Entrevistas

Entrevista otorgada al programa Sin Anestesia con Carlos Loret de Mola

Pregunta: Déjenme, primero tomo la llamada, porque ya la tengo, de José Antonio Meade, el candidato presidencial de PRI, Partido Verde y PANAL. Estamos buscando a todos los candidatos.

¿Cómo se sintió, José Antonio Meade? Muy buenos días.

José Antonio Meade: Bien, Carlos, me da mucho gusto saludarte.

Bien, me parece que, en lo fundamental, se lograron posicionar bien los temas y el contraste de perfiles, y yo creo que ahí, en medio del ruido y de las señales, nosotros siempre pensamos que en política y en economía, los fundamentales son los que acaban apuntalando el resultado.

Pregunta: Hay sondeos, encuestas que dicen: “Se lo llevó Anaya”, “Anaya fue el mejor polemista”, “Meade tenía la oportunidad, tenía que demostrar”, “Era su ‘ahora o nunca’ y se quedó corto Meade”.

José Antonio Meade: Mira, hay de todo, hay de todo en los sondeos, hay de todo en los posicionamientos digitales, pero mi impresión es que, habiendo de unos y de otros, lo que importa al final es qué quedó del perfil y qué quedó de la propuesta.

Y lo que seguimos viendo en perfil y propuesta, son dos candidatos, tanto Ricardo como Andrés Manuel, que “tiro por viaje”, con independencia en la pirotecnia, tienen problemas para explicar su patrimonio y su inconsistencia.

Y lo que vemos también ayer es que, en términos de las propuestas, en tres temas torales, seguridad, corrupción y pobreza, quien tuvo la posibilidad de articular mejor qué es lo que este país necesitaría hacia adelante, fui yo. Y, al final, eso se va a imponer.

La decisión en la boleta es una decisión de a quién le encargamos el país, las familias, a nuestros hijos, y yo creo que queda acreditado que en temple, temperamento y propuesta, la mejor alternativa va a ser la mía.

Pregunta: Hace un ratito en este programa, Ricardo Anaya dijo: “Ya queda claro que la contienda es de dos, el único que le puede ganar a Andrés Manuel soy yo”.

José Antonio Meade: Eso dice desde el principio, pero con esa misma contundencia, no ha podido explicar cómo resolver su lío de lavado de dinero. Y eso ahí está y no va a desaparecer.

Y no importa cuántas vueltas le dé, y no importa cuántos temas plantee, al final del día, no le va uno a encargar ni el país ni el futuro de la familia, ni el futuro de los niños, a quien claramente está involucrado en un asunto de lavado de dinero. Idéntico jurídicamente el de Ricardo que el de Borge.

Pregunta: Muchos están diciendo: “Dejen de pelearse ya, Meade y Anaya, concéntrense en López Obrador”. ¿Así lo van a hacer?

José Antonio Meade: Mira, yo, eso fue lo que hice ayer. Pero, pongo eso de relieve porque, de repente, pareciera que el pleito es un pleito que es frívolo o es un pleito que no tiene sustancia.

Acá en el caso mío, respecto a Ricardo, no hay pleito, son datos, y el dato concreto es que está metido en una operación de lavado de dinero. Y eso es relevante y eso se va a acabar también imponiendo, no solamente en la percepción pública, sino en la percepción jurídica, porque es un tema, además, que no se agota en la jurisdicción mexicana.

Cuando uno triangula dinero a través de diferentes países, cualquiera de esos países tiene la posibilidad y, además, la obligación, pues de empezar a darle seguimiento. Ese tema no va a desaparecer, y ese tema lo inhabilita en lo moral y en lo político para ser un contendiente en esta elección.

Pregunta: José Antonio Meade, muchísimas gracias por estar en Sin Anestesia. Muy buenos días.

José Antonio Meade: Gracias, Carlos. Buenos días.