Entrevistas

Entrevista a José Antonio Meade al término de su reunión con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES)

José Antonio Meade: Muy buenas tardes tengan todos ustedes, todas ustedes.

Tuvimos un encuentro muy importante con la ANUIES, en donde tuvimos oportunidad de contrastar visiones y propuestas en materia de educación superior.

La ANUIES nos entrega un documento muy importante en donde plasma su visión sobre educación superior de aquí al 2030. Nosotros hemos incorporado ya muchas de las propuestas, hacer el compromiso de que sean parte del Plan Nacional de Desarrollo y del Programa de Gobierno.

Y reiterar que nosotros consideramos que una de las grandes apuestas que tiene este país hacia el futuro, es justamente la educación superior.

Aquí planteamos, y encontramos un gran consenso, de la importancia que tiene para el país que todos los jóvenes tengan la oportunidad de terminar su preparatoria, y en donde todos tengan garantizado un espacio de educación superior.

Se hizo un compromiso de incrementar el porcentaje del presupuesto que se gasta en ciencia y tecnología, el ver ese gasto como una inversión, en apostarle a que los espacios de educación superior estén garantizados, a que tengamos un programa de becas Sí o Sí que nos asegure que todos los jóvenes que tienen ánimo de estudiar, terminen, por lo menos, la preparatoria, que tengamos un programa de becas que solucione los diferentes retos que tienen los jóvenes para continuar con la educación superior.

La apuesta por la educación superior es una apuesta por el futuro de nuestras familias y de nuestros jóvenes.

Un joven que termina la educación superior es un joven que tiene la oportunidad de emprender o de emplearse, que nos regresa a lo que está de fondo en juego en esta elección.

De fondo, en juego, está en esta elección la confianza. La confianza porque, cuando la hay, se invierte y cuando se invierte, se generan empleos.

Y hemos visto, como en otras ocasiones, que hay dos visiones del país: una visión que le apuesta a esa confianza, que le apuesta a esa inversión, que le apuesta a ese empleo, una visión de país que le apuesta a los jóvenes por la vía de la educación superior, una visión de país que le apuesta a las niñas y a los niños con un modelo educativo que los ponga a ellos al centro y que no permita que los secuestre ningún interés político; y vemos una visión de país que, desde la niñez, está dispuesta a traicionar a los jóvenes regresando su educación para que sea y se subordine a otros intereses políticos.

Vemos, de nuevo, expresiones de intolerancia, expresiones de confrontación, expresiones de división. Expresiones de división que implican, desde el trabajo educativo que tenemos que hacer, hasta el trabajo de certidumbre y generación de empleos, cuyo ambiente tenemos que proteger.

Pero yo quiero decir, con mucha claridad, a todos los trabajadores que nos están escuchando, que yo voy a ser un presidente que fomente ese entorno de confianza, de inversión y de empleo, y que, frente a quienes plantean división y confrontación, nosotros vamos a plantear unidad y confianza para que se invierta y para que tengan empleos.

Volvemos a hacer un llamado de que no hay lugar en esta contienda, ni a la violencia ni a la confrontación.

Estamos todos trabajando por un solo México, por un México de oportunidades, por un México de futuro, por un México moderno, por un México que apoye a los estudiantes y que apoye a los emprendedores, por un México en donde hagamos equipo empresa y sector público, para que tengamos certidumbre, para que podamos invertir, para que podamos combatir la pobreza con empleo, pero, sobre todo, para que podamos hacer política y gobierno en armonía y en unidad.

Ese es el centro de lo que está en juego en la elección, y los ejemplos y los contrastes son claros y se confirman todos los días.

Acá, la apuesta por la certidumbre, el diálogo y el respeto; allá, la apuesta por la división, por el encono, por la crítica y por la intolerancia.

En México va a ganar la confianza, va a ganar el empleo, va a ganar la inversión y va a ganar la fórmula que yo represento.

Muy buenas tardes y a sus órdenes.

Pregunta: Buena tarde a todos.

Doctor, dos cuestiones rápidas en función de lo que expuso acá arriba, o acá abajo.

José Antonio Meade: Por cierto, ¿a poco no estuvo buena la exposición?

Pregunta: Le aplaudieron por decir lo de los Pumas.

Doctor, ya había hablado en otras ocasiones del modelo dual, trabajo y estudio.

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: Hoy presenta, me parece algo nuevo que es este modelo, mixto.

José Antonio Meade: Híbrido.

Pregunta: Híbrido. Que nos hablara un poquito más, sobre todo la cuestión de recursos y si estamos hablando de tecnología en zonas donde no la hay, ¿cómo podría hacerse?, una, y por el otro lado, también hacía referencia al asunto de la estafa maestra, el desvío de recursos a través de universidades.

En este caso, más allá del Ministerio Público, ¿qué se puede comprometer, desde su administración, para terminar con esto? Por favor.

José Antonio Meade: En el primero de los casos, son dos espacios diferentes en donde tenemos la posibilidad de usar tecnología y diferentes alternativas para educar.

El modelo dual lo que plantea es que pueda uno recibir educación en las aulas y en el trabajo, y que lo que aprenda uno en el trabajo sirva para cumplir con los requisitos de la escuela.

Eso nos asegura varias cosas, nos asegura que el joven adquiera experiencia, nos asegura que el joven pueda trabajar, nos asegura que el joven tenga ingresos, nos asegura que lo que está aprendiendo el joven sirva efectivamente para poder tener un desempeño profesional, y asegura que lo que se le está enseñando en las aulas sea útil para quien podría contratarlo en el futuro.

La educación dual, entonces, lo que permite es que recibamos formación útil en las aulas y en el trabajo.

El modelo híbrido, lo que plantea es que recibamos información útil en las aulas y a través de espacios digitales.

Hoy la tecnología permite que la educación no necesariamente sea presencial, hoy la educación, en el mundo, es una educación social, es una educación colaborativa, es una educación en donde los insumos se ponen a disposición del estudiante de manera digital, por lo que podemos combinar la presencia física en las aulas, con la presencia digital a través de un modelo que permita distribuir masivamente contenidos, y que sea útil ese aprendizaje de esos contenidos para obtener el grado.

Hoy vemos que las mejores prácticas en el mundo para lograr una juventud con mejores herramientas para triunfar, trabaja sobre esos dos modelos: un modelo en las aulas y digital y un modelo en las aulas y en la empresa, y las dos vías para fomentar un país en el que se termine la preparatoria y en donde tengamos las mejores oportunidades de educación superior.

Y aquí, además, en la ANUIES, oportuno hablar sobre un tema que mucho se ha discutido, que es el papel que juegan las universidades públicas en la provisión de bienes y servicios. Y aquí lo que se pone de relieve es que ese un espacio que en la mayor parte de las ocasiones es útil para la universidad y es útil para quien contrata sus servicios.

Tenemos universidades en México de excelencia, aquí en la ANUIES, hay 191 representadas, 191 universidades que ponen a disposición su talento, sus maestros, su capacidad de entregar buenas cuentas, buenos servicios y buenos apoyos a quien requiera contratar los de ellos.

Para muchas se ha convertido en una fuente de ingresos importante, pero, en algunos casos, han habido abusos; todos, el 100 por ciento de ellos tiene que revisarse y tiene revisarse a satisfacción.

No puede haber ninguna duda en beneficio de estas universidades, que hoy nos convocan, de que la gestión ordinaria de la universidad es una gestión limpia y transparente, y cuando no lo haya sido, se tiene que rendir cuentas y deslindar responsabilidades, cualquiera y en cualquier momento.

Pregunta: Doctor, buenas tardes. Uno de los sectores importantes en las contiendas es el sector empresarial. Quisiera saber, Doctor, ¿usted considera que los tiene a favor o en su contra?

Y, cualquiera que sea la respuesta, ¿qué le hace pensar ello?

José Antonio Meade: Mira, yo creo que lo que está en juego en esta elección es certidumbre y empleo, yo creo que lo que está en juego es confianza o riesgo. Y a mí me parece que yo represento en esta contienda la alternativa que permite que se consolide la confianza y que se generen los empleos.

Y, desde esa perspectiva, cualquiera que esté a favor de un país que brinde y que genere confianza, y de un país que pueda planear para que se generen empleos, debiera ver con simpatía la alternativa que yo propongo.

Yo voy a seguir trabajando todos los días de aquí a que termine la elección, apostándole a un México con confianza, apostándole a un México que genere empleos, apostándole a un México en donde se pueda invertir y crecer, en donde se pueda estudiar y ser exitoso sin tenerse que preocupar de ser hostilizado, de ser criticado, de enfrentar con intolerancia cualquier visión diferente.

Yo, ¿a qué apelo en esta elección? A que todos los que le apuesten a un México unido, a un México próspero, a un México con oportunidades, a un México con certidumbre y a un México con confianza, vean, en la propuesta que estamos haciendo y en el perfil que estamos representando, la mejor alternativa.

Pregunta: Oiga, en Pumas perdieron 4 a 1, (inaudible), ¿usted cuánto quiere remontar?

José Antonio Meade: Yo voy a remontar lo suficiente.

Aquí, yo creo que vale la pena de un modo, volver a recordar, porque es un tema que se sabe poco.

Hay 196 países en el mundo, de esos 196 países, 174 tienen elecciones, de esos 174 países que tienen elecciones, ninguno, ninguno, lo resuelven por encuestas, todo se resuelve en las urnas, y todo se resuelve después de haber tenido la oportunidad de escuchar, y habiendo escuchado, de reflexionar, y habiendo reflexionado, de tomar una decisión íntima y responsable, de corazón y de conciencia frente a la boleta.

Yo voy a ganar esta elección porque voy a ser el que al país le ofrezca, en conciencia, la mejor alternativa de seguridad y de certidumbre.

Esta es una elección en donde ha corrido ya la tercer parte de la campaña, faltan dos terceras partes, en unidad, con alegría, con entusiasmo, con convicción de triunfo y en la certeza de que le ofrecemos al país la mejor alternativa de desarrollo y de confianza, voy a participar con éxito en esta elección, y la voy a ganar el primero de julio.

Muchísimas gracias.