Discursos

Mensaje del precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, en el marco de su encuentro con la militancia priista de Coahuila

Muchas gracias.

Muy contento de estar hoy en Coahuila, muy contento de encontrarme con este equipo talentoso, con este equipo que vibra, con este equipo entusiasmado, con este equipo ganador, con este equipo que le gusta ganar.

Hoy es para mí un día muy importante y muy emotivo porque me encuentro con las mujeres priistas, con su entusiasmo, con sus ganas de caminar, con sus ganas de convencer.

Hoy vengo a platicar con mucha humildad, con mucho cariño y con mucha gratitud con quienes van a asistir a la Convención de Delegados para escoger al próximo Presidente de la República. Y vengo a pedirles que me apoyen con su emoción, con sus ideas, con su experiencia.

Vengo a pedirle a ese equipo de Coahuila que sabe ganar, que sabe convencer, que sabe dar la batalla en momentos muy difíciles y que ratificó aquí en Coahuila su vocación de triunfo.

Sí se puede, lo vamos a volver a hacer.

Por un Coahuila unido, reconciliado y con vocación de triunfo.

Además de pedirles que me apoyen hoy tengo una gran oportunidad, la oportunidad de desearle a Verónica Martínez feliz cumpleaños.

¡Feliz cumpleaños a Vero!

¡Vero!

Con una muy buena noticia para Vero, una de tres candidaturas serán para jóvenes, y Vero cumple ampliamente con esa característica. Y por eso los jóvenes de Coahuila la reconocen en su liderazgo.

Me da, además, una oportunidad adicional, yo tuve siempre en el Congreso un gran apoyo de Coahuila, de líderes talentosos, de legisladores experimentados, de la voz de Coahuila en el Senado con Hilda Flores y con Teresa Medina.

Además Hilda, de los legisladores que mejor usan sus redes sociales, una legisladora que parece submarino porque nos hace ver Coahuila a través de su Periscopio.

Coahuila llevaba la voz de un estado próspero, de un estado que crece, de un estado que abate la pobreza en la figura de legisladores como Jorge Dávila.

Y no hubiéramos tenido Paquete Económico sin el talento, sin la conducción, sin el temple de Jericó Abramo.

Así le decíamos en Hacienda a Jericó, con ese entusiasmo lo saludábamos y hoy le agradecemos. Muchas gracias a Jericó Abramo.

Estamos en un estado, en un estado de jóvenes que están conmigo y yo con ellos.

Muchas gracias.

Estamos en un estado que es de los tres estados que más redujeron  la pobreza. Estamos en un estado que fue el tercero que más creció en el segundo trimestre de este año.

Estamos en un estado que en estos últimos cinco años generaron uno de cada cinco empleos de los que históricamente tiene el estado de Coahuila.

Y estamos en un estado que con el trabajo de las mujeres, con su convicción y con su emoción.

Muy contento, muchas gracias a la CNC.

Muchas gracias a las mujeres del ONMPRI

Muchas gracias a la CROC, al Movimiento Territorial.

Muchas Gracias a la CNC, a la CNOP, muchas gracias a las mujeres que le cantaron Las Mañanitas a Vero.

Estamos en un estado que redujo sus índices de violencia de 26 homicidios por cada 100 mil habitantes, a siete. Pongo en perspectiva lo que se logró porque en el estado de junto, en ese mismo periodo en el último año y medio, la violencia subió 50 por ciento.

Parados aquí en el norte vemos dos ejemplos: un estado que sabe hacer las cosas, que pasen 5 años de 26 a siete, y un estado en donde, tan solo en un año y medio, la violencia se incrementa en 50 por ciento.

Y el tema de la seguridad, es un tema fundamental, hemos platicado, y vamos a llevar a la convención esas preocupaciones, el estado en donde las mujeres están preocupadas en su familia, en donde las mujeres están preocupadas y con el “Jesús” en la boca, de que sus hijos regresen bien, en donde los empresarios se ven obligados a cerrar empresas preocupados por la extorción.

Y frente a eso, oímos diferentes voces y distintas propuestas, hay quien dice: Hay que dialogar con los criminales.

Yo les pregunto, ¿dialogamos con los homicidas?

¡No!

¿Dialogamos con los violadores?

¡No!

¿Dialogamos con los secuestradores?

¡No!

¿Dialogamos con quién violenta a una mujer?

¡No!

Con ellos no hay diálogo, el único lenguaje es el de la Ley.

Tiene que quedar claro, la seguridad no se combate con diálogo, la seguridad se combate pegándole a los criminales donde más les duele: en las armas y en el dinero.

La inseguridad se combate con mejor coordinación, los delincuentes no reconocen los límites entre estado, la ley tampoco debe de reconocerlos.

Se combate a la delincuencia con mejor coordinación, con mejor investigación y se combate a la delincuencia con una convicción profunda: las calles son para los ciudadanos y las cárceles para los criminales.

Los jóvenes de Coahuila saben la importancia de la educación, los jóvenes de Coahuila saben que lo más importante es los mejores maestros en frente de nuestros alumnos, los jóvenes de Coahuila saben que la educación se consolida trabajando en cuatro temas: se consolida multiplicando la posibilidad de que las escuelas sean de tiempo completo, se consolida trabajando para que, desde la primera infancia, los problemas estén resueltos y en las guarderías tengamos estimulación temprana.

Los jóvenes de Coahuila saben que la educación ofrece mejor destino si se combina con la ciencia y tecnología. Por eso en los temas educativos estamos llamados a construir y no a destruir; estamos llamados a caminar con pasos firmes para que la educación siga siendo el motor de Coahuila.

En esta Convención a la que vamos a ir, vamos hablar también de perfiles.

Muy contento de estar con las líderes de Coahuila, con las que nos llevaron el triunfo, con las que se enseñaron el rumbo, con las que no se achicaron, con las que estuvieron a la altura del reto, cuando se decía que en Coahuila no se podía ¿las líderes de Coahuila qué dijeron?

¿Y se va volver a poder? ¿Y vamos a volver a ganar?

¿Y saben por qué vamos a ganar? Porque vamos a llevar a los mejores perfiles.

Yo les sugiero que hagamos un ejercicio, un ejercicio de ver a quién querríamos contratar para que lidere el futuro de este país, y hay tres alternativas.

Vamos a pensar que una de esas alternativas, por ponerles sólo un nombre, se llama Andrés. Y vamos a suponer que Andrés viene a Coahuila, y que Andrés les dice que lo contraten y les explica que se tardó 14 años en terminar su carrera, y les dice que lleva 12 años sin trabajar.

¿Ustedes lo escogerían para que fuera su presidente? La verdad, yo tampoco.

Vamos hacer otro ejercicio, es un “nini” que anda suelto, él sí ni estudia ni trabaja; 14 años para terminar y 12 años sin trabajar.

Ahora vamos hacer otro ejercicio. Vamos a suponer que llega alguna gente que se llama Ricardo, a Coahuila. Y este Ricardo les pide a ustedes que lo apoyen y les dice: “Yo sé hablar inglés, yo sé hablar francés y yo sé de turismo”.

¿Eso le alcanza para ser presidente? ¿Ustedes lo apoyarían? Necesitamos un presidente, no un guía de turistas.

Además toca la guitarra. Como guía de turistas lo podría hacer muy bien.

Y, en cambio, hoy viene aquí a Coahuila a pedirles su apoyo una gente que ha trabajado por Coahuila y con Coahuila por 20 años, una gente con experiencia, una gente con valores, una gente que hoy llega a Coahuila y les pide que lo apoyen.

¡Y yo quisiera saber si cuento con su apoyo! ¡Si les gusta la experiencia! ¡Si les gusta la confianza! ¡Si apoyarían a una gente con ese perfil! ¡Si están dispuestos con él a hacer equipo! Y si sí están, ¡juntos, vamos a ganar!

¡Vamos a decir desde Coahuila que si ya se pudo, se va volver a poder!

¡Vamos a decirles que en Coahuila al PRI le gusta ganar, y que lo va hacer en unidad!

¡Sí se puede!

Para mí, en esa aventura, va a ser un privilegio de vida hacer equipo con ustedes, con este priismo entusiasmado, dinámico y con ganas de volver a ganar.

Muchas gracias.