Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante su encuentro con mujeres trabajadoras de Coahuila

José Antonio Meade: ¡Buenas tardes!

Voces a coro: ¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

José Antonio Meade: ¡Muchas gracias!

Muchas gracias y, como se dice aquí en Coahuila, ¡ánimo!

¿Cómo se dice?

¡Ánimo!

¿Estamos listos?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Estamos listos?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¡Vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: Quiero empezar disculpándome. Nos paramos temprano con la ilusión de llegar directo a Saltillo y nos mandaron por el camino largo. Y el camino largo resultó de verdad largo.

Queremos agradecerles que aquí estén. Estamos ilusionados de este encuentro y apenados de haber llegado tarde, pero bien acompañado por Juana, mi esposa.

Voces a coro: ¡Juana!

¡Juana!

¡Juana primera dama!

¡Juana primera dama!

José Antonio Meade: ¿Cómo no vamos a ganar si estamos así de bien acompañados y de bien apoyados?

¡Muchas gracias, Juana!

Hoy venimos aquí a hablar de mujeres.

Voces a coro: ¡Pepe, amigo, las líderes contigo!

¡Pepe, amigo, las líderes contigo!

José Antonio Meade: ¡Bien por esas líderes!

Voces a coro: ¡Pepe amigo, las líderes contigo! ¡Pepe amigo, las líderes contigo!

José Antonio Meade: ¿Dónde están las líderes?

Aquí todas las mujeres son líderes.

Voces a coro: ¡Mujeres con Meade! ¡Mujeres con Meade!

José Antonio Meade: Hoy quiero empezar invitándolas a que se sumen a un esfuerzo que está haciendo Juana. Una plataforma que se llama Muy Mexicanas, para que podamos compartir historias de vida, ideas, retos, problemas lo que quiere decir hoy ser Muy Mexicana de la mano de esa plataforma que hoy está echando a andar Juana, y que aquí en Coahuila las invita a participar.

Voces a coro: ¡Mujeres con Meade!

¡Mujeres con Meade!

¡Mujeres con Meade!

José Antonio Meade: Queremos hacer una agenda con las mujeres porque sabemos que a México le va bien, si a sus familias les va bien.

Voces a coro: ¡Pepe amigo, Madero está contigo!

¡Pepe amigo, Madero está contigo!

José Antonio Meade: Gracias Madero.

Y a las familias les va bien, cuando a las mujeres les va bien.

Cada vez que una mujer emprende, cada vez que una mujer le echa ganas, esa familia se fortalece. Y se fortalece mucho más que cuando es el hombre el que le echa ganas, porque cuando la mujer gana, gana la familia en educación, gana la familia en salud, gana la familia en vivienda y gana la familia en seguridad.

Las mujeres tienen palabra, y su palabra y su proyecto debieran ser suficiente para un crédito a la palabra.

Y si las mujeres emprenden, el país va a crecer más y nos va a ir mejor. Por eso, el primer punto en nuestra agenda y el eje central de nuestro gobierno van a ser las mujeres.

Hoy en la campaña y en el gobierno queremos escuchar, no es momento en la campaña solamente de venir a hablar, las propuestas tienen que reflejar lo que a ustedes les preocupa, lo que a ustedes les interesa, tienen que reflejar el apoyo que de nosotros esperan.

¿Qué podemos hacer para avanzar con cada uno de ustedes? ¿Qué podemos hacer para avanzar con ustedes allá? ¿Qué podemos hacer con las mujeres que están listas para avanzar educando a nuestros hijos con una vocación de vida?

Y justamente en ese esfuerzo de avanzar.

Voces a coro: ¡Pepe Presidente!

¡Pepe Presidente!

¡Pepe Presidente!

José Antonio Meade: Queremos escuchar, y ahora queremos escuchar a Elvira. Elvira nos va a platicar sus experiencias, sus anhelos, sus sueños y cómo podemos, después de escuchar, resolver y atender.

Escuchemos con mucha atención a Elvira. Muy agradecidos de tu testimonio.

Elvira Macoy: Muy buenos días, mi nombre es Elvira y soy del hermoso Pueblo Mágico de Viesca.

José Antonio Meade: ¡Viesca!

Elvira Macoy: ¡Viesca! ¡Viesca presente, aquí!

Hoy me siento muy contenta de estar tan cercana a nuestro próximo presidente de la República, mi amigo Pepe Meade. Hoy vengo a compartir con todos ustedes mi historia de vida.

Mi padre fue un hombre discapacitado que, durante su etapa de juventud, tuvo un accidente y le amputaron una mano y perdió un ojo; aún con su discapacidad logró salir adelante.

Mi madre es una mujer que no sabe leer ni escribir, pero que también es una mujer de trabajo, tiene más de 50 años dedicada a la venta de la comida, tiene ahorita 75 años de edad y quiero decirle, con mucho orgullo, que sigue activa, que está trabajando, que es una mujer mayor de edad, pero que trabaja, que es productiva.

¡Mujeres!

¡Mujeres!

¡Mujeres!

Bueno, quiero también decirles que, gracias al esfuerzo de mi padre, yo heredé un hotel, es una casa muy antigua en Viesca, Coahuila, y que tiene más de 200 años, es una casa que fue construida cuando se fundó mi pueblo.

Gracias a ello, a raíz de la denominación que tuvimos de Pueblo Mágico, pues yo decidí tratar de construir esa casa. Por eso estoy aquí, frente a usted, para pedirle que nos apoye con créditos a la palabra, porque las mujeres somos de trabajo.

Voces a Coro: ¡Mujeres con Meade!

¡Mujeres con Meade!

¡Mujeres con Meade!

Elvira Macoy: Bueno, también quiero decirle que tenemos palabra, que sabemos pagar y de que estoy segura de que, siendo usted, porque lo será, el próximo presidente, somos su prioridad, vamos a ser su prioridad dentro de su gobierno.

Voces a Coro: ¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

Elvira Macoy: Bueno, también en este camino que he recorrido para poder tener mi negocio, quiero decirle que me acerqué al INAES, son muchos trámites y en verdad que es mucho papeleo para nosotros.

A lo mejor por mi edad no soy sujeta a un tipo de crédito, a algún apoyo por parte del gobierno, pero tengo mucho ánimo y tengo pasión por hacer lo que quiero, para salir adelante como mujer y vivir mejor.

Quiero y le pido que nos apoye con créditos a la palabra.

Voces a Coro: ¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

Elvira Macoy: También quiero pedirle que nos apoye con proyectos productivos.

Yo quiero, a mucho orgullo, decirle que formo parte de un grupo de hermosas mujeres cocineras tradicionales de Viesca, que aquí están mis compañeras, aquí se encuentran, presidente.

José Antonio Meade: ¿Dónde está las cocineras tradicionales de Viesca?

Elvira Macoy: Bueno, aquí están. Quiero decirle que somos un grupo de mujeres trabajadoras, luchonas y que nos hemos dado a la tarea de mostrar la riqueza gastronómica de Viesca.

Queremos que nos apoye con proyectos productivos, porque estamos trabajando, estamos demostrando que somos capaces de salir adelante, que tenemos la fuerza, la intensión y la pasión para sacar adelante a nuestras familias, nuestro municipio, Coahuila y México.

José Antonio Meade: ¡Listo!

Voces a coro: ¡Mi voto es por Meade!

¡Mi voto es por Meade!

¡Mi voto es por Meade!

Elvira Macoy: Bueno, de nueva cuenta, aquí, frente a frente, con usted, le vuelvo a pedir, créditos a la palabra para las mujeres, proyectos productivos para las mujeres emprendedoras, para las que tenemos ganas de trabajar y de salir adelante.

Quiero hacer también un compromiso con usted. De que una vez que le sea colocada la banda presidencial, lo invito a visitar Viesca, mi querido Pueblo Mágico, para que nos visite y nos conozca en el pueblo.

También quiero decirle que lo voy a invitar para que se hospede.

Voces a coro: ¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

Elvira Macoy: ¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

¡Pepe, amigo, Coahuila está contigo!

Quiero entregarle una cortesía. Por ahí, ¿quién trae la cortesía que me van a entregar? Es un compromiso que estoy haciendo como mujer con nuestro próximo presidente.

Dice lo siguiente: “Hotel La Noria se complace en invitar al presidente de la República, José Antonio Meade, y a su distinguida esposa, señora Juana Cuevas, a visitar el Pueblo Mágico de Viesca, en el estado de Coahuila, y hospedarse en nuestras instalaciones”.

José Antonio Meade: Oye, Elvira, y como dicen por ahí: “Y de ir, ¿quiénes iríamos?”

¿Quién dice, yo mero?

Voces a coro: Yo mero.

José Antonio Meade: ¿Quién dice, yo mero?

Voces a coro: Yo mero.

José Antonio Meade: ¡A visitar a Elvira!

Yo les pregunto: ¿Estamos listos para escuchar a Pati?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: Pati, por favor.

Patricia: Buenos días, Licenciado Meade.

Yo vengo en representación de las mujeres independientes, las mujeres emprendedoras.

Tengo a mi cargo tres hijos, tengo 47 años y quedé sola para sacarlos adelante, mi negocio empezó en mi casa, era muy pequeño. Las necesidades me hicieron tomar mi negocio como parte fundamental para mantener a mi familia.

Estoy sacando a mis hijos adelante con esa pequeña micro empresa, pero la necesidad me hace pedir más, querer más, para darles una mejor calidad de vida a mis hijos. En lo personal a mí también.

Me entero de un programa de gobierno, voy toco puertas, me dan el beneficio, bendito Dios mi negocio crece, crece tanto que ya me veo en la necesidad de adquirir más maquinaria.

Desgraciadamente, voy a los bancos, voy a casas de préstamos, me piden demasiada papelería, demasiado burocratismo, y no puedo.

Echo mano de lo que tengo para poder hacer crecer mi negocio y, desgraciadamente, tengo que tomar mi maquinaria y dejarla en préstamo para poder adquirir lo que necesito.

Desgraciadamente, ahorita estoy como al principio, no tengo nada. ¿Por qué? Porque el gobierno no me quiere o no podemos adquirir nuevos créditos. Tú, gobierno, ¿qué vas a hacer para creer en la palabra de las mujeres?

Voces a coro: ¡Crédito para todas!

¡Crédito para todas!

¡Crédito para todas!

José Antonio Meade: Vamos ahora a escuchar con mucha atención a Marisela.

Su porra.

Marisela Cárdenas: Traje a la porra, naturalmente. Gracias.

Licenciado José Antonio Meade, quiero decirle, primero, que me da muchísimo gusto saludarlo. He escuchado entrevistas, he escuchado el debate, y a mí no me queda la menor duda de que usted será el próximo presidente de México

Voces a coro: ¡Pepe presidente

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

Marisela Cárdenas: Yo soy Marisela Cárdenas, tengo 37 años, actualmente soy coordinadora de un Sindicato Nacional de la Metal Mecánica, represento, entre la región sureste del estado de Coahuila y el norte, representamos aproximadamente a 13 mil mujeres.

Dentro del ámbito sindical tengo 16 años, orgullosamente le digo que fui obrera y que conozco, gracias a mi trabajo y a mi primer empleo como operadora en una planta, conozco las necesidades de la gente en los centros de trabajo. Específicamente de las mujeres.

¿Cuántas de aquí tenemos hijos? Todas.

¿Cuántas de aquí batallamos para que nos cuiden al huerco para irnos a trabajar? Muchas.

Y esa precisamente es una de las necesidades primordiales de las mujeres. Mucho se ha dicho y poco se ha hecho.

Nos han prometido guarderías de tiempo completo, y esas guarderías yo no sé dónde están, yo no he visto ninguna.

Nuestra gente necesita guarderías que se empaten con sus horarios de trabajo, nuestras mujeres necesitan sentir la confianza de dejar a sus hijos en buenas manos para contribuir con la productividad del país.

Y ese es uno de los compromisos que yo quisiera que el próximo presidente de la República, hiciera con las mujeres de Coahuila y de México.

Voces a coro: ¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

Marisela Cárdenas: ¡Claro que se puede! Se puede.

Se va a poder el primero de julio, las mujeres de Coahuila y de México vamos a decidir y vamos a votar por Pepe Meade.

Espérenme, que todavía no termino con la lista de peticiones, todavía hay más, todavía hay más.

Porque las mujeres tenemos múltiples necesidades, porque las mujeres todavía sufrimos desigualdad salarial, porque las mujeres necesitamos tener condiciones iguales a los hombres.

Estoy harta de ver en los centros de trabajo que se nos evalúe el contorno, que si “está casada”, que si “está soltera”, que si “tiene hijos pequeños”, que si “tiene estudios”, que si “tiene buen ver”. ¿Sí?

Voces a coro: ¡Pepe!

¡Pepe!

¡Pepe!

Marisela Cárdenas: Necesitamos que nos valoren nuestra capacidad, nuestro compromiso, nuestra lealtad, nuestro trabajo, y eso solamente lo vamos a lograr con una persona, esa persona es Pepe Meade.

Muchísimas gracias.

Voces a coro: ¡Ya ganamos!

¡Ya ganamos!

¡Ya ganamos!

José Antonio Meade: De eso se tratan las campañas y de eso se trata el gobierno, de escuchar para atender, de platicar para resolver, y eso es lo que queremos hacer con Avanzar Contigo.

Queremos visitarlos a todas y a todos en sus casas, preguntarles qué ocupan para poderles ayudarles mejor, para que el gobierno y su política se defina no de la oficina a la familia, sino de la familia a la oficina, y que así, juntos, avanzamos con cada uno de ustedes.

Esa es la idea de Avanzar Contigo.

Los vamos a estar visitando y vamos a platicar con cada uno, para que desde el primer día de gobierno, ¡podamos resolver y caminar de la mano!

Cinco temas queremos trabajar en nuestra agenda de mujeres.

El primer tema: mayor ingreso y seguridad social a las mujeres, para aumentar el bienestar de su familia; trabajo igual, salario igual; emparejar las prestaciones para 3 millones de mujeres con IMSS para el trabajo doméstico; y programas de apoyo en las escuelas; guarderías, escuelas y estancias de tiempo completo, con alimentación y jornadas vespertinas.

Hoy, en México, hay más mujeres que cuidan a un adulto mayor que a un menor de edad. Así como necesitamos guarderías y estancias, también ocupamos casas de día, para atender al adulto mayor y aligerar la carga de la mujer.

Vamos a trabajar para darles un acceso emprendedor a las mujeres, y eso quiere decir crédito a la palabra y triplicar el presupuesto para apoyar a emprendedores con procesos y reglas sencillas y transparentes.

Y vamos a trabajar para que la educación esté presente permanentemente. Escuelas de tiempo completo, pero becas de capacitación continua, para que los que después de haber terminado la edad de la preparatoria y quieran regresar, cuenten con apoyo, cuenten con beca y desarrollen el conocimiento para ser exitosos en el medio laboral.

Y el quinto tema en la agenda: seguridad personal y familiar, ante todo para poder vivir con tranquilidad. Formación para la igualdad y para evitar la discriminación.

En Coahuila y en todo México, no vamos a tolerar al que le falte el respeto a una mujer.

Van a poder caminar seguras y usar el transporte público.

Vamos juntos a ganar esta elección.

¡Ánimo!

¡Que se oiga fuerte!

¿Aquí en Coahuila estamos con? ¡Ánimo!

¿Cómo estamos?

Voces a coro: ¡Ánimo!

José Antonio Meade: ¿Qué tenemos?

Voces a coro: ¡Ánimo!

José Antonio Meade: ¿Qué tenemos?

Voces a coro: ¡Ánimo!

José Antonio Meade: ¿Ánimo de qué?

Voces a coro: ¡De ganar!

José Antonio Meade: ¡Vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: ¡Que vivan las mujeres de Coahuila!

¡Que viva Coahuila!

Y, ¡que viva México!

¡Que viva México!

Y, ¡que viva México!

¡Vamos a ganar!