Discursos

Mensaje del precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, en el marco de su encuentro con la militancia priista de Nuevo León

Muy buenas tardes, estoy muy contento de estar aquí con ustedes, estoy muy contento de desearles feliz Navidad y estoy muy sorprendido de que ahora, en esta época navideña estemos todos aquí convocados. Diera la impresión de que ahora, en enero, va a haber definiciones y de que está pendiente Nuevo León de cuáles van a ser esas definiciones.

Yo les agradezco mucho la posibilidad de hablar con quienes van a participar en la Convención para escoger al próximo candidato a la Presidencia de la República.

Y les pregunto si en Nuevo León estamos listos, si en Nuevo León estamos unidos, si en Nuevo León estamos con ganas de ganar, si en Nuevo León vamos a ganar.

¿Vamos a ganar? ¿Vamos a ganar?

Estoy muy agradecido de estar con un ex compañero de sector, Pedro Pablo Treviño se formó en la familia hacendaria, presidió la Comisión de Presupuesto, fue director de la Lotería y hoy encabeza aquí en Nuevo León al Comité del Partido Revolucionario Institucional.

Le agradezco mucho a Pedro Pablo que esté aquí, que esté aquí con Lorena, su esposa, que esté aquí con sus hijos, que esté aquí echándole ganas por Nuevo León.

Muchas gracias, Pedro Pablo, por tu bienvenida y por tu liderazgo.

Hace no mucho aquí estuvimos en Nuevo León, estuvimos en un evento de CAINTRA. Han cambiado los tiempos y las circunstancias como hoy se nos recibe en Nuevo León.

Les agradezco mucho porque recuperamos una práctica de diálogo, recuperamos una práctica de intercambio y recuperamos algo que Nuevo León sabe hacer muy bien, y algo que debe ser ejemplo de lo que hagamos en el país, en Nuevo León se sabe hacer empresa y se sabe dialogar.

Nuevo León es, sin duda, el pilar económico del país, en Nuevo León encontramos ejemplos de cómo debiéramos de aspirar a transformar el país para bien, en Nuevo León se tiene una gran clase empresarial, comprometida y talentosa.

Decía Pedro Pablo que yo tuve mucha experiencia en diferentes Secretarías y que eso me permite hablar de muchos temas, pero también me permitía que, cuando no sabía de algún tema, preguntaba, pedía opinión, pedía consejo. Y aquí hay muchos que pueden dar fe de que esos consejos y ese diálogo dieron buenos frutos.

Y vamos a continuar empeñados en que sea el diálogo, las propuestas, la buena política pública la que lleve a México hacia adelante, y eso lo vamos hacer de la mano de los trabajadores.

Me da mucho gusto que esté la CROC, me da mucho gusto que estén acá presentes. Me da mucho gusto que esté la CTM, porque con los trabajadores y su productividad vamos a mover a México.

Acá me conocieron tiempo atrás de la mano de los campesinos.

¿Dónde están?

Campesinos con los que trajimos la semilla del progreso, la tecnología, la capacitación y el crédito para hacer que esa semilla floreciera.

Acá estamos también con la CNOP, con las causas populares, con lo que le preocupa a las ciudades. Acá caminamos con los alcaldes, caminamos juntos en Sedesol, abrimos los primeros comedores comunitarios que se abrieron en Nuevo León.

Caminamos juntos en infraestructura social, hicimos equipo para traer respuestas a Nuevo León y a sus ciudades, a sus municipios. Lo hicimos de la mano de sus senadores, me da mucho gusto ver aquí a Cristina y saludarla siempre con aprecio.

Lo hicimos de la mano de sus diputados federales, lo hicimos en equipo con sus diputados locales, lo hicimos pensando en que juntos estábamos construyendo un mejor futuro para los jóvenes, jóvenes que habrán de explicar una de tres candidaturas. Una de tres.

Y de mano de las mujeres. Las mujeres que habrán de ocupar la mitad de las candidaturas del Partido Revolucionario Institucional, cuando una mujer gana en México lo más probable es que haya sido candidata del PRI.

Seis de cada diez candidaturas exitosas, dos de cada tres mujeres que han ganado una elección, fueron postuladas por el PRI, si las mujeres quieren ganar por aquí por el PRI han de transitar. La mitad de las candidaturas, gracias a las mujeres por estar acá pendientes y trabajando.

¿Qué necesitamos para que a Nuevo León le vaya bien?

Primero, seguridad. Nuevo León sabe lo que pasó cuando faltó la seguridad, sabe el trabajo que costó recuperarse y sabe lo que tenemos que hacer para que no se vuelva a perder, y sabe que en ese esfuerzo estuvieron presentes las Fuerzas Armadas, estuvo presente el Ejército y la Marina, estuvieron presentes soldados, marinos y pilotos.

Recién se aprobó en México la Ley de Seguridad Interior, es una ley importante, es una ley que nos da marco y que nos da certeza, es una ley que permite que la participación de las Fuerzas Armadas esté bien regulada y bien normada, porque queremos preservar la seguridad interior, porque queremos que cuando falten las soluciones, en lo local y en lo estatal, tengamos certeza de que, en un buen marco, vamos a poder contar con las Fuerzas Armadas.

Y es un tema bien importante, es un tema que se ha politizado, es un tema que se ha discutido: todas las leyes en México, son mejorables y son perfectibles, cada legislación que se aprueba se puede enriquecer en el tiempo.

¿Pero que nos compra esta legislación? Nos compra la certeza de que es en el diálogo, y en el marco de la ley, que habrá la presencia para fortalecer la seguridad interior. Ya lo hemos visto funcionar en otros casos, cada vez que hay un desastre natural, participa el Ejército, participa la Marina, pero sabemos, en el desastre natural qué le toca hacer a cada uno, y está normado y por eso nos da certeza.

¿Qué es lo que queremos ahora? Lo mismo que hacemos para el desastre natural, hacerlo en seguridad interior. Cuando algo falte en el municipio o en la ciudad, en el estado, cuando algo haga falta, en términos de restos de seguridad interior, se puede que busquemos el apoyo.

Pero ahora lo vamos a poder hacer definiendo modo, tiempo y circunstancia, cuánto tiempo van a estar, de qué manera, con qué instrumentos. Y eso le da certeza al ciudadano y eso le da certeza a las Fuerzas Armadas, y eso permite que todos sepamos a qué atenernos cuando tenemos un reto de seguridad interior.

Hay que reconocerle, a quien nos ha dado certeza, certeza para seguirnos ayudando, hay que reconocer que el espacio para los criminales está en las cárceles y no en las calles y hay que reconocer que con certeza el país avanza.

Y esa es la seguridad que queremos para Nuevo León,  ese es un gran activo que no podemos dejar que se nos vuelva a perder, porque la seguridad trae confianza, la confianza inversión y la inversión empleo.

No es el único elemento que tenemos que cuidar, la seguridad, tenemos que cuidar la competitividad del estado. Un estado que hoy tiene una economía compleja que tiene manufacturas, que tiene industrias, servicios, turismo y campo, y para preservarlo necesitamos seguir siendo competitivos, tener buenos cruces, tener buenas carreteras, tener buena estructura hídrica.

Y esa competitividad, combinada con seguridad, va a permitir que Nuevo León siga siendo un estado de frontera, un estado que sea ejemplo y motor de lo que queremos lograr en el resto del país.

Pero un estado también que tiene rezagos, un estado que, a pesar de ser el que menor pobreza tiene en todo el país, la sigue teniendo y tenemos que hacer un enorme esfuerzo para abatirla.

Eso es lo que está de por medio en esta elección, certidumbre para que se genere inversión; inversión para que se genere empleo; empleo para que se combata adecuadamente la pobreza. Y en ese esfuerzo vamos juntos, en ese esfuerzo, y con humildad, vengo a pedir que me acompañen, que me ayuden, que me apoyen.

Muchos de ustedes van a estar en la convención, en esa convención se escogerá al candidato, y ese candidato, el del PRI, va a ser el que, con su apoyo, el que va ganar la Presidencia de la República.

Y queremos que estos espacios de encuentro tengan otro significado y que sean espacios que reivindiquen el diálogo. Esa es justamente la naturaleza de una precandidatura: viene uno a pedir con humildad, viene uno a comprometer, pero también viene uno a dialogar.

Y viene uno a dialogar con apertura, viene uno a abrir el espacio y el foro para que podamos tener un intercambio franco, porque de lo que se trata la precandidatura es de que lo que se refleje en las plataformas sean las preguntas, las inquietudes, las respuestas y las soluciones que se desprenden del diálogo.

Por eso, platicando con Pedro Pablo, habíamos pensado que vale la pena abrir un espacio de diálogo breve, que pudieran hacer unas preguntas y que tuviera yo la oportunidad de ofrecer y construir juntos algunas respuestas, en el ánimo de que salgamos de aquí convencidos de que tendremos la mejor propuesta, de que tendremos los mejores espacios de diálogo, de que sabremos ganarnos a la ciudadanía y de que en Nuevo León vamos a reencontrarnos con el triunfo.

Hace mucho que nuevo León no gana una candidatura presidencial. Y yo les pregunto a ustedes: ¿Estamos listos para que eso cambie? ¿Vamos con todo? ¿Vamos a ganar? ¿Juntos vamos a ganar?

Que se oiga con convicción, ¿vamos a ganar? ¿Listos para ganar?

Con todo al triunfo. Muchas gracias y estoy a sus órdenes.