Blog

“El México que merecemos y por el que vamos a luchar”

El próximo 1 de julio millones de mexicanos participaremos en la más importante y competida elección que viviremos en esta generación. Los resultados definirán el destino de nuestras familias y el futuro de nuestros hijos, quienes seguramente nos cuestionarán un día de qué lado estuvimos y qué esfuerzo hicimos.

A nuestros hijos estaremos obligados a responderles que en la elección más importante estuvimos del lado correcto de la historia: del lado de los que creen en cuidar el legado de lo que hemos trabajado por lustros, de los que creen en la grandeza de México, de los que piensan que este país está destinado a triunfar, de quienes valoran el pasado pero trabajan por el futuro.

Vamos a transformar a México defendiendo nuestra visión, corrigiendo lo que sea preciso y entrando en una nueva etapa de construcción. Toda etapa de reforma importante en nuestro país ha estado encabezada por el PRI, un partido que siempre ha estado a la vanguardia del cambio y la transformación. Esta no va a ser la excepción y voy a encabezar esta transformación.

El PRI me invitó a la contienda y me abrió, como ciudadano, la posibilidad de contender por la Presidencia tomando en cuenta mi preparación, mi honestidad y mi experiencia.

Frente a quienes se erigen como baluartes de honestidad sin nunca dar cuentas, viviendo del dinero público y haciendo de la política un negocio familiar, yo ofrezco un gobierno limpio, eficaz y concentrado solo en servir a México.

Ofrezco un gobierno que defienda el ejercicio de la libertad, de la democracia, la seguridad, la justicia social, el respeto, y cuya prioridad sea defender a la familia mexicana y sus valores.

Con tu apoyo, mi gobierno será la voz de las mujeres; de las mujeres a las que tanto admiro y que luchan cada día para educar y, en muchos casos, mantener a sus familias. Ellas tendrán créditos a la palabra, guarderías de tiempo completo con alimentación, buenos empleos, salarios iguales que los hombres. Las trabajadoras del hogar verán reconocido su trabajo y colaboración a nuestra sociedad al afiliarlas al IMSS. Toda mexicana tendrá el lugar y el respeto que merece; no toleraré que ninguna sea marginada, ofendida o agredida.

Mi gobierno será también la voz de los jóvenes, para que todos terminen la prepa y tengan un lugar garantizado en la educación superior, consigan un buen empleo o tengan negocio propio. Sé que su inteligencia, su talento, su creatividad y empuje son la semilla de un México ganador por lo que habremos de apoyarlos al cien.

Mi gobierno será también la voz de los adultos mayores para que tengan garantizado el ingreso necesario para tener una vida digna, para gozar de salud, para que haya casas de día en donde gocen de esparcimiento y atención. Los abuelos mexicanos son nuestra historia y también nuestra memoria, un apoyo firme que permite a muchos padres poder trabajar, porque ellos cuidan a los nietos. En mi gobierno recibirán la gratitud y el reconocimiento que se ganaron con años de trabajo honrado.

Habrá medicinas todo el tiempo en todas clínicas del país. No más hospitales que diagnostiquen, pero no curen por escasez de personal médico y medicamentos. Las familias podrán elegir atenderse en la clínica de su preferencia porque su salud es la salud de México. Habrá también cuatro veces más escuelas de tiempo completo para que nuestras niñas, niños y adolescentes tengan acceso a una educación de excelencia que les permita formarse y salir adelante con las mejores herramientas a su disposición.

Ningún mexicano habrá de quedarse atrás. Ofrecemos avanzar contigo de la manera en que cada uno lo necesite. Confío en el talento de cada individuo y de cada familia para salir adelante. Su esfuerzo contará siempre con nuestro apoyo como gobierno. Si les ayudamos para crecer, para hacer grande a México, si les damos un motivo para creer, lograremos todos alcanzar nuestros sueños y nuestras metas.

Vamos por el México que merecemos y por el que vamos a luchar. Vamos por el triunfo. Vamos a hacer realidad ese país por el que trabajaron nuestros padres, esa patria que soñamos para nuestros hijos, ese México grande y generoso, justo y promisorio al que nos debemos y al que nos entregamos. Vamos juntos, todos por México.