Discursos

Mensaje y sesión de preguntas a los precandidatos del PRI a la Presidencia de la República y a la Jefatura de Gobierno, José Antonio Meade Kuribreña y Mikel Arriola Peñalosa, en el marco de su recorrido por las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México

Mikel Arriola Peñalosa: Muy buenos días, muchas gracias, precandidato Meade, muchas gracias a todos.

Pues como todos sabemos, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México es una obra colosal absolutamente necesaria para nuestra ciudad, y es un proyecto que nos va a dar en el país, pero también, sin duda, en la ciudad, pues nos va a dar empleo, nos va a dar crecimiento, nos va a dar bienestar.

Estamos hablando de que ya al día de hoy se han generado 40 mil empleos directos, una inversión cercana a los 140 mil millones de pesos, y oponerse a este proyecto, como la precandidata Sheinbaum, o amagar con cancelar esta magna obra, sólo puede ser producto de la ignorancia.

Aquí ya se expresó también la población y, además, tenemos que pensar en la población que llega al actual Aeropuerto de la Ciudad de México, el Benito Juárez, que sufre de retrasos por la saturación del hospital.

Hoy estamos ante un punto de saturación ya bastante grave, vemos que una obra de estas dimensiones, desde luego, no tendrá que estar reñida con la transparencia, con la rendición de cuentas, con la limpieza en cada uno de los procesos, sin duda, de compra pública.

Y además, yo quiero hoy responder a una invitación que me ha hecho el Consejo General de Academias de nuestra ciudad para ya entrarle a la discusión de lo que vamos a hacer con el Aeropuerto Benito Juárez una vez que deje de operar.

Lo que hemos planteado para ese nuevo proyecto, que será el aeropuerto anterior, es un proyecto que pueda descansar sobre 5 ejes fundamentales.

El primero, movilidad social que represente ese nuevo proyecto, oportunidades para la gente en materia de salud, en materia de educación, llámese escuelas de tiempo completo, hospitales, encaminado también en materia de movilidad social a la prevención y a la reducción de la violencia, sobre todo para dos delegaciones que han sufrido violencia, incrementos en la delincuencia importantes en los últimos años, como son Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

También tendrá que descansar por un segundo eje esta nueva planeación de lo que vamos hacer con el Benito Juárez, que es el medio ambiente, queremos incrementar el patrimonio verde, y haciendo equivalencias respecto de lo que hemos perdido en el Ajusco, tenemos que pagarle, y desde luego, parar la depredación del Ajusco, pero pagarle ambientalmente a la ciudad tomando en cuenta un eje eminentemente de medio ambiente, recuperar las áreas verdes que hemos perdido en el Ajusco en esta administración que todavía no acaba.

El tercer eje es el eje de los empleos. No habido tampoco una definición respecto de dónde se van a generar los empleos por ninguna de las plataformas de las precampañas, estamos hablando que con el nuevo proyecto del Benito Juárez, cuando deje de operar, se podrían generar alrededor de 450 mil empleos para el oriente de la Ciudad.

También hablar de competitividad como cuarto eje, sabiendo que se podría construir un gran centro de innovación de tecnologías que confirmen a la Ciudad como el gran centro de innovación tecnológica de nuestro país, hablando de inteligencia artificial, hablando de biotecnología, soluciones inteligentes para nuestro país.

Y quinto, y no menos importante, que ese aeropuerto que deje de operar pues sea una solución muy eficiente para la conectividad con el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y también que mejore la conectividad de la ciudad, sobre todo en la zona oriente.

Cancelar este proyecto implicaría perder para la Ciudad muchos miles de empleos, renunciar a un crecimiento más o menos adicional de 3.3 puntos del Producto Interno Bruto, por lo que es absolutamente una ocurrencia hablar de cancelar este aeropuerto.

Y segundo, convocamos desde aquí a la discusión respecto de un proyecto serio, robusto, para recuperar el oriente, aprovechando las 750 hectáreas del Aeropuerto Benito Juárez. Muchas gracias, señor precandidato.

José Antonio Meade Kuribreña: Muchas gracias, muy buenos días.

Mikel y yo vamos a participar pronto en una Convención, y es una Convención en donde queremos que se hable de perfiles y que se hable de propuestas, propuestas que le den horizonte al país y que le den horizonte a la Ciudad.

Y ninguna, en términos de ese horizonte y de esa visión que tenemos para la Ciudad y para el país, que el Nuevo Aeropuerto que hoy aquí visitamos.

Es un aeropuerto que tiene que ser entendido en dos dimensiones: en la dimensión física que hoy visitamos y ocupamos en el plano en donde termina la operación ya, propiamente del vuelo, del aterrizaje y del despegue; pero una segunda dimensión que tiene que ver con la administración del espacio aéreo. Y esa dimensión, la del espacio aéreo, que condiciona y que implica que solamente en este predio podría haberse llevado esta obra.

El día de hoy, incluso, la operación del espacio aéreo implica incompatibilidad entre Santa Lucía y el aeropuerto que existe. Cuando hay actividades en el Aeropuerto de Santa Lucía, eso implica detener las operaciones del aeropuerto actual.

Un aeropuerto que tenga la capacidad de manejar tres veces más operación que lo que hace el aeropuerto actual, un aeropuerto que tenga la posibilidad de darle a la zona metropolitana el servicio y la competitividad que exige, es incompatible con cualquier otra alternativa dentro del mismo Valle.

Ningún otro predio habría tenido capacidad de operar tres pistas simultáneamente, y esta Ciudad exige un aeropuerto de esas dimensiones.

En esa Convención, en donde se hable de perfiles y de propuestas, tendría que hablarse de la importancia de que México siga adelante en innovación, en competitividad y en conectividad para que se generen los empleos que de México se esperan, para que se generen los espacios de desarrollo y de recuperación que México necesita.

Es un aeropuerto que ya, al día de hoy, implica compromisos por más de 140 mil millones de pesos, que al día de hoy está generando 40 mil empleos directos y que al día de hoy se está convirtiendo en un referente de lo que México puede hacer con su tecnología, con su mano de obra y con su capacidad ingenieril.

Y permite, además, hablar en términos de propuestas de una gran oportunidad para la Ciudad y para el país, que es la reconversión de esas 750 hectáreas del aeropuerto actual.

Lo que hemos platicado, en términos de precompromiso, es que el debate se dé buscando que esa reinvención, que ese rescate, que esa recuperación para que el viejo aeropuerto le dé un nuevo espacio de vitalidad a la Ciudad, se construya sobre la base de cinco premisas.

En un debate amplio, en un debate donde participen las academias, en donde participe la Ciudad, en donde participen los expertos, en un debate que nos lleve a que esa reinvención, a que ese aprovechamiento del viejo aeropuerto, cumpla con cinco condiciones fundamentales:

El replanteamiento tiene que implicar generación de empleos, y los menos empleos que debiera de implicar la reconversión del aeropuerto en conjunción con éste, son 450 mil empleos para la zona oriente del Valle de México.

Un segundo elemento central es que ese proceso de rescate tiene que mejorar la conectividad, no solamente entre la ciudad y el nuevo aeropuerto, sino en la conectividad de la ciudad en su conjunto.

Un tercer elemento que de manera muy puntual también ya se comentó, es que esa reinvención ese juego entre los dos aeropuertos, ese proceso de volver a darle a la ciudad vitalidad, tiene que ayudar a recuperar el patrimonio ambiental de la Ciudad.

Y tiene que ayudar a compensar el deterioro que hemos visto por mala planeación en muchas de las reservas ambientales que tenía ya de manera central la Ciudad.

El cuarto elemento es el de movilidad social. La solución del nuevo aeropuerto tiene que implicar para la comunidad nuevos espacios que le den aliento, que le den aliento por la presencia de hospitales, de escuelas, de universidades, de guarderías que permitan para el oriente una solución plena y una solución importante.

Y el quinto elemento, tiene que darle a la Ciudad y al Valle mayores espacios de competitividad basados en el conocimiento. Ésta es una ciudad que aporta soluciones para la Ciudad, para el país y para el mundo, y la reinvención, no solamente del viejo aeropuerto, sino el juego entre ambos, tiene que traducirse en que la competitividad del Valle y del país se incremente.

Y eso implica que el conocimiento y la forma de albergarlo, aprovechando conectividad e instalaciones, sea un elemento central de la reinvención.

Con el nuevo aeropuerto y con un proceso de diálogo que nos lleve a que el anterior le dé al país y a la Ciudad mejores elementos, México seguirá caminando y todos juntos haremos de él un mejor país. Muchas gracias y buenos días.

Sesión de preguntas

Pregunta: Buenos días, precandidatos. Tengo dos preguntas: la primera, hoy publicamos una encuesta que dice que la mayoría de los ciudadanos encuestados, el 28 por ciento, no ha definido su voto, están indecisos.

Este número es superior al 25 por ciento que registra en intención de votos, según la encuesta, Andrés Manuel López Obrador, ¿su opinión sobre esto?

Y, también, la encuesta dice que la mayoría de los jóvenes están con Morena y que el PRI conecta más bien con personas mayores de 50 años. ¿Qué estrategia desarrollarán para conectar con esos jóvenes que ahorita no se identifican con su candidatura?

Y, por otro lado, hay protestas sociales todavía a causa del aeropuerto, ¿qué se debe hacer con ellas? ¿Qué soluciones o qué tratamiento se les debe dar?

José Antonio Meade Kuribreña: Respecto a la primera, la encuesta confirma lo que hemos venido señalando: la elección de 2018 va a ser una elección sumamente competida, va a ser una elección reñida, va a ser una elección en donde, quienes estamos en ella participando, tendremos que generar convicción.

Y tenemos que generar convicción en segmentos muy amplios: jóvenes, mujeres, adultos, en términos de cuál debe de ser el rumbo y la definición que tome país. Y en ese esfuerzo tenemos que buscar hacerlo para entusiasmar y para generar esperanza con dos elementos fundamentales: tenemos que hacerlo presentándonos con los mejores perfiles y tenemos que hacerlo presentando las mejores propuestas.

Lo que la gente espera de las campañas y de las precampañas es que les expliquemos cómo van a resolver los problemas que están enfrentando, cómo vamos a resolver los problemas de conectividad, de competencia, de empleo, de seguridad.

Y en ese diálogo y en esa cercanía, yo estoy absolutamente cierto, con base en las encuestas que hoy estamos viendo, que el que sea capaz de generar y presentar los mejores perfiles y las mejores propuestas, va a ser exitoso en julio.

Y no tengo la menor duda de que ese mejor perfil y esas mejores propuestas serán las que habremos de encabezar nosotros.

Y, por cuanto a cualquier espacio de inconformidad, no hay más alternativa que el diálogo, un diálogo cercano, un diálogo puntual, un diálogo que nos permita entender dónde están las preocupaciones y cuáles son los elementos que se pueden aportar para resolverlos.

Ese es un diálogo que se ha seguido, no solamente en este aeropuerto, sino en todas las grandes obras e inversiones que tienen lugar en el país.

Hoy la consulta a la comunidad es un elemento central de la planeación para el desarrollo. Ese es el caso que se ha seguido para el aeropuerto, un aeropuerto y un proyecto que ha hecho del diálogo con la comunidad un espacio de encuentro para satisfacer sus preocupaciones y no solamente un espacio de encuentro, hoy aquí un espacio de oportunidad.

Hoy tuvimos oportunidad de platicar con trabajadores en el aeropuerto que vienen de Ecatepec, que vienen de Atenco, que ven en el aeropuerto no solamente futuro sino presente, que están trabajando en la obra, que están encontrando empleo cerca de donde viven, que les está implicando esa oportunidad de empleo cerca de una zona que hoy se encuentra muy deprimida una alternativa y una visión de futuro.

Y es ese trabajo continuo de diálogo y de cercanía es el que está asegurando para esas comunidades que el aeropuerto será central, sí, para la competitividad del Valle, pero también será central para que las comunidades aledañas al aeropuerto encuentren en él, no solamente mejores espacios de empleo, sino mejores espacios de conectividad, de movilidad social, mejores espacios, incluso, de recreación y de medio ambiente.

Recapitulando, diálogo para efecto de entender y resolver problemas e inconformidades, y mejores perfiles y propuestas que le hagan sentido a los jóvenes, términos de cómo será el país para el que vivan y que nos permitirá ser exitosos en julio.

Pregunta: Buenos días. Una de las críticas que ha hecho el equipo de Andrés Manuel, particularmente el enlace con empresario, Romo, ha dicho que esta obra va a terminar costando el doble o hasta el triple de lo que realmente se licitó.

Pareciera que hay una práctica que se hace constantemente a la hora de licitar obras que se ofrece un costo y termina costando el doble o el triple, ¿será el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional? ¿Habrá una vigilancia para que se cumpla con los tiempos, con las metas? Gracias.

José Antonio Meade Kuribreña: No solamente vigilancia, sino la observación de mejores prácticas. Y el apoyo, en ese buscar las mejores prácticas, de los mejores asesores en materia de ellas en lo internacional.

Uno de los elementos que le da a la OCDE mayor prestigio, y uno de los elementos que la OCDE ha empujado mucho, es el desarrollar mejores prácticas en la procura, en la contratación de servicios públicos.

La OCDE ha venido acompañando este proceso desde el principio justamente para asegurar que los procesos de asignación, no solamente sean transparentes, sino que sean eficientes. Y eso permite que lo que hoy estamos viendo es un aeropuerto que gravita fundamentalmente sobre recursos que genera la propia operación del aeropuerto, en donde al día de hoy asegurarse que menos de 30 centavos de cada peso implicará un esfuerzo fiscal por arriba de los ingresos que genere el propio aeropuerto.

Y que se está haciendo de manera transparente, de manera auditable, de manera, además, que sea congruente con la forma como el aeropuerto se está diseñando. Éste será un aeropuerto que aproveche la luz natural y que haga de la transparencia uno de sus principales elementos.

Pregunta: Buenos días precandidatos. Quiero preguntarles, en materia de seguridad, si me permiten. Según datos federales, estamos rezagados nueve años en materia policial, nuestros policías no están capacitados, uno de cada 10 está reprobado.

Vimos el caso, en la Ciudad de México, del joven Marco Antonio que al parecer no se siguió el protocolo, sigue sin haber transparencia en el asunto.

Yo sé que el precandidato Mikel indicó que no quería polemizar en el tema, pero sí quiero conocer el punto de vista de ambos, ¿si es necesario hacer esta depuración? ¿Si la van a hacer y cuánto tiempo tardarían? Porque la ciudadanía espera.

Mikel Arriola Peñalosa: Muchas gracias y rescatando la anterior pregunta, pues simplemente decir que la Línea 12 del Metro, esa sí costó el doble. Esa costó 42 mil millones de pesos cuando debió de haber costado 24. Ese sí es un mal ejemplo de lo que se hace.

José Antonio Meade Kuribreña: Más bien, es un buen ejemplo de una mala práctica.

Mikel Arriola Peñalosa: Es un buen ejemplo de una mala práctica, exactamente.

Ya hemos hablado de seguridad, fue el primer eje del Pacto por la Gran Ciudad de México, y pasa por lo que no debió de haber pasado con este joven: que hoy hay un problema grave de mandos en la ciudad, que tiene que ver con malas prácticas y corrupción.

Segundo, que la gente está padeciendo, sobre todo en el transporte público y en lugares públicos, como nunca antes la amenazada de la inseguridad.

Nosotros hemos planteado, primero, hacer una purga de mandos, pero también incrementarles el salario al doble a los policías y a los ministerios públicos. No es posible que solamente se procesen 6 de cada 100 delitos. De manera tal que los tenemos que capacitar permanentemente, pero también generarles protecciones en materia de seguridad social, que su familia tenga los satisfactores necesarios para que la profesión policiaca se dignifique cada vez más.

Lo primero hay que hacerlo de manera inmediata, esta purga, y vamos a ir capacitando, con la ayuda también de las fuerzas federales, a los policías, ministerios públicos, y se les tiene que duplicar el ingreso.

Y la tercera, es una policía específica para el transporte público. Eso es lo que hemos planteado.

Y después el tema de la prevención, tenemos que volvernos mucho más preventivos, para eso necesitamos ojos. Hemos hablado de hasta un millón de ojos en la Ciudad con alumbrado.

Hay evidencia de que las ciudades que le han apostado a esto, han podido bajar de manera drástica los niveles de delito en la ciudad.

Pregunta: ¡Qué tal! Buenos días a ambos precandidatos. Quisiera preguntar, justamente en este ánimo de contrastar propuestas y encontrar cuál sería la mejor propuesta, justamente señalaba el candidato de oposición, Andrés Manuel López Obrador, que no solamente sería muy costoso este aeropuerto, sino que también hizo señalamientos hacia que podría haber casos de corrupción en el tema de las licitaciones y los contratos.

Entonces, mi pregunta sería: ¿hay real transparencia en este aeropuerto? ¿Está garantizado que no va a haber un mal manejo de fondos?

Y por el otro lado, ¿cuál es el costo-beneficio de los millones que va a costar construir este aeropuerto? ¿Qué beneficio real va a tener para la ciudadanía, no sólo de la Ciudad de México, sino para quienes visitan el país y los habitantes a nivel nacional?

José Antonio Meade Kuribreña: Tiene que haber transparencia en la gestión de todos los contratos públicos. Y todos los contratos públicos del aeropuerto y fuera del aeropuerto tienen que ser públicos, tienen que ser transparentes, tenemos que saber cómo se asignaron, a quién y en qué condiciones de costo.

Y esa tiene que ser la normalidad de cualquier espacio de obra pública que se haga en la administración. Ése, sin duda, será el compromiso nuestro y es un compromiso que se acredita sobre una gestión que ya hicimos.

Antes de que me fuera yo a la Secretaría de Hacienda se hicieron públicos el 100 por ciento de todos los contratos que firmó la administración pública federal. Hoy se puede consultar en internet cómo pasamos de la planeación al presupuesto, y del presupuesto al contrato.

Se puede saber a quién se contrató, cómo se le asignó el contrato y cuáles fueron las condiciones para que quede a la vista de todos cómo la planeación se traduce al final en un contrato, en beneficio de quién y qué se espera de ese contrato, en términos del beneficio a la ciudadanía.

Y lo que queda claro de este aeropuerto son varias cosas: primero, que es indispensable. La Ciudad de México, el Valle de México, hoy implica, desde el punto de vista de conectividad, la necesidad de manejar un volumen de tráfico aéreo mucho mayor al que el aeropuerto actual tiene capacidad de manejar.

Hoy el aeropuerto está manejando, más o menos, una operación por cada minuto, 60 operaciones por cada hora, y lo está haciendo administrando el equivalente de una pista y media.

Este aeropuerto tendrá la capacidad, ya plenamente funcional, de manejar tres veces ese monto. Y lo va a poder hacer en condiciones mucho mejores de eficiencia, en condiciones de mucho menor uso de agua, de electricidad y de un volumen de operación que le sirva a la Ciudad, a sus habitantes y al país desde el punto de vista de competitividad.

Es, además, un aeropuerto en donde al día de hoy, con la estructura actual, más del 70 por ciento de su costo se asume contra la tarifa de un solo aeropuerto. Esto es, la presión de finanzas públicas repartida a lo largo de los muchos años que tomará la plena operatividad del aeropuerto, no implica un desbalance, una dificultad, y no pone en riesgo la capacidad de las finanzas públicas de asumirlo.

Esto permite que la Ciudad cuente con una solución que por 30 años se había discutido. Desde hace 30 años se sabía que el Valle de México necesitaba una alternativa de mayor capacidad que la que tenía.

Por 30 años se exploraron esquemas, se diagnosticaron predios, y después de 30 años se toma la única decisión que era posible: aprovechar este predio, aprovechar el avance tecnológico, aprovechar la capacidad y el aprendizaje que hoy se tiene para gestionar tres pistas simultáneamente.

Y tres pistas que se traducen en empleos directos, solamente en lo que la operación del aeropuerto implica. Pero que se traduce, además, en que la conectividad que el aeropuerto permita que la ciudad, el Valle y el país, sea visitado por razones turísticas, por razones de negocio, que sea visitado por razones de conocimiento y de educación.

Y en ese mismo espíritu y reconociendo lo que un aeropuerto implica para un valle como el nuestro, la reinvención del anterior aeropuerto tiene que tener dos estos elementos. La reinvención del aeropuerto pasa por conectividad entre el viejo y el nuevo, entre la ciudad y este desarrollo, pasa por empleos, 450 mil cuando menos.

Pasa por competitividad, hoy ese aeropuerto tiene, solamente en materia de tecnología, enormes espacios que pueden traducirse en que se convierta en un centro de conocimiento. Tiene una enorme posibilidad de rescatar, en lo medio ambiental, lo mucho que esta ciudad ha venido perdiendo.

Y tiene la posibilidad, en consecuencia, de que la Ciudad siga siendo un centro que aporta soluciones para la Ciudad, para el país y cada vez más para el mundo.

Mikel Arriola Peñalosa: Nada más adicionaría dos cosas: pues ojalá, ya en el ámbito de la ciudad, que nos pudiera transparentar López Obrador cuánto se gastó en los segundos pisos, cuando la que se reservó esa información fue Claudia Sheinbaum.

Y segundo, por qué le dio 46 por ciento de cada foto multa a la empresa, López Obrador. Y hoy esas foto multas recaudan mil 300 millones de pesos, la mitad se le va al contratista que él trajo desde que él era Jefe de Gobierno.

Pregunta: Doctor, preguntarle dos cosas: primero, ya lo han abordado, pero quisiera insistir un poco, ¿cuál sería el impacto concreto de eventualmente cancelar esta obra en el tema económico y social?

Y también en el ámbito de política internacional, ¿afectaría lo atractivo que puede ser México para inversionistas extranjeros?

Y una segunda, si me puede dar un comentario, en este tiempo de precampañas ha visto al ex presidente del Senado, Miguel Barbosa, organizar el acarreo de gente de la zona serrana de Puebla a eventos de Andrés Manuel López Obrador. Su opinión sobre las dos cosas, por favor, Doctor.

José Antonio Meade Kuribreña: Respecto a la primera, la Ciudad no puede crecer, el Valle no puede ser competitivo si no está bien conectado.

Si el Valle no permite espacios de acceso ágil en oportunidad, sin retrasos, si la Ciudad no permite la posibilidad que implica la conectividad aérea para quien quiera visitarla por razones turísticas, quien quiera visitarla por razones de negocio, quien quiera visitarla por razones educativas, esta Ciudad pierde brutalmente competitividad.

De por sí, conforme a los diferentes indicadores del entorno para hacer negocios, es una ciudad que ha venido perdiendo competitividad, que no ha venido construyendo un buen entorno para hacer negocios: un entorno transparente, un entorno en donde se respete el Estado de Derecho, un entorno que se simplifiquen los trámites, en certeza de quien le está apostando a la Ciudad para generar empleo.

Y un elemento central de cualquier análisis de competitividad es la comunicación. Si nosotros queremos hacer de la Ciudad, una gran ciudad y no solamente una ciudad grande, necesitamos que esté bien comunicada.

Todas las proyecciones de demanda de tráfico aéreo hacen ver que el aeropuerto actual es insuficiente, todas las proyecciones, ya no de futuro, sino del día de hoy, es que tendríamos que tener un aeropuerto con mucha mayor capacidad.

La única alternativa para darle competitividad a la Ciudad, es el nuevo aeropuerto que hoy se está construyendo.

De entrada, cancelarlo implica quitarle la oportunidad de un empleo de alta calidad, bien remunerado, a 450 mil personas, que son las que debieran, al amparo de este aeropuerto y de la reinvención del espacio del anterior, encontrar en el oriente de la Ciudad una mejor alternativa de desarrollo.

Eso implica cancelar esa esperanza, pero implica cancelar el presente de 40 mil trabajadores que hoy encuentran en la construcción del aeropuerto la forma como llevan comida a su casa y satisfacción a su hogar.

Implicaría desempleo para esas 40 mil personas, implicaría además poner en riesgo la credibilidad y los contratos que ya se han venido generando, en términos de lo que aquí hoy estamos viendo.

Un aeropuerto que, para cuando termine este año, tendrá prácticamente concluidas dos pistas; que, para cuando termine este año, tendrá prácticamente concluida la Torre de Control; un proyecto que se ha avanzado de manera muy ágil, con una gran curva de aprendizaje; un proyecto en donde mucho a aportado la ingeniería mexicana, en términos de proveer soluciones; un proyecto que, además, es profundamente mexicano, incluidos los materiales. En tanto el basalto, como el tezontle, de origen volcánico, de origen propio.

Implicaría entonces cancelar la posibilidad de que México siguiera creciendo y replegándose, como las grandes estructuras que se hacen en el mundo y que México está en capacidad de hacer, no solamente igual de bien, sino mejor.

Y en términos generales, ya en el proceso electoral, lo que nosotros debemos de buscar, es que el diálogo hoy con los militantes y el diálogo en el futuro con la sociedad, sea un diálogo libre, sea un diálogo informado, sea un diálogo participativo y, sobre todo, que sea un diálogo a través del cual se genere esperanza, se genere unidad.

Y que mandemos la señal de que en México podemos hacer buena política, que podemos hacer una política moderna, que podemos hacer una política buscando diferentes formas de comunicarnos, que nos sintamos orgullosos de la forma como estamos haciendo la campaña, de la forma de como estamos haciendo las propuestas.

Y que uno de los balances de la elección, no solamente sea el triunfo, que estamos ciertos que vamos a alcanzar, sino al hacerlo, y por la forma en como lo estamos haciendo, que nos sintamos orgullosos y que encuentren inspiración en esa forma de hacer política jóvenes y no tan jóvenes, que reconozcan en el sector público un espacio para tener un desempeño honorable y ayudar a transformar el país.

Gracias y buenas tardes.