Discursos

Diálogo nacional de José Antonio Meade con mujeres aliancistas

Pregunta: Me da mucho gusto saludarte.

Meade, me da mucho gusto saludarte y a todas nuestras amigas y amigos.

Hoy me gustaría comentar contigo que las principales preocupaciones de las familias mexicanas, tú debes de estar de acuerdo con nosotros en eso, son la inseguridad, la impunidad, la corrupción. Esos fenómenos afectan negativamente a nuestra sociedad.

A nivel nacional diariamente siete mujeres mueren víctimas de feminicidios; el feminicidio es la máxima expresión en violencia de género que existe. Además, 4 de cada 10 mujeres han manifestado que en alguna ocasión en su vida han tenido violencia.

Esto por supuesto que limita nuestro proceder, nuestras oportunidades, nos hace vulnerables. Es urgente poner un alto a la violencia en todas sus manifestaciones.

Los habitantes de Nuevo León somos gente emprendedora, innovadora, con un gran interés en el progreso de México. Sin embargo, hoy nos sentimos en desánimo, nos sentimos con miedo, nos sentimos, incluso, con una gran decepción ante este grave problema de la inseguridad.

Ya no podemos vivir tranquilos, nuestros hijos están creciendo en un ambiente hostil, de incertidumbre, con miedo. Somos el primer lugar en feminicidios a nivel nacional, en violencia, en acoso sexual, tenemos, además, este escenario que nos causa mucha incertidumbre.

Y, además de eso, hay un incremento totalmente en el desempleo, en la economía que no crece.

Entonces, los neoloneses no merecemos este ambiente, merecemos estar tranquilos, estar en paz. Somos el estado más progresista, somos orgullo de México.

Por eso hoy nos gustaría preguntarte, en tu proyecto ¿qué tienes para este grave problema de Nuevo León?

Porque segura estoy que serás el presidente de México.

José Antonio Meade: Buenas tardes, Nueva Alianza.

¿Cómo están las mujeres de Nueva Alianza?

Yo les pregunto, ¿ya es hora de qué en Guanajuato?

Voces a coro: ¡De Nueva Alianza!

¡Nueva Alianza!

¡Nueva Alianza!

José Antonio Meade: Para que se contagie el resto del país del ánimo que hoy hay en Guanajuato.

El tema que toca Mirna es probablemente el tema más importante que enfrentamos hoy.

Un gobierno que funciona, lo primero que tiene que hacer es garantizar nuestra seguridad, lo primero que tiene que lograr es que estemos tranquilos en la calle, en la casa, en la escuela, en la oficina.

Y hoy vemos un México que tiene miedo, un México que está preocupado cuando sale a la calle, un México que está agobiado cuando no tenemos a la vista a nuestros hijos y un México que tiene que hacer un gran esfuerzo para lograr que las cosas sean diferentes.

Ese gran esfuerzo tiene tres pilares sobre los que tenemos que trabajar, y son pilares que conocemos bien, pero son pilares con los que tenemos que comprometernos para hacerlo con una escala y un esfuerzo diferente.

Lo primero que tenemos que hacer, y eso Nueva Alianza lo conocen bien, porque Nueva Alianza sabe de los esfuerzos que hacen los maestros, es reconstruir nuestro tejido social, es trabajar en la prevención.

Y la prevención pasa por las escuelas, por las familias, por las comunidades; la prevención pasa por los espacios públicos y los lugares de esparcimiento; la prevención pasa por la cultura y por el deporte. Lo primero que tenemos que hacer para recuperar la paz en Nuevo León y en el país es prevenir.

Lo segundo que tenemos que hacer es disuadir, y para disuadir necesitamos quitarles a los delincuentes las armas y el dinero; necesitamos un buen transporte público, que tenga cámaras, que sea moderno, que sea ágil, que sea eficiente; necesitamos hacer un mejor trabajo de inteligencia; y necesitamos más y mejores policías.

No hay vuelta de hoja para poder disuadir, tiene que haber presencia de una policía a la que respetemos, de una policía que sea valorada, de una policía que sepa que la vamos a cuidar porque le vamos a pedir que nos cuide a nosotros.

Pero, lo más importante, lo más fundamental para que tengamos seguridad tiene que haber consecuencias cuando alguien viola la ley.

En México se cometen 2 millones de delitos todos los años. Solamente 3 de cada 100 se resuelven.

Eso quiero decir que en México tenemos que empezar por la rendición de cuentas para regresarle la seguridad a Nuevo León.

Y para hacerlo tenemos que hacer tres cambios: un Código Penal único. Decía Mirna que Nuevo León es donde hay más feminicidios, en Nuevo León es el segundo estado donde hay más extorciones, y la extorción no está tipificada en Nuevo León.

Para poder cambiar de fondo la situación de inseguridad, hay que cambiar de fondo también la forma como definimos cada uno de los delitos que nos duelen.

Un Código Penal único, una Agencia Federal de Investigación y más capacidad de investigación para que cada delito que se denuncie, se investigue y se sancione.

Pero dentro de esa violencia, dentro de esa violencia que hoy lastima México, la que más nos duele, la que más nos preocupa y la que tenemos que enfrentar con una estrategia de largo plazo, es el feminicidio.

Cuando en México vemos un crimen de odio, algo está mal en nuestra estructura; cuando en México se violenta a una mujer, algo está fallando en casa, algo está fallando en la escuela, algo está fallando en la calle, algo está fallando en nuestro lugar de trabajo.

No sólo tenemos que resolver cada caso, sino tenemos que regresar a la casa y a la escuela, a la calle y al trabajo, para reconstruir ahí valores. Y el valor fundamental que tenemos que construir es que en México, ni en la casa, ni en la escuela, ni en la calle, ni en la oficina tengamos ninguna tolerancia al que le falte el respeto a la mujer. Ese es nuestro compromiso.

Gracias Mirna. Suerte en Nuevo León.

¡Vamos a ganar Nuevo León!

Pregunta: Buenas tardes, candidato. Aquí todas las mujeres aliancistas decimos que; ¡vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

Le comento, en su primer compromiso con la nación, usted dijo que la prioridad de su gobierno serán las mujeres y que es importante crear políticas públicas para apoyar y empoderar a las mujeres mexicanas.

Eso se escucha muy bien, candidato, sin embargo, en México los hombres ganan aproximadamente 30 por ciento más que las mujeres, esa desigualdad salarial es discriminatoria.

En Nueva Alianza estamos convencidas que el empoderamiento de las mujeres incluye salario igual, por trabajo igual.

Yo llevo varios años impulsando el tema, del empoderamiento del trabajo doméstico aquí en México, en especial dignificar el trabajo doméstico en mi país.

Señor candidato, ¿cuál es su propuesta de política económica y social para eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres y brindar mejores condiciones laborales a las trabajadoras domésticas y el acceso a la seguridad social?

Buenas tardes, candidato.

José Antonio Meade: Muchas gracias a Daniela, muchas gracias y muchos saludos a la Ciudad de México.

Voces a coro: ¡Pepe Presidente!

¡Pepe Presidente!

¡Pepe Presidente!

José Antonio Meade: La agenda de mujeres es la primera agenda que tenemos en esta coalición, y es la agenda que tenemos porque queremos que a México le vaya bien.

Si a las mujeres les va bien, al país le va a ir mejor

Aquí todos sabemos, las que mejor pagan son las mujeres, y por eso hemos planteado, como un esfuerzo muy importante, que en la siguiente administración, la palabra de una mujer y su proyecto sean suficientes para que tengan un crédito a la palabra y puedan emprender y generar prosperidad en su hogar.

Y además, nos conviene porque cuando se apoya a una mujer, en ese hogar hay más salud, hay más educación y hay más calidad en la vivienda. Las mujeres pagan y las mujeres fortalecen a la economía mexicana. Queremos asegurarnos de que por el mismo trabajo, tengan el mismo sueldo.

Hoy en México, el trabajo de la mujer representa en ingresos el 70 por ciento de lo que el trabajo del hombre. Eso es inaceptable y lo vamos a corregir.

Queremos, además, que la mujer participe de mayor manera en la economía, si lo logramos vamos a crecer más.

Y eso quiere decir que necesitamos que nuestras estancias y guarderías sean de tiempo completo y con alimentación, que las guarderías tengan horarios vespertinos, necesitamos que todas las escuelas primarias sean de tiempo completo y con alimentación para que esa educación de calidad nos acompañe también en el esfuerzo de inclusión laboral.

Hoy, y muchas de ustedes aquí en Guanajuato y todas las que nos están oyendo lo saben, hay más mujeres que están cuidando a un adulto mayor que a un menor de edad. Eso quiere decir que necesitamos casas de día, casas de día que dignifiquen, que empoderen, que atiendan la salud, que permitan esfuerzos de mentoría y de emprendimiento del adulto mayor.

Pero que permitan también complementar la atención de guardería con la atención de casa de día para darle un mejor apoyo a la economía familiar.

Vamos a ampliar el alcance de Prospera, vamos asegurarnos además que las familias Prospera, todas, tengan becas para que sus hijos terminen la preparatoria. Y vamos a dar un apoyo adicional para todas aquellas jefas de familia en Prospera que tengan una niña o un niño con discapacidad.

Vamos a asegurarnos que México deje de ser un país igualitario para ser un país paritario, hombro con hombro, hombre y mujer trabajando por México y haciéndolo grande.

Y uno de los temas pendientes en la agenda es un tema que tiene Nueva Alianza en su plataforma y es un tema por el que Daniela ha peleado toda su vida, seguridad social para el trabajo en el hogar.

¿Eso qué quiere decir? Cuando tenemos seguridad social está protegida nuestra salud, podemos ahorrar para el retiro, está cubierto el riesgo de trabajo y está asegurada la atención a la salud.

Y hoy hay en México 3 millones de mujeres que hacen trabajo doméstico y que no tienen Seguridad Social, es hora de hacerles justicia a todas esas mujeres con seguridad social que las acompañe y que las proteja.

Por eso hemos planteado, no solamente el reconocimiento de la obligación, no solamente el reconocimiento de la Seguridad Social como un espacio de justicia, sino un apoyo particular.

Hemos planteado como parte de la agenda que la contribución a la seguridad social sea deducible. Y ese aliento implica que esa incorporación y ese derecho no sea oneroso para las familias.

¡Vamos a hacerle justicia a 3 millones de mujeres!

Pregunta: Hola, soy Ximena Salazar García, candidata ciudadana a diputada federal por el IV distrito de Tabasco. Pepe Meade, muy buenas tardes.

Bueno, en su agenda política usted menciona el compromiso de que ningún bebé nacerá en pobreza extrema, ¿cómo hará posible que esto suceda?

En Tabasco y en el sureste del país, muchas mujeres de zonas rurales, de zonas urbanas se enfrentan con grandes dificultades para recibir atención médica, ya sea porque no existen centros hospitalarios o porque se encuentran muy lejanos a sus comunidades.

Para acceder en México a la salud de calidad y para que todos la tengamos, ¿qué política pública y presupuestal habrá de implementar en su gobierno para poder acceder a esto y para abatir la discriminación que tenemos hoy en día en México, que vulnera los derechos humanos?

Por su respuesta, muchísimas gracias.

José Antonio Meade: Muchas gracias a Ximena en Tabasco.

La pregunta es bien importante, y una de las razones por las que queremos salir a la calle, convencer y ganar el primero de julio, es porque tenemos una buena agenda en materia de salud.

El 80 por ciento de lo que vamos a gastar en salud en el país, el 80 por ciento de las enfermedades que ustedes van a enfrentar, son cuatro, solamente cuatro. En México, la diabetes, la hipertensión, el cáncer de mama y el cáncer de próstata, explican el 80 por ciento de lo que gastamos en salud.

De esos, la diabetes y la hipertensión son prevenibles, implican básicamente un cambio de hábito, un cambio de hábito que tenemos que aprender en la escuela, un cambio de hábito que tiene que ver con la activación deportiva, un cambio de hábito que tiene que ver con esos pequeños ajustes que hacemos en nuestra vida diaria, pero que cuando hacemos, nuestra calidad de vida mejora notablemente.

Las otras dos, cáncer de próstata y cáncer de mama, detectadas a tiempo hacen una enorme diferencia.

Por eso hemos planteado que nuestra política de salud pase de lo curativo a lo preventivo, que salgamos con nuestra política de salud a las fuentes de empleo, que salgamos a las casas, que salgamos a donde está la gente para empezar a identificar dónde están los riesgos y atenderlos antes de que el riesgo se convierta en enfermedad.

Estamos planteando también que el 100 por ciento de los hospitales y de las clínicas, el 100 por ciento del tiempo estén equipadas, tengan doctor y tengan medicina. Con un cambio adicional: que podamos escoger dónde atendernos con independencia de a dónde estemos afiliados, que la gente pueda escoger su hospital o su clínica y que de la burocracia se encargue el gobierno.

Vamos a tener una política de salud moderna y flexible, vamos a tener una política de salud que descanse en la innovación y en la investigación, desde cómo damos la salud hasta cómo mejoramos la atención.

Y la vamos a hacer con clínicas de excelencia que se preocupen por atenderlos donde están, que se preocupen por detectar los riesgos antes de que falle la salud. Pero que, cuando falle la salud, no les falte nada más que recuperarla, porque vamos a estar atentos de que nuestro sistema de salud este todos los días al 100.

Mensaje Final

José Antonio Meade: Muchas gracias.

Yo quisiera empezar diciendo, ¿aquí y ahora en Guanajuato, qué esperamos?

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

José Antonio Meade: ¡No se oye!, ¿aquí y ahora?

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

José Antonio Meade: ¡No se oye!, ¿aquí y ahora?

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

José Antonio Meade: ¿Aquí y ahora?

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

José Antonio Meade: ¡Que se oiga fuerte y con convicción! ¿Aquí y ahora?

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

¡Aquí y ahora, Bertha gobernadora!

¡Aquí y ahora, Bertha gobernadora!

José Antonio Meade: ¡Aquí y ahora, Bertha gobernadora!

Voces a coro: ¡Bertha gobernadora!

¡Pepe presidente!

¡Pepe presidente!

José Antonio Meade: Quiero empezar esta presentación agradeciendo que estén aquí, agradeciendo que me estén acompañando y agradeciendo, sobre todo, que vayamos a hacer equipo.

Pero quiero empezar diciéndoles que no tengan ninguna duda, que estén absolutamente ciertos que el primero de julio, ¡vamos a ganar esta elección!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: Y vamos a ganar porque este equipo que está hoy aquí, es un equipo heredero de la gran lucha de México, de la gran transformación de la historia de México, del reto más importante que ha tenido México en su historia, del reto de la educación, del reto de hacer realidad y vigente que la educación sea la fuerza transformadora de nuestro país, que la educación sea el vehículo que nos dé los instrumentos para salir adelante, que la educación sea la vocación que transforme a México y que lo transforme para bien.

Les voy a contar una historia de lo difícil que ha sido esa transformación, y lo voy a hacer para rendirles testimonio de gratitud, y lo voy a hacer porque al recordar lo difícil que ha sido esta historia, vamos a tomar fuerzas para que esta elección, difícil también, la saquemos adelante.

Le voy a pedir a la primera fila de esta sección que se ponga de pie.

En 1960, si todos los que están aquí sentados, que son más o menos 3 mil, fueran el país, en 1960 solamente esa fila hubiera terminado la educación superior. De todo el país, de todos los que están aquí sentados, solo la primera fila de esa sección tendría la oportunidad de haber terminado la educación superior.

Les voy a pedir que se paren las dos siguientes filas: la primera, más la segunda, más la tercera.

1960, este es el país, solamente esas tres filas habían terminado la preparatoria; en todo el país, 1960, solamente esas tres filas habían terminado la preparatoria.

Les voy a pedir que se paren las siguientes seis filas.

1960, este es el país, y en este país solamente quienes están parados habían tenido la oportunidad de terminar la secundaria.

Ahora le voy a pedir que se pare esta sección y que se paren, de aquí para acá, esta sección también; toda esta sección. Toda, hasta allá atrás. También los de allá atrás.

Este es el país en 1960, todos los que están sentados no tuvieron la oportunidad de terminar la primaria.

En 1960 solamente los que están parados habían tenido la oportunidad de terminar la primaria, de ese era el tamaño del reto del país, de ese era el tamaño de la dificultad que enfrentábamos para que la educación nos transformara.

Ahora les voy a pedir que se pongan todos de pie. Ese es México hoy, ese es el México de hoy en donde todos los que están de pie terminaron la primaria, y en donde prácticamente todos los que están de pie terminaron la secundaria.

Y el México de la siguiente administración, todos los que están de pie, van a haber terminado la preparatoria y van a tener la oportunidad de la educación superior.

Ese era el tamaño de nuestro reto, este es el tamaño de nuestro compromiso.

Y haciendo honor al legado de todos los que se han comprometido con la educación es que vamos a salir a ganar este primero de julio, orgullosos de ser la coalición que está comprometida con la educación de calidad.

Y yo les pregunto, comparados con este reto que el país ha vencido, ¿qué nos dura el reto que en 39 días vamos a superar? Con 39 días a este equipo le basta y le sobra para ganar la elección.

Que nos oigan fuertes y seguros: ¡vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

José Antonio Meade: Vamos a ganar porque vamos a ser la coalición que hable por las mujeres, porque vamos a ser la coalición que hable por los jóvenes, porque vamos a ser responsables de que terminen la preparatoria y de que tengan educación superior, porque vamos a ser responsables de que el país recupere la seguridad, de que el país tenga salud de calidad, porque sabemos que esta elección es importante y porque estamos orgullos de lo que hemos hecho.

En esta elección vamos a refrendar que México tiene que ser un país de instituciones, que México tiene que ser un país de leyes, que México no puede ser un país de amnistía, que México tiene que estar comprometido con los mejores valores de la educación, y esa es nuestra responsabilidad en esta elección.

Y yo les pregunto: ¿cuento con ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con todas y con todos ustedes?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: Y les pregunto: ¿estamos listos?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: ¿Estamos listos?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: ¿Estamos listos?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: ¿Estamos listos?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: ¿Estamos listos para que en Guanajuato Bertha sea gobernadora?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: Y, ¿estamos listos para que en el país yo mero sea el próximo presidente?

Voces a coro: ¡Estamos listos!

José Antonio Meade: ¿Cuento con el esfuerzo de Nueva Alianza?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: ¿Cuento con este espíritu turquesa?

Voces a coro: ¡Sí!

José Antonio Meade: Vamos a salir con emoción de aquí al primero de julio, nos vamos a acordar de estos 39 días. Nuestros hijos nos van a preguntar qué hicieron frente a esa elección histórica y les vamos a contestar: “salimos a caminar hasta ganar”

¡Vamos a ganar!

Voces a coro: ¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!

¡Vamos a ganar!