Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante su encuentro con petroleros

José Antonio Meade: Muy buenas tardes a Poza Rica.

Hoy viene a Veracruz y hoy viene a Poza Rica a hablar con ustedes quien por un buen tiempo fue su compañero de sector, quien por un buen tiempo fue su compañero de banca, que nos sentamos juntos trabajando por el futuro del sector petrolero.

Hoy me presento aquí, con ustedes, habiendo sido ¡orgullosamente petrolero!

Voces a coro: ¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

José Antonio Meade: La primera vez que escuché y me emocionó un saludo de los petroleros fue como secretario de Energía, presidiendo el Consejo de esta gran empresa, la empresa más grande de México, más grande de Latinoamérica y nuestra principal palanca de desarrollo.

Voces a coro: ¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

José Antonio Meade: Ahí, ahí aprendí que el principal activo de PEMEX, que el principal activo del sector energético era, son y seguirán siendo los trabajadores petroleros. Y para que no quede duda, y ser más específico, las trabajadoras petroleras.

Hoy le agradezco que nos acompañe a Carlos Romero Deschamps, que por una vida se ha dedicado y entregado por los trabajadores del sector.

Y hoy en casa de la sección 30, y agradeciéndole a Sergio Quiroz.

Hay quien piensa en esta contienda, en donde vamos a definir el futuro del país, en donde vamos a definir su rumbo, en donde vamos a escoger a quién le confiamos la nación, a nuestras familias y a nuestros hijos.

Hay dos alternativas claras: hay uno que piensa que el sector energético y el trabajador petrolero lo único que hacen es poner un popote en la tierra y que con eso resuelve las necesidades energéticas del país, quien eso piensa no conoce la dedicación, la dificultad y los retos que a diario se enfrentan en esta industria con la creatividad y el trabajo de los petroleros de México.

La grandeza de México pasa por Petróleos Mexicanos, la grandeza de México pasa por reconocer que nuestro sector petrolero y Poza Rica han enfrentado grandes dificultades.

El sector petrolero sabe lo que implica que se agote su principal yacimiento. En los últimos 10 años Cantarell pasó de explicar casi 2.3 millones de barriles de petróleo diario a explicar 200 mil.

Otros países con una declinación de ese tamaño en su plataforma se hubieran rendido, otros trabajadores se hubieran desesperado, muchos hubieran dejado de creer en el país y en su vocación.

¿Qué hicieron los petroleros mexicanos? Salieron de Cantarell y hoy en nuestra plataforma hay más de un millón de barriles fuera de Cantarell. Eso es más de lo que produce Colombia, en una década un millón de barriles de petróleo fuera de Cantarell es una proeza, es una hombrada y hay que reconocerla.

Solamente se explica el éxito del país porque sus petroleros encontraron nuevas formas de explotar pozos maduros, mejores tasas de recuperación secundaria, porque encontraron petróleo y la forma de extraerlo en geologías cada vez más complicadas.

México tiene mucho que agradecerle al talento y a la creatividad de los petroleros, es una actividad difícil, es una actividad retante, y es una actividad que se hace, en donde nadie más está. Y es una actividad que implica que se corran riesgos laborales, que se corran riesgos físicos, que se esté lejos de la familia.

Hoy mi compromiso, primero, es que habrá seguridad para los trabajadores petroleros en cada región del país en los que esté trabajando. Esa seguridad será no solamente de su integridad, esa seguridad será también, y sé lo importante que es decirlo en Poza Rica, una región que ha sufrido, una región en donde se ha sentido la crisis, una región que ha enfrentado angustias y ajustes.

Hoy, aquí, en Poza Rica, comprometemos a invertir para que tengamos seguridad laboral y claridad de que esta industria, va para arriba.

Y va para arriba en la exploración, y va para arriba en la producción, y va para arriba en el gas, la refinación, la petroquímica, el almacenamiento. Y va para arriba desde lo más profundo hasta la superficie.

Le vamos a apostar a que México crezca con energía y que esa energía se traduzca en bienestar para Poza Rica y para Veracruz.

Voces a coro: ¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

José Antonio Meade: No vamos a descansar hasta que nuestra plataforma regrese a los 3 millones de barriles de petróleo diario. Y para eso nos vamos a comprometer con los trabajadores petroleros, para que ellos y su familia estén cada vez mejor, como México está mejor con su esfuerzo.

Voces a coro: ¡Pepe!

¡Pepe!

¡Pepe!

José Antonio Meade: Hoy quiero pedirle a los petroleros.

Voces a coro: A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Pepe, Pepe, Ra, Ra, Ra.

José Antonio Meade: Hoy quiero pedirle a los petroleros que nos ayuden, hoy quiero pedirle a los petroleros que salgan a ayudarnos a convencer cuál es la mejor alternativa para Veracruz y para el país.

Hoy quiero pedirle a los petroleros que apoyen a uno de los suyos, que apoyen a quien ha trabajado en el sector y en la empresa, que apoyen a quien sabe lo que está de por medio en el sector energético y petrolero.

No le apostemos a una alternativa que piensa que lo que se está haciendo es poner popotes en la tierra. Apostémosle a una alternativa que sabe que para sacar petróleo y darle energía al país, se entrega una vida de servicio.

Yo aprendí a hacer política en Veracruz, yo aprendí los valores de la política en Veracruz.

Hace muchos años, en 1987, la vida tuvo a bien entregarme un regalo que me ha acompañado desde entonces. Yo conocí a Pepe Yunes en 1987, por Pepe Yunes conocí a su papá, a don Pepe Yunes; aquí está.

Y me di cuenta que en la política se puede ser honesto, me di cuenta que en la política se puede ser generoso, me di cuenta que en la política hay valores, que en la política hay entrega, que en la política hay emoción, que en la política hay ganas de servir y transformar.

Desde entonces he recorrido muchas veces Veracruz, lo he recorrido de norte a sur, de este al oeste, las más de las veces lo he recorrido con Pepe Yunes, y me consta como Pepe ha visto a los ojos, ha saludad de mano a millones de veracruzanos.

Y con cada saludo su única intención es ver qué ocupan, qué necesitan y cómo Pepe Yunes les puede ser útil, cómo les puede ayudar a que su vida sea mejor, cómo les puede ayudar a que su región, su colonia, su vivienda sea mejor.

Eso quiere decir la política, y a eso ha dedicado Pepe Yunes la suya, a servir a Veracruz con empeño, con emoción y con efectividad.

Muchas veces ha caminado Pepe por Veracruz pidiendo su confianza y nunca, nunca la ha defraudado.

Hoy sabemos que estamos enfrentando una elección difícil, pero lo sabíamos desde el principio, lo sabíamos desde que buscamos participar.

¿Qué nos tiene aquí enfrente de ustedes? Nos tiene la convicción de que México puede ser mejor, nos tiene la convicción de que para que México sea mejor, la mejor alternativa es la que representamos, en Veracruz, Pepe Yunes, y en el país, yo, para darle rumbo, certeza, confianza y unidad.

Pero en este reto y en esta dificultad queremos pedirles que hagamos equipo, es mucho lo que está en juego para Veracruz y para el país, y quisiera preguntarles si contamos con ustedes.

¿Contamos con los petroleros?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Contamos con su emoción?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Con su capacidad de convencer?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Con su entusiasmo?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Con su energía?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: Si contamos con todo ello, ¡vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: Y, además, en Veracruz se las pusimos fácil.

Yo quiero que levanten la mano todos los Pepes que están aquí.

Yo quiero que levanten la mano todos los que tienen un Pepe en su familia.

Yo quiero que levanten la mano todos los que son amigos de algún Pepe.

Yo quiero que levanten la mano todos los que quieren que el siguiente gobernador se llame Pepe.

Y, ya de pilón, todos los que quieren que el próximo presidente se llame Pepe, también.

Con ese apoyo y con ese entusiasmo, ¡vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: ¡Que viva Poza Rica!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que viva Poza Rica!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que vivan los petroleros!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que vivan los petroleros!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que viva Veracruz!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que viva Veracruz!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: Y, ¡que viva México!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Que viva México!

Voces a coro: ¡Viva!

José Antonio Meade: ¡Vamos a ganar!