Entrevistas

Entrevista al candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, al término de la 81º Convención Bancaria “La Banca Comprometida con México”

Pregunta: ¡Qué tal, Doctor! No sé si nos pudiera comentar un poco sobre su encuentro ayer con el presidente Enrique Peña Nieto, ¿cómo fue? Si hubo una buena plática a su llegada.

Y preguntar también, este llamado que hacía a que todos deberían de tener, cuando menos, una cuenta de cheques en el banco, si va con dedicatoria a alguien o hace referencia a ese tema del fantasma fiscal, como llamaba a Andrés Manuel López Obrador.

José Antonio Meade Kuribreña: Mira, la primera, yo vi el discurso del presidente en la televisión y me dio mucho gusto, pero no tuve un encuentro con él el día de ayer. Estábamos presentes, pero él dando su discurso, yo viendo la televisión y sin que nos hubiésemos encontrado y, en consecuencia, que hubiésemos tenido un diálogo.

Y, respecto a la segunda, parte de lo que se habla en la Bancaria, y se ha hablado lo últimos años, es la importancia de la inclusión financiera, la inclusión financiera en dos dimensiones: la primera como un espacio de servicio.

El que en México tiene acceso a la inclusión financiera, tiene la posibilidad de mover su dinero entre geografías, de mover su dinero en el tiempo, de cambiar el riesgo de su persona a quien tiene mejor capacidad de administrarla.

Por eso es tan importante la agenda de inclusión financiera, pero tiene un elemento adicional, la inclusión financiera le da trazabilidad a las operaciones, nos permite rendir cuentas, nos permite dejar evidencia de lo que somos y de lo que hacemos.

La inclusión financiera es, en consecuencia, una agenda de transparencia y una agenda de justicia. Una agenda de justicia porque permite a todos acceder a los beneficios del sistema financiero. Y una agenda de transparencia porque nos permite ir dejando rastro, en el mundo digital, de qué somos y de qué hacemos.

México, ciertamente en el ánimo de tener un mejor Estado de Derecho, debiera de pugnar, primero, por dar acceso a todos al sistema financiero y, segundo, por proponer que se use y, más bien, que no se deje de usar para evitar no dejar rastro de cómo uno vive.

Pregunta: Buenas tardes, candidato, mi pregunta es, usted hablaba hace rato en su participación de que necesita…

José Antonio Meade Kuribreña: Que, por cierto, ¿a poco no estuvo a todo dar? Aquí entre nos.

Pregunta: Que necesita de Guerrero la presencia de la población. Si usted llegara a ganar la presidencia, ¿cuál sería la estrategia que traería a Guerrero? ¿Cambiaría la que se tiene en estos momentos? Tomando en cuenta que la violencia es cada día más fuerte en Acapulco y en Guerrero. ¿Cuál es la estrategia?

José Antonio Meade Kuribreña: En estos cuatro puntos que planteamos en la conferencia, aplican en el caso de Guerrero, aplica el tema de armas. Cada vez que vemos un fenómeno de violencia, todos los estudios serios acreditan que las armas son relevantes.

Aplica el tema de dinero, por eso tenemos que cambiar la ley para quitarle el dinero a las bandas delincuenciales.

Aplica el tema de policías, tenemos que seguir ayudando a Guerrero y acompañándolo en su proceso de profesionalización de las policías.

Y aplica un tema muy importante, Guerrero y el país tienen que ponerse de acuerdo para el mismo crimen tenga el mismo castigo, para que definamos de la misma manera el fenómeno delincuencial, por lo menos, en aquellos delitos que lastiman al ciudadano todos los días, robo de vehículos, robo de casa habitación, homicidio, para que podamos investigarlos igual y que las fronteras entre Guerrero y sus vecinos no sean espacio de impunidad, sino que logremos un mejor entorno de cooperación.

Cooperación que implique que, cuando veamos violencia en Guerrero, sepamos a quién le toca investigarla; cuándo la violencia se explica por alguna razón municipal, y ahí hay que atenderlo; cuándo estamos frente a un fenómeno estatal, y a ese nivel hay que atenderlo; y cuándo estamos viendo un fenómeno delincuencial que rebasa por la forma como se comete el delito, un fenómeno que va más allá del estado, y así hay que reconocerlo y actuar en consecuencia.

Pregunta: ¿Cómo se sintió?

José Antonio Meade Kuribreña: La verdad muy bien, muy contento, a todo dar.

Pregunta: ¿No es demasiado riesgo decir que mete las manos al fuego por todos los funcionarios públicos?

José Antonio Meade Kuribreña: Los que estaban aquí en la Convención, sí.

A ver, yo lo que dije para ser puntual y para ser claro, es que quienes estaban en la Convención, y me parece que es un buen ejercicio, yo creo que el punto es válido, no nos perdamos en la metáfora, el punto es que hay muchos funcionarios públicos honestos.

Aquí lo que podemos ver en la Convención es mucha gente que es servidor público y mucha gente que fue servidor público. Y el punto del ejercicio, pues es lisa y llanamente reconocer que hay más gente buena que mala, que hay más gente que se para todos los días para ayudar al país en su transformación.

Y aquí vemos muchos ejemplos de esos servidores públicos, y un ejemplo del que estoy absolutamente cierto y el único ejemplo por el que yo podría poner al 100 por ciento, literalmente y con toda certeza, soy yo Mero.

Gracias.