Entrevistas

Entrevista otorgada por José Antonio Meade Kuribreña a En los Tiempos de la Radio, con Óscar Mario Beteta

Pregunta: Le aprecio muchísimo su buena disposición para con este espacio.

José Antonio Meade Kuribreña: Óscar Mario, siempre es un privilegio poderte saludar y a tu audiencia.

Pregunta: Gracias, señor candidato, bueno, pues muchas cosas. Yo quisiera comenzar por esto que usted considera primordial para la buena transformación de México y, me imagino, que así debe ser comenzar por el principio, y el principio es la buena educación, Doctor Meade.

José Antonio Meade Kuribreña: Sin duda. Para que a México le vaya bien, necesitamos dar acceso pleno al que, yo creo, es uno de los derechos que nos abre, además, la oportunidad de otros derechos, que es el derecho a la educación.

Te doy dos o tres datos que ponen de relieve lo importante que es, y si tu auditorio se quedara solamente con eso y le implicara una diferencia en términos de vida, habría sido, yo creo, una entrevista valiosa.

En México el que termina la preparatoria, Óscar Mario, va a vivir 5 años más que el que no la termina, de ese tamaño es la diferencia que hace el acceso a la educación en México, y de ese tamaño, el esfuerzo que se tiene que hacer desde el gobierno para asegurarnos que los jóvenes cuenten con todos los elementos necesarios para cerrar ese ciclo escolar.

La diferencia entre terminarla o no, es determinante en la calidad de vida, es determinante en tener los elementos necesarios para una incursión plena y exitosa en los mercados laborales y, por lo tanto, el trabajar para lograrlo, sin duda, tiene que ser un anhelo de gobierno.

Pregunta: ¿Habla usted, entonces, de una especie de efecto psicológico que también tiene que ver con la salud, candidato?

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, la educación está diseñada para tener los mejores instrumentos para salir adelante en la vida, eso quiere decir que nos da instrumentos para tomar decisiones, que nos da instrumentos para entender, evaluar, analizar las diferentes alternativas que tenemos por delante.

Y esa educación, cuando está bien construida, y la mejor prueba de que hace diferencia es que, quien tiene esa educación, quien cuenta con esos elementos, tiene una vida más exitosa y tiene una vida, incluso, que repercute en su salud.

Y quien, por la razón que fuera, le fallamos y no le dimos esos elementos, pues va a batallar en la forma de tomar decisiones, va a batallar en términos de las oportunidades y, por lo tanto, en este afán de que seamos y aprovechemos el talento que en México tenemos, uno de esos usos, el fundamental, tiene que ser que pongamos ese talento a disposición de los jóvenes que están buscando, que están esperando de nosotros una alternativa que les asegure un futuro mejor, un futuro en el que puedan alcanzar sus sueños y sus anhelos.

Porque lo que también vemos es que cuando en México terminamos la educación superior, tenemos los elementos para competir con los mejores del mundo en un mal día. Y en un buen día, tenemos elementos para ser, incluso, más exitosos.

Pregunta: Podríamos decir, y si no me corrige, candidato: desde el invento de la televisión por un mexicano hasta los Oscares, ¿no?

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, a ver, los Oscares es un gran ejemplo. Pero, de esos eventos que uno guarda en el corazón por su optimismo y por su esperanza.

Cuando estuvimos en Sonora, tuvimos la oportunidad de platicar con rectores de universidades autónomas que integran el Tecnológico de México, y ahí nos platicaban de lo que estaban haciendo con la Universidad de Arizona.

En equipo, las de Sonora y las de Arizona, habían puesto un laboratorio en la Reserva de la Biosfera del Pinacate por considerar dos cosas, que ahí había condiciones ideales para simular los retos que podría implicar un esfuerzo de colonización en Marte, imagínate, son cosas que se oyen como novela de Julio Verne, pero en eso que hoy se antoja absolutamente fantasioso, hoy hay mexicanos que, con su contraparte americana en Sonora, están trabajando para hacer investigación y convertir eso que se oye como ciencia ficción, en un espacio que, por lo menos desde el punto de vista teórico y analítico, podamos entender.

Y así como ellos, la oportunidad de conocer en Morelos a gente que estaba desarrollando, desde el Tecnológico, diferentes medidas asistidas que podían ayudar a una mejor incorporación de quien enfrentaba un reto de alguna discapacidad, o a algún mexicano que hacía su verano en la NASA y que descubría algoritmos que permitían mayor eficiencia energética en el domo verde.

Esto es, a los mexicanos no los para nadie cuando les damos las oportunidades para salir a adelante y, por eso, lo importante de que el gobierno en México sea un gobierno a la medida de cada quien.

Pregunta: Decía, señor candidato, comenzar por el principio, tiene toda la razón, educación de calidad, ha considerado muy importante impulsar esto que usted llama un Sistema Nacional de Innovación.

Los países que más invierten en investigación y desarrollo, pues son los que ahorita comandan la tecnología o la alta tecnología y se posicionan entre los más desarrollados y exitosos del mundo.

Usted habla mucho de Singapur, de Japón, de Corea del Sur, y ahora, bueno, pues tenemos en México una realidad que es la Red Compartida y que, siendo persistentes, y en 6 años de una administración, se puede lograr mucho en este sentido, candidato.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, estamos literalmente en los albores de un cambio profundo en materia de telecomunicaciones. En la siguiente administración llegará al país la red 5G, y eso va a permitir el que sea una realidad lo que hoy parece ciencia ficción, que es el internet de las cosas.

Ayer tuvimos un encuentro con ANATEL, que reúne a todos los proveedores del sector de telecomunicaciones y a todos los proveedores de telecomunicaciones para evaluar, con ellos, cómo podría construir una mejor pista de aterrizaje para el despliegue de esa tecnología.

Pero nos decían, y es un dato sorprendente, en un kilómetro cuadrado, habría capacidad de desplegar más de un millón de aparatos de diferentes tipos que estén interconectados en esta red del internet de las cosas, que implicaría desde la posibilidad de automóviles que se manejen solos, hasta la posibilidad de aplicaciones médicas que estén permanentemente atentos y monitoreando nuestra salud, hasta la posibilidad de convertir a un teléfono en una sucursal bancaria o en un espacio que nos ofrezca educación.

Eso va a implicar que tengamos capacidad, desde ahorita, de ir construyendo un marco regulatorio, un marco fiscal, un marco de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno, porque toda esta tecnología se aterriza en infraestructura que implica que el gobierno federal, en su estrategia digital, y los gobiernos municipales, estemos bien coordinados.

Pero las posibilidades que ofrece en cada uno de los temas, que tienen manera de hacer que la vida de los mexicanos sea mejor, es enorme y, por lo tanto, el aprovechar y el trabajar para que tengamos mayor acceso en materia de banda ancha es fundamental.

Yo te diría a agua, luz y drenaje, que es y sigue siendo un reto para México, tendría que sumarse el acceso al internet como un elemento que dé a las viviendas lo que hoy debiera de estimarse como un servicio básico.

Pregunta: Y bueno iniciar, tenemos un minutito antes de una pausa, y quisiera pues aprovechar otros minutitos más con usted después de este paréntesis.

José Antonio Meade Kuribreña: Encantado, Oscar Mario.

Pregunta: Pero, señor candidato, también ha hablado usted de las nuevas generaciones pero no sólo de alumnos, sino también poner énfasis en las nuevas generaciones de maestros, quienes están en las normales públicas y privadas, finalmente depende de ellos preparar bien a nuestros niños.

José Antonio Meade Kuribreña: Y ahí hubo un cambio fundamental.

Pregunta: Sí.

José Antonio Meade Kuribreña: Y ese cambio fundamental, Oscar Mario, tú y yo lo hemos platicado otras veces, yo estudié un doctorado y dos licenciaturas. Si yo hubiera querido dar clases en una escuela primaria en México, no hubiera podido porque tenía impedida esa posibilidad.

Hoy, en cambio, son los mejores los egresados de las Normales y los egresados de otros espacios dentro de nuestro sistema educativo, quien puede estar frente a los niños enseñando.

Es un cambio fundamental que nos va a obligar a mejorar también a las Normales para que estemos seguros que serán los mejores.

Pregunta: Señor candidato, don José Antonio Meade, ¿me da tres minutos y regresamos unos poquitos más con usted por favor?

José Antonio Meade Kuribreña: Encantado, Oscar Mario. Un abrazo y un saludo.

Pregunta: Gracias, señor candidato.

Vamos a platicar con el doctor José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República.

Y, Doctor Meade, pues lo estoy presentando y a veces hablo de usted, con todo respeto y admiración como candidato a la Presidencia de la República porque luego eso de las marcas y los sellos a veces se espantan algunos de las marcas, cuando tenemos por otro lado, y lo digo con toda objetividad, las coaliciones que más bien son colusiones entre la derecha y la izquierda ortodoxa y el centro indefinido, y bueno esas ni siquiera las critican

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, me parece, primero, Oscar Mario, y te lo agradezco porque la verdad es que tú y yo hemos hablado sin títulos y sin marcas por muchos, muchos años, y hemos hablado de muy diversos temas.

La verdad es que yo creo que poca gente ha sido tan afortunada como yo, en términos de haber podido aprovechar este espacio de diálogo.

Yo te diría que debemos de ir ya para varios lustros de estar platicando de temas que impactan y que importan para el país, y la oportunidad de hacerlos es bien valiosa.

Y la oportunidad hoy que tenemos de hacerlo en el marco de una contienda presidencial, y en el marco, además, de espacios como el tuyo que permiten, lisa y llanamente, es la oportunidad de exponer nuestras ideas de defender nuestras opiniones, y con toda pasión, esperanza y alegría, el poder comentar que es lo que pensamos que deberemos de hacer para que México sea un país, en el que cada vez se viva mejor.

Pregunta: Señor candidato, hablábamos, y lo hemos reiterado mucho en este espacio, con distintos analistas que, bueno, creo que lo hacen de manera muy objetiva y además real, no sólo como estrategia de campaña.

Tuvimos la oportunidad de platicar en este espacio con uno de los senadores que finalmente renuncia a su curul, se va, me imagino que como independiente, él es un panista, el señor Gil Zuarth, y el comentaba o le cuestionaban y respondía “bueno, mira, con Andrés Manuel López Obrador sabemos, exactamente, hacia donde iría México; con José Antonio Meade, perfectamente, qué pasaría con este país; y con Ricardo Anaya sería una total incertidumbre”.

Entonces, no sólo es lo que ustedes han reiterado tantas veces.

A ver, el candidato, que por cierto déjeme decirle, y también lo digo con toda objetividad, porque luego, pues, a veces recibo algunas críticas del auditorio, lo escucho, además, con un extraordinario, muy nítido, muy fluido candidato, lo escucho muy confiado y lo veo como que ya está gozando mucho su chamba ¿no? Pero, bueno, eso es aparte.

A ver, el historial, como un paciente. Todos los candidatos, Doctor Meade, hablan de soluciones y soluciones y soluciones, ¿pero soluciones a qué? A los problemas que todos conocemos y la forma cómo deben de resolverse también son muy similares.

Pero, yo creo que sí hay que ver al personaje, que sólo son 3 con posibilidades de llegar. Empezar por el historial clínico, irnos al diagnóstico, después la estrategia, pero muy importante, señor candidato, ¿quién va a ser el cirujano? Y ahí, hay que revisar el perfil y todo el historial para que sea exitosa la operación.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, sin duda, Óscar Mario. Y me parece, además, que es una metáfora afortunada. Yo creo que cuando se va uno a someter a una operación, sobre todo, una operación complicada, sí es importante que revisemos preparación y experiencia.

Y aquí tenemos 3 perfiles, 3 perfiles de médicos, por seguir con tu metáfora, muy diferentes. Uno lleva 15 años sin operar, y anda recorriendo el país ofreciendo soluciones de pócimas y alacranes para plantear que, por ahí, es por donde debemos de caminar. Como decía Roberto, con toda certidumbre sabemos que ese camino nos lleva a un mal destino.

Y el otro, pues la verdad es que no tiene experiencia, no ha hecho manos, no ha trabajado, no conoce las enfermedades y las formas de enfrentarlas.

Y yo he trabajado veinte años, es lo único que he hecho. Lo he hecho con pasión, con entrega, con ilusión. Y en cada espacio en donde he tenido oportunidad de trabajar, siempre hemos enfrentado problemas, siempre retos, siempre enfermedades, en términos de lo que tú comentas, y siempre hemos buscado la fórmula, en consulta, en consulta con otros doctores, buscando sumar voluntades, de encontrar los mejores remedios y los mejores caminos.

De eso se trata el servicio público. El servicio público, al final, el trabajar en el gobierno, quiere decir trabajar por la gente, con ellas, junto con ellas, para ayudarles a que vivan mejor.

Pregunta: Pues sí, porque, volviendo a esta analogía, usted no ha estado en su consultorio recetándole a sus pacientes, usted ha estado en muchos, en muchos quirófanos y, además, llevando a cabo cirugías que han arrojado resultados tangibles con buenas consecuencias para el mediano y en el largo plazo.

Y hablo, dos veces Secretario de Hacienda, de Desarrollo Social, que es un tema que a usted le preocupa y le ocupa mucho: la desigualdad y la pobreza. Como Secretario de Energía, lo que está trayendo ya los primeros resultados, pero bueno.

La confirmación, también, en el mediano y en el largo plazo y las Relaciones Internacionales como Canciller.

José Antonio Meade Kuribreña: Sin duda. Y mira, la verdad ha sido una oportunidad de vida que yo mucho agradezco.

Sí me parece, que el poder haber visto a este paciente de muy diferentes ángulos, con distintas visiones, con la oportunidad de haberlo caminado en el crédito rural, de pensar y de imaginar cómo debíamos de usar la energía para que fuera palanca de desarrollo, de pensar cómo podemos trabajar para que los esfuerzos de las familias rindan mejores frutos.

Y, la verdad, una Secretaría de Hacienda muy complicada en dos momentos muy difíciles, en un cierre de administración, que siempre plantea retos y dificultades.

El año pasado que probablemente haya sido, en lo económico, el año más complicado desde 1995, y en donde, con buen temple, con buen manejo, con buena coordinación, construimos espacios que nos permitieron recuperar la confianza, que mejoraran las calificadoras su perspectiva sobre México, que alcanzáramos los niveles de crecimiento que se habían comprometido, pensando, a esta altura el año pasado, que íbamos a crecer 50 por ciento menos de lo que crecimos, que no podríamos enderezar la trayectoria de deuda del país para que este empezara a caer como porcentaje del PIB.

Esto es, sí han habido grandes oportunidades, grandes retos, ningún reto del sector público es sencillo, pero al final todo ello prepara para poder, junto con los mexicanos, hacer un esfuerzo para que este país de un brinco, para que a este país le vaya bien, para que este país encuentre esperanza pero, sobre todo, muy importante en el contraste, que encuentre unidad.

Que seamos capaces de caminar juntos, que seamos capaces de que México, ningún político que tenga un discurso en donde hayan ellos y nosotros, sino, más bien, que podamos reconocer que juntos vamos a construir un buen destino.

Vez tras vez en nuestra historia hemos visto como México en unidad es capaz de hacer grandes cosas, y por eso debiéramos de desconfiar de cualquier voz que lo que pretendiera es dividirnos, dividirnos usando desde discursos, hasta tigres, en términos de generar preocupación, miedo y zozobra.

México quiere tranquilidad, quiere paz, quiere unidad, quiere concordia y eso es lo que habrá de estar al centro del trabajo y las propuestas que hagamos para las familias del país.

Pregunta: Decíamos, y repito, los problemas en México, el diagnóstico, pues es el mismo para todos, las soluciones muy similares, pero usted ha sido el único de los tres candidatos con posibilidades de llegar a la Presidencia de la República que ha presentado un plan anti corrupción, como le llamamos en este espacio, con soluciones e instrucciones candidato.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, además de instrucciones que son las que han dado resultado en el resto del mundo. Si nosotros vemos jurisdicciones como Hong Kong, países como Singapur, que enfrentaban retos de corrupción profundamente arraigadas, lo que hicieron fueron cambios en las instituciones.

4 de manera central, que son muy relevantes. Primero, cambiaron la ley para hacer mucho más sencillo quitarle el dinero a los funcionarios y a los delincuentes corruptos, hoy ya está esa como iniciativa incluso en el Congreso; segundo, y muy importante, le dieron autonomía a los ministerios públicos, aquí vamos a escuchar candidatos que digan que ellos van a hacer o que ellos van a tornar, eso lo que quiere decir, es que ellos piensa que están por arriba de la ley, que piensan que están por arriba del ministerio público.

Y lo que a mí me han escuchado decir, es que yo me voy a someter a esa autonomía del ministerio público para sí el que fallo soy yo, que el ministerio público tenga plena autonomía y respaldo para llamarme a mí a cuentas, y esa me parece que es una diferencia fundamental y, además, es un elemento central de cualquier país del mundo que en ese tema haya sido exitoso.

Tercero, tenemos que tomarnos en serio el tema del control de la evolución patrimonial. Eso no se resuelve con declaraciones 3 de 3, se resuelve con una auditoria profunda en donde veamos que es consistente la forma de vida, con la declaración patrimonial, con la declaración fiscal y con la información que tenemos en los registros públicos de la propiedad y, por supuesto, penas más severas.

Esos 4 elementos son los que son comunes a los países que han sido exitosos en el combate a la corrupción, es lo que tenemos al centro, no solamente ya de la propuesta, sino de las iniciativas, y algo muy importante, es la forma como nos hemos conducido por más de veinte años ya.

Pregunta: Señor candidato, sé que tiene una reunión, pero bueno, ¿usted está totalmente dispuesto a debatir en este periodo de intercampañas?

Andrés Manuel dijo: “No, yo no voy”, creo que Ricardo Anaya está fuera de México. Total, quizá nos vamos a quedar con las ganas.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, yo leí la definición de debate porque me llama la atención el que no acepta la invitación a hacerlo.

Y debate dice, básicamente, que es oportunidad de exponer ideas y defender opiniones e intereses. Sorprende muchísimo que quienes quieren ser presidentes de la República no estén dispuesto a exponer sus ideas y a defender sus opiniones e interés.

Deberían de estar no solamente dispuestos, sino buscando cada oportunidad para poder exponer las ideas a los mexicanos, y decirles con toda pasión porque creen que esas ideas son las que les van a ayudar a salir adelante, y porque pensamos que son ideas y opiniones que al país lo van a llevar a un mejor rumbo.

Nadie debiera de huir a un debate, nadie debiera de poder aprovechar la oportunidad de decirle a los mexicanos “esto quiero”, “en esto estoy convencido”, “por esta razón creo que nos puede ir bien”, “esto es lo yo propongo, que es diferente de lo que proponen otros”.

Esa oportunidad de contrastarnos debiera ser algo que buscáramos con afán, todos los que queremos convencer de que México tiene un buen destino.

Pregunta: Señor candidato, pues lo escucho muy muy bien, con muchas ganas, qué bueno que así sea.

Y bueno, pues es usted el primer candidato apartidista que, si me permite, si no me corrige, rompe con la ortodoxia del PRI, aunque bueno, pues es indispensable utilizar plataformas, en su caso, PRI, PAN, Partido Verde, para competir por la Presidencia de la República.

Pero quiero reiterar, objetivamente, con un historial intachable, con la mejor y mayor experiencia, probada y comprobada en relación a los otros dos que también concursan por la máxima responsabilidad en este país porque usted ha ocupado cuatro carteras importantísimas en dos regímenes diferentes.

Le aprecio mucho su tiempo, candidato.

José Antonio Meade Kuribreña: Oscar Mario, siempre un privilegio, siempre un gusto.

Y vamos a hacer un gran equipo, vamos a hacer una buena campaña y vamos a ganar.

Pregunta: Gracias, gracias candidato, José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República.