Entrevistas

Entrevista otorgada por el precandidato José Antonio Meade Kuribreña a Radio Fórmula, con Joaquín López Dóriga

Pregunta: Pepe, gracias por venir. Buenas tardes.

José Antonio Meade Kuribreña: Me da mucho gusto verte, además con este cambio de look.

Pregunta: No, no es de look, es de lentes. Es lo que pasa por tener hijas muy jóvenes.

José Antonio Meade Kuribreña: Lo van a uno actualizando. A mí todavía no me actualiza, entonces todavía le parece que soy cool, ya cada vez menos, pero.

Pregunta: Eres mucho más joven que yo. ¿Eres cool?

José Antonio Meade Kuribreña: Pues dice mi hija que sí, aún tiene 14 años.

Pregunta: Si ella dice que sí, sí.

Oye, y ahora que estamos de regreso con los Pumas, como dije al principio habrá ganado el PRI un candidato, pero los Pumas perdieron un aficionado.

José Antonio Meade Kuribreña: Y ahora lo que estamos viendo, y es muy importante señalar, nos fue re mal la temporada pasada y vamos a ganar ésta, vamos de súper líderes. Ahí vamos. Siempre es mejor apretar al final.

Pregunta: ¿Tú quieres ser como estos Pumas?

José Antonio Meade Kuribreña: Sí, con estos Pumas, sin duda. Ahí vamos, fue una precampaña bien intensa, bien interesante, muy diferentes. Para nosotros, para mí, pues un espacio también de aprendizaje, la verdad es que no es lo mismo caminar como funcionario público que como precandidato, no es lo mismo hablar como funcionario público que como candidato.

Yo creo que hubo costos de ajuste a la entrada, importantes, pero la verdad es que terminamos muy bien, cerramos bien, con buen entusiasmo, con buena unidad. Y yo creo que habiendo dejado muy buenos cimientos para lo que va a ser una campaña competitiva y, yo estoy seguro, exitosa.

Pregunta: A ver, ¿qué no te gustó de tu precampaña? ¿Qué no volverías a hacer de tu precampaña?

José Antonio Meade Kuribreña: Yo creo que hubo dos o tres elementos en donde, el algunos casos, nos faltó agilidad. Y en algunos casos había una forma de hacer campaña que no empataba con mi personalidad y mi forma de ser.

Y yo creo que al principio nos acercamos a un modelo de campaña y poco a poco nos fuimos regresando a una forma de hacer campaña que se parecía más a como yo soy y a como yo pienso.

Pero, de entrada, uno muy evidente, yo ya voy a cumplir años ahora el 27, y casi faltaba que siguiera yo deseando feliz Navidad, ya le íbamos a cambiar para que fuera de feliz cumpleaños. Y ahí se acredita un poco esa falta de agilidad que implica un costo de ajuste.

Y yo creo que ahorita la verdad es que estamos, no solamente con más agilidad, con más cercanía, sino en un discurso cada vez más de propuestas, de diagnóstico, de política pública, que es, yo creo, lo que ofrezco diferente en este espacio.

Pregunta: Estoy hablando con José Antonio Meade.

A ver, en un principio llegan los “especialistas”, entre comillas, que quieren cambiar al precandidato o al candidato, ¿no? Acuérdate de Colosio, le cambiaron hasta el peinado.

José Antonio Meade Kuribreña: Fíjate, hablando del peinado, yo estaba en prepa, iba a entrar a la prepa en mi primer día y llegó un primo que vivía fuera y a uno siempre le parecía eso exótico.

Total, me llevó a la peluquería, giró una bola de instrucciones y a mí me tocó como dos meses que me regresara el pelo a como debía ser y era mi primer día de la preparatoria.

Entonces, eso de que le anden cambiando a uno el peinado no es una buena idea.

Pregunta: Por ejemplo, en el caso de Peña, todos le querían quitar el copete.

José Antonio Meade Kuribreña: No sabía yo.

Pregunta: Sí, al candidato Peña todos le decían que se cambiara así, que el copete, que lo relamido. Y él les dijo: ¡No!

Entonces tú lo que hiciste, hasta donde alcanzo a entender, es en lugar de que te ajustaras tú a lo que los especialistas querían que fueras como candidato, ajustaste la campaña a tu personalidad.

José Antonio Meade Kuribreña: Así se fue dando, yo creo que al principio fue al revés.

Pregunta: Sí.

José Antonio Meade Kuribreña: Al principio nos fuimos acercando a una forma.

Pregunta: No, te fueron llevando, porque estabas empezando.

José Antonio Meade Kuribreña: Y ahorita estamos, más bien, haciéndola como queremos, como nos sentimos agusto y, además, como sentimos que debe de participar uno en una campaña: como uno es, como uno ha sido y poniendo sobre la mesa experiencia, trayectoria, política pública, que es por lo que a mí me gusta la participación en la vida pública porque siento que lo que podemos aportar es la forma de resolver problemas, la forma de hacer equipo, la forma de encontrar coincidencias.

Eso es lo que me ha gustado hacer por 20 años y eso es lo que quisiera seguir haciendo los siguientes años.

Pregunta: Ahora bien, José Antonio Meade, hay un tema que es central y que lo hablamos varias veces: los candidatos, o los precandidatos en este caso, tienen que mover las emociones.

José Antonio Meade Kuribreña: Sí.

Pregunta: Es decir, la gente no se va por los programas de gobierno, por las plataformas políticas, por los principios programáticos. No, se van por las emociones.

José Antonio Meade Kuribreña: Y ahí sí ha habido un aprendizaje. Ahí ha habido, yo creo, un proceso de maduración.

Si tú me preguntas cuál es el principal cambio que yo siento en mí en estos 60 días, es eso. Yo creo que en estos 60 días pasé de ser un funcionario público que hablaba sobre los programas como un funcionario público, a ser un precandidato que habla sobre los problemas y la forma de resolverlos, pero ya entendiendo que el lenguaje, la forma y la emotividad tiene que ser distinta para que sea exitoso el discurso, el programa y la campaña.

Y yo creo que ahí hubo una evolución importante, que se acredita ya en la última semana en agilidad, en discurso, en frescura, en empatía y en entusiasmo.

Pregunta: Ahora, dicen Andrés Manuel López Obrador y, sobre todo Anaya, ya está en los escombros, ya se derrumbó y ya no creció.

José Antonio Meade Kuribreña: Fíjate que a mí eso me parece, y lo agradezco, yo la verdad es que estaba acostumbrado a que hablara de mí muy poquita gente, pero que hablen de mí diario, tanto Andrés Manuel como Ricardo, cuando a veces tiene uno dudas de cómo vamos, eso me reafirma que vamos bien.

Y eso quiere decir que algo están viendo, que coincide con lo que estoy viendo yo, en el sentido de una campaña que está armando bien sus cimientos, que está presentando propuestas que a la gente le parecen atractivas, que le hacen sentido, que piensan que les resuelven problemas, que cuando la gente siente que cuando vamos a enfrentar un entorno difícil y complicado, buscan y ven experiencia y les suena atractivo. Por eso están tan empeñados en hablar de mí.

Y yo te diría, a esta altura, pues esos han sido de mis principales espacios de promoción, el que todos los días hablen de mí me hace sentir seguro de que vamos por buen camino y me ayuda mucho, en términos de posicionamiento y de conocimiento de nombre, que es algo que uno no puede pagar.

Al ratito me lo van a querer cobrar como gasto de precampaña, la promoción que están haciendo de mí los dos.

Pregunta: Ahora, ¿cómo te sientes cuando dicen: “Va en tercero”. “Él no levanta”? Que es un discurso coincidente de los dos.

José Antonio Meade Kuribreña: Y fíjate que lo revisa uno en ésta, y te vas cada campaña para atrás, casi hasta con López Portillo que era candidato único, y ve uno el mismo libreto que yo creo que habría que actualizar.

Vuelvo a insistir: si están hablando de mí diario, si están hablando de mí todos los días, si están preocupados por diagnosticar mi campaña, dos cosas: una, algo estoy haciendo bien en mi campaña; y dos, están dejando de ocupar tiempo en lo que yo creo que para la gente es más valioso, que es el diagnóstico de los problemas que ocupan a la gente, que es en lo que yo me estoy ocupando.

A mí me parece que es mucho más relevante entender cómo enfrentar el reto de seguridad, cómo enfrentar el reto de la economía familiar, cómo ayudarle a la gente a tener comida en la mesa familiar, cómo ayudar a resolver el problema de satisfactores en el hogar y no cómo resolver el problemas de sus campañas.

Pregunta: Es que es el tema, cuando ya empiezas a hablar de los satisfactores de los mexicanos, ahí ya nos complicamos y ahí ya sale el maestro.

José Antonio Meade Kuribreña: Ese espacio de lo que yo ofrezco tiene ese elemento, y ahí uno va a ir pudiendo hacer esfuerzo.

En el fútbol, ¿por qué le está yendo bien a los Pumas? Están jugando mejor en equipo, están plantándose mejor en la cancha y, cuando escojamos en esta elección, van a haber tres modelos: uno que sabe jugar en equipo, que se sabe plantar en la cancha, que sabe diagnosticar al contrincante y que, en esa capacidad, puede meter goles.

Otro que se agandalle el balón, que no lo pase y que no lo preste y que no juegue en equipo. Y otro, propenso a meter autogoles y a no reconocer cuando va perdiendo.

Entre esos tres modelos, al final, la gente le apuesta al que puede hacer un buen planteamiento, al que se puede preparar bien en una cancha bien complicada.

Eso estuvo mejor que los satisfactores.

Pregunta: Sí, mucho mejor.

José Antonio Meade Kuribreña: Ahí vamos.

Pregunta: Sí, eso sí. Porque recuerdo una vez que nos explicaste en Los Pinos, con el presidente, lo de los precios de la gasolina y nos hablabas de la molécula. Y yo decía: “¿De qué está hablando, cabrón?”

José Antonio Meade Kuribreña: Pero hablando de fútbol ya vamos de gane.

Pregunta: Sí.

Ahora, mira yo me acuerdo mucho de la campaña de Luis Donaldo Colosio, la estrategia de Manuel Camacho y Marcelo Ebrard fue que lo iban a quitar, que lo iban a cambiar y que lo iban a quitar. Y eso le afectó mucho a Colosio, porque yo lo hablé con él muchas veces.

Es más, la comida aquella que fue en casa de Carlos Hank, aquí en Prado Norte, donde fue hasta Raúl Salinas, la preocupación con la que llegó Colosio era: “¡¿Cómo que me va a quitar el presidente?!

Es más, te doy un dato, el 10 de enero que arranca la campaña, 10 de enero de 1994, de Luis Donaldo Colosio, ese mismo lunes 10 de enero el presidente Salinas da a conocer los cambios en su gabinete, pero centralmente el paso de Manuel Camacho de la Cancillería a comisionado sin sueldo, sin salario, para la conciliación y la paz de Chiapas, de lo que se enteró Colosio por la tarde.

José Antonio Meade Kuribreña: Dos cosas te apunto: una primera, de eso nos sentíamos muy contentos quienes nos íbamos a la Cancillería porque, si sobrevivíamos ya a Camacho, quería decir que íbamos a tener, por lo pronto, una gestión mucho más larga y superar la marca de Camacho.

Pregunta: Él estuvo 40 días.

José Antonio Meade Kuribreña: Es correcto.

Y segundo, es la misma estrategia, es la misma lógica con una diferencia: acá no hay ninguna duda de quién va a ser el candidato. Y no hay ninguna duda de que esa estrategia no ha menguado, no ha afectado, no ha desalentado, sino por el contrario, vuelvo a insistir, la percepción en cada uno de los encuentros es que vamos bien, la percepción es que traemos buen ánimo, la percepción es que vamos caminando bien.

Y yo vuelvo a poner sobre la mesa: cuando alguien está tan preocupado de qué está pasando en la campaña del vecino, algo estará habiendo en esa campaña que le genera agobio y preocupación. Y tienen razón porque vamos caminando bien.

Pregunta: Ahora, incluso, este Andrés Manuel propuso que te cambiaran por Miguel Ángel Osorio Chong; y Ricardo Anaya, por Aurelio Nuño, que porque no levantas.

José Antonio Meade Kuribreña: Que no se preocupen, de verdad que no se agobien.

A los mexicanos lo que les preocupa es que les resolvamos los problemas que tenemos todos los días, no les preocupa si tienen buena capacidad de diagnosticar la campaña.

Y vuelvo a poner sobre la mesa: si tienen tanta claridad del diagnóstico, quiere decir que le están dedicando tiempo a verme. Yo se los agradezco, les agradezco la promoción.

Y no tengo ninguna duda, no sólo de que levanto, sino de que les voy a ganar.

Pregunta: Ayer no me gustó una cosa.

José Antonio Meade Kuribreña: ¿Cuál parte?

Pregunta: Cuando dijiste que ibas a hacer una campaña con el ejemplo de lo que fue el Estado de México. En el Estado de México perdió el PRI, como partido.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, déjame señalar, porque yo creo que es valioso rescatar: hace un año se decía que era muy difícil que el PRI fuera competitivo.

Hoy tienes un PRI desdoblado con dos partidos, desdoblado en una alianza que hace sentido, que hace sentido programático, que hace sentido en congruencia, que hace sentido en términos de cómo nos hemos venido acompañando en una visión de fondo de hacia dónde debiera de moverse el país.

Estamos haciendo una campaña y estamos haciendo equipo con los ciudadanos, un priismo que volteó a ver a un ciudadano para que lo acompañara en este esfuerzo.

Y se decía entonces que era muy difícil, y se dice hoy que es muy difícil. Y el balance al final fue que, en un contexto muy complicado, salió bien.

Con un dato adicional, que yo creo que vale la pena resaltar, yo a esa elección la seguí de manera muy cercana porque había preocupación en los mercados de su resultado. El día que se resolvió la elección, se destensó el problema de los mercados, se regresó el tipo de cambio, se recuperó confianza.

Y esas, todas, son buenas señales en términos de que este país encuentre confianza en un buen resultado electoral, es algo que a mí me motiva a participar. Y si, en ese contexto difícil se ganó, en éste yo estoy seguro de que vamos a ganar también.

Pregunta: Estuviste con El Potrillo en Guadalajara, ¿no?

José Antonio Meade Kuribreña: Sí, pasé a saludarlo, me acompañó Juana.

La verdad es que Juana estaba muy contenta, muy agradecida con El Potrillo, y yo también.

Además, te voy a decir, lo conocí cuando estaba en Sedesol, no sabe qué buen trabajo social hace, lo metido que está en el tema. Y esta disposición de él, de la sociedad civil, de mucho empresario, de meterse a hacer equipo en el combate a la pobreza fue bien valioso, fue uno de los elementos centrales para que entregáramos buenas cuentas con la Estrategia Nacional de Inclusión.

Pregunta: A ver, cito a López Obrador: “Señoritingo, pelele y títere”.

Pregunta: Y tú no contestas nada.

José Antonio Meade Kuribreña: Porque no me queda. Yo creo que uno de los temas interesantes de esta campaña, siempre en la precampaña uno trata de definir a su oposición, le ha costado trabajo.

Le ha costado trabajo ver en dónde me encasilla, le ha costado trabajo ver con qué me encasilla. Luego nos obliga casi a hacer un ejercicio de diccionario.

Yo, la primera vez que me dijo “señoritingo”, tuve que ir a buscar qué quería decir, y quería decir que uno era joven, engreído y ya no me acuerdo cuál era la otra característica.

Pregunta: Sí, yo también lo hice aquí.

José Antonio Meade Kuribreña: Y la verdad es que joven, yo se lo agradezco mucho, de nuevo, el que esté empeñado en echarme porras. Y engreído, a mí se me pueden decir muchas cosas, pero la verdad es que engreído, poco usual.

Luego pelele, que me llama la atención, lo primero que decía el diccionario es que es un adjetivo que se usaba en los 70´s. Entonces, la verdad es que también algo decía de quien me lo decía.

No me preocupa, de verdad no me agobia y de verdad me parece que al final, en esta elección que es tan importante, la gente va a tener que optar en función de a quién le tenga confianza.

Y yo lo que creo es que cuando uno contrasta experiencias, cuando uno contrasta resultados, perfiles, trayectorias, honorabilidad, no hay duda de cómo va a escoger. Y no hay duda de que seremos capaces, así, de presentarnos como una gente que da experiencias y que es confiable.

Pregunta: Ahora, dime una cosa, aquí hay esto. El voto duro consolidado que tiene Andrés Manuel López Obrador, ése es inamovible.

José Antonio Meade Kuribreña: Sí y no. Yo te voy a decir, luego hay esta percepción de que es inamovible y que no cambia; la gente sí se informa, y la gente sí se acuerda.

A ver, vamos a ver la semana pasada, solamente para poner un par de ejemplos.

Día de la Lealtad del Ejército, Día, de hecho, del Ejército, el 19; de un lado tienes a un candidato que reconoce el esfuerzo de las Fuerzas Armadas, de los soldados, de los marinos, de los pilotos, y que, al reconocer su esfuerzo, considera que esa lealtad debe ser correspondida.

Y del otro lado, el mismo día, tienes a un candidato diciendo que el secretario de la Defensa es un “matraquero”, al secretario de la Defensa, una Defensa que ha puesto en beneficio del país enormes sacrificios. Preocupa.

Tienes de repente, también la semana pasada, al mismo candidato diciendo que “a la Corte la maicearon”, la verdad es que sí son actitudes que preocupan, aun cuando quiera uno combinarlas a veces con humor. Y esas actitudes que preocupan son de verdad y acaban mellando, y acaban generando la inquietud si de verdad es ahí donde queremos apostarle el destino.

Entonces, yo creo dos cosas: primero, después de conocerlo tanto y tantos, que el 70 por ciento lo rechacen es un dato que debiera de preocuparle. Y ese 30 por ciento, cuando tenga ya que elegir, y cuando vuelve a ver esos datos de intolerancia, de exclusión, cuando vuelve uno a ver esa incapacidad de hablar de propuestas y, más bien, de hacer campaña adjetivando, se va a empezar a preocupar.

Yo por eso estoy seguro, al final del día, experiencia, honorabilidad, trayectoria, cuando tengamos ya que escoger cuál es la mejor opción para confiarle la administración y el destino del país, el perfil y las propuestas van a contar y ahí vamos a ganar.

Pregunta: Dime, ¿tú estás dispuesto a ir a otros debates que no sean los tres que organizaría?

José Antonio Meade Kuribreña: Yo estaría encantado. No solamente estaría encantado, si tú me preguntas, el diseño de la campaña debería ser ese.

Pregunta: Estoy de acuerdo.

José Antonio Meade Kuribreña: De hecho, hoy es cumpleaños de mi papá, al que felicito, y de Lincoln. La campaña de Lincoln fue de 7 debates y esa era la campaña.

Pregunta: La de Lincoln.

José Antonio Meade Kuribreña: Eran 7 debates que, además, se publicaron, en esa época se distribuyeron, y así es como la gente tomaba su decisión. Esas debieran ser las campañas.

Debía ser permanentemente un contraste de ideas, propuestas y personalidad.

Pregunta: Sin embargo, en estas campañas…

José Antonio Meade Kuribreña: Yo a la que me invites, Joaquín, yo estaría encantado.

Pregunta: Sí, gracias, ya estoy puesto.

De spots se van a meter 117 millones de spots de 30 segundos.

José Antonio Meade Kuribreña: No tiene ningún sentido.

Pregunta: Es una spotiza.

José Antonio Meade Kuribreña: Yo no te voy a citar, pero es una barbaridad.

Pregunta: Es un récord mundial, no pasa en ninguna parte del mundo esto.

José Antonio Meade Kuribreña: Y es una barbaridad porque, de nuevo, no podemos, ni con 140 caracteres ni con spots de 30 segundos, tener un debate serio de lo que el país necesita.

Yo esta precampaña la aproveché para eso, tuvimos 8 foros temáticos, buscamos que cada espacio de encuentro con la militancia no fuera uno de arengas, no fuera uno de discurso, no fuera uno de porras, sino que nos sentáramos a reflexionar qué es lo que querían las mujeres, qué les preocupaba en temas de seguridad, cómo podíamos hacer desde ahorita propuestas y buscar que se implementaran sin esperar a que llegara la elección.

Pregunta: Mira, voy a ir por temas. José Antonio Meade, la amnistía.

José Antonio Meade Kuribreña: Muy mala idea por donde lo veas. La seguridad implica que vayamos por las armas, que vayamos por el dinero. Un ejercicio que hicimos en todos los espacios, en todos los foros, fue contrastar como se definía el homicidio, la extorsión, el robo de combustibles, en cada estado, en todos se define diferente, en todos se castiga distinto, en todos se investiga de diferente manera.

Pregunta: Y en algunos ni delito es.

José Antonio Meade Kuribreña: Bueno, en el caso de Chihuahua por ejemplo, el feminicidio no lo es; solamente 2 de 32 estados.

Esos son los temas que yo creo que son relevantes, y aprovechar el espacio de encuentro con la militancia para decirle a la militancia: “Oye, cuando regreses a tu casa, di que en materia de seguridad queremos hacer esto”. “Di que en materia de darles mejores oportunidades a las mujeres esto”. “Que esto es lo que estamos pensando hacer con los jóvenes, y lo estamos pensando porque esta experiencia tuvimos, para que puedas llevar una respuesta a cada una de tus comunidades de qué queremos hacer para que podamos vivir mejor”.

Y al final, no importa cómo lo digamos, qué tan bien hablemos, cómo arenguemos, cómo califiquemos, cómo adjetivemos, lo que la gente quiere es vivir mejor y le va a apostar a las mejores alternativas para hacerlo.

Pregunta: José Antonio Meade, no al aeropuerto.

José Antonio Meade Kuribreña: Imagínate. A ver el valle metropolitano en la Ciudad de México que le da una gran competitividad al Valle y al país, en donde no hay un solo predio adicional en donde pueda uno establecer el aeropuerto, que ya hoy genera 40 mil empleos, que tiene la posibilidad de generar 450 mil, que en el aeropuerto viejo.

Tienes la oportunidad casi, la única de reinventar y devolverle a dar un dinamismo diferente a la Ciudad de México, ¿cómo lo vamos a cerrar? Y además con un tema adicional, me preguntaron en algún foro sobre videojuegos, y tú te has de acordar, en el IPad, de los primeros jueguitos que salieron, era uno donde uno iba aterrizando avioncitos para colocarlos en una pista, y muy rápido se daba uno cuenta que el tráfico aéreo implicaba que las rutas de acceso eran cada vez más largas.

Hoy, el aeropuerto actual y el aeropuerto de Santa Lucia son incompatibles, cuando el aeropuerto de Santa Lucia opera, tiene que dejar de operar el aeropuerto actual. No hay manera de que en el Valle haya más que un aeropuerto porque el tráfico aéreo implica que no hay forma de interrumpirlo en el aire y así es como hay que entender, yo creo, el reto.

Sería una barbaridad de competitividad, de crecimiento y de inseguridad, acabar con un proyecto de los más grandes que hay de infraestructura en el mundo, que le da solución estructural a la comunicación de todo el centro del país, un gran espacio de competitividad a México y que no hay ninguna otra alternativa técnica para hacerlo.

Pregunta: Reversa a la Reforma Educativa

José Antonio Meade Kuribreña: A ver, yo estudié Economía, estudié Derecho, estudié un Doctorado. Si yo hubiera querido dar clases en una primaria pública, en México no hubiera podido, porque no había manera de poder concursar, siquiera, por esa plaza.

El principal ingrediente, el principal elemento, el más importante: enfrente de uno de nuestros hijos para educar, es el maestro.

Una Reforma Educativa centrada en darle al maestro los mejores elementos, con el mejor diagnóstico, para que los mejores estén con esa vocación de vida, con esa emoción, siendo el maestro columna vertebral, abriendo todos los espacios de diálogo, pues no es una reforma que podamos echar para atrás sin poner en riesgo la viabilidad hoy, y hacia adelante, del país.

Es una reforma importante en muchas dimensiones.

Hoy en la mañana tuve un encuentro con varios de los premios nacionales de ciencias en el país, estuvimos como 20 platicando sobre ciencia, tecnología e innovación. Salió a cuento lo de la Reforma Educativa por una de las vertientes que no es la más conocida, toda la revisión de los libros de texto, una actualización que no se había dado en lustros.

Pregunta: No, desde tiempos de Zedillo

José Antonio Meade Kuribreña: Y hoy nos permite actualizar, decía Jaime Labastida, gramaticalmente, sintácticamente y de contenidos, como un elemento y un esfuerzo de renovación que teníamos lustros sin hacer.

Es un avance bien importante y le permite al país ver su futuro de manera diferente.

Pregunta: Una Guardia Nacional que agrupe Ejército, Marina, Policía Federal.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, lo que yo he planteado en el tema de seguridad es: hay que quietarles el dinero, para lo cual tenemos que cambiar la Ley de Extinción de Dominios.

Los cálculos, los estudios que hemos visto, implican que en materia de armas en México hay entre 500 mil y un millón y medio de armas en manos de la delincuencia organizada.

Te la pongo en perspectiva, el ejército canadiense tiene un millón 700 mil, tenemos que hacer algo con las armas. Eso implica, y todo el año pasado en Hacienda lo estuvimos trabajando, desarrollar protocolos, desarrollar e invertir en mecanismos no intrusivos para hacer inspección en vehículos, porque la droga tiende a moverse en vehículos de carga y las armas en vehículos particulares.

Implica una política de inteligencia orientada específicamente al tema de armas, implica homologar para que el mismo crimen tenga el mismo castigo, lo investiguemos de la misma forma.

No es solamente un esfuerzo de policía, es un esfuerzo de inteligencia, de instituciones, de capacitación, de fortalecimiento en el sistema judicial.

Y yo creo que esa es la agenda que tenemos que empujar en materia de seguridad

Pregunta: Déjame poner unos anuncios, después de los anuncios te voy a preguntar de lo que plateó ayer Mikel Arriola de no a la adopción y de matrimonios de personas del mismo sexo, el tema de la interrupción del embarazo a las 12 semanas y el tema de la legalización de la marihuana.

Yo soy un convencido de que en temas de minorías no se pueden someter a referéndum.

José Antonio Meade Kuribreña: Estoy de acuerdo contigo.

Pregunta: ¿Por qué? Pues porque la minoría pierde, el Estado debe tutelar esa minoría.

José Antonio Meade Kuribreña: Y, además, hoy el Estado está obligado a respetar

Pregunta: ¡Eso!

A ver José Antonio Meade, ayer Mikel Arriola, para mí, sorpresivamente tocó tres temas: tocó la interrupción del embarazo, tocó el tema de la legalización de la marihuana y tocó el tema de la no adopción entre matrimonios del mismo sexo. Que son, pues quitando lo de la marihuana, una realidad en la Ciudad de México.

José Antonio Meade Kuribreña: Déjame distinguir un poco entre los dos, empezar por el tema de la mariguana, y es algo yo creo que de tiempo.

Pregunta: Además, él fue director de Cofepris.

José Antonio Meade Kuribreña: Fue director de Cofepris.

Yo creo que la mariguana tiene diferentes dimensiones: tiene una dimensión de salud, tiene una dimensión de justicia, tiene una dimensión de seguridad y tiene una dimensión internacional.

Yo creo que lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo aunque sea en la vecindad.

Lo que no podemos tener es una política en California, otra a nivel federal distinto, una distinta, nosotros, en un tema en donde las aristas y cada uno de los temas son muy claros. Uno es el tema medicinal, otro es el lúdico, otro es el tema de libertades.

Pero yo creo que debemos de propugnar, aunque fuera, para tener una sola política, ya deja tú global o hemisférica, aunque fuera con nuestros vecinos. Y que esa debería de ser una exigencia en materia de política exterior para que, una vez puestos de acuerdo, podamos ya ir enfrentando cada una de las diferentes aristas de la mariguana en sus términos.

México debe de empujar un debate, debe buscar que se genere un consenso, vuelvo a insistir, aunque sea norteamericano. Y, sobre esa base, revisar el tema.

Pregunta: Ahora resulta que hay que revisar que no venga la marihuana de California a Tijuana.

José Antonio Meade Kuribreña: Sí, o mismo en Estados Unidos.

Ahora, déjame decirte otra cosa, porque eso también es interesante, nos regresa al debate de marihuana y seguridad.

Yo creo que, dentro de las muchas aristas que tiene el debate de la marihuana no necesariamente, a mi juicio, tiene que ver con la parte de seguridad.

Lo que hemos visto, un poco, en los brotes de seguridad, que se han ido sobre todo hacía el Pacífico, yo creo que tienen más que ver con heroínas, con metanfetaminas y con los puertos, que con el tema de la marihuana, porque si el tema de la marihuana lo fuera, ahora que es lícito producirla en Estados Unidos, eso debiera de haber destensado el fenómeno de violencia y no lo hemos visto así.

Entonces, yo creo que más bien habría que verlo en las demás dimensiones, habría que empujar el debate y habría que ponernos de acuerdo, porque si no estamos en un tema que sí parece muy esquizofrénico.

Yo creo que, insisto, a México le toca empujar y liderar, como lo hicimos, con una visión global que luego termina siendo hemisférica, aunque sea con nuestros vecinos, que nos pusiéramos de acuerdo, ya sería un paso adelante.

El artículo primero de la Constitución habla sobre las garantías individuales y la obligación de proteger y de respetar. Y yo creo que en ese tema cada uno tiene su conjunto de valores, yo tengo los míos, soy una gente de fe, son una gente de familia, pero soy una gente que cree también que estamos obligados a respetar la Constitución en sus términos y los derechos y las libertades que la Constitución en ese caso prevé.

Es un tema, a mi juicio, que toca a las cortes, si acaso a las legislaturas locales, es un tema que en esos foros se debate y se discute, pero que desde el punto de vista constitucional el tema, en materia de respeto, está resuelto.

Pregunta: Bien. El tema de la interrupción del embarazo a las 12 semanas.

José Antonio Meade Kuribreña: Ese es un tema, también, que tiene que ver con legislación local y que tiene que ver con una discusión en las cortes.

Había, y a mí me parece bien interesante, había un juez en la Corte americana, el juez Scalia, que siempre hacía un poco esta reflexión de valores y de instituciones, y que buscaba encontrar compatibilidad en ambas.

Y yo creo que lo que él sostenía era, de todas, la más interesante: el marco constitucional pone un límite de hasta dónde pueden los valores ser relevantes en los debates.

Para nadie, nadie, enfrentar la decisión de un aborto debe ser sencillo, en ningún caso. Debe ser una de las decisiones más difíciles y más complicadas, y debe de haber una política pública que lo haga lo menos frecuente posible.

Pero ya el debate puntual es un debate que tiene que ver con legislación local y con la corte.

Pregunta: En el tema que planteó Mikel Arriola de la no adopción entre matrimonios de personas del mismo sexo, que yo, como te decía hace un momento, yo creo que los asuntos de las minorías no se pueden someter al referéndum de las mayorías.

José Antonio Meade Kuribreña: Y nuestro marco constitucional lo refiere de nuevo a las cortes y a la legislatura local. Y yo creo que ahí es donde tiene que verse.

Pregunta: El 20 de enero del año pasado, el día que Trump jura ser presidente de Estados Unidos, aquella mañana el dólar estaba en 22 pesos con cinco centavos.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, eso es bien interesante que hace apenas un mes salieron los resultados. Y yo creo y me siento, la verdad, contento…

Pregunta: Porque tú eras el secretario de Hacienda.

José Antonio Meade Kuribreña: Bueno, lo platicamos aquí hace un año, y debimos haber platicado hace un año, así que yo creo que si revisamos esas entrevistas, pues había muchas dudas de que fuéramos a alcanzar el superávit primario.

Esto es que, por primera vez en una década, dejáramos de pedir prestado para pagar intereses, que la deuda como porcentaje del PIB fuera a caer, que la economía fuera a crecer y que fuéramos a generar empleos.

Había la percepción de que el país y su economía tenían fragilidades que la ponían en riesgo, y aquí en este espacio y en muchos, en el mundo, en los mercados, con las calificadoras, yo me acuerdo que Guillermo Ortiz decía en abril que ya estaba descontado, que nos iban a bajar la calificación.

Y a un año de distancia: la economía creció, se generó empleo, se alcanzó la meta de déficit, bajó la deuda como porcentaje del PIB, se alcanzó el superávit primario y mejoró la perspectiva de nuestra calificación porque los fundamentales estaban ahí.

Y eso mismo que decía yo entonces, en términos de que esos fundamentales le ayudarían a la economía mexicana a salir por delante de esa crisis de incertidumbre, hoy digo: los fundamentales de la campaña, los perfiles y las propuestas, están ahí, para que así como estaba yo seguro el año pasado, que la economía mexicana podría enfrentar el reto que tenía por delante y salir bien el año pasado, nosotros hoy tenemos la posibilidad de enfrentar los retos que tenemos y ser exitosos en julio.

Pregunta: Porque todos los analistas dan como un elemento de incertidumbre, la volatilidad internacional, los precios del petróleo y las campañas.

José Antonio Meade Kuribreña: Y yo creo que tienen razón, y yo creo que vale la pena, en consecuencia, que seamos muy cuidadosos de resolver qué propuestas sí, qué propuestas no, qué perfiles sí y qué perfiles no, porque las elecciones tienen consecuencias.

Dos cosas yo diría como reflexión: las campañas son importantes y todavía no empiezan. Las campañas empezarán en Marzo. Lo que hemos hecho ahorita es poner los cimientos de esa campaña.

Las campañas son importantes y tienen consecuencias, la gente en las campañas sube y baja en términos de su desempeño, su perfil y sus propuestas, sus debates y su capacidad de defender sus ideas y su trayectoria.

Y dos, las elecciones tienen consecuencias, los programas y las propuestas se convierten en programas de gobierno, y los diferentes programas de gobierno tienen distintas consecuencias, en términos de cómo le va al país, en inversión, empleo y en pobreza.

Hay que ser muy cuidadosos de obligar, y por eso la invitación a los debates que tú haces es muy valiosa, de obligar a que contrastemos ideas y propuestas para estar seguros que estamos votando por la mejor, cuando ese momento llegue.

Pregunta: Bien. Entonces, tú quedas puesto para el debate, para los debates.

José Antonio Meade Kuribreña: Puesto, encantado y agradecido.

Pregunta: Pepe, muchas gracias por venir hoy. Que estés muy bien, gusto en verte.

José Antonio Meade Kuribreña: Gracias.

Pregunta: Al contrario. José Antonio Meade.

José Antonio Meade Kuribreña: Y qué bueno de los Pumas ¿eh?

Pregunta: Sí, bueno.

José Antonio Meade Kuribreña: Así como ellos vamos a acabar en el súper liderato.

Pregunta: Eso, venga. ¿Y además invictos?

José Antonio Meade Kuribreña: Por lo menos en el súper liderato.

Pregunta: Bueno.

Gracias, José Antonio Meade, precandidato presidencial de la Coalición Todos por México, o sea la Coalición PRI, Verde, Nueva Alianza, en este espacio

Ya volverá, y ya estamos con los debates, a ver si aceptan los demás candidatos.