Entrevistas

Entrevistas otorgadas por José Antonio Meade – 21 de mayo de 2018

En esta entrada podrás encontrar distintas entrevistas otorgadas por José Antonio Meade. Puedes hacer clic en los títulos de este índice para dirigirte directamente hacia la entrevista deseada.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Despierta con Loret, con Carlos Loret de Mola

Pregunta: En la línea tenemos a José Antonio Meade, candidato de la Coalición Todos por México a la Presidencia.

Buenos días.

¿Cuál es la calificación que se pone José Antonio Meade después del debate? ¿Cómo siente que le fue? ¿Qué perspectiva y qué reacción?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que muy bien. En términos de la escala entre suficiente, bien y muy bien, yo me pondría “muy bien”.

Yo creo que fue un formato interesante, un formato al que se le puede sacar más provecho. Yo creo que el hecho que el público participe y esté más cerca, pues nos da una idea del potencial que tiene un formato para generar más cultura, más cercanía y hacer el debate, yo creo, que el debate más pertinente.

Pero, además, supongo que fue un buen primer ejercicio de este tipo y yo creo que el debate nos permite, de nuevo, ver a los candidatos como son, quiénes proponen, quiénes no proponen, quiénes traen pendiente, quiénes no traen pendientes.

Yo me sentí bastante agusto y te diría que más o menos se reafirma con lo que he venido viendo, tanto en redes como en sondeos, pero el mejor indicador es el WhatsApp y mi impresión es que me fue muy bien

Pregunta: Buenos días, José Antonio Meade, ¿le sirve a un candidato que va en tercer lugar para remontar en estas encuestas?

José Antonio Meade: Mira, sin duda, y lo hemos platicado en diferentes foros, la elección se resuelve hasta la boleta.

La ley contempla tres etapas: una etapa de mucha publicidad, una etapa de reflexión y la etapa en la que, por ley, estamos solos frente a la boleta, y ahí es donde se resuelve.

En ninguna parte del mundo, y son 173 países en el mundo los que tienen elecciones, se resuelven con una encuesta.

Yo creo que ayer me fue muy bien, y yo estoy seguro que vamos a caminar, a convencer y ganar.

Ayer también permitió ver, en una temática que no es la usual en un debate, ayer nos pusieron a hablar sobre seguridad y crimen transnacional, nos pusieron a hablar sobre comercio y sobre inversión, nos pusieron hablar sobre cuidado de los migrantes, y yo creo que eso puso de relieve que alguno de los candidatos ni la temática ni la preparación, y en algunos casos se ve que ni el estudio para hacerle frente a esa temática, a esos problemas y a esas interrogantes.

Pregunta: Muchísimas gracias, José Antonio Meade, por esta reacción y muy buenos días.

El candidato del PRI, el Panal y también del Partido Verde a la Presidencia de México.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a HECHOS AM, con Jorge Zarza

Pregunta: Buenos días. Sus impresiones del debate.

José Antonio Meade: Me fue muy bien, fue un buen formato, Jorge, muy buenos días.

Me parece que la participación directa del ciudadano le da valor al ejercicio, yo creo que permitió, como que permiten los debates, contraste de ideas, de personas, de perfiles.

Me siento muy contento, me fue muy bien, me parece que los temas fueron importantes y yo creo que podemos, de nuevo, acreditar quiénes están preparados y quiénes no.

Y yo estoy seguro que el debate, en mi caso personal, me va a ayudar en la contienda, me va a ayudar a ganar.

Pregunta: ¿La gente cambió su intención de voto después del debate, candidato?

José Antonio Meade: Mira, vimos los sondeos, en los sondeos no fue bastante bien, en las propias reacciones que uno fue registrando nos fue bastante bien y la gente va cambiando su opinión todos los días con cada evento, con cada noticia, con cada propuesta.

Y como platicábamos con ustedes hace unos días, al final vamos a reflexionar en familia y luego íntimamente frente a la boleta.

Yo estoy seguro que cuando, frente a la boleta, decidamos por quién, pues vamos a pensar en todo lo que vimos.

Ayer el debate si nos dejó algunos elementos interesantes, por ejemplo, la primera pregunta en donde se hablaba de qué hacer frente al riesgo de que Tratado se cancelara y de que diversificáramos, hubo candidatos que no fueron capaces de mencionar, si quiera, otro país por nombre.

Sí, yo creo que ayer, fue una temática particular diferente, más especializada, sí empezó a marcar una diferencia muy clara entre quiénes están preparados y quiénes no tendrían capacidad para conducir el país.

Pregunta: Pero no podemos negar que fue un debate cargado de insultos, de ofensas, de apodos. ¿Así lo registra también?

José Antonio Meade: Es un debate, y en un debate hay contraste, en un debate hay polémica, en un debate también hay propuestas. Pero nos va pintando a todos como somos, incluso en los contrastes también va pintando quiénes tienen capacidad solamente para adjetivar y quiénes, aún en la confronta, tienen capacidad para hacer un argumento bastante más sofisticado.

Y apunta, no solamente a la descalificación por la vía de un adjetivo, sino que permite, en el contraste, acreditar fallas graves en la personalidad o fallas graves en las propuestas.

Pregunta: ¿Hay más presiones para su campaña? ¿Qué de nuevo veremos de aquí en adelante, candidato?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que ha habido un cambio muy importante desde hace dos o tres semanas.

El relevo del presidente nos está funcionando muy bien, nos ha permitido caminar como dos rieles en la misma vía, se siente el entusiasmo, se palpa en Tijuana, no solamente alrededor del debate en Baja California, sino alrededor de los eventos de un activismo bastante intenso.

Yo creo que la campaña está prendiendo, está prendiendo bien y el contraste de perfil y propuesta, junto con una campaña activa, junto con una militancia entusiasmada, nos va a ayudar a ganar la elección en julio.

Pregunta: Estamos a 40 días de que sea la gente quien vaya a las urnas el primero de julio, ¿lo ha buscado Ricardo Anaya? ¿Usted buscaría a Ricardo Anaya para, de una vez ya, enfrentar a Andrés Manuel López Obrador?

José Antonio Meade: Mira, nos saludamos ayer a la vista de todos.

Yo estoy absolutamente convencido de que tengo el mejor proyecto y estoy absolutamente convencido de que es eso es, al final, lo que resuelve la elección.

Yo creo que las encuestas nos dan termómetro, nos permiten ajustar estrategias y aplicarlas, pero, como platicamos el otro día, en ningún lugar del mundo se resuelve por encuestas. Los países resuelven cuando la gente, en conciencia, vota por la mejor alternativa.

Y yo creo que el debate de ayer dejó absolutamente claro que lo que vamos a escoger no es un candidato, vamos a elegir a un presidente, y queremos un presidente que nos dé confianza y que nos garantice un mejor futuro.

Y de los cuatro candidatos, yo creo que el debate de ayer no dejó ninguna duda, el mejor, y por mucho, soy yo.

Pregunta: Se lo pregunto porque Ernesto Cordero se sumó vía redes sociales a su campaña, por lo menos en intención de voto.

José Antonio Meade: Y a mí me da un enorme gusto, y me da un enorme gusto que nos permite un contraste adicional, Ernesto fue mi jefe, es mi amigo, ayer lo decía vía Twitter, lo recordaba, fue el primer compañero que tuve en la universidad, fuimos compañeros de banca y me siento muy contento de que, quien es mi amigo, quién fue mi jefe y con una amistad de muchos años, él sienta que tenga yo los méritos, que tengo la capacidad de cambiar este país, yo se lo agradezco mucho

Pero ahí es interesante, en el caso también de contraste con el propio Andrés y con Ricardo, resulta que la gente que ha estado cerca de mí o yo de ellos, pues me ven como la mejor alternativa.

Y, sin embargo, la gente que ha estado cerca de ellos pues siempre acaba con sinsabores. En el caso de Andrés empezando por sus hermanos, y en el caso de Ricardo prácticamente todos lo que le dieron una oportunidad.

Yo creo que lo de Ernesto es importante porque refleja la opinión de una gente que me conoce bien y que piensa y que comparte que soy la mejor alternativa.

Como él, habrá muchísimos más y yo estoy seguro que sumando voluntades, una por una, voy a tener las suficientes y las necesarias para ganar la elección.

Pregunta: Ya no pudimos ver en el debate, pero ¿sí le da el abrazo Andrés Manuel?

José Antonio Meade: Alcanzamos a saludarnos solamente, sin que alcanzáramos a estrechar el abrazo.

Pero yo creo que fue un buen punto, mexicanos todos, interesados de que al país le vaya bien y lo que es lo importante es, dentro de ese afán, quién tiene las mejores propuestas en una elección en donde lo que está de por medio es si regresamos al pasado o avanzamos con un rumbo claro, una elección en donde lo que está en juego es cada una de nuestras familias y lo que queremos es que esas familias no entren en riesgo, que tengan certidumbre.

Yo estoy cierto de que esta elección va a cambiar la historia de México, va a determinar el futuro de cada familia que nos está escuchando, y la posibilidad de una alternativa como la de Andrés, abrazo o no abrazo, es que tengamos un terrible retroceso de 30 años, que a quien nos está escuchando nos haría un gran daño.

Entre regresar al pasado y avanzar por rumbo claro, yo no tengo duda que la gente va a escoger bien, que la gente va a escoger al mejor candidato y va a escoger al mejor presidente, y el mejor candidato y el mejor presidente, soy yo.

Pregunta: Finalmente, ¿le gustó el formato?

José Antonio Meade: Yo creo que el formato fue interesante, yo creo que tiene un gran potencial, me parece, en general, que el INE ha venido generando debates con más agilidad, con más flexibilidad, ayer con voces ciudadanas por primera vez.

Yo sigo pensando que al debate le hace falta más flexibilidad para que terminemos de redondear ideas, para obligar a que de verdad contestemos lo que nos preguntan, a que seamos respetuosos, ayer con el ciudadano y, en general, con el pueblo de México, y que de verdad vayamos a contrastar ideas.

Yo creo que los dos debates fueron pasos adelante en términos de esta flexibilidad, yo creo que nos falta mucho en términos de escuchar más voces ciudadanas en los debates y en términos de permitir en el debate una flexibilidad mucho más madura y que permita que el intercambio sea más fluido, menos rígido.

Pero yo creo que los dos, avances positivos para la democracia, y los dos nos permitieron ver a los candidatos como son, contrastarlos en su madurez, en su temple, en su capacidad, en su preparación y, en los dos casos, a mi juicio, acreditar que la mejor preparación es la mía y el de ayer, no solamente la mejor preparación, sino el mejor perfil.

Pregunta: Candidato, gracias y muy buenos días.

José Antonio Meade: Gracias, Jorge, te mando un abrazo.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Así Amanece, con Leonardo Curzio

Pregunta: Le doy la bienvenida al candidato José Antonio Meade.

Doctor, ¿cómo estás? Buenos días.

José Antonio Meade: Bien, Leonardo, me da mucho gusto saludarlos a ti y a quienes están en la mesa compartiendo con nosotros. Ricardo, María Amparo, me da gusto saludarlos a todos.

Pregunta: José Antonio, ¿te gustó el formato del debate? ¿Permitió, efectivamente, dar a conocer tu propuesta?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que sigue quedando a deber, pero me parece que los dos debates acreditan más flexibilidad, me parece que es un avance importante el que la ciudadanía tenga la oportunidad de participar de manera directa.

Pero, me parece que seguimos sin reconocer que ya nuestra democracia y los que participamos en ella, tenemos la madurez suficiente como para conducirnos en un debate con más flexibilidad, con un debate que de verdad lo fuera y que no termine siendo, un poco, una pequeña obra en donde cada uno tiene armado su pedazo, casi no importa qué le pregunten.

Yo creo que el debate sí permitió ver quiénes tuvieron agilidad, capacidad de contestar, quiénes tenían propuestas, quiénes no las tenían.

Yo creo que sí es un buen ejercicio y, en particular, yo me siento muy contento del desempeño, del cómo me fue y de la oportunidad de ver, y de que viéramos todos, quiénes somos, qué hacemos, qué planteamos en tres temas que no son los usuales en un debate.

A mí me parece que algo que también hay que comentar es que nos pusieron a hablar sobre comercio exterior, nos pusieron a hablar sobre crimen trasnacional, sobre migrantes, y esa no es la temática usual, y yo creo que en ese sentido también debe reconocerse como un paso adelante.

Pregunta: Yo creo que lo fue, pero hay muchos temas que quedaron fuera; se hablaba de Venezuela, China no apareció en ningún momento.

José Antonio Meade: En ese sentido sí creo que queda a deber, fíjate.

Por ejemplo, en la parte de crimen trasnacional, habiendo todo un bloque de migrantes, le dedicamos casi la tercera parte del segundo bloque a hablar de lo que era la sustancia del tercero. No hablamos de lavado de dinero, no profundizamos en un año en donde, al mismo tiempo, firmamos el TPP, actualizamos el acuerdo con Europa, estamos trabajando en la Alianza del Pacífico, México está negociando acuerdos con el Medio Oriente, tenemos la mayor cercanía comercial que hemos tenido en nuestra historia con Argentina y con Brasil.

O sea, realmente la temática daba para platicar de mucho en lo comercial, de mucho en los acercamientos políticos, esta iniciativa que se tuvo de acercarse con países como Indonesia, Corea, Turquía, Australia.

Esto es, yo sí creo que el debate en términos de la gran profundidad de temas, y en la posibilidad de que los mexicanos viéramos quién sería capaz de conducir en este México global, el país complicado, el país en un momento difícil, interesante, sí quedó a deber.

Como quedaron a deber, a mi juicio, muchas de las respuestas y los planteamientos, en donde, en algunos casos, de plano nos reflejaron absoluta falta de preparación.

Yo creo que el debate daba para más, en términos de que teniendo una temática sugerente, teniendo un formato que permitía que el ciudadano estuviera atento, sí nos queda a deber en términos de rigidez.

Pero, vuelvo a insistir, mejor este debate que el que tuvimos en el ciclo anterior y la temática interesante, si bien se trató con menos profundidad de lo que yo creo que ameritaba.

Pregunta: Cosas nuevas, por ejemplo esto que proponías tú de en un año tener un control fronterizo, un control aduanal sobre el tema de las armas,

¿Hacia dónde se debe mover, José Antonio, desde tu punto de vista, la cooperación con los Estados Unidos? Por ejemplo, ¿el paraguas de la Iniciativa Mérida sigue siendo funcional, sigue siendo adecuado?

José Antonio Meade: Mira, la Iniciativa Mérida, respecto a los esfuerzos que hacemos nosotros en materia de seguridad es una iniciativa pequeña.

La Iniciativa Mérida tiene, yo creo, dos o tres elementos que la hacen importante: primero, reconoce que hay corresponsabilidad de México y Estados Unidos, los dos tenemos que trabajar en temas de seguridad de los dos, en nosotros por cuanto a drogas, ellos por cuanto a dinero y armas. Y la iniciativa expresa, en un mecanismo de cooperación, que estamos en la misma mesa y que estamos del mismo lado.

Desde el punto de vista estrictamente presupuestal no es ni por mucho una parte relevante, sino más bien un acento en el presupuesto que tenemos, pero sí permite que estemos en un circuito de diálogo y que tengamos acceso a algo de equipamiento que no tendríamos en su ausencia.

Pero el mecanismo, frente al reto, se queda pequeño y yo creo que en el contexto que hoy tenemos, valdría la pena volverlo a revisar.

Sí me parece que pone el debate sobre relieve por lo difícil de una relación con un presidente que, tan pronto como la semana pasada, nos vuelve a insultar y con cada insulto pone en peligro vida e integridad de nuestros migrantes, que sí nos implica un reto que nos llevaría a ajustar nuestra política exterior.

Pero la relación de México y Estados Unidos es una relación muy completa y muy compleja, y en la forma, como lo hemos expresado siempre, es que vamos avanzando en algunos temas sí y en otros no, pero no dejamos que ningún tema domine la agenda para que la relación siempre fluya y en todos los casos podamos acreditar algún avance.

Y eso yo creo que es correcto, excepto cuando lo que está de por medio es respeto, en cuyo caso no debiéramos de avanzar en ninguno de los temas, si no ponemos al centro de cada avance, de cada diálogo, de cada acuerdo, de cada tema, respeto como eje rector de la relación.

Pregunta: Mira, uno de los asuntos fundamentales es que México aspira a tener una política de Estado en materia de política exterior. Preguntarte ¿tú consideras que hay, digamos, elementos a partir de lo que dijeron los otros contendientes a la Presidencia para construir una agenda de futuro, José Antonio?

José Antonio Meade: Yo creo que en ese sentido el debate queda, desde el punto de vista de propuestas, queda también a deber.

Yo creo que la política exterior es una política sí tiene elementos de Estado, pero que también tiene algunos elementos de gobierno.

Sí ayer nos dio algunas pinceladas de cómo sería, de qué importancia tendría la política exterior con cada uno de los diferentes actores, de a dónde voltearíamos a ver, de cuáles serían nuestras prioridades, en donde volteemos a ver cuál sería nuestra agenda en Estados Unidos: migración, seguridad, comercio; en Europa, pues intercambio, cooperación; en Asia-Pacifico, con quién y con qué intensidad.

Yo creo que sí, la política exterior es diferente con cada una de las administraciones, lo ha sido en la historia y ayer nos faltaron elementos para identificar qué es lo que cada uno propondría en su política exterior, a qué le pondría acento, a qué regiones, en qué interés, en qué temática, qué en lo multilateral.

Y por eso yo creo que el debate sí tiene y sí aporta algo que no aportó el debate anterior, sí nos pide que demos un pasito adicional, que no nos concentremos, que nos quedemos en la zona de confort de lo que vemos a diario, sino que tratemos de imaginarnos el papel de México en el mundo.

Lo que yo también creo que esta debate puso en relieve, es que no vamos a escoger a un candidato, vamos a escoger a un presidente, y que lo que queremos es un presidente que nos dé confianza, que sea una garantía de mejor futuro para las familias que hoy nos están escuchando en tu programa.

Y yo creo que el debate lo que pone de relieve es que de los cuatro candidatos, y sin ninguna duda, el mejor soy yo.

En una elección tan importante que va a cambiar la historia de México, que va determinar el futuro y la felicidad de cada familia que nos está oyendo, pues la alternativa es avanzar con un rumbo claro o, según también se vio, pues un retroceso de 30 años.

Muchas de las cosas que oímos ayer en el debate casi podrían ser cosas que se oían como propuestas hace 30 años, y hace 30 años teníamos un país cerrado en donde escaseaba la azúcar, la leche en polvo, la pasta de dientes, en donde para poder abrir la franquicio de un restaurante tenía uno que pedirle permiso al gobierno.

Yo creo que México está listo, más bien, para crecer más, crecer más rápido, tener más empleos, mejor pagados, hacerlo con seguridad y mayor prosperidad, pero consolidando las alternativas y los espacios que le hemos venido abriendo a la sociedad y consolidando los logros que, en consecuencia, la sociedad ha venido construyendo.

Pregunta: Muy bien, candidato Meade, pues muy agradecido por tu participación, muy buenos días

José Antonio Meade: Gusto en saludarte, Leonardo. Muchas gracias a la mesa.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Ciro por la Mañana, con Ciro Gómez Leyva

Pregunta: José Antonio Meade, buenos días.

José Antonio Meade: Buenos días Ciro, me da mucho gusto saludarte.

Pregunta: ¿Cómo estás?

De lamentable calificó tu participación Andrés Manuel López Obrador, no me queda claro por qué.

José Antonio Meade: A mí tampoco me queda claro, pero yo creo que es una buena noticia, cuando se califica así a un adversario. Yo creo que salió bastante bien, salió muy bien el debate y yo creo que me fue muy bien, así lo acreditan los sondeos, así lo acredita como yo me sentí.

Y yo creo que es un debate interesante, con voces ciudadanas, con una temática diferente. Creo que seguimos teniendo mucho qué hacer para darle más flexibilidad, más cercanía, más vitalidad al debate, pero me parece que fue suficiente para ver quiénes somos y de qué estamos hechos.

Pregunta: Bueno, el tema de Nestora Salgado se está comentando también en medios, lo habrás visto en redes. Mucha gente ofendida por lo que dijiste, por la manera en que le dejaste el documento a Andrés Manuel López Obrador.

José Antonio Meade: Me parece que, más bien, deberían de estar ofendidos, por la decisión que tomó Andrés Manuel.

Yo ayer reconocía que la historia de Nestora pues acredita varias moralejas, yo reconocía que había salido libre, que había sido exonerada por fallas en el proceso, que es algo que debemos de hacernos cargo y que debemos de buscar que nunca más vuelva a suceder, porque cada vez que, por una falla del proceso, no le entramos de fondo a un tema, pues denegamos justicia a las víctimas de delitos tan agravios como el del secuestro.

Pero el hecho de que haya habido fallas en el proceso, pues no dejan de invalidar lo que consta en el expediente, y lo que consta en el expediente es que cuando entran armas al país y terminan en gente como Nestora, pues la gente es víctima de secuestros y de violación.

Y yo creo que la historia resume bien impunidad, armas y, peor todavía, pues el juicio y el criterio de una gente como Andrés Manuel que, entre mucha gente seguramente convalida, pues escoge como emblema en la lista al Senado plurinominal una gente, por lo menos, controvertida.

Pregunta: Bueno, la respuesta de Andrés Manuel López Obrador de cómo se va a combatir el consumo de opiáceos, dice: “Sembrando maíz y con buen gobierno”. Con corrupción, ha faltado buen gobierno, con respeto.

No quedaron conceptos, ni uno.

José Antonio Meade: A ver, la verdad es que fue muy sorprendente, fíjate que es también interesante, ya desde el punto de vista de cobertura, ver el debate desde la perspectiva de quien ahí estaba sentado.

Yo viendo mi propia participación, pero también un poco la dinámica, viendo la reacción además de los ciudadanos, en algunos casos francamente extrañados de la total desconexión entre las preguntas y las respuestas.

Fíjate, la primera pregunta en donde se hablaba de qué hacer para diversificar la presencia de México en el mundo, no mencionó ningún país, todas las respuestas fueron iguales.

Podría hacer uno casi una secuencia en donde tratara uno de adivinar, escuchando su respuesta, cuál fue la pregunta, y yo estoy seguro de que, si hicieras el ejercicio con tu audiencia, no le pegarían a ninguna.

No podría uno inferir, por lo que dijo Andrés Manuel, cuál fue la pregunta porque todas las contesto igual.

En una hora y media de debate su respuesta al opio, a la diversificación del comercio exterior, a los retos de pobreza, a cómo atender a los migrantes, a cómo atender a los que están en tránsito, a centroamericanos, a qué hacer con el tema de armas, a absolutamente todas las preguntas la respuesta fue la misma. Y la misma, además, que ha venido dando con frases que le conocemos de tiempo atrás.

Sí fue una gestión que debiera de llevarnos a preocupación, que debiera de llevarnos incluso a la alarma.

Es una elección bien importante para todas nuestras familias, y lo que ayer se vio es que la alternativa es, sí de plano, regresar al pasado muy muy lejano o avanzar con un rumbo claro.

Y yo creo que ayer sí nos permitió ver que lo que vamos a escoger no es un candidato, sino un presidente, y que lo que queremos del presidente es confianza y garantía de un mejor futuro.

Y a mí sí me pareció, por eso me quedo muy contento, que de los cuatro candidatos que ayer vimos, sin ninguna duda, el mejor, y por lejos, para conducir este país, soy yo.

Pregunta: Bueno, ¿qué viene para tu campaña, para tu equipo? ¿Ajustes? ¿Cambian las cosas? 40 días para la elección, José Antonio, 36, 37 de campaña.

José Antonio Meade: Yo creo que hubo un punto de inflexión, en la campaña un golpe de timón, que no ha permitido sentir a un partido mucho más vigoroso, cercano, entusiasmado.

Ayer Tijuana permitió pulsar, no solamente el debate, sino la reacción de la ciudad, de la militancia alrededor del debate.

Y los reportes que tenemos de todo el país son de una militancia en la coalición que está entusiasmada como no se había visto antes, que está además convencida de que tiene un buen candidato, un buen perfil, buenas propuestas.

Y un elemento adicional, de que en ese contraste lo que está en juego no son matices, no es “este candidato y los demás candidatos se parecen, pero tienen algunas diferencias de grado”. Lo que está en diferencia o lo que está en la boleta, sí de plano, es la historia de México que va a determinar futuro y felicidad de nuestras familias; o, y yo estoy convencido, un terrible retroceso de 30 años que a cada familia le haría un gran daño.

Yo creo que sí el debate, por la temática específica que tocó, por el formato, sí nos permitió vernos a todos de cuerpo entero y me parece que en esa visita, frente a ese espejo, el que ayer acredita conocimiento, temple, preparación y capacidad de conducción, fui yo.

Pregunta: Bueno, pues veremos, ¿no vienen mayores ajustes en tu campaña, en tu equipo?

José Antonio Meade: Sí, a ver todos los días, en estos 40 días, no se juega ya por días, sino por hora, iremos revisando ajustes no solamente en la campaña, sino en mi propia gestión y preparación.

Yo creo que ayer di un mucho mejor debate, yo creo que ayer lo gané con amplitud, y eso implica también ajustes en mi propia forma de participar en los diferentes eventos. Y yo creo que han sido tres muy buenas semanas que nos permiten caminar con un rumbo firme, con un paso que tenemos que acelerar para ganar esta elección.

Pregunta: José Antonio, buen día, te saluda Manuel Feregrino.

Preguntarte, oye, está en los comentarios de los políticos, la idea de retomar, ahora sí, como una averiguación previa del tema del probable o eventual lavado de dinero por Ricardo Anaya y su familia.

Dicen que sí es una decisión de la PGR, quizá del presidente, ¿tú acompañarías que esta decisión, como candidato del partido del gobierno, se diera, tomando en cuenta los resultados que ya vimos?

José Antonio Meade: Mira, te voy a decir, un poco citando al de la OEA, Almagro, Almagro decía que siempre es mejor investigar a candidatos que a presidentes.

Pero la mala noticia para Ricardo es que el lavado de dinero es un delito que se comete en perjuicio de cada una de las jurisdicciones en donde se hizo el lavado de dinero.

Esto quiere decir que, en el caso particular del proceso que estamos comentando, de la violación, de la investigación de lavado de dinero, toca a México, pero toca también a España, tocaría también a Inglaterra, toca a cada una de las jurisdicciones por las que pasó el dinero y lo que vimos y nos enteramos, en un tema que ya pone de relieve que no hay un uso faccioso, que los datos son los que son y que ameritan una investigación, es que ya se abrió una investigación en España.

Pues lo que conocimos es que esa investigación pasó ya dos filtros: un primer filtro que se da en el equivalente de la Unidad de Inteligencia Financiera española, que considera que hay mérito en el caso y se lo refiere a un juez. Y ese juez, como segundo filtro, que considera, efectivamente, que hay mérito como para abrir una investigación.

Por lo que yo creo que, más allá de lo que se resuelva aquí, lo que estamos viendo es, en ese caso y en muchos otros, lo que ha venido pasando en los últimos días es que se multiplican las evidencias de un manejo patrimonial cuestionable, de un manejo patrimonial que da de qué hablar, que da de qué investigar y que seguramente habrá de tener consecuencias en México y fuera de México.

Pregunta: Bueno, muchas gracias, José Antonio.

José Antonio Meade: Muchas gracias, Ciro, muchas gracias Manuel, muy buenos días.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Noticias MVS Primera Emisión, con Luis Cárdenas

Pregunta: El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade. José Antonio, que gusto escucharte, ¿cómo estás?

José Antonio Meade: Igualmente, Luis. Siempre me da mucho gusto saludarte, siempre a tus órdenes y a la de tu auditorio.

Pregunta: Parte de lo más destacado ayer en el debate. Esto fue parte de lo que dijiste.

(Inserts de intervenciones de José Antonio Meade durante el Segundo Debate Presidencial)

Pregunta: Bueno, mejor ni te pregunto quién ganó el debate, porque me vas a decir que “yo mero”, ¿no?

José Antonio Meade: Yo mero, sin duda, ¿eh? Y no nada más gané el debate, yo creo que quedó absolutamente claro que en esta elección, en donde lo que vamos a escoger no es un candidato, sino un presidente, yo mero, también soy el mejor.

Pregunta: Oye, pero tú mero estás en tercer lugar en las encuestas, y muy abajo, José Antonio.

José Antonio Meade: Fíjate que depende de cuáles, Luis, y te voy a decir una cosa más.

Pregunta: Casi todas.

José Antonio Meade: No, la verdad es que no, y de hecho todos los sondeos de ayer me dan también por ganador. Pero déjame decirte una cosa, hay 173 países en el mundo, ninguno resuelve su elección por encuestas, y te voy a decir más, pues vamos a revisar un poco la gestión de las encuestas en las últimas elecciones de México y en el mundo.

En el 2016, ninguna encuesta predijo el resultado, tan ninguna lo predijo que fue sorpresa para el propio PAN, al que le fue bien en la elección, el resultado que tuvo.

Ese día en la mañana, el PAN pensaba que podía ganar en tres estados y ganó en seis e implica una falla sistémica, estructural en las encuestas, Brexit, de nuevo, la elección en Estados Unidos, pero más cerca, en el continente y en el tiempo, hace un mes la elección en Costa Rica solo dos candidato, segunda vuelta, y las encuestas se equivocaron por 40 puntos.

Y la razón por la que no confías en las encuestas para resolver una elección es porque la elección tiene tres momentos, éstos que estamos viendo, en donde la gente escucha, habla, pondera, participamos, lo hacemos de manera muy pública, una segunda en donde por ley guardamos silencio para decantar lo que vimos y lo que escuchamos, y una tercera, en donde en la intimidad, solos, frente a la boleta, resolvemos a quien le encargamos el destino del país, ese es el momento importante.

Y con un última reflexión, Luis, la claridad que uno tiene cuando toma una decisión, se vuelve mucho más específica cuando tiene la decisión en frente, no cuando la tiene a 40 días, y eventos como el de ayer, debates como el de ayer, van a dar a mucha gente de qué pensar en términos de a quien conviene confiarle la conducción del país.

Pregunta: Brexit y Trump, José Antonio Meade, ambos son anti sistémicos, tú no eres anti sistémico, ya pasó la elección.

José Antonio Meade: Y Costa Rica fue justo al revés, en Costa Rica la sorpresa de 40 puntos.

Pregunta: De un país, perdón que te interrumpa, José Antonio Meade, solamente para dar contexto de continuidad, sí de un partido oficial que había nacido, ¿qué? En el año 2000, 2005, ¿no? Por ahí.

O sea, no era un partido, precisamente, como el PRI.

José Antonio Meade: Porque no los tiene, Luis.

Pregunta: Que tiene 80 años.

José Antonio Meade: Es correcto, tiene 82.

Pero, más allá de eso, lo que está en juego ahorita no es la historia, no estamos acá defendiendo un legado, estamos hablando de una elección que nos va a definir el futuro de cada una de nuestras familias. Y lo que ayer vimos pues debiera darnos de qué pensar, debería darte a ti de qué pensar.

Déjame, sin ir más lejos, hoy estoy hablando yo contigo y la entrevistada de antes es Tatiana, entonces tienes un candidato que no es capaz de levantarse temprano para platicar contigo. Eso debería darle a tu audiencia pues mucho de qué reflexionar, en términos de una postura soberbia, de una postura que por soberbia ya perdió dos veces y va volver a perder.

Pero la reflexión es mucho más estructural: ¿qué México queremos? ¿Y qué tipo de presidente queremos?

Ayer vimos un candidato que no es capaz de hablar de comercio exterior ni de inversión, que no tiene ni idea de temas de seguridad de combate o del combate al crimen transnacional, que no ha ayudado absolutamente a nadie en los últimos años, que ha hecho solamente turismo político.

Pero, yo vuelvo a insistir, la reflexión profunda y el ejemplo más claro de por qué va a perder es por lo que acabamos de ver hoy en la mañana, yo estoy aquí hablando contigo, como he hecho en toda mi trayectoria, dando la cara.

Pregunta: Y te aprecio mucho eso.

José Antonio Meade: Y en cambio, en el bloque previo, pues lo que vimos es un candidato que manda embajadores, y un espacio que le acepta los embajadores y que les da espacio para que reflexionen.

En vez de exigir, como a todos los demás, que seamos los candidatos los que estemos hablando.

Llaman la atención las dos cosas: llama la atención la soberbia de un candidato que no da la cara y llama también la atención que se le dé el mismo espacio a una embajadora de ese candidato que se le da a los demás candidatos.

Yo estoy absolutamente seguro de que el debate, la trayectoria, la militancia, las alternativas nos van a llevar a ganar esta elección.

Pregunta: Se abren los micrófonos absolutamente para todas las voces, José Antonio Meade, como se han abierto también para tus embajadores, que mira que entran bastantes, pero, bueno.

José Antonio Meade: Pero vuelve a llamar la atención que no vaya. ¿Cuántas veces ha ido Andrés, Luis?

Pregunta: No, en este espacio no, y en casi ninguno. Tercer Grado y Milenio y ya.

José Antonio Meade: ¿Y no es un tema que tú crees que, a quien te está escuchando, llama la atención?

Pregunta: Lo hemos dicho al aire.

José Antonio Meade: Yo creo que es uno de los mejores espacios que hay en el aire, con uno de los mejores comunicadores, con, además siempre, una posición objetiva, balanceada, educada, respetuosa. Con un elemento, que yo te lo comenté desde las primeras veces, de los primeros que les dio juego tan amplio a su audiencia por la vía de WhatsApp para participar.

Si no está uno dispuesto a hablar con tu audiencia, pues cómo no va a preocupar, cómo no va a generar de qué reflexionar, cómo no en la familia cuando estemos reflexionando hoy, quien nos está escuchando, va ir a cenar a su casa, va a platicar con su familia y le va a decir: “Oye esto que dijo Meade es cierto, este cuate no es capaz si quiera de hablar con nosotros por conducto de una gente tan prestigiada y tan conocida y tan balanceada y tan amable en sus espacios, como Luis Cárdenas, ¿de verdad lo queremos como presidente?“

Yo estoy seguro que la respuesta va a ser no, no solamente por lo que vio en el debate, sino por lo que está viendo ahorita, quien no respeta a tu audiencia no merece ser presidente.

Pregunta: Gracias, José Antonio Meade, gracias por el comentario.

Bueno ahí está el comentario, nada más sí decir que hemos invitado a todos los candidatos y es cierto, Andrés Manuel López Obrador es el único con el cual no hemos podido hablar hasta el momento, ni nosotros ni prácticamente ningún otro medio, también hay que señalarlo por ahí.

José Antonio Meade: Pero te voy a decir Luis, después de escuchar mi comentario, de saber que puso en peligro el voto de toda tu audiencia.

Pregunta: Seguro nos toma la llamada ahorita.

José Antonio Meade: Yo no tengo ninguna duda.

Pregunta: Ojalá.

José Antonio Meade: Y eso es lo que va a ir pasando en estos 40 días, se nos va a ir acercando el momento de la elección y vamos a escoger no al mejor candidato, al mejor presidente y ese, no te quede ninguna duda, soy yo.

Pregunta: Dime algo, José Antonio, el asunto de lo disruptivo, tú y yo lo platicamos mucho tiempo, muchas ocasiones, tenía que venir algo disruptivo.

Ayer te preguntaba León Krauze sobre si había sido un error o no había sido un error, ya con el paso del tiempo el asunto de Trump. Y, bueno, parece que hay una especie de rechazo a poder aceptar ciertos errores de la administración de Enrique Peña Nieto.

José Antonio Meade: No, mira, yo creo que estuvo pesimamente implementada la visita, pero me parece que, a distancia, hay diferentes elementos que permiten ponerla en perspectiva.

Tú y yo platicamos, porque de hecho lo hicimos justo yo desde SEDESOL en tu programa, un programa en donde estuvimos casi 45 minutos hablando del tema.

Vámonos atrás, un año y medio ya, vamos a pararnos en el principio de la administración del presidente Trump, y vamos a recordar lo que decíamos en tu programa: había el riesgo, había la amenaza de que Trump usará, ¿te acuerdas que decía?, las remesas para pagar el muro, que pusiera un impuesto a las transacciones fronterizas, que le pusiera un arancel a las importaciones mexicanas, que denunciara el Tratado de Libre Comercio.

Y uno podía decir: “Bueno, esas amenazas ni modo que las fuera a cumplir, era evidente que no eran amenazas creíbles”.

Pero vemos al otro lado que también dijo que se iba a salir del TPP y se salió; que dijo que se iba a salir del Acuerdo de París del cambio climático, y se salió; dijo que iba a salirse del acuerdo migratorio, en un tema tan importante como el que vimos ayer, y se salió; dijo que iba a dejar de reconocer el Tratado de Irán, uno de los tratados más importantes que se habían negociado en la historia reciente y, contra la opinión de todos sus socios estratégicos europeos, se salió también.

Esto quiere decir que respecto de 11 países de la región de Asia-Pacífico, Trump denuncia a un tratado; frente a todos los países que integre la Unión Europea, Trump desconoce el avance en el caso de Irán; frente a todo el mundo, en el caso de la migración, se sale también.

Y hoy estamos sobre la mesa muy preocupados y muy activos defendiendo a los migrantes, pero estamos con Tratado que se está negociando, sin que se toquen las remesas, sin que tengamos un impuesto transfronterizo. Y, no solamente no se nos han puesto aranceles, sino los que se le pusieron al resto del mundo, como al acero y aluminio, no se nos impusieron a nosotros.

Entonces, sí se vale que haga uno una reflexión en donde reconozca que la visita estuvo mal implementada, pero también se vale reconocer, en justicia que los resultados de una relación bien complicada, en donde yo ayer abro el debate, reconociendo que el presidente nos vuelve a insultar, el presidente Trump, que tenemos nosotros que no permitir ningún acuerdo de ningún tipo en ningún tema que no parta de la base del respeto.

Pero también es interesante reflexionar, que dar la cara, abrir el diálogo, abrir espacios de acercamiento, hoy nos tiene en una posición que hace un año no nos hubiéramos imaginado.

Pregunta: ¿Cómo entrarle al encono, José Antonio Meade? La gente está muy enojada y está enojada con Enrique Peña Nieto y está enojada con el PRI, y está enojada con todo lo que tenga que ver con eso.

José Antonio Meade: Y está enojada con el PAN y está enojada con los partidos políticos, y está enojada con los gobiernos, y está enojada en México y en el mundo, y el que está en la boleta soy yo. Soy yo con mi trayectoria, soy yo ayer, en un debate, el único que no tiene que defender su honorabilidad.

Tú platicabas con Tatiana, ayer hacían un juego de esconderse las carteras entre todos los demás miembros del debate, no sabía uno a quién le iba a cortar la mano el Bronco, con una excepción, el único ayer que no tenía absolutamente ninguna duda de su patrimonio de su trayectoria que la acredita con limpieza y que lo dije frente a los ciudadanos y frente a mis hijos, soy yo.

Y eso es lo que vamos a escoger, al final del día, no tiene absolutamente ningún sentido pensar que le vamos a encargar a nuestra familia, nuestro futuro a alguien al que no le tengamos confianza.

Y hoy, el que acredita confianza en la boleta, el que puede decirle a cada familia que nos está escuchando que con quien no va a tener riesgo, con quien va a tener certidumbre, con quien va a poder caminar para consolidar lo que hemos venido construyendo, es conmigo.

Ayer vimos a un candidato Andrés Manuel que no sabe dónde está parado con el mundo, que en un tema de política exterior no fue capaz de mencionar un solo país diferente a Estados Unidos. Si hicieras el ejercicio con tu audiencia, así como hiciste el resumen al principio de tu programa de mis participaciones, la participación de Andrés fue la misma para todo lo que le preguntaron.

Si le preguntaron de opio, contestó lo mismo cuando la preguntaron de diversificación de comercio, y contestó lo mismo cuando le preguntaron de atención al migrante. Esto es, lo vimos no con ideas viejas, sin ideas.

Pregunta: Déjame preguntarte, José Antonio Meade, tengo una cantidad brutal de comentarios.

José Antonio Meade: ¿De WhatsApp?

Pregunta: De WhatsApp, y mira me dicen: “A Meade no le tengo confianza”, “¿Cómo voy a tener confianza en el PRI?”, “Regresó a Estados Unidos y les refrendó que nosotros sí íbamos a pagar el muro”. Bueno no sé a qué se refiere este comentario: “Es una vergüenza”, “Pregúntale: ¿por qué, si eres tan inteligente y tan honorable, por qué te fuiste al PRI?”.

O sea, son comentarios, los estoy leyendo en tiempo real, y lo que yo quiero preguntarte, finalmente, José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, a esa gente, a la gente que no tiene confianza, a la gente que tú le estás hablando y que le estás diciendo: “Oye, es que Andrés Manuel no hizo esto”, “es que Andrés Manuel no sé qué”, a ellos qué les dice José Antonio Meade, ¿cómo los vas a convencer? ¿Cómo vas a platicar con ese encono?

Es un tigre, si lo quieres ver así, es rabia, es lo que quieras.

José Antonio Meade: Que nos contrasten, que nos vean, que piensen que la elección es para adelante, que la elección no es para atrás, que piensen que lo que está en riesgo pues es el futuro de sus familias, es el futuro de sus hijos, que se den cuenta que las elecciones tienen resultados, deja tú las elecciones, lo que estamos viendo hoy en los mercados, es que las preocupaciones se manifiestan en inestabilidad.

Y hoy, los mercados, claramente lo que nos dicen, es que el puntero genera preocupación, el puntero genera desconfianza, que el puntero trae consigo riesgo, no tiene sentido que le apostemos y que sujetemos a nuestras familias, porque la elección es sobre eso, la elección no es un tema abstracto, la elección es cómo le va a ir a cada una de nuestras familias.

Y yo no tengo duda, poner a nuestras familias en riesgo, poner a nuestro patrimonio y a nuestro empleo en riesgo, es algo que no vamos a hacer en esa elección, y el que le da certeza a ese empleo y a las familias, soy yo.

Pregunta: José Antonio Meade, te aprecio mucho la comunicación en este espacio, y estamos al habla si nos permites.

José Antonio Meade: Por supuesto, tantas veces cuantas me invites, a diferencia de ya sabes quién.

Pregunta: Siempre abierto el micrófono para todos.

Gracias, José Antonio Meade, buenos días.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a En Los Tiempos de la Radio, con Oscar Mario Beteta

Pregunta: Vamos a una entrevista telefónica, después de platicar hace unos momentos con Ricardo Anaya, vamos con José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, conformada por PRI, Partido Verde y Partido Nueva Alianza.

Candidato Meade, lo saludo siempre con gusto muchas gracias.

José Antonio Meade: Muchísimas gracias Oscar Mario, me da mucho gusto estar, como siempre, en tu programa.

Pregunta: Al contrario, Doctor.

Bueno, con esto inicié la charla con Ricardo Anaya, con usted quiero hacer lo mismo.

Tristemente el diseño, la estructura diseñada por el INE y la conducción de ayer disminuyeron la calidad en el debate.

José Antonio Meade: Fíjate que tuvo cosas importantes, yo ceo, la participación ciudadana es una buena idea, este formato que pretende mayor interacción yo creo que tiene potencial. Pero, efectivamente, yo creo que todos somos mayores de edad, todos queremos ser presidentes, ni modo que no aguantemos un formato más flexible, más libre, en donde podamos hacer mejor contraste.

Creo que rescatable de lo de ayer, primero, la participación ciudadana; segundo, esta idea, si bien rígida, pues de que más o menos podamos contrastar ideas con la moderación activa. Pero yo creo que seguimos quedando a deber en términos de organizar un debate mucho más adulto, que permita un contraste mucho más vigoroso.

Ahora, así y todo, me parece que el debate sí permitió acreditar quiénes somos, qué proponemos en temas muy importantes como el comercio e inversión, qué pensamos, cuál es nuestro diagnóstico y clima transnacional y cómo y qué vamos a hacer en favor de los migrantes.

Yo creo que sí nos permitió contrastarnos, yo me quedo muy contento de la participación propia en el debate, yo creo que me fue muy bien.

Tanto así que, estuve escuchando también la entrevista de Ricardo, no habló del debate y eso ya refleja que no se sintió agusto ni contento.

Y qué decir de Andrés Manuel, que, si tú escucharas sus respuestas, fueron la misma, no importa cuál fuera la pregunta, tú no tenías manera siquiera de intuir qué le habían preguntado porque contestó lo mismo para cada una. Y lo mismo que ha dicho por los últimos años.

Que no se haga bolas quien nos escucha Andrés Manuel no va a ganar esta elección.

Pregunta: Doctor, doctor Meade, ¿cuál sería su opinión? Ahorita ya me estoy retroalimentando por lo que están escribiendo u opinando del auditorio siempre, muchas gracias.

Pero lo voy a decir con las palabras que utilizamos en este espacio, porque se repite la pregunta pero es esto, ¿no les faltó también? Y por culpa del INE, yo no sé quién sea el creativo del INE pero pues hay que cambiarlo, lo digo en calidad de ciudadano nada más pero es lo que tenemos que ver y apreciar para llegar mejor informados el primero de julio, también les faltó, por culpa de este perfil del debate, pasar de lo macro a lo micro. Por ejemplo, el salario mínimo, pasar de la letra grande a la letra chiquita.

Se fueron, porque los obligaron, a hablar de lo general y no de lo muy particular, a todos ustedes, Doctor Meade, a todos ustedes, a los cuatro candidatos.

José Antonio Meade: Mira, empezó el debate preguntándonos, que es una pregunta muy natural, sobre comercio exterior.

La primer pregunta, Luis Ángel se llamaba quién nos la hizo, el ciudadano, de cómo podíamos diversificar nuestro comercio.

Bueno, esa que era una pregunta bien importante, hoy especialmente a la luz de la incertidumbre frente al tratado, pues implicó que algunos de los que participaban en el debate, ni siquiera mencionaron otro país.

Como que sí hacía falta profundizar, sí hacía falta más tiempo, sí hacía ser, incluso por parte de la moderación, más inquisitivos.

Daba la impresión de que ésta era una obra de teatro que ya estaba escrita, en donde ya sabía el ciudadano qué iba a preguntar, en donde los candidatos ya sabían qué iban a contestar, no importando qué les preguntaran. Y en donde en la moderación pues daba la impresión, en algunos de los casos, pues de que también había claridad de qué quería decir, no importaba que contestara el otro, ¿no?

Pero, yo creo que de todas maneras el balance sí nos permitió que nos contrastaran, que nos vieran, que nos escucharan hablar de temas relevantes.

Y yo creo que queda cada vez más claro que aquí lo importante no es que vamos a escoger a un candidato, vamos a escoger a un presidente, y un presidente tiene que darnos confianza, tiene que garantizarnos un mejor futuro.

Lo que está en juego en esta elección, que va a cambiar nuestra historia pues es el futuro y la felicidad de nuestras familias.

Y hoy lo que vemos son dos alternativas, dos rumbos muy diferentes: en uno, por lo que le estamos apostado es a un México que crezca más y más rápido, donde haya más empleos y mejor pagados, que tengamos más seguridad y más prosperidad; y el otro es un regreso al pasado que implicaría un terrible retroceso de 30 años, que a las familias que nos están escuchando, les harían, sin duda, un gran daño.

Pregunta: Candidato, también se habló de edad, experiencia, pero también resultados, ¿qué nos dice usted?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que, efectivamente, edad y experiencia no es lo mismo, de quienes estábamos ayer en el debate, el que tiene más experiencia, el que ha entregado mejores resultados y el que los ha entregado, además, de una forma limpia, que nunca ha sido, nunca ha participado, nunca ha sido señalado en escándalo ninguno, el que puede ver a los ojos hoy a los ciudadanos, el que puede ver a los ojos a sus hijos y decirles que ha sido servidor público honesto, soy yo.

La verdad es que yo escuchaba a Martí, poco antes de entrar al aire, y sí los planteamientos que hacía eran ridículos, Morena es un negocio familiar, es un negocio familiar grande, estaría entre las 500 empresas más grandes del mundo. Pero es un negocio familiar que no paga impuestos, que no rinde cuentas en donde están metidos los hermanos y los hijos de Andrés Manuel.

O sea, tú imagínate el presupuesto que ha manejado Morena.

Pregunta: El del PRI es el negocio familiar, es un negocio familiar de 90 años.

José Antonio Meade: Perdóname Martí, el negocio familiar es el que es dueño de un partido familiar y pone a sus hijos a administrarlo.

Perdóname Martí, pero por supuesto que es familiar.

Pregunta: Tú mismo eres un junior.

José Antonio Meade: No, yo no soy un junior Martí, yo sí tengo estudios. De hecho, éramos compañeros tú y yo en la universidad, bastante mejor estudiante yo que tú.

Y no hay una visión patrimonialista de un partido como la que le ha dado de comer, sin ninguna transparencia, a Andrés Manuel.

Y déjame decirte más Martí, yo no cobro moches a mis diputados y senadores como Andrés Manuel, yo sí pago impuestos a diferencia de él.

Pregunta: Andrés Manuel es un hombre honesto, a diferencia tuya.

José Antonio Meade: A mí no se me olvida registrar mis departamentos.

Pregunta: También en eso miente.

José Antonio Meade: No, no, perdóname, ahí está el Registro Público, en cualquier caso el que mentiría es el Registro Público, y si miente el Registro Público, entonces los hijos tendrían que presentar su Declaración Patrimonial y su Declaración Fiscal.

Eres abogado, no igual que yo porque ciertamente no aprovechaste tu tiempo en la universidad de la misma manera, ni tu trayectoria pública lo acredita tampoco. Pero para cualquiera que nos está escuchando he dado muy buenos resultados Martin, bastante mejor que tú.

A los dos nos tocó encabezar Desarrollo Social en su oportunidad y, en mi caso, salieron gente de pobreza y, en el tuyo, entraron.

Pregunta: Bueno, regresamos a la parte final de esta charla con el Doctor José Antonio Meade.

Y quiero decir, como se puede ver en muchos comentarios ahorita del auditorio, quiero concentrar esta plática entre su servidor y el candidato, como lo hicimos con Ricardo Anaya, aunque bueno, pues ya estuvo ahí la intervención de Martí Batres con el candidato José Antonio Meade.

Vamos a concentrarnos en esta charla directa porque dice (inaudible) que así fue con Ricardo Anaya, no intervinieron los otros.

Y dicen: “Bueno, también, ¿a qué hora tendrías a Andrés Manuel? Bueno, Andrés Manuel espero que después del tercer debate sí acepte estar en este espacio.

Pero bueno, vamos a limitarnos a esta charla de su servidor con el Doctor José Antonio Meade.

Doctor, Meade, dígame usted, entonces, hablábamos de edad, experiencia y resultados, porque ahí lo interrumpieron para que usted terminara con su mensaje.

José Antonio Meade: No, hombre, te lo aprecio, Óscar Mario. Y, además, yo encantado de participar siempre en ejercicios como éste.

Y mira, esa es la razón por la que Andrés Manuel va a perder, porque no aprovecha espacios como estos, porque no es capaz de levantarse en la mañana, hablando yo creo de salud, para dar la cara a tu audiencia.

Éste es uno de los programas más importantes que hay en la radio mexicana, tuvimos un debate muy relevante sobre temas puntuales que nos interesan mucho a todos: el tema de la migración, el tema del crimen, el tema del comercio.

Y hoy, sin embargo, frente a la oportunidad de hablar con tu audiencia, hay una voz que está ausente, una voz que no le gusta dar entrevistas, una voz que no le gusta hablar, que no le gusta ser confrontado, que no le gusta contestar, una voz que no respeta a tu audiencia. Por eso va a volver a perder.

Decía mi abuelo y decía bien: “La soberbia nunca es inteligente”. La soberbia, en lo electoral, es veneno puro desde el punto de vista de los resultados.

Andrés Manuel va a volver a perder porque no está en espacios como los tuyos, porque no aprovecha y no siente que deba no solamente de dar la cara, sino de explicar y dialogar cómo va uno a hacer política si no está uno dispuesto a contrastar ideas, a contestar preguntas, a participar de manera cercana con audiencia tan importante, tan respetable, tan relevante como la tuya. Por eso va a volver a perder.

Pregunta: Doctor Meade, ¿cuál sería su mensaje? Todas las encuestas independientemente de los números que trae cada quien, que favorecen al candidato, el porcentaje de indecisos, ¿cuál sería su mensaje para el porcentaje de indecisos, que depende de la empresa encuestadora, se sitúa o lo sitúan entre un 20 y hasta un 35 por ciento?

Las encuestas, pues simplemente, la intención de voto en este momento, pero todo puede cambiar a la hora de la verdad, léase primero de julio.

Adelante, Doctor Meade.

José Antonio Meade: Mira, son 173 países, Óscar Mario, en el mundo los que tienen elecciones, ninguno de los 173 sustituye la jornada electoral por una encuesta. Y la razón por la que no lo hacen, es porque las elecciones tienen tres momentos.

Tienen un primer momento como éste, de publicidad, de difusión, de debate, de ideas, de contraste, de manera amplia, de manera pública, con un debate, literalmente, en las plazas públicas.

Tienen un segundo momento. La ley nos obliga a guardar silencio, y nos obliga a guardar silencio justamente para que reflexionemos sobre lo que escuchamos, para que podamos decir, por ejemplo, como ahorita: “Tiene razón Meade, si Andrés Manuel no está dispuesto a hablar conmigo, a través de este programa, si no está dispuesto a dialogar con Óscar Mario, es una voz y es una gente por la que no puedo confiar”.

Y, luego, hay un tercer momento en donde, por ley, estamos solos frente a la boleta, en donde, por ley, nadie puede acompañarnos. Y ahí es donde, en conciencia, solos, con nuestro corazón, con la boleta en la mano, vamos a escoger a quién le vamos a confiar el futuro de este país.

No vamos a escoger a un candidato, vamos a elegir un presidente, y queremos un presidente que dé confianza y que nos garantice un mejor futuro. Ahí se resuelve la elección, en la intimidad y en la responsabilidad del ejercicio del voto.

Y por eso, no sólo las encuestas no predicen, las encuestas incluso se dejan de hacer para que esa sea una reflexión cada vez más libre, una reflexión de conciencia.

Y si revisamos los resultados electorales, pues las encuestas han fallado en todas; fallaron con Trump y Hillary, fallaron Brexit, fallaron en México en el 2016, fallaron en Costa Rica por 40 puntos hace apenas tres semanas.

Nadie se ahorra el proceso electoral, las elecciones se ganan en la campaña, las elecciones se ganan con propuestas y las elecciones se ganan platicando con audiencias, que es algo que Andrés Manuel no está dispuesto a hacer, yo sí, siempre, y hoy agradecido de poderlo hacer contigo de nuevo.

Pregunta: Gracias. Finalmente, candidato, lo mismo que le preguntaba a Ricardo Anaya hace unos momentos en este espacio, si recibiera en este una llamada en este momento de Andrés Manuel López Obrador ¿qué le diría?

José Antonio Meade: Lo saludaría con afecto y con respeto, me parece que es una gente que ha caminado por el país, me parece que es una gente que tiene emoción social, pero me parece también que la alternativa que representa es regresar al pasado y que lo quiere el país es avanzar con rumbo claro.

Ésta es una elección que se trata sobre las familias de los que nos están oyendo, y para esas familias debemos de buscar que no estén en riesgo y que tengan certidumbre.

Va a cambiar la historia de México esta elección, va a determinar el futuro y la felicidad de cada una de nuestras familias si votan por una alternativa que dé confianza y que les garantice ese futuro, y esa alternativa que da confianza soy yo.

La otra, la de Andrés Manuel, y con esa misma calidad se lo dije ayer y se lo diría hoy, implicaría para México un terrible retroceso de 30 años a un México en donde el gobierno te decía qué comer y en dónde, qué producir, a qué precio, en donde no teníamos libertades ni económicas ni de otros tipos y en donde el país ya a nuestras familias les fue mal.

Hay mucho que corregir, hay mucho que está mal, hay mucho que tenemos que hacer diferente, pero la forma de hacerlo es con un cambio que tenga punto de partida, y no como una alternativa en donde las ideas no son viejas, son malas. Y, en donde cada vez que hemos visto que esas ideas se convierten en política pública, las familias y su patrimonio de ponen en peligro.

Pregunta: ¿Y a Ricardo Anaya, qué le diría, Doctor Meade?

José Antonio Meade: Le diría lo mismo, también con gusto y con aprecio, pero también con la certeza de que la de él no es la mejor alternativa para este país, ni por experiencia ni por trayectoria de vida, ni por limpieza, ni por honorabilidad.

Pregunta: Doctor Meade, le aprecio muchísimo su tiempo para con este espacio.

José Antonio Meade: Muchas gracias Oscar Mario y muchos saludos allá a tu audiencia participativa, con la que me dio mucho gusto platicar hoy en la mañana.

Pregunta: Muchas gracias, José Antonio Meade.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Enfoque Noticias, con Mario González

Pregunta: Y tengo en la línea telefónica para conocer sus impresiones, precisamente, al candidato a la Presidencia por la coalición Todos por México, José Antonio Meade.

Candidato, José Antonio, gusto en saludarte, buenos días.

José Antonio Meade: Al contrario, me da mucho gusto saludarte y poder platicar contigo, con tu audiencia en tu programa.

Pregunta: Me gustaría comenzar, gracias, antes que nada, preguntándote: ¿qué tal el formato? ¿Cómo te sentiste? ¿Cómo lo notaste en términos generales?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que el formato tiene innovaciones que son importantes y que valdría la pena rescatar. La participación ciudadana yo creo que sí le da un elemento de frescura al formato, pero yo creo que igual que en el primero sí sigue habiendo una rigidez que no parece ser ni necesaria ni útil.

Hoy estamos aquí tú y yo platicando, y no fue necesario que se juntaran nuestros equipos de campaña para reflexionar si cada pregunta tuya iba a ser de 30 segundos o de 28, y si yo en mi pregunta podía extenderme a un minuto, un minuto quince; es una conversación entre adultos que podemos conducir bien y que podemos lograr que sea útil, que sea entretenida, que sea informativa.

Y si eso podemos hacer en una entrevista ordinaria, ni modo que en un debate no podamos construir un formato mucho más libre para que, de verdad, la gente sepa quiénes somos y qué pensamos.

Habiendo dicho eso, me parece que sí, estos debates han sido mejores que los del pasado, que sí, hay más elementos de flexibilidad y sí hay más posibilidad de contraste.

Y yo reitero lo que digo en el tuit, me parece que sí es un debate que permitió que en temas ya que requerían más especialidad, viéramos quién sí tiene capacidad y profundidad para entrar a esos temas más específicos y quién estaba, de plano, fuera de su elemento.

Pregunta: Me queda claro, digo, por lo visto en las redes sociales y por lo conversado también con algunos analistas a lo largo de la mañana, que lo que faltó fue profundidad en el debate en muchos temas.

José Antonio Meade: Mira, déjame ponerte un solo ejemplo. La primera pregunta, Luis Ángel se llamaba quien nos la hizo, era sobre cómo podíamos diversificar las relaciones de México con el mundo, en el contexto de, justamente, de riesgos que hoy hay sobre el Tratado de Libre Comercio.

Si revisamos el debate completo, no se mencionó un solo país distinto de Estados Unidos.

Pregunta: Así es.

José Antonio Meade: Nadie habló de la relación con las potencias medias, de qué hará con el G20, de qué podemos hacer en América Latina con la Alianza del Pacífico, con Argentina, con Brasil.

Sí daba, a mi juicio, en una temática tan importante, tan relevante, además no solo en la elección, sino en la coyuntura, para que pudiéramos haber profundizado en temas que yo creo que estaban bien escogidos, pero en donde el formato y la dinámica, incluso que se nos presionara para que contestáramos de manera más puntual.

Fíjate, si tú haces un ejercicio, yo creo, interesante, que además podrías hacer en redes, si pones un poco las respuestas que dieron los candidatos, en particular, Andrés Manuel, y le pides a tu audiencia que adivine cuál fue la pregunta, lo más probable es que no tengan idea de cuál fue la pregunta, porque la respuesta fue siempre la misma.

Pregunta: Es buen ejercicio.

José Antonio Meade: Es muy buen ejercicio, ¿no?

Pregunta: Por ejemplo, Venezuela, ayer fue el proceso electoral y ganó Maduro.

José Antonio Meade: Imagínate tú, cómo no va a ser un tema, porque además ese tema nos contrasta.

Pregunta: Eso te iba a decir. Si tú planteas una pregunta de Venezuela, porque mucho se ha criticado, por ejemplo, a Andrés Manuel López Obrador, que tiene ligas con la administración de Venezuela. Bueno, pues sería un momento para aclararlo o para profundizar en el asunto.

José Antonio Meade: En dos sentidos nos contrasta, nos contrasta por el tema de la vinculación de Andrés Manuel con Venezuela, nos contrasta por lo que está pasando en Venezuela, que ha seguido políticas parecidas a las que Andrés Manuel ha propuesto.

Pero nos contrasta por un elemento adicional: en Venezuela estamos viendo una crisis humanitaria y una crisis de democracia y, respecto de cómo se posiciona México frente a Venezuela, también hay diferencias profundas.

Andrés Manuel considera que aun frente a una crisis humanitaria, aun frente a un país en donde su gobierno está llevando a que sus ciudadanos pasen hambre, frente a la farsa que vimos de una elección como la de ayer, aun en ese caso no considera que deba de ser tratado el tema de Venezuela en el debate público ni con el pétalo de una rosa. Si es una visión de política exterior que debiera de preocuparnos profundamente en un debate en donde ese era el tema central.

Pregunta: No fue tema, no fue tema tampoco la crisis que hay ahorita a nivel global con Estados Unidos imponiendo un nuevo paradigma de relaciones internacionales, en fin.

Pero nos concentramos en México-Estados Unidos y sí se abordó el tema de la migración de Centroamérica particularmente.

José Antonio Meade: Tienes razón, Centroamérica apareció y jugó una parte importante en el debate. Y yo creo que eso fue positivo, el triángulo norte: Guatemala, Honduras y El Salvador, los niños migrantes no acompañarlos. Yo creo que ese tema es bienvenido a la reflexión, porque yo creo nosotros sí tenemos que voltear a ver más al sur.

Y creo que ahí hay una gran oportunidad, si nosotros podemos bajar gas a Chiapas, entre Chiapas y Centroamérica se puede construir la siguiente gran historia de desarrollo de este continente.

Pregunta: Así es.

Ataques, también hubo tiempo para diversos ataques, ¿consideras que, digamos, se dio prioridad a los ataques entre los candidatos o hubo propuestas también?

José Antonio Meade: Yo creo que hubo las dos cosas, y me parece que en los contrastes, y ahí también hay que ponderar porque los ataques son de diferentes tipos, en algunos casos el ataque no daba más que para un adjetivo, que esa yo creo que es una forma pobre de atacar porque no genera contraste. En algunos casos yo creo que los ataques sí permitieron generar un contraste.

Yo hablé, y ha sido un tema que ha dado de qué reflexionar, sobre el caso de Nestora. Me parece que es un caso interesante, primero, empezando por reconocer que hoy está libre de pleno derecho, se perdió ese juicio en su contra y se perdió porque hubo violación al debido proceso, esa es una primera reflexión.

Parte del problema que tenemos hoy en México es que son innumerables los casos en donde se deja de hacer justicia porque hay un mal proceso de investigación o una mala integración de las carpetas.

Me parece que era relevante porque pone de relieve la importancia de evitar que las armas queden en malas manos, era relevante porque estamos hablando de quien había violentado a la sociedad, por la vía del secuestro, y era relevante porque está incluida en la lista plurinominal al Senado de MORENA.

Entonces, ese contraste por la vía, sí de una crítica, pero es una crítica que nos lleva a una reflexión profunda, no es solamente una crítica en donde descalificamos con un adjetivo, sino que es una crítica que lleva a una reflexión y que hoy debe tener a mucha gente que nos está escuchando pues preguntándose si de veras quien escoge, de entre todos los que podía haber escogido, a un perfil así de controvertido para acompañarlo al Senado es alguien a quien quisiéramos encargarle el futuro del país.

Pregunta: Tal vez el origen del debate, las primeras preguntas, los primeros minutos fueron hacia la relación bilateral y particularmente con Donald Trump. Y una de las preguntas primeras que te realizó León Krauze, particularmente, ¿fue un error o no fue un error que el presidente Enrique Peña Nieto recibiera a Donald Trump siendo todavía candidato?

José Antonio Meade: Mira, hizo dos preguntas Krauze, que yo creo que eran interesantes, primero porque todo mundo dice en el debate: “Yo voy a pedir respeto”. Y preguntó Krauze: “Bueno cómo se mide el respeto”. ¿Qué esperaríamos de una relación en donde el respeto impera?

Y la segunda pregunta fue la de la visita.

Yo traté de hacer un ejercicio intelectualmente interesante y honesto, qué implicaba para México una Presidencia como la Trump, vayámonos atrás un año, poca más, ya un año y medio, parémonos en enero, 20 días antes de que Trump fuera electo, o incluso en la campaña.

¿Te acuerdas cuando Agustín Carstens decía que era un huracán categoría 5 la presidencia de Trump? Ese huracán categoría 5 implicaba para México muchísimos riesgos, y los podemos enumerar.

Si te regresas dos años en el tiempo, el riesgo era que confiscara las remesas para pagar el muro, el riesgo era que se saliera de NAFTA en su primera semana, el riesgo era que pusiera un impuesto a las transacciones fronterizas, que le pusiera arancel a las importaciones mexicanas. Todo eso estaba sobre la mesa.

Hoy que está cumpliendo, más o menos, un año y medio ya de gestión y que estamos a unos meses de la elección de medio periodo, las remesas de los mexicanos están salvaguardadas, NAFTA se está discutiendo, en términos generales no hay un impuesto a las transacciones trasfronterizas. Cuando se puso un arancel al acero y al aluminio no se incluyó a México como los países que enfrentan ese arancel.

Y podemos contrastar ese resulta en el caso de la relación con México, con la relación de Trump con el resto del mundo.

Y te pongo dos o tres ejemplos: Macron hizo un gran esfuerzo para que Trump no se saliera del Acuerdo del Paris y se salió; toda la Unión Europea hizo un gran esfuerzo para que no se saliera del Tratado Nuclear con Irán, y se salió; todo el mundo hizo un gran esfuerzo para que no se saliera del acuerdo migratorio que se está discutiendo en Naciones Unidas, y se salió; los países más importantes de Asia- Pacifico para que no se saliera del TTP, y se salió.

Entonces, si uno revisa un poco por resultados, lo que ve es un Trump que ha cumplido con sus promesas, y que se ha salido prácticamente todos los espacios bilaterales y multilaterales. Y vemos que en el caso de México estamos en la mesa, estamos hablando sobre el Tratado, y muchos de esos elementos se conjuraron.

Pregunta: Entonces no fue un huracán categoría 5, lo que me lleva también a pensar que era muy mal para diagnosticar nuestro querido Agustín Carstens.

José Antonio Meade: Yo creo que no, yo creo que sí hizo un muy buen trabajo.

Pregunta: No, hizo un muy buen trabajo, pero para diagnosticar, recuerdo cuando había dicho que iba a ser una simple gripa en la crisis y luego nos fue como nos fue.

José Antonio Meade: Yo creo era malo para las metáforas

Pregunta: Exacto.

José Antonio Meade: Era malo para las metáforas, pero sí pone de relieve que sí hay manera de pasar del lugar común al diagnóstico profundo, sí hay manera de pasar de lo superficial al análisis.

Todo mundo dice, por ejemplo, que hay que salvaguardar los derechos de los migrantes y que vamos a hacer lo que sea necesario.

Bueno, para un migrante, ¿qué quiere decir que se salvaguarden sus derechos? En muchos casos quiere decir tener una licencia para manejar, tener la posibilidad de que sus hijos paguen la misma colegiatura que los residentes, tener acceso a la salud, tener la posibilidad de ejercer libremente su empleo.

Nosotros lo que hicimos en cancillería, en Relaciones Exteriores, es que nos sentamos con todos los consulados, hacíamos una lista de los derechos que se tenían en los diferentes estados y hacíamos un trabajo político con los migrantes, con los alcaldes, con los estados para irle buscando una mayor cercanía al migrante con los derechos que tienen los ciudadanos.

Y entonces sí podíamos parametrizar y ser específicos de qué estábamos logrando para pasar del discurso a las acciones concretas.

Pregunta: José Antonio Meade, te agradezco mucho por estar esta mañana en Enfoque Noticias y espero poder conversar antes de que ya nos tome el tercer y último debate.

José Antonio Meade: Seguro que sí, pero déjame cerrar diciendo lo que decía mi tui: vamos a elegir presidente, no candidato, queremos un presidente que dé confianza y garantice un mejor futuro y no cabe la menor duda, como digo en el tui, que el mejor soy yo.

Pregunta: Gracias José Antonio Meade, candidato a la Presidencia por la Coalición Todos por México. Gracias y muy buenos días.

 

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Milenio Noticias, con Samuel Cuervo

Pregunta: Tenemos en la línea a José Antonio Meade.

José Antonio Meade: Muy buenos días.

Pregunta: Gracias, igualmente.

Su saldo finalmente, su balance, luego del segundo debate de anoche.

José Antonio Meade: Yo creo que fue un buen debate, con participación ciudadana, que lo hizo diferente y que le da un elemento de frescura, que yo creo que hay que conservar, en futuros formatos y en futuros espacios de reflexión.

Pero yo creo que nos ayudó a que volviéramos a ver quiénes somos, qué proponemos y quién tiene una mayor capacidad para dar confianza y garantizarle al país un mejor futuro.

Yo salgo contento del debate por su temática, por su diseño, pero sobre todo porque me permitió volver a acreditar que para el país el que ofrece la mejor alternativa, el rumbo más claro, soy yo.

Pregunta: Candidato, sin embargo pareciera que no se respondieron varias preguntas o no hubo respuestas muy concretas a temas muy específicos que justamente les hizo la audiencia.

José Antonio Meade: No solo eso.

Fíjate, yo te sugiero y yo creo que sería un debate interesante, si tú pones las respuestas, sobre todo las que da Andrés Manuel y le preguntaras a tu audiencia cuáles fueron las preguntas, pues lo más probable es que, en función de las respuestas, tu audiencia no pueda saber cuál fue la pregunta porque la respuesta fue la misma siempre, no importando qué le estuvieran preguntando.

Pregunta: Aparte, pareciera que se distrajeron mucho, particularmente ustedes tres, Anaya, Andrés Manuel y usted, en el tema de las agresiones y descalificaciones, incluso eso pareciera que distraía el formato. ¿No considera?

José Antonio Meade: Fíjate que yo que creo que, aun en eso, hay diferencias, porque cuando uno contrasta, cuando uno, incluso, descalifica, pues lo puede uno hacer de forma tal que sea útil y que abra un espacio de reflexión.

O lo puede uno hacer, lisa y llanamente, adjetivando y denostando. Por ejemplo, yo ayer planteaba, como uno de los temas más importantes a resolver, el tema de inseguridad, con una reflexión al redor del caso de Nestora.

Y lo que yo reflexionaba es que en el caso de Nestora reflejaba mucho de lo que está mal hoy en México: una investigación mal hecha que implica el potencial de que alguien que hubiera cometido secuestro esté libre.

No sabemos, en el fondo, si con razón o sin razón. Pero sabemos, sí, que fue una investigación en donde no se condujo de manera adecuada y que impidió, en consecuencia, llegar al fondo.

Es una historia de armas, es una historia de secuestro, pero es además una historia que termina con una candidatura en el Senado.

Me parece que sí debiera llevar a la gente a reflexionar si ese el tipo de política y de políticos que quisiéramos tener en México.

Pregunta: Anoche se abordaron un par de temas que directamente involucra la gestión que tuvo usted cuando fue secretario de Hacienda, el tema del control de aduanas, el tema de la seguridad, particularmente en cuanto al tráfico de armas también.

Sobre ello no queda muy claro, secretario, porque dijo usted que ya se había empezado a implementar algo, pero lo cierto es que no se ven los resultados.

José Antonio Meade: No, y es correcto, y yo lo reconozco, no solamente con sentido autocrítico, si no con sentido de oportunidad.

En la aduana hemos avanzado mucho en tecnología no intrusiva que nos permite supervisar los vehículos sobre todo de carga, pero no tenemos capacidad no intrusiva para supervisar vehículos particulares.

Y todo el análisis que teníamos en inteligencia el año pasado, que estuve en Hacienda, lo que nos decía era que la forma como se introducían las armas en el país era a través de vehículos particulares.

Eso nos llevó a detonar un programa piloto, que habrá de implementarse, que se llamaba Aduana Impenetrable, en donde justamente se estudió toda la diferencia en tecnología que había que nos permitiera que los 70 millones de automóviles que cruzan por la frontera entre México y Estados Unidos en un año, pudieran ser revisados, todos, para detectar desde una bala hasta una pistola.

Tecnológicamente eso hoy es factible, hace algunos años no lo era, o no lo era de forma tal que pudiéramos balancear seguridad con eficiencia.

Hoy sí podríamos, de manera no intrusiva, blindar la frontera norte y la frontera sur, de forma tal que tuviéramos absoluta certeza de que no se estuvieran introduciendo armas por la vía de vehículos particulares que es, para México, una vulnerabilidad grande.

Pregunta: Candidato, ¿cómo cree usted que podría mejorar o terminar los pendientes que dejó, por ejemplo, cuando fue secretario? Tomando en cuenta que en el eventual caso de que usted gane pues también está la posibilidad de que tenga un Congreso más dividido, o incluso en contra, con mayoría de oposición.

José Antonio Meade: Mira desde 1997 ese es el caso.

Desde 1997 no hemos tenido un presidente con mayoría en el Congreso, y desde 1997 se han construido consensos. Y yo he sido, por muchos años, uno de los arquitectos de esos consensos, un constructor de voluntades que reconoce valía en el otro, que reconoce que la construcción del país tiene que ser un espejo en el que nos veamos reflejados todos.

A mí me ha tocado trabajar en un número muy importante de paquetes económicos, muchos de ellos por unanimidad, todos ellos con gran consenso. Y lo he hecho porque he reconocido que hay valor en el punto de vista de otros que participan en el proceso y porque hemos construido soluciones que permiten que todo mundo se sienta reconocido, y que la gente sienta que está aportando, sienta y que esté aportando, a la construcción del país.

Yo creo que yo aporto en esta contienda a quien por mucho tiempo ha abonado a favor de la unidad, a quien mucho tiempo ha abonado en favor de la certidumbre. Ésta es una elección en donde no vamos a escoger candidato sino presidente, y lo que queremos del presidente es que dé confianza y que garantice un mejor futuro, que pueda llevar al país a que avance con un rumbo claro, que pueda llevar a que nuestras familias no estén en riesgo y que tengan certidumbre.

Esta elección, sin duda, va a cambiar la historia de México y va a determinar si escogemos bien el futuro y felicidad de nuestras familias o puede implicar un retroceso de más de 30 años que a cada una de las familias le haga un gran daño.

No tengo duda y, a mi juicio, quedó claro en el debate: de los cuatro candidatos, el que da confianza y garantiza un mejor futuro, soy yo.

Pregunta: Muy bien. Gracias, José Antonio Meade, candidato a la coalición Todos por México.

José Antonio Meade: Gracias Samuel, te mando un abrazo y un saludo.

Pregunta: Igualmente, buenos días.

 

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Panorama Informativo con Iñaki Manero y Alejandro Villalvazo

Pregunta: El candidato de la coalición Todos por México. José Antonio, buenos días y gracias por tomar la llamada.

José Antonio Meade: No, muy buenos días, encantado. Me da mucho gusto, al revés, de tener la oportunidad de platicar contigo y en tu espacio.

Pregunta: ¿Qué tal después del debate? ¿Cómo amaneciste, José Antonio?

José Antonio Meade: Bien, temprano, aquí son dos horas antes. La verdad es que fue un buen ejercicio, un buen ejercicio que yo creo que tuvo innovaciones interesantes; la participación ciudadana, yo creo que fue valiosa.

Sí debiéramos de evolucionar, a mi juicio, a formatos bastante más libres que permitan un contraste menos rígido, pero yo creo que el hecho de que haya habido voces directamente de los ciudadanos, en una temática, además, bien interesante. Comercio exterior, inversión, seguridad fronteriza y combate al crimen trasnacional y derechos de migrantes, son temas que no ponemos de relieve suficiente en el debate público y yo creo que ayer lo hicimos.

Y fue interesante ver el desempeño de cada uno en una temática ya un poco más focalizada, un poco más concreta. Yo creo que fue un muy buen ejercicio.

Pregunta: ¿Cómo viste a los contrincantes, a los rivales políticos?

José Antonio Meade: Mira, lo interesante de las diferentes expresiones, y yo creo que el debate ayuda porque vemos ideas, las contrastamos y, más o menos, nos ayuda a ver cómo son y qué pensamos.

Si tú hicieras el ejercicio, y yo creo, en tu programa, de poner las respuestas que dio Andrés Manuel a las preguntas, no sabrías cuál fue la pregunta porque realmente casi contestó lo mismo en todas, y contestó lo mismo que ha dicho mucho tiempo atrás, sin preocuparse, siquiera, de una semblanza, de tratar de dar una respuesta.

Yo creo que en mi caso se acredita experiencia, se acredita conocimiento de la temática y se pone de relieve algo que yo creo que es importante: aquí no vamos a escoger candidato, vamos a escoger presidente, y lo que queremos es un presidente que dé confianza y que garantice un mejor futuro.

Y yo creo que ayer tuve la oportunidad de que quedara absolutamente claro que ése, él que da confianza y garantiza un mejor futuro, soy yo.

Pregunta: ¿Ricardo Anaya?

José Antonio Meade: Yo creo que Ricardo sigue teniendo el mismo problema de tiempo atrás. Teníamos, más o menos, 16 minutos en el debate, y el hecho de que debate tras debate y espacio público tras espacio público tenga que dedicarle tiempo a defender de sus decisiones, de su patrimonio, de las investigaciones en las que está involucrado, habla mucho ya del tipo de candidato que es: articulado, es un buen parlamentario pero, desde el punto de vista estrictamente político, una gente que en un debate presidencial tiene que dedicarle tiempo a explicar su patrimonio, a defenderse de imputaciones que tienen que ver con honestidad, al grado de que otro de los candidatos esconda su cartera, me parece que es profundamente preocupante.

Pregunta: ¿El Bronco?

José Antonio Meade: Yo creo que El Bronco se pinta como es, se pinta bronco, y yo creo que éste que era un debate ya que exigía un conocimiento más profundo, yo lo sentía desencanchado.

Pregunta: A partir de ahora, ¿qué viene en la campaña, José Antonio Meade?

José Antonio Meade: Mira, son días cada vez más intensos. Es bien interesante la reflexión del calendario y la reflexión de los momentos; cuando uno tiene que tomar una decisión, mientras más se acerca el momento de tomarla, más atención ponemos a los detalles.

Cuando nos piden algo que va a suceder dentro de tres meses, la verdad es que no vemos la definición y la decisión con una profunda granularidad. Conforme se empieza a acercar el momento de decidir, empezamos a estar mucho más atentos de qué está en juego, de quiénes están participando en la boleta, empezamos a tener una idea más clara de qué piensan y de cómo son.

Y eso le va a dar a estas horas, a estos días, una intensidad como la que no se ha vivido antes en la campaña.

Después de darle esa intensidad en el análisis, en el diagnóstico, en la publicidad, en la palestra de las ideas, la ley nos va a obligar a guardar silencio a los políticos para que los ciudadanos reflexionen, reflexionen dos o tres días sobre lo que vieron y escucharon.

Y luego vamos a ir a uno de los pocos lugares en donde la ley no solamente protege lo que ahí sucede.

Pregunta: A la intimidad de la urna, ¿no?

Te dejo una pregunta y hago una pausa, José Antonio Meade, ¿te preocupa el tiempo, los días que quedan?

José Antonio Meade: Mira, te decía, Alejandro, justo antes del corte, las elecciones en España duran 15 días, eso quiere decir que los destinos de la elección y su rumbo cambian en un lapso tan breve como ése, y se resuelven hasta ese momento que decíamos de intimidad y de soledad en la boleta.

El tiempo es suficiente, el tiempo es amplio, cada vez vamos a estar más en sintonía y cada vez vamos a reflexionar sobre qué queremos para el país, qué queremos para nuestras familias, qué queremos para nuestro futuro, qué México es el que le queremos legar a nuestros hijos.

Y un debate como el de ayer pone en perspectiva que no solamente las campañas importan para efecto de la elección, sino que las elecciones importan para efecto del destino del país. y sí vemos dos rumbos muy diferentes: un rumbo que nos regresa 30 años en el pasado o un rumbo que nos permite avanzar con claridad y con seguridad.

Esta es una elección en donde, a mi juicio, lo que va a resolver es a quién le tenemos confianza, quién nos garantiza un mejor futuro para nosotros y para nuestras familias.

Y a mí parece que el debate lo que pone de relieve, sin ninguna ambigüedad, es que quien está mejor preparado para ser ese presidente que dé confianza y garantice un mejor futuro, soy yo.

Pregunta: José Antonio Meade, muy buenos días, te saluda Iñaki Manero.

José Antonio Meade: Iñaki, buenos días.

Pregunta: Buenos días. Dos preguntas: uno, la ausencia de Margarita ¿empobreció el debate de ayer? Y la otra sería, ¿cómo te imaginas que debería ser el tercer debate?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que sí lo empobreció, y me parece que es un tema sobre el que habría que reflexionar más.

Me parece que Margarita representaba en la contienda no solamente género, sino la visión de quien sale y rompe con un partido, de quien consolida una alternativa independiente.

Me parece que en la democracia esas voces, esas experiencias son valiosas, y yo creo que en un país como el nuestro, en donde la mitad de la población, del talento, de la emotividad, de nuestro futuro son mujeres, el hecho de que ayer hubiéramos estado solamente cuatro hombres, habla mal de nuestra democracia.

Yo creo que el país va a ser mejor cuando todos y cada uno de los espacios reflejen este país que es paritario, pero que no es igualitario. Y yo creo que el esfuerzo que hizo Margarita es un esfuerzo bien importante y me parece que la elección se beneficiaba de su presencia.

Pregunta: Y la segunda pregunta, ¿cómo te imaginas que debería de ser el tercer debate?

José Antonio Meade: Ojalá fuera como éste. La verdad que para hacer esta entrevista no tuvimos que negociar tiempos, cuántos segundos me iba a tomar la respuesta, cómo se iban a alternar entre cada uno de ustedes, si podemos conducir una entrevista sin que violentemos los diálogos, los espacios, los protocolos y hacerlo de suerte tal que para tu audiencia resulte útil escucharnos.

Debiéramos de poder hacer, también, un debate con quienes aspiramos a liderar este país con un formato mucho más libre, con una conducción que permita y que oriente para que el contraste se dé y que la respuesta sean claras.

De otra suerte, lo que acaba pasando es un poco como lo que vimos con Andrés, en donde llevaba preparada una respuesta, no importa cuál fuera la pregunta que le hicieran, y eso yo creo que habla mal del respeto que le tiene al debate, del respeto que le tiene al electorado y de un tema mucho más fundamental, hoy estamos ahorita en el programa de ustedes haciendo un diagnóstico puntual de lo que pasó, de lo que sentimos, y hay una voz que está ausente hoy en la mañana de cualquiera de esas audiencias, que es la Andrés Manuel, quien no considera que valga la pena dedicarle tiempo para dar y ofrecer respuestas y planteamientos en un debate, o para dar y ofrecer respuestas y reflexión en un espacio como el que ustedes nos ofrecen, pues habla de una falta de respeto estructural y de un elemento de soberbia que nunca es inteligente en ningún caso, pero menos en la política. Y por eso va a volver a perder.

Pregunta: A la gente siempre le llama la atención quién ganó y quién perdió, hablando de ganar y perder, quién ganó y quién perdió el debate. No te voy a preguntar quién ganó porque sin duda la respuesta es obvia, ¿no? Lo ganaste tú, si estamos platicando contigo, pero sí te voy a preguntar, ¿quién lo perdió, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, lo gané yo, aunque no estuvieran platicando conmigo, así lo acreditan los sondeos y así, además, me siento, no solamente en ánimo, sino en términos de haber logrado posicionar perfil y temática.

Yo creo que perdimos, en general, los ciudadanos que no tuvimos la oportunidad de que se nos presionara más a los candidatos para ser más puntuales en temas que eran bien relevantes.

Fíjate, la primera pregunta, la que hizo Luis Ángel, el primer ciudadano, pues es una pregunta fundamental: ¿qué vamos a hacer si no tenemos Tratado de Libre Comercio? ¿Qué vamos a hacer para diversificar nuestra posición y la posición de México en el mundo?

Cómo no va a ser interesante, en un debate como el ayer, que hoy los mexicanos estuviéramos platicando en un espacio como el de ustedes para decir: “Bueno, qué interesante lo que dijo fulano de tal, en términos de las oportunidades que nos ofrece acercarnos a las potencias medias y tener un diálogo con Australia, con Indonesia, con Corea, con Turquía” o; “Qué interesante planteamiento, en términos de cómo deberíamos de vincularnos con Brasil y con Argentina y cómo lograr un mejor espacio de coordinación con esos dos países y la Alianza del Pacífico” o; “Qué interesante estuvo el análisis, en términos de la decisión de Estados Unidos de entrar o no al Acuerdo Transpacífico”.

Y la verdad es que, en vez de eso, pues nos encontramos con fórmulas vacías, con lugares comunes que mucho debieran de preocuparnos en temas que son tan definitorios para el bienestar de nuestras familias, para su futuro, para nuestro empleo y para el crecimiento del país.

Pregunta: ¿Crees en las encuestas, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, la elección tiene tres momentos; 173 países en el mundo tienen elecciones, ninguno de los 173 resuelve las elecciones por encuestas, y no las resuelven por encuestas porque los tres momentos de la elección implican un proceso de reflexión distinto y un proceso de comunicación diferente, incluso con las encuestas.

Ahorita es un espacio de la elección que es muy público, que discutimos en espacios noticiosos, en debates, en donde casi todos los intercambios son entre nosotros de manera, incluso, pública, los debates, redes, etcétera.

Después la ley nos obliga a guardar silencio, y en ese espacio de silencio lo que pretende la arquitectura de nuestra elección, es que escuchemos qué fue y ponderemos qué fue, de lo que escuchamos, lo que nos pareció interesante. Y en esos tres días, pues a lo mejor la gente va a reflexionar sobre el debate o sobre este programa y va a decir “Bueno, qué interesante lo que dijo Meade en el programa de hace unos días, me pareció persuasivo, me convenció”.

Y luego, el día de la jornada electoral tomamos una decisión que está protegida por secrecía y que tomamos en la intimidad.

Por eso la encuesta no es un buen pronóstico ni reflejo de lo que solos, en el corazón y frente a nuestra conciencia, vamos a resolver.

Y basta revisar la historia reciente en México y en el mundo, desde Brexit hasta Trump, pasando por las elecciones en los estados aquí en México en el 2016, hasta la última elección presidencial que vimos en Costa Rica en donde se perdió por más de 40 puntos; fue diferente el resultado a lo que la encuesta predecía.

Pregunta: Te hago una última pregunta. En las experiencias recientes de elecciones dicen: “Las elecciones las gana un buen candidato”

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: “Aunque no esté acompañado de un buen partido”. ¿Te está pesando demasiado el partido, José Antonio?

José Antonio Meade: Mira, la elección, y por eso decía que los tiempos van a ir ayudando, la elección va a poner en perspectiva que lo que vamos a hacer es escoger un presidente, y la presidencia es una responsabilidad que descansa en una sola persona, y por eso yo estoy seguro que voy a ganar, porque lo que la gente al final quiere, es un presidente que dé confianza y que garantice el mejor futuro. Y de los cuatro candidatos que vimos ayer, yo no tengo absolutamente ninguna duda ni creo que le haya quedado ninguna duda a la gente, de que el mejor soy yo.

Y viene implícito en tu pregunta, la pregunta tuya refleja esta percepción de mucha gente que así lo piensa, pero que tiene de repente alguna duda; que no la tenga, que vote por el que crea que es el mejor. Yo estoy seguro que el que hoy en la boleta da confianza y garantía hacia un mejor futuro, soy yo.

Pregunta: José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, gracias por la plática de esta mañana.

José Antonio Meade: Al revés, muchas gracias por el espacio, un saludo.

Pregunta: Igualmente, un abrazo. Buenos días.

Entrevista otorgada por José Antonio Meade a Imagen Informativa, con Pascal Beltrán del Río

Pregunta: Está en la línea telefónica, y se lo agradezco a José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República.

José Antonio, buenos días, ¿cómo estás?

José Antonio Meade: Bien, Pascal, me da siempre mucho gusto saludarte.

Pregunta: ¿Qué balance haces del segundo debate de anoche?

José Antonio Meade: Mira, te haría dos, uno personal y uno del propio evento. En el personal, yo creo que me fue muy bien, me quedo muy contento, muy satisfecho, un debate siempre es oportunidad de presentar ideas y de defenderlas, y me parece que el debate de ayer manda una señal muy clara.

Ahora el primero de julio no vamos a escoger a un candidato, vamos a escoger a un presidente, y yo creo que el debate de ayer manda la señal contundente de que el que confianza y garantía hacia un mejor futuro, soy yo.

Ya en otro plano, me parece que la participación ciudadana fue bienvenida, me parece que claramente esta moderación dinámica ayuda a un debate que sea también más dinámico, pero me parece que le sigue faltando frescura, le sigue faltando agilidad.

En esta entrevista que me estás haciendo, tú y yo no pactamos cuántos segundos la pregunta, cuántos segundos la respuesta, y sin embargo somos capaces de conducirla con madurez para que sea una entrevista informativa y útil.

Pregunta: Bueno, y en ese sentido, ¿qué cambios le harías? ¿Qué cambios propondrías para el tercer debate en Mérida?

José Antonio Meade: Mira, ojalá sea un poco más tiempo, un poco más flexibles. Fíjate, si hicieras el siguiente ejercicio, si pusieras cuáles son las respuestas que dio Andrés Manuel y le preguntaras a tu audiencia que te dijera cuál fue la pregunta, pues lo más probable es que no haya ninguna conexión entre la pregunta y la respuesta.

Y eso tiene, en parte, que ver con el formato. Es un formato en donde las reacciones no son en tiempo real, no son reacciones que se sigan a los planteamientos que hicieron los candidatos, que hicieron los moderadores o que hicieron los ciudadanos, y ese desconecte, pues un poco lo que nos lleva es que en vez de que sea diálogo, en vez de que sea un debate, son como pequeñas secuencias en donde cada quien contesta lo que quiere, no importa qué preguntaron, y cada quien dice lo que sea, pues no importa cuál sea la temática.

Yo creo que si le diéramos más flexibilidad y un poquito apretáramos más a los candidatos, sí nos obligaríamos a que diéramos la posibilidad de que la gente conociera de fondo qué pensamos en temas que son bien importantes.

Ayer un poco lo que vimos, aún en las descalificaciones, subieron niveles. Había quien atacaba queriendo poner sobre la mesa temas puntuales y serios, y había quien descalificaba con puro adjetivo.

Yo creo que sí son importantes los debates, yo me siento muy contento, yo creo que sí se acreditó un conocimiento de los temas, pero me parece que queda un poco a deber en términos de habernos obligado a ser mucho más profundos.

Pregunta: Bueno, el que se hayan enganchado López Obrador y Anaya en una confrontación directa con muchas descalificaciones de por medio, ¿qué significa en el contexto de la actual contienda? ¿Qué significa para ti?

José Antonio Meade: Yo creo que a mí me ayuda, y me ayuda en un sentido muy amplio. Me parece que ayer, cuando lo que estamos buscando es quién tiene características para ser presidente, pues lo que quedó claro es que el pleito entre los otros dos no ha habido ningún elemento de sustancia.

Yo creo que los dos, bueno, uno, Ricardo, pues leyendo un poco de cartulinas, de libros, yo me quedaba pensando ayer, después de haber visto a muchos líderes de Estado, a muchos jefes de Estado, pues yo no he visto a nadie que se esconda atrás de una cartulina o un libro para hacer un punto.

Y del lado de Andrés, la verdad es que quedó a deber en sustancia, quedó a deber en fondo.

Yo haría una reflexión un poco más amplia, hoy estamos todos hablando con las diferentes audiencias para reflexionar sobre el debate, sus temas y su importancia.

Hay una voz que está ausente de ese diálogo, Andrés Manuel no se ha dignado en tomar una sola entrevista, la verdad es que el país merece, a mi juicio, un líder que esté dispuesto a dar la cara, a discutir, a contrastar, a hablar en espacios como éste.

A ver, un espacio de tu prestigio, de tu balance en la conducción, de tu objetividad, en términos de ofrecernos a nosotros poder compartir nuestras opiniones y que no esté participando en estos espacios, preocupa.

Decía mi abuelo, y yo creo que decía bien, que la soberbia nunca es inteligente. En política, menos inteligente aún, por eso va a perder Andrés Manuel.

Pregunta: Oye, tú lanzaste ayer un señalamiento directo a una candidata de Morena, al Senado, Nestora Salgado, la señalaste como secuestradora y ella te ha lanzado un reto a través de las redes sociales, dice que “la difamación es un delito y te reto públicamente a que pruebes tus afirmaciones. Ya basta que tú y el PRI criminalicen a los luchadores social”.

José Antonio Meade: Fíjate que el reto no era para Nestora, era para Andrés Manuel. Yo ayer dije que la historia de Nestora ponía de relieve muchos temas, muchos temas que eran importantes, dije que estaba libre porque habían habido fallas en su proceso, esto es: no hay ninguna difamación, yo no estoy imputando que Nestora haya sido encontrada de secuestro.

Yo lo que estoy imputando como un problema serio y severo en México, es que por fallas en los procedimientos no le entramos al fondo de los asuntos, pero, ¿qué también digo? Que conforme a los testimonios que obran en el expediente, Nestora sí está imputada de haber participado en un secuestro.

Y a Nestora y a otros, les llegan armas de los Estados Unidos y la imputación no es a ella, la imputación es a Andrés que en medio de tanta gente calificada, de tanta gente que pudiera llevar con dignidad la voz al Senado, escogieron a una gente controvertida, escogieron una gente que estuvo implicada en secuestros con la independencia de que yo ayer decía, estaba libre, sobre todo, por razones de violaciones en el procedimiento.

Cuentan mucho de por qué las cosas no funcionan en México, cuentan mucho de que somos incapaces de investigar con solvencia, cuentan mucho en términos del estrago que hacen las armas en las comunidades, pero habla mucho del temperamento de Andrés, el haberla incluido.

Pregunta: Bueno, quedan 41 días de campaña, ¿cuál va a ser tu objetivo? Sé que, bueno, digo, ha sido público que has hecho cambios en tu equipo, el principal partido a la coalición, el PRI, ha hecho cambio de dirigente nacional, ¿podemos esperar otros cambios? ¿Qué podemos esperar en los siguientes 41 días?

José Antonio Meade: Mira, una campaña activa, una campaña que se ajuste todos los días, una campaña que revise su balance diario para ver si estamos avanzando, si estamos adelantando, si estamos convenciendo.

Te dejo con dos reflexiones Pascal, las elecciones en España duran 15 días y en esos 15 días es suficiente para que cambien de rumbo varias veces, y que cambien de pronóstico y, eventualmente, incluso, hay quienes son exitosos.

Ningún país del mundo resuelve sus elecciones por encuestas, todos corren la jornada electoral, porque las elecciones tienen tres momentos: un momento público, un momento de reflexión en familia y un momento de intimidad, y en ese momento de intimidad en donde tenemos ya la definición por delante, es cuando revolvemos a quién le tenemos confianza, quién pensamos que garantice un mejor futuro.

Esta elección va a versar sobre riesgo y certidumbre, y yo estoy absolutamente cierto que no vamos a poner en juego futuro y felicidad de nuestra familia, corriendo un riesgo y le vamos a apostar, más bien, al que nos ofrece un rumbo claro, un rumbo cierto, a quien nos da confianza, a quien nos acredita tener experiencia y temple para manejar el país y por eso estoy seguro que voy a ganar yo.

Pregunta: ¿Tú crees que las encuestas han dominado demasiado la discusión de esta campaña electoral, José Antonio?

José Antonio Meade: Sí, y me parece que es un error a la luz de la evidencia reciente.

Fíjate, revisemos los últimos dos años. Las encuestas no pronosticaron lo que pasó en México en el 2016, bueno, no las pronosticaron ni para el partido que ganó, el PAN al que le fue bien en el 2016, pues ese día en la mañana pensaba que si tenía suerte, pues podría ganar tres estados, y le fue mucho mejor.

La última elección presidencial que vimos en el continente, bueno distinta que la de Venezuela de ayer, que fue una farsa, pues fue la de Costa Rica, en donde las encuestas se equivocaron por 40 puntos.

Los agregadores de encuestas de encuestas en Estados Unidos, el más prestigiado de ellos, el de FiveThirtyEight de Nate Silver’s daba triunfadora a Hillary en algunos momentos, con más del 90 por ciento de probabilidad y nadie apostaba que Inglaterra iba a salir de la Unión, con cargo a su referéndum.

Eso quiere decir que en los momentos más relevantes que hemos visto en los últimos dos años, las encuestas no reflejan ni predicen ni nos ayudan a entender lo que está pasando en el proceso electoral.

Y eso es cierto por estructura, es cierto por definición. La ley prohíbe, incluso, que se hagan encuestas ya, cerca de la jornada electoral porque es muy diferente el ambiente que vivimos ahorita y el debate que tenemos a tantos días y que pocos siguen siendo muchos de la elección, pues la gente defiende con granularidad lo que está en juego, cuando está frente a la boleta, ahí en la intimidad, protegido incluso por la secrecía, de corazón y en conciencia, escoge a quién le confía la conducción del país.

Y yo estoy cierto que se la va a confiar a quien tiene una historia limpia, a quien tiene una historia transparente y a quién garantiza para las familias de México, un futuro de confianza y de crecimiento.

Pregunta: Bueno, y en cuanto a los objetivos de estos últimos días, ya menos de 40, considerando pues el periodo de silencio en las campañas que habrá antes de la jornada electoral, ¿en qué te vas a concentrar?

José Antonio Meade: Perfiles, propuestas, medios, contraste. Lo que al final queremos es que en la decisión quede claro, que en la narrativa de la campaña que clara, que quede claro que esta elección tiene solo dos opciones: regresar al pasado o avanzar con rumbo cierto, que esta es una elección que trata sobre nuestras familias y sobre su futuro.

Y lo que queremos es que ese futuro no se ponga en riesgo, que las familias tengan certidumbre.

Y aquí es interesante reflexionar cómo tomamos decisiones, todas, desde las más sencillas, hasta las más complicadas, la decisión la tomamos al momento en el que la tenemos por delante.

Cuesta mucho trabajo y cambia la definición en todo, ¿eh? Desde cosas tan complicadas y tan relevantes como una elección, hasta que bono escoger para comer.

Pues la definición relevante es la que tomamos para comer ya en la mesa, con la carta por delante y la definición de la elección la tomamos en la intimidad con la boleta por delante, y ahí vamos a voltear a ver sólo hacia adelante, a quién le encargamos a nuestras familias, qué país le queremos dejar a nuestros hijos.

Pregunta: Pues José Antonio Meade, nuevamente gracias por estos minutos, gracias por la buena disposición siempre de platicar con nosotros.

José Antonio Meade: ¡No hombre, siempre encantado Pascal! Es un gran privilegio platicar contigo.

Pregunta: Gracias, José Antonio Meade es candidato de la Coalición Todos por México a la Presidencia de la República.