Discursos

Mensaje de José Antonio Meade Kuribreña, durante su reunión con aspirantes a gubernaturas, diputaciones y senadurías del Partido Revolucionario Institucional (PRI)

Estoy profundamente orgulloso de estar aquí, así debieran de estar todas y todos ustedes. Nos va a tocar enfrentar la batalla más difícil que hemos dado en el país y probablemente la más importante para el país.

Nadie nos dijo que iba a ser sencillo, todos lo que aquí estamos sabemos que la contienda va a ser difícil, que va a ser una contienda complicada, que va a ser una contienda apretada. Pero es una contienda que todavía no empieza, empieza el 30 de marzo y tenemos de aquí a entonces para prepararnos, para preparar los mejores perfiles, para preparar las mejores propuestas y para sacar lo mejor del orgullo de este partido.

Es un verdadero privilegio ser su candidato a la Presidencia de la República, y hagan cuentas de por qué: no hay una sola institución en el país que no haya contado con los datos del PRI. Todos los días en el Instituto Mexicano del Seguro Social se dan 500 mil atenciones médicas, ese es un legado del PRI.

Todos los días en México llega gente que tiene vivienda gracias al INFONAVIT, ese es un legado del PRI; todos los días en México hay un productor que convierte su proyecto en un sueño gracias al apoyo de la Banca de Desarrollo, ese es un legado del PRI; todos los días un servidor público se atiende en una clínica del ISSSTE, ese es un legado del PRI.

20 años van que el país vive en democracia, 20 años que vivimos en claridad, y en esos 20 años el soporte de este país en sus momentos más difíciles ha sido el PRI. No hay un solo Paquete Económico que se haya procesado sin los votos del PRI.

Cuando enfrentamos la crisis económica más profunda de una generación, cuando se ocupaba la emoción y el talento del PRI, ahí estuvo el partido.

Cuando enfrentamos una pandemia, la primera de este tipo en Latinoamérica, y se ocupaba todo el despliegue de todas nuestras instituciones para hacerle frente, ahí estaba el PRI.

Cuando tuvimos retos de seguridad, los más importantes que ha visto una generación, ahí estaba el PRI. Todas nuestras instituciones culturales, todos los espacios y cada uno de los programas sociales, han contado con el apoyo, el talento y la imaginación del PRI.

Eso es lo que vamos a salir a defender y vamos a salir a defenderlo juntos. Eso es lo que está en juego, es una elección que va a ser fundacional: 30 elecciones locales, 9 elecciones para gobernadores en donde vive el 40 por ciento del país, además de la renovación de los congresos federales y de la Presidencia de la República.

El orgullo de salir a defender ese legado, el orgullo de salir a defender a quienes crearon instituciones, el orgullo de rendirle homenaje a miles de generaciones y de servidores públicos que han pasado por este salón, que han estado en este Congreso, que han representado lo mejor de México, su mayor emoción y su mayor capacidad de servicio, es lo que saldremos a defender en esta elección.

Y lo haremos con la base de dos elementos: el primero, con un profundo apoyo; y el segundo, con la gran certeza de que vamos a ganar.

Y no tenemos de otra, aquí no hay plan B, aquí quemamos todos nuestras naves, aquí nos vamos a jugar para ganar todos y cada uno de los espacios que están en contienda y nos van a ver peleando por todo para ganar la Ciudad de México y se van a sorprender, la Ciudad de México va a regresar a tener un buen gobierno.

Y vamos a pelear con todo para ganar el estado de Jalisco con Miguel Castro.

¿Nada más Jalisco grita por Jalisco?

¡Duro con Jalisco!

Y vamos a salir a golear en Morelos, no va a haber “cuauhtemiña” que alcance; y la vamos a ganar con mi tocayo, con Jorge Meade. Insisto, mi tocayo, que no mi pariente: fuerte por Morelos.

Y en Puebla, ¿vamos a dejar que haya una imposición? ¿Vamos a dejar que nos dejen a la esposa? ¿Vamos a dejar que nos ganen en Puebla o la vamos a recuperar?

Le vamos a echar ceja para recuperar Puebla. Con Doger vamos a recuperar Puebla, con su emoción y con su talento, con su conocimiento profundo.

Con Gina Trujillo vamos a recuperar la grandeza de Tabasco; vamos a ir a dar la batalla a un estado en donde las izquierdas van a estar divididas; vamos a ir a dar la batalla a un estado que tenía una grandeza que ha venido perdiendo; vamos a ir a dar la batalla a un estado que sabe lo que es gobernar frente al encono, frente a la división y frente a la violencia.

Y vamos a hacerlo con el doble de esfuerzo para que, al final de esta elección, en Tabasco nos sientan suyos. ¿A poco no, Candita? ¿A poco no, Manuel?

Y en Guanajuato, vamos a regresar. Ya son muchos muchos años de que Guanajuato sale en las noticias porque se pierde la seguridad; son muchos años de ver a Guanajuato desacelerarse en su competitividad; son muchos años de ver a Guanajuato rezagarse en su educación.

¡Vamos a ganar en Guanajuato!

Y en Yucatán, en donde hemos acreditado un buen gobierno, en donde si alguien puede darles consejo de qué se siente estar en ese recinto, de qué se siente presidirlo, es acá nuestro prócer Jorge Carlos Ramírez Morín. Y con su apoyo Mauricio Sahuí va a ganar Yucatán.

Y lo vamos a ganar porque tenemos a la mejor gente, la mejor experiencia y las mejores propuestas. La propuesta que se esbozó en el evento, que por cierto qué buen evento de cierre, no hay manera de que nos compitan. Ahí se vio el músculo priista con el que vamos a salir a ganar.

El planteamiento es sencillo, y el planteamiento está en el corazón del priismo. La Constitución nos dio la agenda, la Constitución tiene para los mexicanos una serie de derechos. Cuando los mexicanos acceden a todos esos derechos.

A ver, en Veracruz la pusimos fácil, en Veracruz es puro Pepe.

¡Vamos con Pepe! ¡Vamos con todo con Pepe! Que se oiga más fuerte ese Pepe, vale por dos.

Pero, además, allá en San Lázaro hay muchos curules reservados para la bancada de Veracruz.

¿Cuál es el corazón de la propuesta? ¡Que se oiga con orgullo que estamos presentes!

Vamos a reivindicar nuestra agenda constitucional, la Constitución nos da una serie de derechos. Cuando accedemos plenamente a sus derechos el mexicano tiene una plataforma que le permite alcanzar sus sueños y ser feliz.

México es un país con profundas desigualdades, y eso quiere decir que siendo todos iguales frente a la ley, y teniendo el derecho a gozar de las mismas prerrogativas que la Constitución nos da, se necesita una agenda de gobierno. La agenda de gobierno que ha venido construyendo el PRI, una agenda de gobierno a la medida de cada mexicano.

Lo hicimos en la Estrategia Nacional de Inclusión, de entre todos los derechos que nos da la Constitución se escogieron seis: alimentación, educación, salud, seguridad social, vivienda y servicios a la vivienda.

Y tomamos la definición de que quien tuviera acceso a esos seis, tendría la capacidad de superar la pobreza. Y es lo que hemos visto, cuando en México se acceden plenamente a esos seis derechos, los mexicanos son capaces de que sus esfuerzos rindan mejores frutos.

Pero además de esos seis, hay varios. Y lo que tenemos que hacer es ir al encuentro de cada mexicano como lo hicimos en la Estrategia Nacional de Inclusión, y aquí hay varios que lo hicimos juntos, para ver qué ocupan, para ver qué necesitan.

Fuimos en la Estrategia Nacional de Inclusión para ver qué ocupaban los jóvenes, para tener acceso a la salud y los afiliamos a la Seguridad Social; fuimos a la Estrategia Nacional de Inclusión para ver si las familias en Prospera tenían Seguro Popular y lo hicimos universal; fuimos a la Estrategia Nacional de Inclusión a ver si los adultos mayores tenían atención médica, y universalizamos el Seguro Popular para darles acceso.

Nos pusimos de acuerdo entre los diferentes niveles de gobierno y utilizamos el fondo de aportación para infraestructura social, para asegurarnos de que la vivienda y los servicios, tuvieran dignidad para los mexicanos.

Eso es lo que estamos haciendo, o proponiendo hacer, para el resto de los derechos. ¿Con qué objetivo? Si nos aseguramos que en lo individual cada mexicano acceda a este derecho, si reivindicamos para nosotros la Constitución que hemos venido perfeccionando y progresando, habremos de asegurarnos que cada mexicano pueda alcanzar sus sueños.

Esa es la agenda y esa es la propuesta. Es una agenda y una propuesta que sólo puede poner de relieve el PRI, porque atrás de cada uno de esos artículos de la Constitución está nuestra emoción, está nuestro compromiso, está el trabajo que hemos venido haciendo por generaciones y que hoy no podemos defraudar.

No podemos defraudar la confianza que los mexicanos han depositado en nosotros, no solamente está en riesgo esa visión y esa agenda, no hay manera de que perdamos esta elección, no hay manera de que la perdamos porque todos ustedes y yo vamos a salir a dejar el corazón en la contienda electoral.

Vamos a hacer esfuerzos todos los días para convencer y para convocar al país que queremos y al país por el que hemos trabajado.

Y no va a ser difícil, cuando contrastemos perfiles y propuestas vamos a poder convencer que los mejores perfiles están aquí, y que las mejores propuestas son las nuestras.

Y con base en eso, sin ninguna ambigüedad, vamos a ganar.

Hay mucho malestar en la población, tenemos que hacernos cargo de eso, tenemos que reconocerlo, tenemos que entenderlo, tenemos que hacer empatía con lo que la población está sintiendo, tenemos que ver y escuchar, y habiendo visto y escuchado, tenemos que atender y tenemos que resolver.

Pero tenemos la mejor capacidad para hacerlo, el país va a escoger entre tres perfiles, como quien escoge entre tres doctores. Cuando uno tiene una enfermedad, un reto, un malestar, al final del día, cuando escoge entre diferentes perfiles.

Lo que va a tener por delante es un doctor que se retiró hace 15 años, que no ha vuelto a estar en una mesa de operación, que no ha vuelto a estar cerca de donde se toman decisiones, que no ha vuelto a leer lo mínimo para mantenerse actualizado en lo que la medicina ha avanzado; vamos a tener otro doctor que hace yoga y toca la guitarra, y que va a recomendar medicina alternativa para superar nuestros reto.

Y vamos a tener una generación que va a dar la batalla, preparados, con experiencia, con talento, con emoción, con honorabilidad y con compromiso. Y así, ¡vamos a ganar!

Regresen seguros de que vamos a dejar el alma en esa batalla y regresen seguros de que, con gran orgullo, juntos le vamos a dar a México lo que requiere, un gobierno que trabaje con los mexicanos con talento, con conocimiento, que una, que no divida, que convoque a México a su destino: a caminar con pasos firmes para ser una potencia.

¡Vamos juntos, vamos en equipo y vamos a ganar!