Entrevistas

Entrevista otorgada por José Antonio Meade al término del evento Pacto por el Campo

José Antonio Meade: Gracias, muy buenas tardes a todos por acompañarme.

Muy contento en esta gira en Veracruz, una gira que nos permitió poner de relieve el compromiso y una agenda con el campo, una agenda que parte sobre la premisa de estar cerca de los productores, de acompañarlos en el crédito, en el paquete tecnológico.

Una agenda que implica el que llevemos derechos también al medio rural, que tengamos seguridad social en el campo, que los acompañemos con oportunidad, desplazando a los burócratas de las oficinas para atender directamente a los campesinos en donde están.

Fue un evento exitoso, un evento en donde había esperanza y ánimo de que la propuesta hacia el campo era una propuesta que hacía sentido y, además, la posibilidad de reiterar hoy en Veracruz de que mi gobierno la prioridad serán las mujeres.

Eso implica seguridad social para el trabajo en el hogar, eso implica educación de excelencia.

Hoy en Veracruz hay poco más de mil escuelas de tiempo completo, de las 20 mil que tiene el estado. Y nuestro legado queremos que sea que todas esas escuelas sean de tiempo completo.

Igualmente, la posibilidad de que todos los hospitales estén perfectamente avituallados y que tengamos, en Veracruz, la posibilidad de erradicar la pobreza extrema, por lo menos en la primera infancia.

Y poniendo un acento muy particular en el tema de inseguridad, es un tema que preocupa, en donde las cifras que hemos visto en los últimos años se han movido en la dirección contraria. Y lo que nos gustaría ver en Veracruz es menos inseguridad y más empleo, son menos robos y más espacios de oportunidad, son menos fraudes y más créditos, son menos delitos sexuales y más oportunidades para las mujeres.

Eso es lo que estamos aquí planteando hacer en equipo con Pepe Yunes, y estoy muy contento de ponerme a sus órdenes.

Pregunta: Tres preguntas, Doctor. Referente al campo, usted ha prometido, por ejemplo, seguros de vida para los campesinos, seguros contra inclemencias del clima. Quisiera saber, Doctor, si ya hizo números y, ¿qué inversión es la que estaría dirigiendo a este sector?

José Antonio Meade: Mira, si ustedes se acuerdan bien, tenemos una empresa desde el gobierno que está encargada de trabajar y de administrar esos riesgos catastróficos, que está encargada de acercarse a los campesinos y de forma paramétrica, permitirles acceso al seguro.

La actividad del campo es una actividad que se presta muy bien para parametrizarse, y es una actividad en donde las contingencias climáticas se pueden administrar, se puede saber qué implican, se pueden ajustar, y por lo tanto podemos acompañar el esfuerzo para asegurar, de manera paramétrica, buena parte de nuestros cultivos.

Que implica un esfuerzo adicional, pero que está al Agroasemex puede hacer con la posibilidad, además, de adicionar conforme a las tablas actuariales el acompañar el seguro en materia de producción, con el seguro en materia de vida.

Es un esfuerzo que podemos fácilmente acomodar en términos de aprovechar la infraestructura de fondos de aseguramientos, de aprovechar la infraestructura de fondos privados, de aprovechar los instrumentos que el mercado nos permite para administrar de mejor forma es riesgo, y uno en particular, el de la propia vida de los productores.

Pregunta: Doctor, Andrés Manuel López Obrador acaba de decir que el tema de la seguridad no se combate con más seguridad, y él, a lo que refiere es, perdóneme, con más violencia, la violencia no se combate con más violencia.

José Antonio Meade: A ver, es muy capaz de haber dicho eso que tú dices, también.

De hecho plantea combatir la seguridad con amnistía y con impunidad, de eso a decir que la inseguridad no se combate con seguridad, hay solamente un paso y no le falta mucho para darlo.

Pregunta: Pero lo que refiere es que no es necesario reforzar leyes, hacerlas más duras, es un poco, también, lo que ha propuesto usted, o sea, el tema de revisar las leyes, el tema de los ministerios públicos.

José Antonio Meade: Sí. Mira, yo creo que en el caso de Veracruz, y atendiendo a lo que dice Andrés Manuel, la propuesta tiene cinco pilares, uno muy importante es prevención.

Cada vez que tocamos la vida de un ciudadano desde el gobierno, tendríamos que pensar cómo ese espacio de cercanía ayuda a reconstituir el tejido social, no importa si lo estamos tocando desde la educación, la salud, el espacio público, la cultura, hay posibilidad de reconstruir tejido social, de reconstruir una mejor estructura, incluso, en términos de valores y familiar, que ayudan, sin duda, a abatir la inclemencia y la falta de seguridad.

Pero hay otros elementos que tienen que estar presentes y no tiene que ver con endurecimiento, sino con eficiencia. El hecho de evitar que lleguen las armas y el dinero a la delincuencia organizada, abona en favor de la seguridad y, justamente, implica el que no se genere violencia.

El hecho de tener policías mejor preparados, mejor pagados, mejor capacitados, que tengan un despliegue presencial en la tranquilidad de que él y sus familias tienen una trayectoria laboral que está asegurada.

Y el hecho de revisar las leyes para que podamos cooperar mejor, no implica un incremento en la violencia, sino por el contrario, implica el hecho de reconocer que si tenemos policías y tenemos ministerio público, pero la policía de Veracruz no habla el mismo idioma, en materia delincuencial, que la de Tamaulipas, y entre las dos no tienen diálogo con Tabasco, con Chiapas, con Oaxaca, con Puebla, pues nos va a costar mucho trabajo hacer un esfuerzo regional que cambie de manera estructural los incentivos para la delincuencia organizada.

Esto es, lo que estamos planteando son, no más leyes, sino mejores leyes, mejor coordinación, evitar que lleguen armas, poderles quitar el dinero, tener una estrategia de prevención que sea transversal y fortalecer la presencia policíaca para que, en buena coordinación con Fuerzas Armadas, le demos a Veracruz los resultados que Veracruz espera de nosotros, un Veracruz que en los últimos dos años ha visto todos los días, literalmente todos los días, incrementar la violencia a la que está expuesto.

Ese Veracruz no quiere que los criminales salgan de la cárcel para regresar a las calles a las que hicieron daño, y no quiere el hecho de que pretendamos enfrentar la inseguridad sin mejor coordinación, sin más presencia policíaca, sin la posibilidad de quitarle a los delincuentes los instrumentos con los que nos han hecho daño.

Pregunta: Doctor, finalmente, de ganar usted la presidencia, ¿continuará con las pensiones a expresidentes?

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: A ver, Doctor, lo que hace falta (inaudible) un baño con los campesinos, que pienso le satisfizo mucho.

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: Lo que falta es certidumbre en el campo y créditos, ¿hay la posibilidad de restablecer el Banrural que era para todos, no selectivo el apoyo?

José Antonio Meade: Mira, Banrural prestaba 2 mil millones de pesos al año, y para prestar 2 mil millones de pesos al año gastaba 8 mil; la financiera rural presta 70 mil millones de pesos al año, lo hace de forma paramétrica y hoy lo hace a una tasa de abajo del 7 por ciento.

Lo que tenemos que buscar es que esos créditos sean multiciclo y multiproducto, lo que tenemos que buscar es que el ciclo presupuestal, para efectos del campo, no sea anual, como no es anual la planeación del campo, lo que tenemos que buscar es que el paquete tecnológico sea suficiente, lo que tenemos que asegurar, que hoy lo tiene el campo cañero pero no lo tiene el resto del campo, es presencia de la seguridad social.

Hay, sin duda, posibilidad de ampliar, de eficientar, de agilizar y de hacer más sencillo el acceso al crédito de la mano de los productores, pero con una ambición incluso mayor. Lo que debiéramos de querer hacer con los productores, no es poner el crédito en sus manos, es poner el proceso de crédito y los intermediarios en sus manos, para que sea el propio campesino que sabe del ritmo, del tiempo, del calendario y de la importancia de la oportunidad en el tiempo y en el apoyo, el que pueda atender y resolver los temas del campo.

Pregunta: (Inaudible)

José Antonio Meade: De hecho, por eso, lo que hemos buscado es poner el crédito en manos de las organizaciones de los productores, de los propios cañeros, de los piñeros, de los limoneros, de los naranjeros, de cada uno de quienes saben las necesidades de sus agremiados y conociéndolas, pueden diseñar el mejor producto de crédito poniendo en sus manos la propia gestión.

Ese es el objetivo, último, en términos de materia de crédito. Que llegue el crédito y que llegue el apoyo, pero que pongamos el proceso de crédito en sus manos.

Pregunta: Candidato, buenas tardes.

Hablaba hace rato en Cardel que se propone que los campesinos tengan seguridad social, ¿cómo lo haría? ¿Cuál sería la inversión? Y, en este caso, el compromiso con el Seguro Social para que este compromiso se vea reflejado en los campesinos.

Y otra cosa, en el tema de las pensiones a los expresidentes, ¿algo tiene que ver el apoyo que Fox pueda dar a su campaña?

José Antonio Meade: Mira, respecto del primero de los planteamientos, ya tenemos camino andado.

Hoy, el campo cañero cuenta con seguridad social, la agricultura protegida cuenta con seguridad social y lo que tenemos nosotros que hacer es buscar que todos quienes trabajen en el campo, cuenten con la misma, y es un tema, además de una exigencia, para poder participar en el mercado.

Lo que tenemos que hacer es que la seguridad social y el pago de las cuotas de seguridad social hagan sentido, porque tengamos presencia de Seguro Social en el campo.

Esto es, no basta con que se formalice la relación entre el trabajador del campo y quien usa ese trabajo para poder producir, vender y comercializar. Lo que es necesario es que el Seguro Social en el campo tenga clínicas, en el campo tenga presencia, que con el INFONAVIT diseñemos mecanismos de crédito que le hagan sentido para adquirir vivienda a quienes muchas veces migran y son jornaleros que están cambiando de ubicación.

Y llevar seguridad social al campo no solamente implica formalizar la relación, sino que implica que las instituciones de seguridad social diseñen mecanismos que, en el campo, permitan acceso a la salud, acceso a la vivienda, acceso al crédito, acceso al ahorro para la pensión, todo lo cual es una exigencia que debemos de poner en manos de los campesinos.

Y en el otro tema, es, lisa y llanamente, respeto del Estado de Derecho, dignificar a quien con su gestión entregó al país vida y certeza, y a mí me parece que en términos generales, pues tenemos que cuidar ese Estado de Derecho y tenemos que cuidar, justamente, a estas instituciones, empezando por las instituciones que se construyeron al amparo de un esfuerzo, de una entrega y de una vida.

Pregunta: Quiero preguntarle sobre dos cosas, una que dijo allá en su evento en Cardel, habla sobre aplicar de mejor manera la focalización de una política de subsidio al diésel, pero aplicado específicamente al banco.

La pregunta concreta que quiero hacerle es, ¿cómo mantener esto, en qué sentido sería, digamos, focalizando de manera más eficiente sin que se interprete que hay una política de subsidios y se está dejando de cuidar las finanzas? Esa es la primera.

La segunda, ya es una realidad que se está desplegando la guardia civil en los Estados Unidos, pero no en todos los estados de la Unión Americana, específicamente se han concentrado en Texas y en Arizona.

¿Cuál es el llamado de usted como candidato a aquellos estados como, por ejemplo, California, que no han permitido todavía, digamos, este despliegue de manera franca en donde viven millones de mexicanos?

Muchas gracias. A los gobernadores, claro.

José Antonio Meade: Sí. Respecto del primero de los puntos, en general, una política focalizada es una política progresista, si nosotros vemos el 80-20 del consumo de diésel, pues menos del 20 se hace por la pesca ribereña, menos del 20 se hace por los productores sociales, menos del 20 se hace por pequeñas agrupaciones de productores y, por lo tanto, en la medida en que focalicemos el apoyo para que puedan ser más competitivos, para que el reto de la escala lo puedan ir superando por la vía de un buen acompañamiento, eso permite no meter presión a las finanzas públicas y sí reconocer el impulso necesario para, sobre todo, el productor social.

Y yo decía, desde estos últimos días, que parte de lo que México tiene que hacer en relación con Estados Unidos es multiplicar sus instancias de diálogo.

La relación con Estados Unidos, que es compleja y completa, se construye desde la premisa del respeto y de la dignidad, pero se construye todos los días con diferentes niveles de gobierno.

Eso implica diálogo con gobernadores, con alcaldes, con el legislativo, con los migrantes, con los empresarios.

Ahí radica la fortaleza de la relación y la posibilidad de que podamos nosotros descubrir en este proceso, también, quiénes son aliados de México, quiénes reconocen la valía que México tiene para la relación que México tiene para la competitividad y para la capacidad de generar dinámica en Norteamérica.

Y este proceso nos ha permitido identificar quiénes lo entienden, quiénes lo valoran y quiénes no, y ese es un elemento importante de tener en cuenta.

Muchísimas gracias. Muy buenas tardes, con permiso.