el Estado de México el apoyo que sea tienda a ver, sobre todo, con el sistema de educación del Estado de México.

Si uno revisa el Estado de México y lo compara con Baja California Sur, en Baja California Sur se les da un apoyo de 18 mil pesos por estudiante; en el Estado de México de 5 mil 600.

Entonces ese Ramo 23, que es menos del 1 por ciento de lo que reciben los estados, tiene como objetivo resolver o apoyar diferentes proyectos de infraestructura que se le vayan presentando a la Federación y que tengamos posibilidad para empujar.

Ahora, habiendo dicho todo esto, Nuevo León para el país es absolutamente fundamental, por la diversidad de su economía, por la importancia que juega como una potencia exportadora, por la capacidad que tiene de transformar energía en productos, por la capacidad que tiene en su sector agropecuario.

Y eso implica que, con Nuevo León, tenemos que armar una agenda que implica o que va desde carreteras hasta agua, pasando por seguridad. Y en las tres hay un componente importante en donde, con Nuevo León y con independencia de quien gobierna en Nuevo León, vamos a hacer equipo para apoyarlo y ayudarle a que se desarrolle.

Moderador: Ahora, el presupuesto basado en resultados es una medida interesante para combatir la corrupción, ¿cómo le vas a hacer, como le harías para implementarla a nivel estado, a nivel municipal, siendo presidente?

José Antonio Meade: Mira, por supuesto, basado en resultados, ha sido una evolución bien interesante. Si nosotros hubiéramos tenido esta platica en 1994, hubiéramos hablado de ejercido o no ejercido. Lo único que se evaluaba del gobierno, era si nos habíamos gastado el dinero que el Congreso nos había aprobado.

Poco a poco empezamos a enriquecer ese enfoque, y empezamos a tomar en cuenta que el presupuesto no solamente tenía que gastarse conforme fuera autorizado, sino que tenía que alcanzar los resultados, que de él se hubieran esperado.

Y en teoría hay entes autónomos que evalúan los resultados de cada programa, y esa evaluación retroalimenta el proceso presupuestal para que cada vez demos mejores elementos de apoyo al presupuesto y lo focalicemos de mejor manera.

Un mes antes de irme de la Secretaría hicimos algo que, a mi juicio, debiera de implicar una reforma constitucional que aplicaran a los estados y a los municipios. Cuando uno hace un ejercicio de planeación, esa planeación se tiene que reflejar en el presupuesto y ese presupuesto se refleja en contratos al amparo del cual los gastamos.

Nosotros hicimos públicos el 100 por ciento de todos los contratos que firmó el gobierno federal un mes antes de que yo dejara la Secretaría de Hacienda.

Un elemento central en el combate a la corrupción es que ese mismo ejercicio lo hicieran los estados y los municipios. Hoy tenemos derecho a preguntar cómo ejerció el gobierno el gasto.

Lo que debiéramos de hacer es, no esperar a que nos pregunten, que se sepa y que sepan los ejecutores del gasto: presidente, gobernador y presidentes municipales, que habría una obligación constitucional de que cada contrato que otorguen se publique a quién se lo dieron, bajo qué condiciones de licitación y en qué condiciones de precio.

Y ese esfuerzo de transparencia y de gobierno abierto, sin duda, a los tres niveles haría una enorme diferencia en términos de los espacios de corrupción.

Moderador: Ahora, ¿qué harías en materia de los grupos vulnerables? Dígase mujeres, dígase comunidades indígenas, la comunidad del LGBT, ¿cuál es tu propuesta en este sentido?

José Antonio Meade: Si uno revisa el mapa de pobreza, si uno revisa estos 9.5 millones de pobres extremos, encuentra uno muchas veces el rostro de una mujer indígena, encuentra uno muchas veces a un mexicano que enfrenta o que vive con una discapacidad, encuentra uno a una minoría que fue excluido.

Y el ejercicio de un gobierno a la medida de cada quien, implica justamente reconocer que en México tenemos derechos, que en México tenemos un gobierno que tiene instrumentos, pero que entre los instrumentos y los derechos hay un México profundamente desigual.

Tenemos un derecho a la educación, pero vemos niños que no están en la escuela, tenemos derecho a la salud, pero vemos familias que no tienen acceso a medicina, o a doctor.

Tenemos derecho a no ser discriminados. Y, sin embargo, encontramos mexicanos que lo son.

¿Qué tenemos que hacer? Tenemos que hacer un ejercicio para ordenar el uso de los instrumentos para que en este México desigual logremos tener no solamente derechos, sino acceso a los derechos, para que estos derechos no tengan apellidos.

No podemos nosotros hablar del derecho a la educación y dejar fuera a un mexicano con discapacidad, no podemos hablar de derecho a la salud, y en un tema bien interesante, el ejercicio de los derechos, a veces implica el erogar más presupuesto, a veces implica algo tan sencillo como informar.

Desde la época del presidente De la Madrid los estudiantes tienen derecho a cuidar su salud en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Cuando levantamos encuestas, siendo yo secretario de Desarrollo Social, nos dimos cuenta de que la mitad de los estudiantes del país no lo sabían.

Con base en los que sí lo sabían, calculábamos que había, más o menos 60 mil intervenciones quirúrgicas que los estudiantes, que no lo sabían, estaban pagando de su bolsillo, o de su familia.

A veces acceso a derecho implica algo tan sencillo como que el gobierno cumpla con la información o con la obligación de informar.

Moderador: Ok, sigamos.

José Antonio Meade: Nada más déjame hacer un paréntesis, en alguna comparecencia, porque esto pasa mucho, en alguna comparecencia de un secretario de Hacienda, después de hablar el senador por espacio de 15 minutos, le pregunta al secretario: “¿Está usted de acuerdo o no?”. Y el secretario dijo: “Sí”.

Se enojó el senador y dijo: “Oiga, después de que hablé 15 minutos, ¿no amerita algo más que sí?’. “No”, dijo el secretario de Hacienda.

Así me pasó ahorita.

Moderador: Le voy a hacer ahora una pregunta hipotética. Usted debe saber de diplomacia, fue secretario de Relaciones Exteriores, si llega a la Presidencia de la República, ¿cómo va a ser su relación o qué va a hacer, qué estrategia va a llevar a cabo con Donald Trump?

José Antonio Meade: Mira, la pregunta aquí tiene una respuesta puntal, basada en la experiencia que tuvimos en la relación con Estados Unidos.

Hoy estamos todos muy conscientes de la dificultad que tenemos con Estados Unidos por el diferendo que tenemos en lo comercial, pero en los primeros tres años de la administración teníamos una relación muy difícil con Estados Unidos por el tema migratorio.

El presidente que más mexicanos deportó en la historia de Estados Unidos, fue el presidente Obama y la relación implicaba para México un enorme reto, de balancear todos los aspectos implícitos en la relación con Estados Unidos, con la exigencia de respeto para esos migrantes.

¿Qué es lo que tenemos que hacer con Estados Unidos? Es muy probable que esa sea la relación más completa y más compleja que tengan dos países del mundo, la frontera más larga, la frontera más transitada, cada minuto comerciamos más de un millón de dólares entre los dos países.

Hay 500 mil niños americanos viviendo en México con cargo a esas deportaciones. Con Estados Unidos tenemos que hablar claro, que hablar mucho y que hablar con muchos niveles de gobierno.

La relación entre México y Estados Unidos no se agota a nivel del gobierno federal, la relación de México y Estados Unidos implica al gobierno federal, a su gabinete, a los gobernadores, a los alcaldes, a los migrantes y a la comunidad de negocios.

Si nosotros logramos diversificar los temas y lo interlocutores, logramos administrar una relación que, por naturaleza, tiene diferentes tensiones, de forma tal que nuestros intereses estén protegidos y nuestra dignidad absolutamente salvaguardada.

Moderador: Como parte de sus compromisos para la nación se encuentra el recuperar lo robado por corruptos para regresarlo a la sociedad.

Número uno ¿cómo planea hacerlo? Y número dos, ¿cómo nos garantiza que no habrá un proteccionismo partidista?

José Antonio Meade: Mira, son dos elementos que son absolutamente centrales.

El primero de ellos es: tenemos que cortar el cordón umbilical entre el Ejecutivo y el Ministerio Público; el Ministerio Público tiene que ser absolutamente autónomo, el Ministerio Público no debe de aceptar ninguna consigna en ningún sentido. Y el Ejecutivo tiene, no solamente que ser tolerante, sino que si el Ejecutivo media, interviene de cualquier forma en esa autonomía del Ministerio Público, debe, incluso, de ser procesado.

¿Cómo recuperar lo robado? En México tenemos una Ley de Extinción de Dominio, que básicamente implica recuperar lo robado, desde hace diez años. Esa ley nunca la hemos podido usar, porque la Ley de Extinción de Dominio en México es un tema penal.

Y como ustedes saben, en lo penal, la carga del Estado es acreditar, más allá de cualquier duda razonable, de dónde salió el dinero, que el dinero es del delincuente corrupto y que el delincuente corrupto se hizo de él por la vía de un acto de corrupción. Eso quiere decir que lo robado es lo último que sucede en un tema penal.

¿Qué tendríamos que hacer? Tendríamos que hacerle como funciona en el resto del mundo, que es un proceso civil, y en un proceso civil, el delincuente o el funcionario que no puede explicar el origen de sus recursos, los pierde.

Si nosotros combinamos transparencia con una Ley de Extinción de Dominio en donde el funcionario público involucrado en un acto de corrupción, por el solo hecho de no poder comprobar su recurso lo pierde y, por lo tanto, no lo puede usar en su defensa, y, además, dignificamos al ministerio público para que pueda actuar en un contexto en donde no reciba ninguna interferencia, sino al revés, en donde tenga todo lo que necesita para perseguir la corrupción, vamos a lograr exactamente los mismos resultados que logró Singapur, que tenía muy mala fama de corrupción, Hong Kong como jurisdicción, Corea del Sur o Italia.

No hay ninguna razón para pensar que México, con ese arreglo institucional, no pueda regresarle dignidad y confianza al servicio público que, quienes hemos sido honestos, lo reclamamos y lo exigimos.

Moderador: ¿Y la segunda parte de la pregunta? ¿Cómo nos garantiza que no habrá algún proteccionismo?

José Antonio Meade: Con la autonomía del ministerio público. Yo lo que he planteado es la importancia de que el presidente no tenga fuera y que el ministerio público sea autónomo.

Hoy, muchos de ustedes están familiarizados con el debate que se da, por ejemplo, en los Estados Unidos. En los Estados Unidos la gente habla de Mueller, que es el ministerio público, no habla de Trump; no habla de Clinton cuando Kenneth Star era el ministerio público.

¿Qué tenemos que hacer? Darle autonomía al ministerio público para que en México, desde el presidente hasta el primer regidor, desde el secretario de Estado hasta el jefe de departamento, puedan ser llamados a cuenta por un ministerio público que no le responda a nadie más que a la ley, incluyendo en ese “no responderle a nadie”, al presidente de la República.

Moderador: Muchísimas gracias, candidato.

Tercer Bloque

Moderador: Como secretario visitaste muchas partes del mundo, muchos países.

¿Qué le hace falta a México de lo que tú viste allá afuera?

José Antonio Meade: Mira, no solamente muchos países, sino en México muchos estados.

Y yo creo que vale la pena hacer la distinción porque hay muchos estados que acreditan que una economía diversificada, abierta, bien comunicada, con seguridad, con buenas instituciones jurídicas, tienen un avance mucho más significativo que otros.

Si uno ve una economía como la de Coahuila, como la de Nuevo León, pues son economías que tienen muchos motores, son economías en donde jala el sector agropecuario, jala el sector turístico, jalan los servicios, jala el comercio, jalan las exportaciones, jalan varios sectores y varios sectores al mismo tiempo.

Cuando uno logra en un país, que la apuesta sea una apuesta hacia muchos sectores, a ese país le va bien, porque tiene un crecimiento que es al mismo tiempo balanceado, incluyente y robusto.

¿Qué le pasó a México? ¿Qué le ha pasado a México? Y, ¿por qué ha sido diferente este último par de años? México era un país de una sola historia.

En los 80, éramos un país energético, cada vez que caía el precio del petróleo, México entraba en crisis.

En los 90´s, nos convertimos en una potencia exportador, cada vez que el mundo entraba en crisis, México la pasaba mal.

¿Qué estamos tratando de hacer hoy y cuál es nuestra visión hacia el futuro? Que México sea un país de muchas historias, que en México el sector energético sea importante, que México sea una plataforma logística de comercio con el mundo, pero que México tenga un mercado interno robusto, que tengamos turismo, sector agropecuario, ganadería, pesca, minas.

Y si logramos encender todos esos motores al mismo tiempo y logramos algo muy importante, es que seamos incluyentes.

Nuestra principal traba para el crecimiento son, no esos 9.5, sino 20, 25 millones de mexicanos que no acceden plenamente a sus derechos.

Si nosotros le damos al país apertura en muchos sectores y nos tomamos como objetivo de gobierno, lograr la inclusión, la plataforma de crecimiento que le demos al país nos va a ubicar, en muy poco tiempo, como una de las 10 economías, no solamente más grandes, sino como un país que, de frente y de fondo, corrige el problema de pobreza.

Moderador: Muchas gracias, José Antonio.

Vamos a pasar a la última dinámica de este segundo bloque, que es una parte en la que yo te voy a decir temas y necesito que me contestes con una palabra o una frase muy, muy corta.

¿Está bien? Perfecto.

Empezamos con: corrupción.

José Antonio Meade: Inaceptable.

Moderador: Aeropuerto de la Ciudad de México.

José Antonio Meade: Por supuesto que sí.

Moderador: Amnistía.

José Antonio Meade: Muy mala idea, en un país que lo que necesita es que se aplique la ley.

Moderador: Candidaturas independientes.

José Antonio Meade: Una modificación importante para la democracia que trae nuevas voces.

Moderador: Aborto.

José Antonio Meade: Ley.

Moderador: Equidad de género.

José Antonio Meade: Fundamental.

Moderador: Eutanasia.

José Antonio Meade: Un debate complicado, y si me dejas hacer sólo un paréntesis, les recomiendo un muy buen libro. Se llama: Ser Mortal, de Atul Gawande, que pone en reflexión todo lo difícil que van a hacer ese tipo de preguntas hacia adelante y ya no te vuelvo a hacer trampa. Ahora sí a una sola palabra.

Moderador: Fuero.

José Antonio Meade: Fuera.

Moderador: Legalización de las drogas.

José Antonio Meade: Salud y coordinación internacional.

Moderador: Ley de Seguridad Interior.

José Antonio Meade: Certeza para el Ejército y para los ciudadanos.

Moderador: Matrimonio igualitario.

José Antonio Meade: Respeto.

Moderador: Partidos políticos.

José Antonio Meade: Parte importante de nuestra democracia, sobre todo si hacen equipo con un ciudadano.

Moderador: Pena de muerte.

José Antonio Meade: No.

Moderador: Plurinominales.

José Antonio Meade: Importante, la voz de las minorías.

Moderador: Pensión a ex presidentes.

José Antonio Meade: Marco Institucional.

Moderador: Pobreza.

José Antonio Meade: Algo que tenemos que abatir.

Moderador: Procuraduría autónoma.

José Antonio Meade: Sí.

Moderador: Reducción de salario a los servidores públicos.

José Antonio Meade: Dignidad y trayectoria de vida para los servidores públicos honestos.

Moderador: Reforma Educativa.

José Antonio Meade: Fundamental.

Moderador: Reforma Energética.

José Antonio Meade: Gran palanca de desarrollo.

Moderador: Revocación de mandato.

José Antonio Meade: Por el amor de Dios, no. Esto, una vez cada seis años, hacerlo cada dos.

Moderador: Seguridad.

José Antonio Meade: Fundamental que la recuperemos, condición necesaria.

Moderador: TLCAN.

José Antonio Meade: Muy importante, pero no es nuestra única puerta hacia el futuro.

Moderador: Seguro Popular.

José Antonio Meade: Muy fundamental.

Moderador: México.

José Antonio Meade: Pasión.

Moderador: Jóvenes.

José Antonio Meade: Futuro.

Moderador: ACTÚA.

José Antonio Meade: Algo que tenemos que hacer y en donde ustedes han puesto el ejemplo.

Ahí sí me dejan decir una cosa más.

Decía Madeleine Albright: “Si ves algo que no te gusta, actúa”, y eso es lo que están haciendo ustedes.

¡Felicidades!

Moderador: Muchas gracias.

Cuarto Bloque

Moderador: Vamos al último bloque de esta entrevista, que son las preguntas que el público ha enviado a través de Twitter con el hashtag #ActúaMx, y empezamos.

En materia de seguridad, Julieta pregunta: Esta administración centralizó los temas de seguridad en la Secretaría de Gobernación, ¿lo mantendrá igual o creará una propia?

José Antonio Meade: Yo creo que fue una mala idea.

¿Puedo aquí sí decir más de una palabra?

Moderador: Sí, claro. Ya cambiamos la dinámica.

Yo creo que fue una mala idea, pero la seguridad no se recupera con burocracia y no se resuelve, en consecuencia, con cómo arme la burocracia.

Yo creo que tenemos que sacar a la secretaría y las funciones policiacas de Gobernación pero creo que hay que hacer cinco cosas.

Primero, prevención; segundo: disuasión, que implica policías. Tenemos menos de la mitad del estándar internacional y ganan la mitad de lo que debieran de ganar.

Y un tema muy importante, del que se habla poco.

En México no tenemos un Código Penal único, eso quiere decir que todos los estados definen los delitos como Dios le dan entender.

Coahuila y Nuevo León, definen sus delitos distintos. Eso implica que no importa que tan buen policía o buen ministerio público, si no hablas el mismo idioma no vas a resolver el problema de seguridad.

Sí hay que ajustar la forma en cómo organizamos el gobierno, pero de fondo hay que ajustar la forma en como entendemos a la delincuencia para poderle dar al ciudadano un mejor resultado.

Moderador: Martín pregunta: Mencionaste que serías el primer presidente sin fuero, mientras que hoy el Senado aprobó una reforma para eliminarlo.

José Antonio Meade: Más bien, lo que Martin debe haber dicho es que no lo aprobó.

Moderador: Sí, está un poquito mal planteado aquí.

¿Promoverás la eliminación del fuero en todos los niveles? ¿Qué vas hacer ahora que sucedió esto hoy?

José Antonio Meade: Sin duda. Y lo que hoy se plantea es que se adicionó a la iniciativa que yo mandé, porque yo mandé y propuse por conducto de los legisladores de la coalición que represento, se le adicionaron unas modificaciones al 110 Constitucional que no venían en la iniciativa.

Diferentes expertos, entre otros, Diego Valadés, Jacqueline Peschard y otros, han considerado que esa adición es una mala idea.

Yo insisto en la versión que mandamos, creo que el fuero debe eliminarse, ojalá y a tiempo de quitarle esta adición que se le hizo al 110 Constitucional, que es lo que ha metido ruido en la opinión de expertos, para que regresemos a la iniciativa como la mandé. Pero, en cualquier caso, sería mi primera iniciativa preferente.

Moderador: Gracias, candidato. Froilán nos pregunta, usted ya fue funcionario en dos sexenios.

José Antonio Meade: En cuatro.

Moderador: Pues fue secretario de Hacienda en dos administraciones distintas.

José Antonio Meade: En cuatro sexenios.

Moderador: ¿Qué sería diferente en tu administración? ¿Cuáles son los errores de las administraciones pasadas que tú no cometerás?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que México ha venido evolucionando en sus retos y en su circunstancia, y me parece que una elección es un buen momento para ser una evaluación, una evaluación de que está funcionando mal.

Y, claramente, hoy vemos a un México con miedo frente a la inseguridad, con coraje frente a la corrupción y con una frustración de que no hemos acabado de enfrentar, de fondo, el problema de la pobreza.

Pero vemos también un México en donde sociedad y gobierno han logrado avances.

¿Qué tendríamos que hacer? Corregir lo que está funcionando mal y consolidar lo que está funcionando bien.

A México no le sirve esto de pensar que todo lo que se hizo antes estuvo mal y que todo lo que viene hacia adelante va a estar bien, a México le sirve un ejercicio de autocrítica como el que están haciendo ustedes ahorita, que permite identificar qué no está funcionando bien, y que nos obliguemos y comprometamos a corregirlo.

Pero, también, que nos obliguemos a consolidar todo aquello que, por muchos años, sociedad y gobierno han construido, y muchos años son, muchos años más de los que yo tengo de trabajar en el sector público.

Hoy, hay una confianza en México con cargo a lustros de trabajar y de abonarla, por eso es muy importante que en esta elección esa confianza no la pongamos en riesgo.

Moderador: Una pregunta muy interesante de parte de Oliver. Pregunta, ¿qué les diría o cómo nos convencería a los que queremos votar por usted, pero no por el partido que representa?

José Antonio Meade: Mira, la elección es una elección en donde se escoge a persona y a programa. Los partidos políticos, en todos los casos, son una plataforma, son partidos en donde nos presentamos a la elección con un programa de gobierno que construimos juntos y que es diferente elección tras elección, y en donde salimos a buscar el voto de la sociedad que queremos gobernar.

El único compromiso que yo tendría como presidente, es con ustedes.

Moderador: Irma pregunta, ¿qué políticas públicas piensa implementar en beneficio de los pueblos indígenas? Yo tengo entendido que su esposa Juana es cercana a los pueblos indígenas, me imagino que usted debe de saber algo al respecto. Díganos algo concreto que pueda hacer.

José Antonio Meade: Mira, Juana y yo somos compañeros de banca, nos sentamos juntos en el primer semestre en tres de cinco materias, me tomó dos años convencerla, cuatro y medio de novios, llevamos ya 24 de casados, por lo que un muy buen consejo es que se fijen bien a quién tienen sentado junto y que empiecen a pensar si le dedican un par de años.

Y Juana siempre ha sido una mujer de causas, dos de manera muy importante, muy comprometida con la artesanía y muy comprometida con el voluntariado.

Los pueblos indígenas no pueden ser pueblos indígenas a los que veamos con apellidos.

Decíamos al principio, y reitero: cuando hoy tenemos retos de educación, se exacerban en los pueblos indígenas; cuando vemos que nos falta salud, se exacerban en los pueblos indígenas; cuando vemos un país mal comunicado, se exacerba en los pueblos indígenas.

Si queremos ser un país que aproveche todo su potencial tiene que reconocer el valor de la multiculturalidad y de la plurietnia para darle ese valor reflejado en educación, en salud, en comunicación, en alimentación.

No podemos ponerle apellidos a nuestros derechos, y tenemos que reconocer que si un rezago tenemos hoy es con los pueblos originarios, a los que por muchos años no les hemos hecho la mínima justicia de asegurar el acceso a sus derechos.

Moderador: Candidato, Fernanda nos pregunta: Sabemos que el trabajo informal es una realidad, como emprendedores nos preocupa.

¿Cómo vas a hacer para facilitar un sistema que hará menos complejos los trámites, para hacer las cosas bien?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que aquí hay dos dimensiones que vale la pena apuntar.

Una primera dimensión tiene que ver con el trabajo en el hogar. El trabajo en el hogar no se reconoce, no se fomenta, muchas veces no es remunerado y, sobretodo, no tiene seguridad social.

Y eso quiere decir que el trabajo en el hogar no tiene la posibilidad de vivienda, de salud, no tiene la posibilidad de cobertura frente a riesgo de trabajo o incapacidad, no tiene la posibilidad del ahorro para el retiro.

Por eso hemos planteado como unos elementos, de esta propuesta, de poner al centro este ejercicio de equidad, que el trabajo doméstico tenga acceso a seguridad social.

Esa es una dimensión importante y es una dimensión de justicia para más de 3 millones de personas que hoy hacen, sobre todo, trabajo en el hogar.

Y una segunda, o un segundo elemento que tiene que ver con formalidad, implica ya una solución de siglo XXI, para un problema de siglo XX, en la digitalización.

Parte del problema que tenía México frente a la informalidad, sobre todo dese el punto de vista tributario, es que vivíamos en una economía de papel, en donde los trámites eran costosos.

Hoy, la digitalización nos permite vivir en un entorno digital en donde los trámites sean cada vez menos costos. Al grado de que, en un futuro cercano, debiera ser cierto que el Servicio de Administración Tributaria de verdad lo fuera, y que tuviéramos capacidad, en tiempo real, de darle al contribuyente no solamente su declaración, sino su contabilidad, y de asegurarnos, por la vía digital, de permitir cada vez mayor inclusión en nuestra economía.

Yo creo que es de esos ejemplos en donde el salto digital permite resolver un problema histórico.

¿A qué grado? Llevamos en esa revolución digital, más o menos, dos o tres años.

Hoy, en México, hay 120 por ciento de la población económicamente activa como contribuyentes.

Arrancamos esta administración, tengo la impresión, de que por ahí de 70.

Eso quiere decir que la digitalización, entre muchas otras cosas, va a cambiar la realidad de la informalidad y nos va a asegurar que la evasión y la elusión fiscal no sean una ventaja competitiva injusta para los emprendedores.

Moderador: Muchas gracias.

Una última pregunta de parte de Otilio, en materia de seguridad. Él comenta que muchos estudiantes del Tec somos foráneos y, lamentablemente, hemos tenido que dejar nuestros hogares por diferentes motivos, entre ellos, la seguridad.

¿Cómo nos puedes garantizar que este factor no nos va a impedir regresar a nuestros hogares?

José Antonio Meade: Mira, el tema de seguridad me parece que tiene tres pilares fundamentales, que si falla cualquiera de los tres, no vamos a resolver el problema como debiéramos.

El primer pilar en seguridad tiene que ver con prevención, y prevención es un concepto muy amplio. Cada vez que el gobierno toca a una familia, a un ciudadano, tiene la posibilidad de prevenir, sea que lo esté tocando por educación, por salud, por espacio público, por un parque, por alumbrado, por transporte público, hay la posibilidad de prevenir.

Hay un segundo elemento muy importante en materia de seguridad que es la disuasión. La disuasión implica presencia policíaca, implica, en algunos casos, presencia de Fuerza Armada, implica evitar que lleguen armas y dinero a manos de los delincuentes.

Son dos elementos fundamentales, pero si seguimos viviendo en un país en donde 3 de cada 100 delitos que son denunciados se resuelven por sentencia, y los otros 97 no, lo que hagamos en prevención y lo que hagamos en disuasión se va a mantener corto.

Si nosotros lográramos el mismo nivel de resultados que tiene la OCDE, podríamos reducir, solamente por la vía de acabar con la impunidad o de llevarla al nivel que tiene la OCDE, el 40 por ciento de la inseguridad.

¿Qué tendríamos que hacer para lograrlo? Esta idea del Código Penal Único es una idea que tiene referente fuera. Cuando uno ve una serie de televisión en Estados Unidos, porque llegan los (inaudible) y asumen el caso, porque la forma en cómo se cometió el delito amerita que lo investiguen, no es el lugar en el que se cometió el delito.

Este marco normativo que tenemos nosotros hoy, en donde el lugar donde se determina o donde se comete delito define quién lo investiga, pues es una visión de hace 200 años, cuando los bandidos del Río Frío. Pero hoy, la verdad, es que tenemos delincuentes que no respetan fronteras entre estados y policías que circunscriben su actuar en esas fronteras.

¿Qué es lo que más nos hace falta en México? Capacidad de investigación. Si tenemos un Código Penal Único, una Agencia Investigadora en esos delitos que incluyamos en el Código Penal Único y multiplicamos, más o menos, por cuatro nuestra capacidad de investigación, podríamos, sumando eso con disuasión y prevención, llegar a los mismos niveles de seguridad o de inseguridad que tiene, en promedio la OCDE.

Y eso permitiría que todos nos moviéramos con tranquilidad en nuestros estados, en nuestras calles y en nuestras casas, sin la preocupación de que nuestra seguridad patrimonial y personal pueda ser violentada.

Ahora, esto implica buen diagnóstico y buenas propuestas, no es un tema sólo de voluntad. Tiene que haber voluntad, pero si no hemos dado resultados es porque las instituciones no tienen los elementos que requieren y hay que dárselos, y eso es lo que está al centro de la propuesta.

Moderador: Muchas gracias. Bueno, José Antonio, para finalizar nuestra entrevista te quisiera recordar que este primero de julio somos, aproximadamente, 14 millones de jóvenes los que vamos a votar, un 30 por ciento del electorado. Y, pues, escuchar tus propuestas fue muy interesante para nosotros, por lo que te lo agradecemos mucho, es muy importante conocerte para así poder ejercer un voto informado.

Y para finalizar esta entrevista, te queremos invitar a que nos digas por qué tú eres la mejor opción y por qué deberíamos de votar por ti.

José Antonio Meade: Yo les agradezco mucho el espacio, les agradezco mucho la oportunidad.

Esta es la elección más importante que hemos visto en la historia de México, y lo es por dos razones. Lo es, primero, lisa y llanamente, por la cantidad de puestos que están en juego, son más de 18 mil. Vamos a tener elecciones locales en 30 entidades, 9 gubernaturas, en donde vive el 40 por ciento de la población, los congresos federales y el presidente de la República.

Desde esa perspectiva, es una elección fundacional, y es una elección fundacional, también, por la diferencia de los proyectos que vamos a tener la posibilidad de escoger. Hoy tenemos en la boleta perfiles muy distintos y propuestas muy distintas.

Cuando nosotros revisamos la política, muchos de ustedes seguramente son incrédulos de lo que los políticos decimos, de hecho, cuando revisamos estadísticas en el mundo, solamente el 4 por ciento de la población piensa que un político va a cumplir su promesa.

La verdad es que si nosotros contrastamos la plataforma de campaña con los programas de gobierno, la coincidencia entre el programa de gobierno y la plataforma de campaña, en promedio, en el mundo, es cercana al 70 por ciento.

Eso quiere decir que todo lo que ustedes oyeron hoy es relevante.

El primero de julio, en la intimidad, frente a la boleta, vamos a escoger a persona y a programas.

Y yo tengo la certeza, y por eso participé, que México tiene un gran destino por delante, que México tiene la posibilidad de superar muchos de los retos que ha tenido y que aquí vimos reflejado, que México puede dar un gran salto en términos de lo que podemos alcanzar con las mujeres, de lo que podemos hacer en seguridad, de lo que podemos hacer en recuperar la dignidad del servicio público, de lo que podemos hacer en crecimiento, de lo que podemos hacer en combate a la pobreza.

Y me parece que yo represento en esta boleta una alternativa que tiene experiencia, una alternativa que tiene capacidad, una alternativa que ha dado resultados, una opción a la que se le confió el buen crédito del país en dos ocasiones, en dos ocasiones complicadas por coyunturas que venían de fuera, al que se le confió el cuidado del buen nombre del país.

Una alternativa que se ha hecho en valores de familia por dos generaciones, una alternativa que, en más de 20 años de servicio ininterrumpido, ha dado resultados con limpieza, y una alternativa que tiene capacidad, porque cree que para eso es el servicio público, de resolver problemas, de enfrentar retos, de hacerlo con creatividad, de hacerlo en unidad, de hacerlo sumando, de hacerlo de forma tal que México tenga confianza y tranquilidad.

Este primero de julio en esta elección relevante, lo que está en juego es esa confianza, lo que está en juego es la posibilidad de que construyamos juntos el país que queremos, de que lo construyamos dando certidumbre, de que lo construyamos buscando generar condiciones de unidad, de que lo hagamos haciendo equipo sociedad y gobierno, y de que lo hagamos buscando que ese equipo esté fincado en la confianza que da debates y diálogos cercanos como el que hoy hemos tenido.

Yo les pido que, de aquí al primero de julio, actúen, participen, revisen, contrasten perfil y propuesta, y que este primero de julio voten en conciencia lo que consideren que es mejor para el país, para su destino, para nuestras familias y para nuestros hijos.

Yo les agradezco mucho que me hayan escuchado hoy, les agradezco mucho el trabajo que hace Actúa, me siento muy contento de haber estado en el Tec, me siento muy entusiasmado de haber pasado con ustedes este viernes y espero, en este espacio de diálogo, haberles generado convicción.

Y, como ya estoy en campaña, cierro pidiéndoles que voten por Meade.