Discursos

Mensaje de José Antonio Meade durante el evento La Fuerza del Campo

José Antonio Meade: Muy buenos días.

Estamos aquí, primero, porque queremos; segundo, porque podemos; y tercero, ¡porque vamos a ganar!

Son 250 historias de vida, 250 historias que nos hemos cruzado en un caminar de más de 15 años, 250 historias de vida que nos hemos comprometido para transformar el país a lo largo de muchos años. Y hoy todo eso está en juego en esta elección.

Y yo les pregunto y me emociona, ¿cuento con ustedes para ganar esta elección?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¡Qué nos oigan Las Amazonas!

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: Las Amazonas son las que estaban cantando en la mañana y que ya se salieron. Pero que nos oigan a además las guerreras del campo.

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: La invitación de Ivonne, por si le hubiera faltado algo de elocuencia, la invitación de Ivonne, y les traduzco, es para que salgamos de aquí y le echemos agallas para ganar esta elección.

Es una elección difícil, es una elección competida es una elección en donde algunos llevan corriendo ya 18 años. Pero en el campo sabemos que el chiste es la oportunidad. No por levantarse más temprano. No por mucho madrugar…

Voces a coro: Amanece más temprano.

José Antonio Meade: ¿Cuándo hay que empezar a madrugar? Ahorita, de aquí al primero de julio todos los días. Y madrugando de aquí al primero de julio nos alcanza para ganar.

Decíamos ayer en un lienzo charro: “Vamos a llegar el primero de julio rayando el caballo”.

Yo no sé si era la mejor metáfora o no, pero la verdad es que se ve a toda madre cuando llega ese caballo rayando a la meta, y así nos vamos a ver nosotros el primero de julio.

Y vamos a ganar porque tenemos que hacerlo, vamos a ganar porque es muy importante para todos los que aquí estamos, y es importante porque llevamos años trabajando por un mejor país, años haciendo un esfuerzo por un mejor campo.

Sabemos que tenemos pendiente una reforma integral, sabemos qué es lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que hacer no es complicado y lo vamos a hacer juntos porque llevamos preparándonos, para hacerlo juntos, por muchos lustros.

Sabemos que lo que el campo necesita es certidumbre, necesitamos presupuestos multianuales, necesitamos hacer la misma reforma integral que ya vimos que hicieron los americanos, los chinos, los colombianos, los peruanos, nuestros principales socios comerciales.

Esa reforma quedo pendiente, y esa reforma la vamos a hacer juntos quienes aquí estamos.

Aquí están los que representan al 80 por ciento del campo, que tiene el 20 por ciento de la riqueza.

¿Qué queremos hacer con esa reforma integral? Que este 80 por ciento del campo que está aquí representado se lleve la mayor parte de la riqueza.

Y que se la lleve con ventanillas únicas para los créditos y los apoyos, que el crédito sea multiciclo y multiproducto, que el presupuesto nos dé certeza multianual, que tengamos seguros de vida, que llevemos seguridad social al campo y acerquemos, al Seguro Social, a los productores.

De nada sirve que paguemos las cuotas si no encontramos soluciones de vivienda y de salud que sirvan donde están los campesinos.

Vamos a llevar esa seguridad social para que esté cerca del campo y vamos a acercar a los campesinos a la posibilidad de vivienda, de ahorro, de protección frente a riesgos de trabajo y la posibilidad de ahorrar para su retiro.

Aquí tenemos claro que el campo no sólo es tierra, que para que la tierra de verdad implique libertad se necesita crédito, se necesita apoyo, se necesita certidumbre, se necesita seguridad. Hoy el campo nos reclama presencia para que no se roben nuestra semilla, para que no se roben nuestro ganado, para que podamos estar en paz sin que se roben nuestra tranquilidad.

La seguridad en el campo tiene que ser una seguridad integral, eso está en juego en esta elección, esa visión del campo que queremos, esa visión del campo fuerte, esa visión del campo que toque vidas, esa visión del campo por el que nosotros estamos dispuestos a dar la vida.

Todos quienes aquí están, han estado dispuestos a entregar una vida en servicio de su rama de producción, en servicio de nuestras tradiciones, en servicio de sus agremiados y han batallado permanentemente para que les vaya mejor.

Todo eso está en juego en esa elección. Lo que está en juego es qué queremos para nuestro país, y lo que queremos es un país unido, queremos un país en paz, queremos un país que no esté dividido, queremos un país que trabaje en armonía para convertirse en una potencia, en donde pongamos la mejor experiencia y el mayor talento al servicio de los campesinos y los productores.

Queremos funcionarios que vayan al monte, al campo, al surco, al mar, queremos un campo que cuide sus recursos naturales, queremos seguir el ejemplo de entrega de vida del jefe de la Brigada del Bigote Grande, de don Augusto Gómez Villanueva.

La batalla por el campo ha tomado lustros, la batalla por el campo empieza por reconocer los derechos de los campesinos, pero termina cuando les damos pleno acceso a sus derechos. Es un camino que nos ha tomado tiempo, pero en donde no tenemos más tiempo que perder.

La oportunidad de hacer equipo desde la Presidencia con ustedes, es una gran oportunidad, es una oportunidad que debiera darnos alegría porque nos conocemos, esperanza porque nos hemos tenido confianza, certeza porque hemos dado resultados.

Hay que contagiar a la campaña de esa alegría, pero depende de todos nosotros. Tenemos dos meses, eso quiere decir que toca a mí tocar vidas, pero toca a ustedes también salir a convencer.

Yo lo que les pido hoy es que salgan y platiquen con todos los que tienen cerca, con sus próximos y con sus lejanos, con sus agremiados y con sus conocidos y que les digan que esta es la mejor alternativa, que esta es la apuesta por el México que queremos, que esta es la apuesta por el México que podemos, y que con esa apuesta el campo mexicano, sin ninguna duda, va a ganar.

José Antonio Meade: ¿Cuento con ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Quién dice, yo mero?

Voces a coro: ¡Yo mero!

José Antonio Meade: ¿Quién dice, yo mero?

Voces a coro: ¡Yo mero!

José Antonio Meade: ¡Yo mero, con ustedes, voy a ganar esta elección!

¡Que viva el campo!

Voces a coro: ¡Que viva!

José Antonio Meade: ¡Que viva la fuerza del campo!

Voces a coro: ¡Que viva!

José Antonio Meade: ¡Vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: ¡Que nos oigan fuerte, vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!