Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante su encuentro con la ciudadanía de Morelos

José Antonio Meade: Muy buenas tardes, muy buenas tardes a todas, muy buenas tardes a todos y muchas gracias por estar aquí con nosotros, por venirnos a escuchar, por venir aquí a escuchar a los Meade.

Aquí en Morelos lo hicimos fácil, puro Meade, puro J. Meade: José y Jorge.

Siempre aclaro, y siempre es pertinente, Jorge y yo somos tocayos, ya no somos parientes, y nos tenemos respeto, hemos trabajado juntos, caminamos juntos por Morelos, yo como secretario de Desarrollo Social, él como delegado. Y ahora me da mucho gusto hacer equipo con él para recuperar Morelos.

¿Queremos recuperar Morelos?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Queremos recuperar Morelos?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Con quién lo vamos a recuperar?

Voces a coro: ¡Con Meade!

José Antonio Meade: Eso estuvo a todo dar.

Hoy venimos, no solamente a hablar, también a escuchar. Parte del ejercicio de la campaña es hacer propuestas, y las propuestas las podemos hacer si enriquecemos nuestra visión escuchando.

Hoy le hemos pedido a dos gentes que nos compartan su vivencia sobre un tema muy importante para el país y para Morelos, el tema de la seguridad.

Pero antes de escucharlos, quisiera decirles que hoy nos da mucho gusto estar aquí, no solamente por la oportunidad de hablarnos, sino para festejar y desearle feliz cumpleaños a la senadora Lisbeth Hernández. No los invito a cantar Las Mañanitas porque eso a mí sí no me sale y terminaría muy pronto el evento.

Pero, invito a quienes nos van a hacer favor de transmitirnos su experiencia a que pasen con nosotros.

Señora: Buenas tardes a todos. Candidato, yo soy Giovanna Ávalos, tengo 36 años y yo crecí aquí en Cuernavaca, cuando Cuernavaca era una ciudad muy tranquila, vivíamos entre flores y albercas, y no entre noticias de secuestros, de asaltos, de cristalazos, de que se metieron a la casa.

Yo ahora estoy casada, tengo dos hijas, una de 13 años y una de 11 años que, además, son gimnastas de alto rendimiento, esto significa que todos los días salimos a las 8 de la noche de su entrenamiento.

Y yo, todos los días, tengo muchísimo miedo de que, en el menor de los casos, no me roben el coche y, en el peor de los casos, no me roben a una niña, porque honestamente es una realidad que vemos todos los días.

Por eso, yo considero que tú eres el mero, mero. Y, más allá de pedirte, ofrecerte una solución, quiero preguntarte, ¿cuál es la solución que tú tendrías para los problemas que tenemos aquí? Porque ya no queremos vivir con miedo.

Joven: Bueno, primero, Doctor, darte la bienvenida a ésta, tu casa, el estado de Morelos.

Yo soy Saúl Díaz, un joven estudiante, originario del pueblo indígena de Coajomulco, municipio de Huitzilac, soy un joven hijo de una madre jefa de familia que, con base en su trabajo, ha sacado adelante a mi hermano, que hoy cursa el segundo grado de secundaria, y a un servidor, que ha logrado tomar el papel de ser el primer integrante de la familia en concluir una licenciatura y próximo a incorporarse a la Maestría en Administración.

A esto hago alusión porque, como estudiante, durante toda mi formación hasta el día de hoy he ocupado el transporte público, transporte público que, al igual que muchos jóvenes de Morelos, del sur, del oriente y del norte del estado, lo hacen. Y nos vemos expuestos a muchos indicios de inseguridad que vienen principalmente por asaltos, pero también por los transportistas que no nos ofrecen unas unidades de calidad.

Hoy yo te pido, candidato, que nos brindes esa certeza de que podemos llegar a nuestros centros de estudio con tranquilidad, de que no nos va a pasar nada, de que podemos llegar cómodamente. Pero también decirte, candidato, también los jóvenes queremos recreación, hay centros recreativos inseguros y no están iluminados, hay centros recreativos que les falta que sean de calidad.

Y yo sé que tu gobierno lo va a hacer, y lo va a hacer bien, porque yo confío en un candidato de experiencia, yo confío que tú eres el mero mero para gobernar nuestro país, porque tú eres la persona de la excelencia y, junto con Jorge Meade, haremos que el estado cambie y que el estado crezca.

Candidato, muchas gracias.

José Antonio Meade: Todos quienes aquí estamos nos acordamos de ese estado de Morelos, todos quienes aquí estamos nos acordamos de esa ciudad de Cuernavaca, la que podíamos salir a caminar, la que podíamos disfrutar en los veranos, la que podíamos disfrutar todos los días, la que podíamos disfrutar en las semanas santas.

Yo crecí en esas semanas santas y en esos veranos en Morelos. Mis abuelos tenían aquí una casa y la rutina diaria era ir a comprar el pan dulce a La Paloma, que yo pensaba que había cerrado, pero que Lisbeth Hernández me dice que sigue abierta.

Los Helados Virginia, misa en la catedral. Y ese es el Morelos que queremos recuperar, ese Morelos es donde la gente venía a estudiar idiomas, ese Morelos donde la gente venía a comprar flores, ese Morelos al que la gente venía a disfrutar su campo, una ciudad de la eterna primavera, un estado del que nos sentimos profundamente orgullosos, pero que tenemos que recuperar.

Hoy vemos un Morelos confrontado, hoy vemos un Morelos en donde la divisa de la política ha sido el pleito, en donde sentimos y vemos acoso a las mujeres, en donde vemos acoso al adulto mayor, en donde vemos acoso a los niños, y tenemos que recuperar ese modelo de unidad en Morelos.

Esa visión de un Morelos tranquilo, de un Morelos en donde la política vuelva a significar unión, en donde la política vuelva a significar desarrollo, en donde la política vuelva a significar trabajo en equipo.

Lo que nosotros queremos hacer en Morelos y en el país, es trabajar con cada uno de ustedes para que logremos recuperar la seguridad desde la familia, desde los valores, desde la convivencia, desde el tejido social.

Ese Morelos en donde en cada colonia tengamos un espacio público, en donde en cada colonia tengamos un parque, en donde cada contacto del ciudadano con el gobierno implique la posibilidad de recordar por qué nos valoramos, de recordar por qué estamos cerca.

Nosotros queremos hacer desde, aquí desde Morelos, un compromiso con la seguridad, un compromiso que descansa en siete ejes que, a nuestro juicio, permitiría recuperar la paz en Morelos y la paz en el país.

Cualquier esfuerzo de seguridad pasa primero por prevenir, el esfuerzo de prevención es muy importante y no se nos puede olvidar. Si queremos un Morelos seguro, sí habremos de tomar otras medidas, pero la primera y la más importante es la prevención, la recuperación del espacio público que fomente la convivencia ciudadana, en donde encontremos maneras de estar cerca, de cuidarnos entre vecinos, de asegurarnos que la colonia funcione bien, que la calle esté segura.

Un Morelos en donde hagamos de la prevención el primer gran esfuerzo.

Un segundo elemento, igualmente importante, cada vez que vemos un fenómeno de violencia hay armas y hay dinero. Y tenemos que evitar que ambos lleguen a los delincuentes.

En México tenemos una política de drogas, y cuidamos nuestras aduanas, sobre todo, de lo que sale, tenemos que empezarlas a cuidar también de lo que entra, tenemos que evitar que las armas lleguen a manos de los delincuentes, y tenemos que hacer más fácil quitarles el dinero mal habido.

Hoy en México cuesta mucho trabajo, es lo último que hacemos, recuperar el dinero, tenemos por ahí que empezar. Si les quitamos armas y si evitamos que les llegue el dinero, vamos a quitarles mucha de la capacidad que hoy tienen de hacernos daño.

Un tercer elemento y muy importante, del que hablamos poco, tiene que haber igual castigo para el mismo crimen. En México seguimos definiendo los delitos en función de dónde se cometen.

Y eso quiere decir que aunque tengamos muy buenos policías y aunque tengamos buenos ministerios públicos, Morelos no se habla con Guerrero, Morelos y Guerrero no se hablan con Puebla, ninguno de los tres se habla con Michoacán, cada uno define el delito de manera diferente.

Y si lo definimos de manera diferente no podemos combatirlo con eficiencia, y esto que parce de mucho sentido común y que pasa en todas partes del mundo, no hemos logrado hacerlo en el país.

Yo propongo en mi gobierno, en los primeros 180 días, que logremos un código penal único en los delitos que más nos duelen, en los que más lastiman nuestra seguridad.

Tiene que haber una mejor policía, una policía mejor pagada, una policía que no encuentre en esa función un empleo, sino una vocación, la vocación de proteger y de servir.

Pero para que logremos una policía que tenga esa vocación tenemos que ofrecerles un plan de vida, un plan de vida que les permita tener certeza mientras nos están cuidando, un plan de vida que les regrese la dignidad a ser policía, un plan de vida que nos regrese a nosotros el orgullo, cuando alguno de nuestros hijos nos diga que quiere ser policía.

Porque estemos seguros de que esa trayectoria les va a permitir vivienda, les va a permitir estudios, les va a permitir becas, les va a permitir darnos seguridad teniendo la suya propia en una trayectoria que es vocación, la de proteger y la de servir.

Tenemos que poner la tecnología al servicio de la investigación. Uno de los grandes problemas que tenemos en México y que está íntimamente vinculada con la inseguridad, es la impunidad.

En México no somos capaces de judicializar con éxito un homicidio, en México no somos capaces de resolver con éxito una denuncia, en México no somos capaces de poner en manos del ciudadano la posibilidad de hacer una denuncia anónima, de hacerla remota, de darle seguimiento, de saber cada caso a qué altura de la investigación está.

Tenemos que investigar cada delito que se cometa con inteligencia y con eficacia, si queremos acabar con la impunidad.

Y sólo vamos a tener seguridad si en México acabamos con la impunidad, y de eso me encargo yo.

Voces a coro: ¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

¡Sí se puede!

José Antonio Meade: ¡Sin duda se puede!

Y si queremos recuperar Morelos hay que votar por los Meade.

Hoy lo digo a título personal, porque Jorge todavía no empieza su campaña, pero cuando empiece su campaña habremos de decirlo juntos: a Morelos le va a ir muy bien con los Meade.

Fíjense lo que hacemos para economizar con nuestro gasto electoral. Nos pusimos de acuerdo hasta en el apellido para que fuera mucho más sencillo de explicar.

Y nos pusimos de acuerdo en muchos temas adicionales que tenemos que cuidar: uno de ellos, tiene que haber un sistema integral de identificación para que los criminales no tengan dónde esconderse. Somos de los pocos países del mundo que no tiene un número de identidad, somos de los pocos países del mundo que no han logrado traducir la tecnología en identidad.

Cuando uno llega a su casa y toca el timbre, y preguntan quién es, pues uno siempre contesta: “Yo”.

Eso tendríamos que lograr en materia de identificación, que carguemos con nuestra identidad y que la podamos hacer efectiva en todos los trámites, que no tengamos ya autoridades que nos vuelvan a pedir los datos.

Nos piden los datos para sacar el pasaporte, nos piden los datos para pagar impuestos, nos piden los datos para darnos de alta al IMSS. Con una vez que nos pidan los datos bastaría para que pudiéramos llegar frente a cualquier trámite y decir: “Ya llegué, soy yo mero, atiéndame gobierno porque estoy bien identificado”.

Y tenemos, por supuesto, que hacer un trabajo cercano con las víctimas. La seguridad empieza con la prevención y termina reconociendo que las víctimas necesitan reconocimiento, apoyo, cercanía, necesitan reconocer que fallamos y que las acompañemos en su proceso de reconstruir.

Tenemos que ponernos del lado de las víctimas, no podemos ponernos del lado de los criminales.

Si tenemos que escoger del lado de quién estamos, no tengan duda, vamos a estar siempre del lado de las víctimas y vamos a trabajar para que sean menos.

Esta elección, es una elección bien importante, es una elección bien importante para Morelos y es una elección bien importante para el país. Como nunca en el país, van a haber puestos de elección popular que están en juego, se van a jugar en el país más de 18 mil puestos, tenemos elecciones en 30 entidades.

Nunca habíamos visto en México más de 16, se van a renovar nueve gubernaturas en donde viven 40 por ciento del país, se van a renovar los poderes federales y la Presidencia.

Va a ser una elección que va a marcar rumbo y, como nunca antes en el país, el rumbo que planteamos quienes aspiramos, es un rumbo muy diferente y un rumbo que va a impactar el destino, literalmente, del país por los siguientes años y por las siguientes generaciones.

Y, en materia de seguridad, el contraste es especialmente claro, en esta elección vamos a escoger entre justicia y amnistía, vamos a escoger entre quien ataca y calumnia a soldados, pilotos y marinos, y quien ha escogido estar palmo a palmo con nuestras Fuerzas Armadas, vamos a escoger a quién escuchamos. Y ahí la diferencia también es clara, yo escojo escuchar a las víctimas y Andrés Manuel a los delincuentes.

En esta elección hay quien cree en las instituciones de justicia, y quien escoge atacarlas y sacar a los criminales de la cárcel para regresarlos a las calles, eso no vamos a dejar que suceda.

Conmigo vamos, sin ninguna ambigüedad, a decirle no a quien daña a una persona, a decirle no a quien violentó a una comunidad, a decirle no a quien violenta el Estado de Derecho.

Conmigo México y Morelos van a vivir seguros.

Les agradezco mucho que estén aquí conmigo, les agradezco mucho que me estén escuchando, les agradezco mucho que me ayuden a convencer en esta elección fundamental.

¿Cuento con todos ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con ustedes para convencer, para caminar, para salir y convocar?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con ustedes para ganar?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¡Vamos a ganar!

¡Que viva Morelos!

¡Que viva México!

Muchas gracias y muy buenas tardes.