Entrevistas

Entrevista a José Antonio Meade al término de su encuentro con empresarios y sociedad civil de Tamaulipas

José Antonio Meade: La guerra sucia implica anónimos y mentiras, una contienda electoral implica contraste, y en la medida en que ese contraste no apunte a nada que sea falso, no puede ser calificado como guerra sucia.

Pregunta: Entonces, ¿sí hay que tenerle miedo a Andrés Manuel López Obrador?

José Antonio Meade: A mi juicio, sí.

Pregunta: ¿Reeditando el esquema del 2006?

José Antonio Meade: Yo creo que él está reeditando el del 2006 y el del 2012, porque estamos oyendo lo mismo, y peor en el 2018.

Pregunta: ¿Hay mucho nerviosismo por parte de esta contienda? ¿Se está metiendo mucho ruido en esta contienda?

José Antonio Meade: Es una contienda bien importante, vamos a definir cuál es el rumbo, el horizonte y el destino de este país. Y en ese rumbo y horizonte hay mucho en juego.

Y en esa definición, pues toma en cuenta todo, lo que hemos sido, lo que proponemos, cada una de nuestras definiciones y todos los elementos que contrasten están en juego.

Y lo que vale la pena, y hay que cuidar, es que en este proceso se hable siempre con la verdad, se hable siempre de frente y se hable siempre con claridad. Eso es lo que nosotros estamos haciendo.

Nunca habrá, ni en nuestro esfuerzo ni en nuestro empeño, ni ha habido en nuestra historia, ni habrá en nuestro gobierno una sola palabra que se desvíe de la verdad.

Pregunta: ¿Plantean un cambio en la estrategia de su campaña?

José Antonio Meade: Todos los días lo planteamos, todos los días revisamos, todos los días ajustamos y lo seguiremos haciendo de aquí a que ganemos el primero de julio.

Pregunta: Doctor, ¿podríamos hablar de que estamos entrando en una etapa más agresiva de la campaña, un poco más enfocada al enfrentamiento?

José Antonio Meade: Yo creo que estamos entrando en una etapa ya de contraste de ideas, de propuestas, de perfiles, de historias, de experiencias.

Y cuando contrastamos experiencias, historias, definiciones, propuestas, pues lo que encontramos es que hay una alternativa que plantea para México un buen destino, que es la que nosotros representamos.

Y estamos convencidos de que hay una historia que plantea para México un destino de riesgo, de incertidumbre y de violencia.

Pregunta: ¿Por qué tenerle miedo a Andrés Manuel?

José Antonio Meade: Por lo que propone en materia de seguridad, por lo que propone en materia económica, por lo que propone en materia de prácticamente todos los temas que implican para el país un retroceso importante.

Aquí estamos en Tamaulipas, una ciudad que enfrenta un enorme reto por la seguridad, un estado en donde, tan solo el día de ayer, vimos entrar a un comando armado a una preparatoria. No hay manera de que sea razonable para el país, apostarle a quien pone al centro de su estrategia de seguridad la amnistía y el diálogo con la delincuencia organizada.

Este es un camino que implica para México mayor inseguridad y mayor violencia. No es camino para México, de nuevo, desde Tamaulipas, el que le apuesta a cancelar proyectos de inversión y a generar incertidumbre para los que quieren invertir y emprender en el país. Ciertamente, esta alternativa para México implica un riesgo.

Pregunta: Doctor ¿se envalentona la delincuencia con declaraciones como las de Andrés Manuel?

José Antonio Meade: Eso es lo que estamos viendo, y no solamente con declaraciones como la amnistía, se envalentona la violencia cuando vemos al violento que es incapaz de condenarla, se envalentona la violencia cuando vemos que se le invita a participar en la política, se envalentona la violencia cuando somos compañeros de viaje de los violentos.

Y lo que estamos viendo con Andrés Manuel es que está dispuesto a ser compañero de viaje de los violentos, compañero de viaje de los que han traicionado la educación de los hijos y compañero de viaje de criminales y de corruptos.

Ese es un camino que preocupa para el país, que preocupa en esta elección y que preocupa en el futuro. Ese no es el México que yo quiero para nuestros hijos.

Pregunta: El mensaje que está dando.

José Antonio Meade: El mensaje tiene tres elementos: prevención, que es absolutamente fundamental, y eso tiene que ver con valores, tiene que ver con comunidad, tiene que ver con espacios públicos.

Disuasión, esto tiene que ver con inteligencia, con evitar que lleguen armas y dinero, con trabajar con policías y con Fuerzas Armadas, con darles respaldo y fortalecer su situación personal y, al mismo tiempo, y complementando las primeras dos con acabar con la impunidad.

Si nosotros logramos acabar con la impunidad, disuasión, prevención y un México en donde violar la ley tenga consecuencias, nos van a recuperar la paz.

Si nosotros, por el contrario, tenemos prevención, tenemos disuasión, pero no somos capaces de que se rindan cuentas, ninguna estrategia de seguridad va a dar resultado.

Pregunta: Doctor, usted dice que de ser presidente arreglará y se encargará del problema de la seguridad.

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: ¿Por qué no ha podido el presidente Peña Nieto encargarse de la seguridad? Sigue siendo un foco rojo no solamente en Matamoros, sino en todo el país.

José Antonio Meade: Porque el reto de seguridad que enfrentamos es un reto claramente superior a lo que hemos venido haciendo.

De muchos años para acá, el reto de seguridad que hemos enfrentando ha estado por arriba de las capacidades del Estado y de los estados, para hacerle frente.

Y lo que tenemos que hacer es reconocer que hoy tenemos un fenómeno delincuencial y que no tenemos ni los instrumentos, ni la estrategia para resolverlo.

¿Qué necesitamos? Necesitamos hacer más fácil recuperar lo robado, necesitamos evitar que lleguen armas y dinero, necesitamos tener una buena estrategia de comunidad y de valores.

Pero, sobre todo, necesitamos pasar de un México en donde sólo 3 de cada 100 delitos se resuelven y se atienden, a un México donde violar la ley tenga consecuencias.

Pregunta: ¿Ha rebasado al presidente Peña Nieto?

José Antonio Meade: Ha rebasado a cada uno de los estados que han querido enfrentarlo.

Lo que vemos hoy es muchos estados en donde la delincuencia crece y vemos algunos en donde la delincuencia mejora.

Hoy podemos aquí hacer un contraste. Estuvimos en días pasados en Coahuila y hoy estamos en Tamaulipas.

¿Qué es lo que vemos en noroeste del país? Vemos un estado como Coahuila que recupera condiciones de seguridad y vemos en cambio, estados como Chihuahua, como Tamaulipas y como Nuevo León que las pierden.

Eso quiero decir que hay cosas que aprender en las estrategias de los estados para poder implementar.

De nuevo, tres pilares: prevención, disuasión y combatir a la impunidad. Diálogo con un Código Penal único con más capacidades de investigación y un aprendizaje de los estados que lo están haciendo bien y, evitar, lo que estamos viendo en muchos estados que están enfrentando un incremento en la violencia.

Pregunta: Los estados en donde la delincuencia mejora, se refiere a que disminuye, ¿no?

José Antonio Meade: Sí.

Pregunta: ¿Sería mando mixto o mando policial el esquema ideal?

José Antonio Meade: Yo creo que lo importante es primero tener un Código Penal único. Si no tenemos el mismo lenguaje no importa cómo nos organicemos, no vamos a dar buenos resultados.