Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante su encuentro con jóvenes

José Antonio Meade: ¡Muy buenas tardes, Hidalgo!

¿Cómo están estos jóvenes que van a transformar Hidalgo y a México?

Voces a coro: ¡Pepe Meade!

¡Pepe Meade!

¡Pepe Meade!

José Antonio Meade: Muchas gracias.

Muchas gracias.

A México le va a ir bien, a Hidalgo le va a ir bien porque hoy tenemos una nueva generación de jóvenes que han tenido oportunidades, que las han aprovechado y que hoy están aquí para decir: “Yo mero me hago cargo de mi futuro, de mi familia, de mi estado y de mi país”.

Déjenme contarles una historia, una historia de por qué México va a ser potencia: 1960, en esa edad nacieron nuestros abuelos, en esa edad empezaron a trabajar nuestros padres, en esa edad se empezó a construir un México diferente. Hoy aquí hay, más o menos, 4 mil jóvenes, 4 mil jóvenes que cada uno va a ser potencia.

En 1960, ¿saben cuántos jóvenes tuvieron la oportunidad en México de una educación superior? Si esto fuera México, solamente terminaron la educación superior 12 personas. De las 4 mil que están aquí, solamente 12 hubieran terminado la educación superior.

Esos 12 tuvieron una gran oportunidad y una gran responsabilidad, y han venido trabajando para hacer de México un país cada vez más grande.

Ahora, imagínense el México que les vamos a dejar a nuestros hijos, cuando cada vez son más los que tienen la oportunidad de una educación superior como ustedes.

Yo les pido que levanten la mano todos los jóvenes que son los primeros en la historia de sus familias en tener la oportunidad de una educación superior

¡Pónganse de pie!

¿Quiénes son los jóvenes que por primera vez en la historia de su familia han alcanzado ese grado, han tenido esa oportunidad?

Esos jóvenes van a cambiar a Hidalgo, a sus familias y su propio destino, ¡esos jóvenes son la razón por la que México será chingón!

Nuestra mejor herramienta para transformar al país es la educación, la educación nos da los instrumentos que necesitamos para salir adelante.

La siguiente administración tendrá un reto fundamental, un reto que vamos a lograr aquí en Hidalgo trabajando con Omar Fayad, la siguiente administración se va a encargar de que todos los jóvenes de Hidalgo terminen la preparatoria y tengan garantizada la educación superior.

Todos, todos los que están aquí saben que eso no es sencillo, todos los que están aquí tuvieron que partirse el alma para tener las oportunidades que han tenido, todos hicieron esfuerzos en familia, todos se levantaron temprano, todos hicieron sacrificio, pero hoy tienen los instrumentos que les van a permitir salir adelante, aquí comprometemos para todas las familias Prospera, becas para terminar la preparatoria y becas para la educación superior.

Y vamos a corregir una injusticia, aquí hemos hablado de los hijos y de las hijas de las familias de Prospera y de cómo vamos a trabajar para que todos tengan preparatoria y educación superior, pero no se nos van a olvidar esas jefas de familia, las jefas de familia que se esforzaron para que ustedes tuvieran oportunidades.

Vamos, también, a becar a esas jefas de familia para que regresen a la escuela, para que terminen su educación, para que tengan empleos formales y puedan emprender. Vamos a darles a nuestras jefas de familia las oportunidades que ellas nos dieron a nosotros.

Vamos a trabajar, aquí en Hidalgo, para ir a buscar a los jóvenes que no terminaron la preparatoria, y lo vamos a hacer con modelos híbridos, vamos a aprovechar toda esta infraestructura de tecnológicos y de politécnicos para que el conocimiento que reciben en las aulas, se los podamos dar a quienes las han abandonado.

No vamos a dejar a su suerte a los jóvenes a los que no les cumplimos, los vamos a ir a buscar y los vamos a capacitar.

Tres planteamientos se hicieron en este evento: el primer planteamiento, un reclamo justificado, un reclamo fundamental, un reclamo de igualdad, México va a pasar a ser el México de las primeras, la primera mujer, por ejemplo, que fue secretaria de Finanzas en el estado de Hidalgo, hoy está en la boleta y le vamos a dar nuestro apoyo.

Pero queremos dejar de ser un país en donde la excepción sea la participación de la mujer, para que la regla sea que las mujeres participen en igualdad de circunstancias, ganando por esfuerzo igual y trabajo igual, el mismo salario.

Habrá guarderías de tiempo completo, primarias con alimentación. Y aquí en Hidalgo, siguiendo el ejemplo del gobernador, no se va a tolerar ninguna falla de igualdad, ni que nadie le falte el respeto a una mujer en Hidalgo.

Nuestra primera obligación, nuestra primera obligación es la seguridad, y en materia de seguridad no hay atajos, en materia de seguridad no hay ni puede haber ocurrencias. En materia de seguridad tiene que haber un compromiso serio, un compromiso que empieza por la prevención, un compromiso que continúa con la disuasión y un compromiso que termina con que todos en México sepan que cada denuncia va a ser investigada y que cada investigación va a resultar en un castigo. No habrá en México impunidad, no habrá infracción que se quede sin castigar.

¡México y sus víctimas reclaman justicia y repudian la amnistía!

Frente a la delincuencia no puede haber perdón, frente a quien viola la ley lo que tienen que haber son consecuencias. Que se sepa con toda claridad: no habrá en México impunidad, habrá un compromiso con la seguridad y ese compromiso se va a expresar en que nadie va violar la ley sin que lo podamos investigar y sin que lo vayamos a castigar.

Cada vez que hablemos de seguridad, llevaremos en el corazón la memoria del testimonio que nos dio Cristian, para que podamos asegurar que ningún joven en Hidalgo pase por lo que pasó él y su familia. Y para que sepa Cristian y todos que cada vez que viole la ley en México, ¡vamos a hacer justicia!

Y justicia implica también que seamos firmes en combatir la pobreza, aquí hicimos equipo, aquí trabajamos en Hidalgo, aquí entregamos buenos resultados y en la siguiente administración vamos a hacer más.

Todos los años en México 175 mil niñas y niños nacen en pobreza extrema, eso no es compatible con el México que somos, ese no es el México que merecemos. Nos alcanza, y de sobra, para asegurar que cada niña y que cada niño que nazca tenga asegurada la educación, tenga asegurada la salud, tenga dignidad en la vivienda y tenga el compromiso de un piso parejo para que pueda salir adelante.

México y la pobreza extrema ya no deben ser compatibles. Tenemos que trabajar todos los niveles de gobierno y todos los sectores hasta que en México no veamos ya pobreza extrema, esa es una corresponsabilidad con todos los que hemos tenido oportunidades, y ese es un empeño al que vale la pena dedicarle una vida.

Mucho de lo que ustedes han aprendido va a servir para encabezar esa campaña en favor de un México sin pobreza extrema, y yo me voy a sentir orgulloso de hacer equipo con todas y con todos ustedes para lograrlo.

Cuando me preguntan cuál es mi proyecto de país, lo puedo resumir en tres palabras: quiero, junto con ustedes, ¡un México chingón!

Voces a coro: ¡México chingón!

¡México chingón!

¡México chingón!

José Antonio Meade: Ese México que merecemos es un México en donde se generen más empleos y mejor pagados, no es un México que se cierre al mundo y que se aísle de la modernidad; a ese México, decimos que no.

El México que merecemos es un México en donde rescatemos nuestra seguridad, no es un México que de amnistía a los criminales; a ese México, también decimos que no.

El México que merecemos es un México que le apuesta a darle la mejor educación a los jóvenes para que puedan llegar hasta donde deseen, no un México en donde la educación se secuestre por intereses políticos.

Justamente, aquí en Hidalgo, lo dijo Omar Fayad, aquí en Hidalgo tenemos ejemplos claros de sistemas educativos a nivel de universidad que están secuestrados por intereses políticos, y a ese secuestro, hoy, aquí, decimos: ¡no!

Y no solamente en Hidalgo vemos ese intento de secuestro de la educación superior, lo vemos con la Coordinadora de Andrés Manuel, esa Coordinadora que está dejando de enseñar en varios estados y que vuelve, de nuevo, a hacer plantones en la Ciudad de México.

Desde aquí les decimos: ¡que se regresen y que dejen de secuestrar la educación de nuestro país!

En esta elección los verdaderos protagonistas son ustedes, son los que van a definir la elección con su voto y son los que van a gobernar este país.

Ayer estábamos sentados Juana y yo como están sentados ustedes, y hoy, algunos pocos años después, estamos contendiendo por la Presidencia.

Voltéense a ver entre ustedes, voltéense a ver como Diego Osorio los convocó, voltéense a ver porque aquí sentados están los futuros gobernantes de este país.

Manténgase unidos, manténganse como la Red que son, preserven estas amistades y que este camino, que vamos a emprender juntos de aquí al primero de julio, les sirva como inspiración y cuando les pregunten en unos años qué los movió a estar en la política, qué los motivó, qué los inspiró, que puedan ustedes decir: “nos inspiró el triunfo que logramos juntos el primero de julio del 2018”, que puedan ustedes decir: “ese primero de julio del 2018 nos dimos cuenta que como generación tomamos control del destino del país”.

Ustedes van a ser la diferencia en esta elección y yo les ´pido que me ayuden y que nos ayuden, que salgan a convencer de que el mejor país es el que vamos a construir ustedes y yo juntos.

Y cierro preguntándoles: ¿quién dice “yo mero” para ganar esta elección?

Voces a coro: ¡Yo mero!

José Antonio Meade: ¿Quién dice “yo mero”?

Voces a coro: ¡Yo mero!

José Antonio Meade: ¿Quién dice “yo mero”?

Voces a coro: ¡Yo mero!

José Antonio Meade: Este primero de julio, de la mano de los jóvenes de Hidalgo, en equipo con Omar Fayad, ¡vamos a ganar esta elección!