Discursos

Mensaje del precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, en el marco de su encuentro con la militancia priista de Nayarit

Muchas gracias, muy contento de estar en Nayarit, un estado al que conozco y al que quiero. Un estado al que he recorrido de norte a sur, un estado que me ha visto caminar junto con él. Muchos de ustedes hemos hecho equipo para transformar a Nayarit.

Y hoy vengo con un propósito muy particular, hoy vengo a pedirles que me acompañen, hoy vengo a hablar con los militantes del PRI, a pedirles que me den su apoyo, a que en la próxima Convención en donde muchos de ustedes habrán de ser delegados me ayuden a pasar de precandidato a candidato a la Presidencia de la República

Me da mucho gusto estar hoy aquí porque me permite rendirle homenaje, rendirle un tributo a quien ha sido por muchos años un gran amigo, un gran político, un gran dirigente, un gran servidor público, a quien debiera de haber sido un gran gobernador de Nayarit, a Manuel Cota.

Yo les quiere preguntar hoy aquí a los militantes algo que me parece muy relevante, algo que planteaba (inaudible) allá adentro, es muy importante que estemos listos para echarle ganas, no tenemos enfrente una contienda sencilla, tenemos una contienda difícil, tenemos un reto muy complicado. Pero en ese reto muy complicado, con el priismo de Nayarit vamos por la revancha.

¿Están entusiasmados para ir por la revancha? ¿Están listos para echarle ganas?

Allá atrás, ¿está lista la CNC? ¿Está lista la CTM? ¿La CNOP está lista? ¿Y el Movimiento Territorial? ¿Los jóvenes? ¿Las mujeres del ONMPRI?

Vamos por la revancha, vamos a ganar.

Y vamos a ganar porque vamos a trabajar con la CNC, vamos a trabajar para reivindicar al campo de Nayarit, un campo que en Nayarit ha significado prosperidad, un campo que en Nayarit implicó riqueza en el tabaco, un campo que en Nayarit implicó riqueza en la caña de azúcar, en los dátiles, un campo que hace de Nayarit un estado importante. Un campo que tiene que estar mejor comunicado con el propio Nayarit, un campo que tiene que convertirse en el principal proveedor de los destinos turísticos en Bahía Banderas.

Con la CNC vamos a trabajar, para que ese campo siga siendo un campo próspero, para que sea un campo del que nos sintamos orgullosos, con crédito, con capacitación, con tecnificación, de la mano de los campesinos con el crédito del proceso de crédito en sus manos.

Nayarit tiene que seguir generado empleo. Han sido buenos años para el empleo en Nayarit, pero necesitamos más. Necesitamos que el campo y el turismo estén presentes. Necesitamos hacer de la competitividad y de la productividad la mejor arma para generar empleo.

A eso nos ha convocado Carlos Aceves del Olmo, esa es la vocación de la CTM, una vocación de trabajo y de productividad, una vocación de hacer de Nayarit un estado con cada vez más alternativa de desarrollo.

Sí el campo, sí el turismo, pero también la industria. Y para eso necesitamos gas, para eso necesitamos cambiar la matriz energética del estado. Y juntos, para que con la CTM tengamos más empleo en Nayarit, vamos a seguir caminando.

El Movimiento Territorial tiene el pulso de lo que preocupa en las colonias, tiene el pulso de lo que necesitan las colonias de Nayarit para que les vaya bien. Y lo que hoy necesitan esas colonias de Nayarit es recuperar la seguridad.

Nayarit pasó del 2011 al 2016 de casi 40 homicidios por cada 100 mil habitantes, a tres. Esa es la buena noticia, la mala noticia es que ahora pasamos de 3 a 16. No podemos dejar que se nos vaya la seguridad en Nayarit.

La seguridad tiene que ser algo que distinga a Nayarit y le dé una ventaja competitiva, y la seguridad exige planteamientos serios, exige planteamientos cuidadosos, exige partir de la auto crítica, partir de reconocer que no nos gusta la inseguridad que se ve en el país, partir de reconocer que si la inseguridad duele, es que nos hemos quedado cortos, que tenemos que hacer las cosas diferentes, que tenemos que quitarles las armas a los criminales, que tenemos que quitarles el dinero.

Pero que tenemos que quitarles la libertad; las cárceles son para los criminales, las calles son para los ciudadanos. Ese tiene que ser el principio de la política de seguridad.

No podemos confiarle la seguridad a improvisados, no podemos confiarle la seguridad a quienes no tienen experiencia y no podemos confiarle la inseguridad a quienes tuvieron oportunidad, en la Ciudad de México, de transformarla y que recibieron 22 secuestros y entregaron 48.

22 secuestros, la quinta parte de los secuestros del país en el 2000, se daban en la Ciudad de México, Pero en el 2005 se daban el 44 por ciento de los secuestros. Ese no es el tipo de experiencia que necesitamos.

La participación de los secuestros en la Ciudad creció el 80 por ciento, la participación del robo habitación y del robo en vehículos creció el 60, la participación en los homicidios y en las extorsiones creció el 10. Eso no es lo que queremos como receta.

Tenemos que reconocer que las armas el dinero, los cambios en las leyes para permitirnos cooperar entre niveles de gobierno, las investigaciones contextualizadas, pero sobre todo el trabajo serio y comprometido, el trabajo en diálogo con la militancia sobre qué le duele en su colonia y a sus vecinos, es lo que nos va a seguir adelante.

Y en ese trabajo necesito su apoyo, en ese trabajo necesito que caminemos juntos, por ello estoy aquí con los militantes de Nayarit, por eso estoy aquí para preguntarles si cuento con ese apoyo, si estamos listos, si las mujeres de Nayarit están listas para ganar una de cada dos de las candidaturas.

Las mujeres triunfadoras son las mujeres del PRI, 6 de cada 10 candidaturas exitosas de una mujer, van por el PRI. Si las mujeres quieren ganar, es por el PRI por quienes deben participar.

Vamos juntos con las mujeres, con su experiencia, pero vamos juntos por una cultura del respeto. Y lo decimos aquí en Nayarit, en donde eso nos duele, en donde la mujer ha perdido seguridad para salir a la calle, en donde la mujer no ha tenido el acompañamiento de gobierno para ser protagonista, como siempre lo ha sido, del desarrollo del estado y del desarrollo del país.

Tenemos que tener respeto en la casa, tenemos que tener respeto en la familia, tenemos que tener respeto en la escuela y en la calle. Y en la cultura del respeto, desde Nayarit volvemos a decir: Nunca, en México, que se le falte el respeto a una mujer.

Y vamos a trabajar por los jóvenes. Una de tres candidaturas será para los jóvenes.

Ahí está la Red de Jóvenes por México. Jóvenes que quieren oportunidades. Jóvenes que quieren trabajar. Jóvenes que son el futuro del país, jóvenes que quieren oportunidades, jóvenes que quieren trabajar, jóvenes que lo van a trasformar con oportunidades, que tienen aspiraciones distintas: la de ser su propio jefe, la de emprender, tener su propio negocio, la de tener espacios en las universidades dignos, seguros.

No son suficientes las becas. Cada vez que un joven deja el aula, algo falló, en algo nos quedamos cortos. Pero lo vamos a resolver platicando con los jóvenes, sabiendo qué les duele y qué les preocupa.

No podemos asumir que los jóvenes en México son proclives a la delincuencia, el joven en México que está afuera de las aulas es porque está trabajando duro para salir adelante. Y yo quiero trabajar igual de duro con los jóvenes en México para asegurarles un mejor futuro.

Nayarit tiene que seguir siendo ejemplo de lo que México puede lograr con un turismo de calidad, lo que se ve en Bahía Banderas, lo que Bahía Banderas le ofrece a Nayarit y al mundo no tiene igual. Tenemos que cuidar Bahía Banderas, tenemos que comunicarla mejor, tienen que llegar las carreteras y tenemos que asegurar que siga siendo motor de desarrollo.

El turismo, el campo, la industria, el trabajo en unidad, el trabajo con generosidad, el trabajo que identifica coincidencias, el trabajo y el discurso que une, no el discurso que separa, no el que siembra discordia, no el que siembra odio, no el que predica con violencia.

El México que queremos, el México que está destinado a ser potencia, es el que trabaja unido, es el que trabaja generoso, es el que ve en Nayarit futuro y yo con Nayarit en ánimo de seguir caminando y juntos que vayamos a ganar.

¡Juntos al triunfo en julio del 2018! De la mano, vamos por esa revancha.

¡Vamos a reivindicar al priismo de Nayarit!

Todos los militantes entusiasmados con esperanza, que se pongan de pie y que nos escuchen claro, porque aquí en Nayarit vamos a ganar.