Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante su encuentro con mujeres trabajadoras de Querétaro

Estamos muy contentos de estar en Santa Rosa, estamos muy contentos de estar en Querétaro y estamos muy felices de estar con todas y con todos ustedes. Muy buenos días.

¡Vamos a ganar el primero de julio!

Hoy estoy muy agradecido de la oportunidad de venir aquí a Santa Rosa a sentir buena vibra, a sentir la buena vibra que sintió otro Pepe hace nueve años.

Aquí está fácil, somos puro Pepe.

Aquí empezaron Pepe y Sandra hace nueve años, y ese recorrido ha salido bien. Y hoy nos permite a los dos Pepes, a Juana y a Sandra, hacer equipo con Querétaro.

Y quiero que me ayuden a darles las gracias a tres personas más, quiero que me ayuden a darle las gracias a Carlos Lozano, aceptó ser delegado aquí en Querétaro y nos va a ayudar a ganar.

Quiero que me ayuden a darle las gracias a Hugo Cabrera, está coordinando mi campaña y estoy con él muy agradecido.

Y estoy muy agradecido con una gran mujer, con Carolina Viggiano, que está coordinando regionalmente la campaña y está haciendo un trabajo extraordinario.

Y, además, aquí estamos acompañados por los que van a llevar la voz de Querétaro al Senado.

Están los candidatos al Senado, a diputados federales, a diputados locales, a las presidencias municipales y, juntos, vamos el primero de julio, ¡vamos a ganar!

Les digo que aquí hay puro José, entre Pepes y Juan Josés.

Juan José, muchas gracias.

Una campaña es oportunidad de hablar, es oportunidad de proponer, pero también es oportunidad de escuchar.

Y eso es lo que queremos hacer en la campaña, y eso también es lo que queremos hacer en el gobierno.

Queremos encabezar un gobierno cercano, queremos encabezar un gobierno que esté cerca de la gente y que les pregunten: ¿qué ocupan? ¿Cómo ayudamos? ¿Qué necesitan? ¿Cuál de los instrumentos que tiene el gobierno les ayuda a salir adelante?

Por eso estamos levantando esta encuesta, esta encuesta en donde vienen los programas del gobierno, los instrumentos para saber exactamente qué necesitan, y en este espacio, en este esfuerzo quisiéramos así empezar.

Quisiéramos empezar escuchando las historias de cuatro mujeres, de cuatro mujeres que todos los días le echan ganas y que quieren platicar con nosotros, justo para decirnos, justo para que las oigamos y que podamos comprometernos a que les vamos ayudar a ellas y a través de ellas a todas a salir adelante.

Yo les pregunto aquí, ¿quiénes le echan diario todos los días? ¿Quiénes hacen esfuerzos todos los días por sacar adelante a su familia? Y, ¿quiénes, junto conmigo, van a hacer ese esfuerzo? ¿Ustedes meras y yo mero para ganar en julio?

Si les parece, empezamos primero por escuchar.

Señora: Muy buenos días, es para mí un orgullo estar aquí representando a mi empresa Hi-Lex.

Agradezco al Doctor José Antonio Meade la oportunidad de escucharme, a su esposa, la señora Juana Cuevas, sea bienvenida a Querétaro.

Miren, mi nombre es Soledad Bonilla Oviedo, soy trabajadora de la empresa Hi-Lex Mexicana, tengo ahí trabajando 18 años. Dentro de mi actividad, asumo también la responsabilidad de ser líder sindical, mi central obrera es la CTM de Querétaro, represento 1,500 trabajadores y, de entre de ellos, 950 son mujeres trabajadoras.

Orgullosamente digo “mujeres trabajadoras” porque somos las más comprometidas, somos las que siempre estamos dando el 100 por ciento. Y dentro de esta actividad, la primordial es que somos madres y jefas de familia.

Nosotras en la empresa termina nuestra jornada laboral, y llegamos a casa e inicia la otra actividad, la de ser mamá, las tareas, los quehaceres, los hijos, y concluimos nuestro día con 16 horas de jornada, en general.

En mi caso, en la representación, ¡vamos a ganar!

¡Claro, claro que va a cambiar!

En la representación que yo tengo, con mis compañeras tenemos una problemática, ¿qué pasa cuando una de ellas no tiene un espacio para que sus hijos sean atendidos en lo que ellas trabajan? Ocasionalmente los puede cuidar algún familiar, pero cuando ya definitivamente no hay esta posibilidad, tienen que renunciar de la empresa, y obviamente ahí se frena el desarrollo de la mujer y la estabilidad económica. ¿Por qué? Porque somos pilar fundamental en la familia.

Un ejemplo muy claro es: las mujeres no hacemos San Lunes, ¿verdad?, las mujeres no faltamos al trabajo precisamente por ese compromiso, sabemos lo que representa un día de salario en el bolsillo de nosotras y de nuestra familia.

Es por eso que, de igual manera, las trabajadoras que tienen hijos ya sea en preescolar o jardín de niños, los horarios no nos ayudan tampoco. ¿Por qué? Al estar en una empresa tenemos que cumplir una jornada de trabajo, y equivale, precisamente a que el jardín de niños no es accesible a los horarios que nosotros tenemos. Y pues, de igual manera, terminan renunciando porque se frena esa posibilidad.

Este problema no es sólo de Hi-Lex, yo creo que es de todas las industrias y es a nivel nacional.

El compromiso o la petición que yo le quiero hacer, candidato, es que nos ayude a que abran más guarderías y que, junto con las empresas, hagamos eso posible, al igual que tengamos jardín de niños de tiempo completo. Esto de verdad les daría un gran impulso a todas las mujeres trabajadoras.

Le agradezco la oportunidad y ¡arriba Pepe Meade!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

Gracias.

Señora: Buenas tardes candidato, mucho gusto. Mi nombre es Carolina Carvajal también soy una mujer queretana, tengo 35 años y, bueno, comparto varias de las inquietudes que nos acaba de comentar nuestra compañera de Hi-Lex, pero desde otro punto, donde yo creo también nos encontramos muchas mujeres jóvenes trabajadoras.

Yo tuve la oportunidad de estudiar la carrera de comercio internacional y, bueno, estuve trabajando en el sector privado, en el área de consultoría y hace 6 años pude emprender, abrir un despacho con dos de mis amigos y socios para seguir dando este servicio que, pues es lo que a mí me gusta mucho, asesoría fiscal. Y me ha permitido desarrollarme en el ámbito laboral durante más de 10 años ya.

Y actualmente estoy embarazada, es mi primer bebé, tengo 7 meses de embarazo. Gracias.

Estoy felizmente casada, hace 1 año que estoy con mi esposo y, bueno, ahorita estamos muy ilusionados, obviamente por lo que viene, nos viene la tarea más grande que es ser papás.

Muchos de nuestra generación hemos pospuesto, no necesariamente por elección, sino por cómo se da la vida, el dar este paso, pero pues nos llegó la hora, yo ya quiero ser mamá.

Entonces, pues ya viene Tadeo en camino y una de las preocupaciones que he platicado con mi esposo, él también es emprendedor, él también tiene su propio despacho de asesoría fiscal, compartimos por ahí esa área.

Pero pues ambos, al ser dueños de negocios, no queremos truncar ese sueño que logramos ya emprender.

Y pues compartimos la responsabilidad de que, ahora que nazca Tadeo, lo tenemos que cuidar y, obviamente, pues ¿cómo le vamos a hacer?

Nosotros sabemos que hay muchas opciones, pero pues nos gustaría también contar con la seguridad y con espacios donde pudiéramos llevar a Tadeo, saber que va a estar bien cuidado, saber que va a estar atendido por gente capacitada. Y eso nos permite, tanto a mi esposo como a mí, seguir trabajando y no descuidar, obviamente, la labor más importante, que es la de ser papás primerizos.

Entonces, también se da el temor de “¿Lo dejo o no lo dejo”, buscar la mejor opción, hay guarderías públicas muy buenas.

Yo tengo amigas que son madres y pues son las que me dan sus comentarios, pero desafortunadamente me topo con comentarios como: “Ésta es muy buena, pero está bien difícil entrar, hay lista de espera, sólo que tengas una palanca” o “Hay tal guardería, pero esta carísima, es más casi como si fuera la universidad”.

Y, obviamente, pues tampoco se trata de desfalcar ahí todo el dinero ¿no? Entonces que hubiera oportunidades para nosotros. Gracias.

La intención y, obviamente compartiendo lo que nos vas a platicar, es eso: que haya espacios donde yo pueda recurrir y mi marido y yo estemos tranquilos de dejar al niño, de poder seguir con nuestras actividades y, a la vez, con la tranquilidad de que él está bien ¿no? De que está cuidado y pues de que no va a pasar nada. Y eso nos permita a todos cumplir ese sueño.

Señora: Buenos días a todos. Mi nombre es Marina Mendoza Trejo, tengo 44 años y mi profesión es enfermera.

Yo, como muchas de ustedes, soy madre y soy una mujer trabajadora. Yo tuve la fortuna por mi profesión de poder trabajar en un espacio de guardería que me permitía llevar a mis hijos conmigo, estar en las áreas correspondientes y, al retirarme, llevarme a mis hijos también.

Tuve la fortuna de poder ser creativa y de poder tener esta fortuna de llevarlos y traerlos, pero existen muchísimas madres trabajadoras que no corren con esta fortuna y eso dificulta mucho la situación trabajadora para ellas.

Quiero compartirle, señor candidato, que también tuve la fortuna de trabajar en el Instituto Queretano de la Mujer, en el refugio para mujeres víctimas de violencia.

Se lo menciono porque ambos trabajos marcaron de manera importante mi vida, en este refugio trabajamos un equipo multidisciplinario, a favor de estas mujeres violentadas, bajo el mando de la Licenciada Karen Santillán.

Ella nos guio para poder sacar adelante a estas mujeres.

¡Muy bien Karen!

Lo importante de mencionarle esto es que hacemos un trabajo importante con las señoras: las estabilizábamos, las empoderáramos y, finalmente, como un premio-resultado tratábamos que estas mujeres se independizaran.

Muchas de ellas se enfrentaban a este problema, al tratar de independizarse su agresor o de las situaciones de violencia, ellas tenían que trabajar y no contaban con el apoyo de las guarderías. Esta situación las orillaba, en muchas de las ocasiones, a volver con sus agresores.

Mi petición, como queretana y como voz representante de muchas mujeres queretanas, es la importancia de las guarderías en Querétaro. Guarderías que tengan espacio, material adecuado, que tengan personal calificado, que tengan alimentación y actividades bien planeadas que les permitan a los niños crecer en un entorno sano, con un crecimiento y desarrollo adecuado.

Yo tengo conmigo un compromiso que haré válido el día que usted sea presidente.

Muchas gracias.

Señora: Buenos días, Licenciado Meade. Mire, yo tengo, soy mamá de cuatro hijos, tengo 22 años viviendo con mi marido, los cuales vivo violencia intrafamiliar, y usted dirá: “¿Por qué no se separa de él? Como muchas personas se separan, hacen su vida y son independientes”.

Yo no, porque al final de cuentas soy una mamá que todavía me preocupo por qué pueden ser los niños con las mamás, en pareja y todo, aunque luego pienso equivocadamente.

Pero le voy a decir una cosa, a mí me ha resultado. Tengo un hijo de 20 años que actualmente está estudiando la universidad, otro de 19 años que está en la prepa, tengo uno de 7 años que está en la primaria y uno en kinder.

Pero ahorita, yo conocí aquí en PRI muchas personas que me han empoderado, me han enseñado a trabajar. Yo vendo paletas, ropa, voy a hacer limpieza y de todo le hago para sacar adelante a mis hijos.

Pero, gracias al PRI, ¿le digo por qué al PRI?, porque llegó una persona a mi casa y me dijo: “Tú puedes, no eres víctima de esta persona, tú puedes y puedes salir adelante”. Y en ese tiempo yo me sentía con mucha tristeza, mucho miedo.

Es mi jefa actual ahorita, que estamos en una asociación, Carmen Hernández, gracias a ella y a la candidata Abigail Arredondo, que ella me dio la oportunidad de trabajar en su campaña.

No me van desmentir los que me conozcan que yo con un bebé en brazos y con chal andaba tocando puertas y haciendo la propaganda para la campaña.

Ahorita, yo quiero dejar a mi marido pero no lo dejo porque no me alcanza para poder pagar inscripciones de todos mis hijos, que son muchos. Entonces, quisiera que usted nos pueda ayudar a poner escuelas y kinders de tiempo completo porque yo, ahorita, me hubiera zafado de mi marido, y pudiéramos ahorita, estar con todo.

Yo confió en usted, en su señora y, ¡vamos a ganar! Gracias.

José Antonio Meade: Hoy escuchamos el testimonio de cuatro mujeres valientes. Démosles un fuerte aplauso porque estamos reconociendo, a través de ellas, el esfuerzo que hacen todas ustedes.

Yo les quisiera preguntar, ¿quién ya llenó la encuesta?

A ver, ¿dónde está?

Aquí está bien definida la agenda, una agenda que tiene muchos temas importantes.

Se hablaba de seguridad, ese es un tema muy importante. Lo primero que tenemos que hacer desde el gobierno es cuidar la seguridad, que las mujeres sepan que pueden salir a la calle, al transporte público y que nadie les va a faltar al respeto.

En mi gobierno, no habrá ninguna tolerancia con el que le falte al respeto a una mujer.

Este ejercicio que hicimos ahorita, lo que nos enseña es que cada uno de nosotros es diferente, que cada uno de nosotros necesita un apoyo distinto, que cada uno de nosotros necesita de un gobierno que conozca en dónde estamos parados y qué queremos para salir adelante.

Ese es el gobierno, que con el apoyo de ustedes, yo voy a encabezar.

¿Dónde está nuestra mejor apuesta? Nuestra mejor apuesta en México está del lado de las mujeres, del lado de las mujeres que tienen palabra, y que su palabra y su proyecto debieran ser suficientes para crear un crédito, del lado de las mujeres que quieren trabajar y que necesitan una estancia y una guardería, pero no cualquier estancia y no cualquier guardería.

En mi gobierno vamos a poner en marcha la primer Red Nacional de Guarderías de tiempo completo y con alimentación.

Serán guarderías en donde, desde un principio, tengamos desarrollo infantil temprano porque sabemos que si le apostamos a la niñez, nos va a ir bien.

Ese desarrollo infantil va a aumentar las probabilidades de que terminen la preparatoria, de que nos vaya bien en la universidad y que tengamos una vida con mejores oportunidades, guarderías que tengan alimentación sana, variada y suficiente, y guarderías que tengan horarios nocturnos para las mujeres que así lo necesiten.

En Querétaro, con el apoyo de ustedes, las clínicas y los hospitales van a estar equipados al 100 por ciento, nadie irá a una clínica o a un hospital que no tenga el 100 por ciento de las medicinas que se requieran.

El legado de nuestro gobierno en Querétaro va a ser que todas las primarias y todas las preescolares sean de tiempo completo y con alimentación, que las mujeres tengan a la mano la estancia y la guardería, que las mujeres tengan a la mano la seguridad y el crédito.

Y, con el apoyo de las mujeres, que a Querétaro y a México les vaya bien.

Quiero terminar este evento con un agradecimiento especial. Juana y yo queremos mucho a Querétaro, en Querétaro todos los días llegan 50 familias; 50 familias que vienen aquí a encontrar un mejor destino; 50 familias que saben que Querétaro las recibe con los brazos abiertos.

Ese fue el caso de la familia de Juana y de la familia mía, hoy están aquí. Les agradecemos a Querétaro y a ellos por acompañarnos.

Tengan toda la seguridad, México va a avanzar unidos, México va a avanzar con todas y con todos ustedes, con cada uno de ustedes. Y para eso, lo único que necesitamos es que ustedes meras nos den el apoyo a nosotros meros, que estamos contendiendo para representarlos.

Váyanse seguros de que, con su trabajo, yo mero voy a ser el próximo presidente de la República.

Muchas gracias a Santa Rosa, nos vamos a poner a mano con esta comunidad, que ha estado olvidada por mucho tiempo, van a sentir el afecto de mi gobierno y les vamos a cumplir.