Discursos

Mensaje del precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, durante su encuentro con la militancia priista de Tlaxcala

Buenos días.

¡Vamos a ganar en Tlaxcala! ¡Vamos a ganar en Tlaxcala! ¡Vamos a ganar!

Y vamos a ganar para seguir con la M, para no complicarnos, para que después de votar por la M de Mena, votemos por la M de Meade.

Por eso estoy hoy muy contento de poderme dirigir a quienes habrán de ser delegados en la Convención, a quienes habrán de ir a la Convención para pronunciarse en favor de quien va a ser el abanderado del PRI.

Muchas gracias Tlaxcala. Y yo estoy con Tlaxcala.

Gracias Tlaxcala.

Me siento muy contento de dirigirme a quienes van a ser delegados en la Convención, de venir aquí a Tlaxcala y pedirles con toda humildad que me apoyen, que me apoyen, primero, a ser el candidato del PRI a la Presidencia de la República, y que me apoyen después a que juntos ganemos la Presidencia.

Me da mucho gusto en Tlaxcala encontrarme con grandes amigos, con amigos que pusieron a Tlaxcala en la voz de México y en el recuerdo del mundo.

No se puede entender Cacaxtla sin Tulio Hernández. Muchas gracias, Tulio, por acompañarme, muchas gracias, Tulio, por estar acá. De corazón un saludo afectuoso.

Tlaxcala es tierra de grandes políticos, Tlaxcala es una tierra muy cercana al campo y nos ha dado grandes liderazgos.

La CNC ha estado liderada varias veces por tlaxcaltecas; el Congreso de la Unión ha estado liderado por tlaxcaltecas, nos acordamos de Emilio Sánchez Piedras, nos acordamos del profesor Hernández y Hernández y nos acordamos de Beatriz Paredes, que nos dijo que iba a estar pendiente viendo esta transmisión, y que desde aquí la CNC de Tlaxcala y yo le mandamos un saludo.

Aquí estuvimos caminando con la CNC y aquí aprendemos mucho.

A Tlaxcala nada se le ha regalado, Tlaxcala ha tenido que luchar por todo lo que es hoy, Tlaxcala está alto, batalla con el agua, batalla con el minifundio, batalla con el cambio climático.

Y por eso en Tlaxcala  aprendimos, con la Financiera Rural, a ser flexibles, a que cuando cambiara el clima, cambiaran también las condiciones del crédito. Y esa flexibilidad que aprendimos en Tlaxcala, la aplicamos en todo el país, por eso estamos contentos en Tlaxcala de volverle a agradecer a la CNC, muchas gracias.

En Tlaxcala sabemos lo difícil que es ser competitivo, en Tlaxcala sabemos y batallamos por cada inversión que aquí llega.

Tlaxcala en las primeras dos administraciones de este siglo no generó empleos. Tlaxcala en el año 2000 tenía más empleos que en el año 2011, tuvo que regresar el PRI a Tlaxcala para que, junto con los trabajadores, se volviera a generar empleo en Tlaxcala.

En toda la historia, uno de tres empleos se generaron en Tlaxcala en los últimos años con el PRI, y en ese trabajo sigue Marco Mena, generando empleos.

Los jóvenes saben qué quiere decir uno de tres, pero en Tlaxcala uno de tres quiere decir algo distinto: en Tlaxcala uno de tres quiere decir el 30 por ciento de todos los empleos del estado que ha generado en los últimos seis años. Vamos juntos a seguir en ese empeño de generar empleo en Tlaxcala.

Y en Tlaxcala sabemos que el empleo se genera con Estado de Derecho, en Tlaxcala los empleos textileros se defienden todos los días, compiten todos los días con lo mejor del mundo. Y por eso exigen que los cuidemos, por eso exigen que combatamos diligentemente el contrabando, porque si enfrentamos contrabando ilegal y enfrentamos competencia desleal, no podemos salir adelante.

Por eso en Tlaxcala con los textileros, con la industria ganadera, con la manufactura, vamos por un mejor Estado de Derecho, vamos juntos por los trabajadores de Tlaxcala, sabemos que es importante y por eso habremos de ponerle empeño.

En Tlaxcala nos preocupa la seguridad, en Tlaxcala nos duele la violencia de género, por eso, desde Tlaxcala y con Tlaxcala le habremos de poner un alto, con las mujeres de Tlaxcala vamos a poner el ejemplo, con las mujeres del OMPRI la mitad de las candidaturas; con las mujeres de Tlaxcala y el OMPRI, respeto a las mujeres y alto a la violencia de género.

Y en Tlaxcala sabemos que la seguridad es importante, en Tlaxcala del 2011 a la fecha la seguridad ha mejorado, y la tenemos que cuidar, pero el número de homicidios por cada 100 mil habitantes se redujo en los últimos seis años a la mitad.

Cada incidente de violencia nos duele, cada incidencia en donde se violenta nuestro patrimonio nos lastima, por eso en Tlaxcala le ponemos empeño a la seguridad.

Hay mucha gente a la que no le gustan las cifras, hay mucha gente que cuando oye una cifra que no le gusta, hace berrinche. Pero aquí en Tlaxcala hemos caminado con pasos firmes y aquí en Tlaxcala poco a poco estamos recuperando la seguridad.

Y en Tlaxcala sabemos que los criminales tienen que estar fuera de la calle y los ciudadanos tienen que sentirse tranquilos en la calle. Vamos, pues, a seguir trabajando por un Tlaxcala cada vez más seguro.

La seguridad es un reto que nos duele, la seguridad es un reto por el que tenemos que trabajar todos los días.

Los gobernadores y los ciudadanos saben lo importante que es la seguridad, los ciudadanos la exigen, los gobernadores son responsables de proveerla y muchas veces los gobernadores piden el apoyo de las Fuerzas Armadas, y las Fuerzas Armadas piden apoyo de un buen marco legal. Y cuando tenemos un marco legal que le da certeza al ciudadano y certeza a las Fuerzas Armadas, vamos a caminar mejor.

Hoy lo que vemos, en muchos casos, es la inconsistencia de gobernadores que le piden apoyo a la Fuerza Armada, de la Fuerza Armada que pide el apoyo de la ley para darle certeza al ciudadano. Y de un Frente que le regatea el apoyo a las Fuerzas Armadas, que le regatea el apoyo a sus gobernadores y que le regatea así el apoyo a sus ciudadanos.

Frente a la seguridad, combate las armas; frente a la seguridad, combate al dinero en mano de los criminales; frente a la seguridad, mejor cooperación; y frente a la seguridad, recuperando las calles, dejando a los criminales en la cárcel.

¡Vamos por un Tlaxcala más seguro!

Es mucho lo que está en juego en esta elección. El país necesita certeza, el país necesita generosidad, el país necesita concentrarse en las coincidencias porque cuando México camina unido, porque cuando México camina junto, porque cuando en México nos ponemos de acuerdo, no hay ningún obstáculo que no podamos superar.

Vamos juntos a superar esos obstáculos, vamos juntos a caminar para convertir a México en una potencia.

¡Vamos juntos con Tlaxcala!

¡Vamos juntos a ganar!

¡Vamos juntos al triunfo!

¡Vamos a renovar la vocación de triunfo que vimos en Tlaxcala!

¡Vamos caminando de la mano por un buen 2018!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar juntos con Tlaxcala, con empeño, con entusiasmo!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a seguir con la “M” con entusiasmo y con esperanza!

Este va a ser el último evento que tengamos este año. Me siento muy contento de que este último evento sea en Tlaxcala.

Nos hemos tomado muchas fotografías, nos hemos encontrado caminando muchas veces, pero quien me ha tomado las mejores fotografías es Sergio Vázquez, estuvimos en nuestro primer evento juntos.

Gracias Tlaxcala.

Con Sergio nos encontramos en Tlaxcala en nuestro primer evento como secretario de Desarrollo Social, desde entonces me tomó una foto. Nos hemos vuelto a ver en Desarrollo Social y en Hacienda, y hoy me da mucho gusto que me acompañe, aquí desde Tlaxcala, y que saludemos a Sergio, que es, por cierto, un gran fotógrafo.

Si me permiten, siendo éste el último evento que habremos de tener este año, pedirle a Juana, mi esposa, que me acompañe para que juntos, Juana y yo, podamos desearles que el 2018 sea un gran año, que 2018 sea un año en donde consolidemos nuestros sueños, que en 2018 no dejemos que lo negativo y los negativos nos ganen, que en 2018 nos preparemos para hacer de México una potencia, que el 2018 nos traiga cosas buenas.

¡Vamos a ganar! ¡Feliz año!

Feliz año y muchas gracias. Muchas gracias por acompañarme.